La discriminación masculina en 51 memes (con fuentes)

Actualización 10/01/16. Este artículo es una ampliación del original “la discriminación masculina en 31 memes”. No sólo incluimos 20 memes más sino también contraargumentos adicionales, más fuentes y actualizaciones sobre algunos de los memes anteriores.

En esta entrada recopilo la serie de memes titulada “…Pero no es un problema de género”, que publiqué en la página de Facebook para denunciar la invisibilidad de la discriminación y el sufrimiento masculino en los medios, la universidad y las instituciones tanto nacionales como internacionales, al menos desde una perspectiva de género. La idea es resumir el mensaje de forma breve pero al mismo tiempo proveer las fuentes y/o artículos necesarios para aquellos que quieran profundizar más en el asunto.

Advierto que si alguna vez cito mi propio blog como referencia no es porque ésa sea la fuente, sino porque dicho artículo contiene múltiples fuentes externas que prueban el caso, así como traducciones de fuentes en inglés que no serían accesibles de otra manera. Finalmente decir que por supuesto faltan muchos otros casos, que iré añadiendo cuando convierta esta entrada en una página permanente de referencia.

DISCRIMINACIÓN INSTITUCIONAL

 

Guatemala desaparecidas meme

Fuente: “Aprobación de ley causa disputa sexista” (Prensa Libre).

Para poner en contexto la ley, recordemos que el número de desaparecidos en Guatemala desde 2003 hasta 2014 supera los 25.000. De ellos:

-12.036 son hombres
-13.156 son mujeres

Alguien dirá que en los últimos años ha habido el doble de casos de mujeres (o más), pero es como decir que sólo se investiguen los asesinatos de hombres “porque son más”. Esto no puede defenderse de ninguna manera.

Paraguay ninos soldados meme

Fuente: Víctimas del servicio militar obligatorio: casos de muerte de niños soldado y conscriptos, p. 108 (Servicio Paz y Justicia en América Latina)

En la foto está Darío Vera Portillo, que murió con 17 años.

Francia Meme

Fuente: “Paternity Testing Ban Upheld in France” (International Biosciences)

El padre necesita la autorización de un juez, que no está ni mucho menos garantizada pues la prohibición se mantuvo para “preservar la paz familiar”. Sólo en la región de Nantes 15.000 padres compran kits de paternidad por internet, frente a las 1.500 pruebas realizadas por orden de los jueces. Un 91% de estos padres cometen pues un delito bajo la ley francesa por algo que debería ser un derecho: conocer si tu hijo es realmente tuyo.

El porcentaje de fraude paternal, según algunos estudios, se sitúa alrededor del 3,7% (Fuente)

Trata de personas meme 2

Las citas externas son tantas que hasta tuve que crear una hoja de cálculo para recogerlas todas. Pueden encontrarlas en el artículo relacionado.

Artículo y fuentes:

Batidas militares meme 2

Artículo y fuentes:

Cadena perpetua meme

Fuente: Código criminal ruso. Artículo 57. También ocurre en Bielorrusia (artículo 58), Albania (artículo 31) y Azerbaiyán (artículo 57.2).

Fuente: Edad de jubilación por países (Wikipedia). Cito la Wiki porque no hay ninguna otra fuente que compile tantos países y no quiero poner decenas de enlaces.

Los 6 países que faltan pueden encontrarse en el artículo “Pensiones y mujeres” del diario El Tiempo.

Sobre la esperanza de vida, pueden consultar esta página de la OMS.

Irán Homosexualidad Meme actualizado

Fuente: Human Rights and Democracy for Iran

La palabra “crimen” va entrecomillada porque aunque lo sea en la legislación del país tendría que estar despenalizado en todo el mundo.

La razón por la que no ha habido lesbianas ejecutadas es ésta: El código penal iraní condena el lesbianismo con 100 azotes (artículo 129), mientras que la sodomía es castigada directamente con la ejecución (artículo 110). Recordemos que el lesbianismo es definido como homosexualidad entre dos mujeres empleando los genitales (artículo 127). Una lesbiana sólo puede ser ejecutada la cuarta vez que es condenada por este “crimen” (artículo 131). Los hombres no tienen tantas oportunidades. Por supuesto, la idea no es igualar la severidad del castigo a hombres y mujeres, sino eliminarla para todos.

Nadie duda de que la vida en Irán para las mujeres es difícil, pero recordemos que la situación del hombre dista mucho de ser envidiable. Si quieren leer sobre problemas a los que se enfrentan los hombres iraníes por razón de género les recomiendo leer este artículo. Y si les interesa Oriente Medio en general les recomiendo leer este otro sobre la desechabilidad masculina en Afganistán.

Seguir leyendo

Publicado en Accidentes laborales, Circuncisión, Desechabilidad masculina, Deudas de Sangre, Discriminación institucional, Fuerzas Armadas, General, Guerra, Historia, Homosexualidad, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Lapidación, Legislación, Masculinismo, Medios de comunicación, Misandria, Mutilación genital, Quién se beneficia de tu hombría, Servicio Militar, Suicidio, Trabajo forzado, Tradicionalismo | Etiquetado | 856 comentarios

Borrando al varón: víctimas dignas e indignas de los conflictos armados en los medios de comunicación

En esta entrada les presento el artículo del Dr. Adam JonesEffacing the Male” (Borrando al varón), donde se denuncia la exclusión del hombre como víctima en conflictos armados por parte de los medios de comunicación.

He editado la traducción, por lo que soy responsable de cualquier error que encuentren, pero todo el mérito es del traductor original, Marcos Cueva. Pueden descargar su versión sin editar en formato Open Office aquí, con hipervínculos adicionales para encontrar rápidamente las notas al final del documento. También he subrayado los pasajes más significativos para quienes no deseen leer el documento completo (aunque lo recomiendo), de modo que todo subrayado que encuentren no pertenece al texto original.

Sin más dilación, les dejo con este extraordinario artículo.

Borrando al varón: Género, tergiversación, y exclusión en la Guerra de Kosovo

Adam Jones, Ph.D.

Traducido por Marcos Cueva

Publicado en Transitions: The Journal of Men’s Perspectives, 21: 1-3 (2001).

RESUMEN

La guerra de Kosovo de 1999 ofreció una excelente oportunidad para analizar la representación de género y la victimización violenta en los medios de comunicación masivos. El presente artículo se concentra en el motivo de “genericidio”, o la matanza masiva de género selectiva -en este caso, de hombres étnicos albanos en “edad de combatir”. Presentamos un amplio rango de observaciones de prensa para demostrar que las victimas masculinas “indignas” tienden a ser marginadas o totalmente ignoradas en la cobertura de los medios masivos. Discutimos tres estrategias comunes de marginación, y proponemos el marco teórico de “primer orden”, “segundo orden” y “tercer orden” por género para clarificar el déficit de la cobertura. Este déficit es posteriormente contrastado con la atención otorgada a las experiencias de víctimas “dignas”, tales como mujeres, niños, y ancianos. Finalmente, evaluamos el pequeño puñado de reportes responsables y profundos en los medios que cubrieron las atrocidades selectivas de género contra los hombres kosovares para presentarlos como una alternativa que podría ofrecerse a la “invisivilización del varón” en la cobertura de la guerra y la violencia.

I. Introducción

La guerra en Kosovo, ocurrida entre marzo y junio de 1999, pese a lo trágico de la misma, ofreció una oportunidad ideal para analizar la representación y la retórica de género en los medios masivos de comunicación occidentales. Una estrategia Serbia predominante en el conflicto fue el “genericidio” contra hombres no-combatientes – la misma estrategia que las fuerzas serbias habían seguido desde el comienzo de la guerra de disolución de Yugoslavia(1). Desde el primer día de la Guerra de Kosovo (24 de marzo de 1999), y de hecho mucho antes, los serbios se concentraron abrumadoramente en los hombres en “edad de combatir” para cometer la mayoría de las atrocidades severas, aunque mujeres, ancianos y niños también fueron expuestos a un amplio rango de abusos y crímenes de guerra: desde asesinatos a violaciones y expulsiones forzadas (Jones, 1994). El informe realizado por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE/Organization for Security and Co-operation in Europe) tras la guerra de Kosovo fue enfático en señalar estas estrategias selectivas de género y edad:

Hombres jóvenes constituyeron abrumadoramente el blanco habitual durante el conflicto en Kosovo. Claramente, hubo muchos hombres jóvenes involucrados en el UCK [Ejército de Liberación de Kosovo]… pero cualquier joven varón albanés de Kosovo era sospechoso de ser un terrorista. Si eran arrestados por las fuerzas Serbias –VJ [Ejército Yugoslavo], la policía o los paramilitares– los jóvenes corrían riesgo, más que cualquier otro grupo en la sociedad de Kosovo, de graves violaciones de derechos humanos. Muchos eran ejecutados in situ, en ocasiones tras horrendas torturas. Otras veces serían arrestados y llevados a prisiones o centros de detención, donde, como ha sido descrito posteriormente por hombres liberados de semejante cautiverio, serían maltratados y torturados, mientras que otros simplemente no volverían a ser vistos. Otros fueron usados como escudos humanos o para trabajos forzados. Muchos jóvenes “desaparecieron” tras su abducción.(2)

El presente artículo, basado en una amplia muestra de la cobertura mediática durante y tras la guerra, explora cómo esta realidad ha sido expresada -o no expresada- por la mayor parte de los medios de comunicación occidentales. Estoy convencido de que estas estrategias son de una relevancia que se extiende mucho más allá del caso particular de Kosovo, e incluso más allá de los temas de género y los conflictos internacionales; hablan sobre las maneras típicas en que las que las víctimas masculinas de violencia son marginadas o “invisibilizadas” por los medios dominantes y del discurso sobre derechos humanos. Las fuentes consistieron en lo siguiente:

Grupos de noticias de Internet:(3)

clari.news.conflict.misc clari.news.crime.war clari.news.refugees clari.news.photos clari.world.organizations.misc

(El 19 de Abril de 1999, ClariNet creó un grupo-de-noticias especial, clari.hot.a, para recopilar entradas sobre Kosovo. Resultó indispensable.)

Peródicos/Canales Electrónicos:

The Globe and Mail The National Post The New York Times The Washington Post The Guardian / The Observer (UK)(4)  The Christian Science Monitor BBC News Online

Algunos lectores pueden mostrar escepticismo hacia periódicos o fuentes en versión electrónica, y es importante señalar que ciertas áreas de contenido -en particular las columnas editoriales y de opinión, así como las cartas al editor– en su mayor parte no fueron incorporadas. No obstante, el rango de materiales disponible a través de estas fuentes fue impresionante. Sólo el diario The New York Times publicaba normalmente entre media docena y una docena de historias sobre el conflicto de Kosovo por día. La cobertura en otras fuentes clave (The Washington Post, The Globe and Mail, the BBC, The Guardian) fue sólo un poco menos amplia.

No pretendo haber leído cada palabra de cada artículo presentado en estas fuentes –nada más lejos. En cambio, tuve la seguridad de que podía concentrar toda mi atención en hacerme con un suficientemente amplio rango de materiales para generar algunas propuestas sobre la cobertura de los eventos dentro de ese Kosovo destrozado por la guerra. La tarea se me hizo más fácil imprimiendo y tomando contenidos de los medios electrónicos a través de los titulares. Muchas de las afirmaciones hechas aquí conciernen al “enfoque” (focus) de los medios, que en la cultura de las noticias puede reducirse a los titulares; y el “encabezado”, es decir, los párrafos introductorios del estilo de noticia estandarizado. (Estos párrafos introductorios son incluso mucho más importantes, ya que las noticias están resumidas en pequeños fragmentos para beneficio de los publicistas y, supuestamente, los lectores con bajo nivel de atención.)

Si bien el artículo no hace operativos sus argumentos a través de un análisis formal de los contenidos, considero que el vocabulario y el marco de trabajo presentado aquí será de utilidad para el desarrollo de estudios de este tipo más basados en estadísticas y una metodología rigurosa. En una sección posterior del artículo también exploro algunas de las coberturas más serias y precisas de los medios en cuanto a la victimización masculina en el conflicto de Kosovo. A pesar de que este tipo de coberturas aparecieron como si fueran raras piedras preciosas, y quedaron opacadas por su contraparte más distorsionada y exclusivista, todavía constituyen importantes y constructivas excepciones a la regla -y por lo tanto una indicación de que existieron alternativas a la agenda mediática dedicada a “invisibilizar al varón”.

II. “Incluyendo a las mujeres,” Excluyendo a los hombres.

En su revolucionario trabajo, Manufacturando el consenso, Edward S. Herman y Noam Chomsky dedicaron un capítulo el tema de las “víctimas dignas e indignas” en la cobertura de los medios. (Herman and Chomsky, 1988: 37-86.) Presentaron un trabajo comparativo de la intensidad y el carácter de la cobertura de los medios con respecto a las víctimas que eran convenientes para los legisladores de EEUU – los camboyanos bajo el régimen comunista de Pol Pot; el sacerdote polaco, Jerzy Popieluszko, asesinado por los agentes de seguridad polacos– contrastado con las víctimas inconvenientes, tales como los habitantes de Timor del Este que fueron masacrados y hechos pasar hambre sistemáticamente (invadidos por un aliado de EEUU, Indonesia), o los cientos de trabajadores religiosos asesinados por los regímenes terroristas centroamericanos que EEUU patrocinó. Comparando directamente la cobertura del sacerdote Popieluszko con la masa de “inconvenientes” trabajadores religiosos (incluyendo un arzobispo salvadoreño y cuatro enfermeras estadounidenses violadas y asesinadas por soldados salvadoreños en 1980), Herman y Chosmky concluyeron:

Por cada categoría mediática, la cobertura de la víctima digna, Popieluszko, excedió la de un grupo entero de cien víctimas indignas juntas. Sospechamos que la cobertura de Popieluszko pudo haber excedido la de aquellos cientos de víctimas religiosas asesinadas en Latinoamérica desde la II Guerra Mundial, ya que las más prominentes están incluidas entre nuestras cien seleccionadas… Podemos también calcular la relativa dignidad de las víctimas del mundo, como medida por el peso dado a ellas por los medios masivos estadounidenses. El valor de la víctima Popieluszko es entre 137 y 179 veces el de una víctima de alguno de los estados cliente de EEUU; o, mirándolo a la inversa, un sacerdote asesinado en Latinoamérica vale más de cien veces menos que uno asesinado en Polonia. (Herman and Chomsky, 1988: 39.)

El concepto de víctimas “dignas” versus “indignas” parece ser muy fértil a la hora de analizar el tratamiento mediático de las víctimas de atrocidades genericidas en Kosovo, y de las víctimas masculinas de violencia en general.(5) En esta sección bosquejo algunas de las predecibles, incluso ritualizadas, maneras en las cuales las “indignas” víctimas masculinas son excluidas del análisis, y aquellas “dignas” -notablemente niños y mujeres- privilegiadas.(6)

La invisibilización de las víctimas masculinas en los medios masivos se consigue generalmente a través de tres estrategias interrelacionadas. La primera puede denominarse relegación. Las noticias modernas, como se sabe, son una criatura jerárquica. El comienzo de éstas generalmente “apunta” al tema dominante del artículo, cuyo título tiene también la intención de hacer explícito. Muchos periódicos, impresiones o reimpresiones de artículos o servicios informativos en la red sólo incluirán una versión del título y los primeros párrafos de la noticia. Por consiguiente, el hecho de relegar la mención de un tema importante al interior de un artículo, o introducirlo sólo al final, es efectivo para retratarlo como secundario o fortuito y hacerlo pasar desapercibido, cuando no directamente invisible.

Seguir leyendo

Publicado en Desechabilidad masculina, Discriminación institucional, Fuerzas Armadas, General, Guerra, Historia, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Medios de comunicación, Noticias, Terminología, Tradicionalismo, Uncategorized | Etiquetado , , | 2 comentarios

Bibliografía de la bitácora

En esta entrada encontrarán todas las fuentes que he empleado en esta bitácora, separadas por categorías. En total tenemos 779 entradas, divididas en:

  • Fuentes clásicas, medievales y renacentistas: 20
  • Libros: 64
  • Artículos académicos: 64
  • Tesis doctorales, tesinas y trabajos de fin de carrera: 6
  • Informes: 34
  • Documentos: 41
  • Artículos de revistas: 36
  • Artículos periodísticos: 217
  • Artículos enciclopédicos: 12
  • Videos y programas de televisión: 13
  • Artículos de bitácoras: 73
  • Páginas web: 188
  • Otros: Cartas, correos electrónicos, presentaciones y leyes: 11

He realizado esta recopilación para preparar el libro que estoy escribiendo. Faltan algunas fuentes que se han perdido debido a los constantes cambios de internet y que no ha sido posible recuperar, aunque no llegan a la docena. En esta lista no se han incluido todos los códigos legales citados en la entrada “Cuando su vida vale menos: la discriminación institucional del hombre como víctima de la trata”, o los artículos recogidos en los resúmenes mensuales sobre el sesgo mediático. De haber sido incluidos, las entradas superarían el millar. Las leyes, con una sola excepción, han sido citadas sobre las páginas web que las contenían o están en la sección de documentos.

Sin más preámbulo les dejo con la lista de fuentes.

Fuentes clásicas, medievales y renacentistas

Alfonso X. Las siete partidas del Rey Don Alfonso el Sabio, cotejadas con varios códices antiguos. Vol. 2. 3 vols. Madrid: Real Academia de la Historia, 1807. http://fama2.us.es/fde/lasSietePartidasEd1807T3.pdf.

Anónimo. «Cantar del Mío Cid». Accedido 5 de julio de 2016. https://es.wikisource.org/wiki/Cantar_del_M%C3%ADo_Cid/Destierro_del_Cid1.

Anónimo. De coniuge non ducenda. En Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

Arcipreste de Talavera. Corbacho. Barcelona: Linkgua digital, 2014.

Arribas, María Soledad. Transcripción de las Leyes de Toro según el original que se conserva en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid. Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia, 1978. http://faculty.georgetown.edu/sallesrv/courses/SPAN-459/span459/pdfs/leyes_toro/leyes_96.pdf.

Aulo Gelio. Noches áticas, s. f. En Gibert, Javier García. De la soltería : reflexiones libres sobre la vida célibe. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva S.L., 2014.

Catón. «Vidas paralelas». Accedido 3 de diciembre de 2015. https://es.wikisource.org/wiki/Vidas_paralelas:_Cat%C3%B3n#20.

Cristina de Pizán. La ciudad de las damas. Traducido por Marie-José Lemarchand. Madrid: Siruela, 2015.

Fonte, Moderata. The Worth of Women: Wherein Is Clearly Revealed Their Nobility and Their Superiority to Men. Traducido por Virginia Cox. Chicago and London: University of Chicago Press, 2007.

Homero. «Odisea: Canto VIII – Wikisource». Wikipedia. Accedido 5 de julio de 2016. https://es.wikisource.org/wiki/Odisea:_Canto_VIII#vv._83_y_ss.

Juvenal. Sátiras, s. f. En Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

Marinella, Lucrezia. The Nobility and Excellence of Women and the Defects and Vices of Men. Traducido por Anne Dunhill. Chicago and London: University of Chicago Press, 2007.

Martín de Córdoba. Jardín de nobles doncellas en Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

«Nehemías 13:23-27». Bible Study Tools. Accedido 14 de julio de 2016. http://www.biblestudytools.com/rvr/nehemias/passage/?q=nehemias+13:23-27.

Ovidio. Arte de amar, s. f. En Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

«Oxyrhynchus Papyri, VI 903». http://papyri.info/hgv/33342/work. Accedido 3 de diciembre de 2015. http://papyri.info/hgv/33342/?q=transcription_ngram_ia%253A(%CE%96%CF%89%E1%BD%B4%CE%BD).

Petrarca. De los remedios contra próspera y adversa fortuna en en Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

Plutarco. Obras morales y de costumbres. Traducido por Mercedes López Salvá. Vol. III. Madrid: Gredos, 1987.

Rodríguez del Padrón, Juan. Triunfo de las donas y cadira de onor. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999. http://www.cervantesvirtual.com/obra/triunfo-de-las-donas-y-cadira-de-onor–0/.

Salustio. Historia, s. f.

Tácito, Cayo Cornelio. La Germania. Traducido por Baltasar Álamos de Barrientos, Joaquín Ezquerra, y Cayetano Sixto. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2006. http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor-din/la-germania–0/html/0112f9e6-82b2-11df-acc7-002185ce6064_2.html#I_0_.

Libros

Abu-Sahlieh Aldeeb, Sami. Male and female circumcision. Religious, medical, social and legal debate. 2nd ed. Ochettaz: Centre of Arab and Islamic Law, 2012. http://sami-aldeeb.com/livres/Circumcision.pdf.

Adams, David. The History of the Culture of War. 2nd ed. Lexington, KY: CreateSpace Independent Publishing Platform, 2009.

Alston, Richard. Aspects of Roman History AD 14–117. London and New York: Routledge, 2002.

Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres: antología de textos medievales. Feminismos 63. Madrid: Ediciones Cátedra, 2001.

Atabay, Tomris. Handbook on Women and Imprisonment. 2nd edition. Criminal Justice Handbook Series. New York: United Nations Office on Drugs and Crime, 2014. http://www.unodc.org/documents/justice-and-prison-reform/women_and_imprisonment_-_2nd_edition.pdf.

Benedict, Ruth. El crisantemo y la espada. Madrid: Alianza Editorial, 2003.

Birge, Bettine. Women, Property, and Confucian Reaction in Sung and Yüan China (960–1368). Cambridge, New York, Port Melbourne, Madrid and Cape Town: Cambridge University Press, 2002.

Briggs, Robin. Witches & Neighbors: The Social and Cultural Context of European Witchcraft. Penguin Books, 1998. En Jones, Adam. «Gendercide Watch: European Witch-Hunts». Gendercide Watch. Accedido 25 de mayo de 2016. http://www.gendercide.org/case_witchhunts.html.

Brod, Harry, y Michael Kaufman, eds. «Men, Feminism, and Mens’s Contradictory Experiences of Power». En Theorizing Masculinities, 142-65. Research on Men and Masculinities. Thousand Oaks, London and New Dehli: SAGE Publications, 1994.

Cooper, Dana, y Claire Phelan, eds. Motherhood and War: International Perspectives. New York: Palgrave Macmillan, 2014.

Cott, Nancy F. The Grounding of Modern Feminism. New Haven and London: Yale University Press, 1987.

Darmon, Pierre. Damning the Innocent: A History of the Persecution of the Impotent in pre-Revolutionary France. New York: Viking Press, 1986.

de Olañeta, José J., ed. Cantos de amor del Antiguo Egipto. Traducido por Borja Folch. LIBROdot.com, 2013. https://litsdelaant.files.wordpress.com/2013/04/cantos-de-amor-del-antiguo-egipto.pdf.

Díaz-Aguado Jalón, María José, y María Isabel Carvajal Gómez. Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia. Contra la violencia de género. Documentos 8. Madrid: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, Centro de Publicaciones, 2011. http://www.msssi.gob.es/va/ssi/violenciaGenero/publicaciones/colecciones/PDFS_COLECCION/libro8_adolescencia.pdf.

Ekelund, Robert B., Robert D. Tollison, Gary M. Anderson, Robert F. Hébert, y Audrey B. Davidson. Sacred Trust: The Medieval Church as an Economic Firm. New York and Oxford: Oxford University Press, 1996.

Föllinger, Sabine. «Tears and Crying in Archaic Greek Poetry (especially Homer)». En Tears in the Graeco-Roman World, editado por Thorsten Fögen, 17-36. Berlin and New York: Walter de Gruyter, 2009.

Friedl, Ernestine. «Society and Sex Roles». En Human Nature, 100-104, 1978. http://web.mnstate.edu/robertsb/380/Society%20and%20Sex%20Roles.pdf.

Frier, Bruce W., y Thomas A. McGinn. A Casebook on Roman Family Law. Oxford and New York: Oxford University Press, 2004.

Friesendorf, Cornelius, ed. Strategies Against Human Trafficking: The Role of the Security Sector. Vienna and Geneva: National Defence Academy and Austrian Ministry of Defence and Sports, 2009. http://www.dcaf.ch/Publications/Strategies-Against-Human-Trafficking-The-Role-of-the-Security-Sector.

Fuentes, Álvaro Galmés de. Romania arábica: Dos estudios de conjunto. Lírica de orígenes y épica románica. Madrid: Real Academia de la Historia, 1999.

Garrido, Margarita. Historia de América Andina. Primera. Vol. 3. 8 vols. Quito: Libresa, 2001.

Gibert, Javier García. De la soltería : reflexiones libres sobre la vida célibe. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva S.L., 2014.

Goldstein, Joshua S. War and Gender: How Gender Shapes the War System and Vice Versa. Cambridge University Press, 2003.

Golmayo, Pedro B. Instituciones del derecho canonico. Sixth. Vol. 2. 3 vols. Madrid: Librería de Gabriel Sánchez, 1885.

Gräb, Johannes. Econometric Analysis in Poverty Research: With Case Studies from Developing Countries. Frankfurt and Main: Peter Lang, 2009.

Harris, B. «The Intra-Family Distribution of Hunger in South Asia». En The Political Economy of Hunger, editado por J. Dreze y A. Sen. Oxford: United Nations University. Oxford University Press, 1990.

Herlihy, David. Women, Family and Society in Medieval Europe: Historical Essays, 1978-1991. Providence and Oxford: Berghahn Books, 1995.

International Labour Office. ILO Global Estimate of Forced Labour: Results and Methodology. Geneva: ILO, 2012. http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—declaration/documents/publication/wcms_182004.pdf.

Jiménez Guzmán, Lucero, y Olivia Tena, eds. Reflexiones sobre masculinidades y empleo. Cuernavaca, Morelos, México: UNAM, 2007.

Karim, Lamia. Microfinance and Its Discontents: Women in Debt in Bangladesh. Minneapolis and London: University of Minnesota Press, 2011.

Kelly, Joan. Women, History, and Theory: The Essays of Joan Kelly. Chicago and London: University of Chicago Press, 1986.

Kottak, Conrad, y Kathryn Kozaitis. On Being Different: Diversity and Multiculturalism in the North American Mainstream. Third Edition. New York: McGraw-Hill Higher Education, s. f.

Kranrattanasuit, Naparat. ASEAN and Human Trafficking: Case Studies of Cambodia, Thailand, and Vietnam. Leiden and Boston: Martinus Nijhoff Publishers, 2014.

Lamont, Michèle. The dignity of working men: morality and the boundaries of race, class, and immigration. Cambridge and London: Harvard University Press, 2002.

LeGates, Marlene. In Their Time: A History of Feminism in Western Society. New York and Abingdon: Routledge, 2012.

Lllamas y Molina, Sancho, y José Vicente y Caravantes. Comentario crítico, jurídico, literal, a las ochenta y tres Leyes de Toro. Tercera Edición. Vol. 1. 3 vols. Madrid: Imprenta y Librería de Gaspar y Roig, editores, 1853.

Lutz, Tom. «Tears of Pleasure, Tears of Grace, and the Weeping Hero». En Crying. The Natural and Cultural History of Tears, 31-66. New York and London: W. W. Norton & Company, 1999. https://www.nytimes.com/books/first/l/lutz-crying.html.

Martín Gómez, Pablo. Hombres y armas en la conquista de México 1518-1521. Madrid: Almena Ediciones, 2001.

Martin, M. Kay, y Barbara Voorhies. Female of the Species. New York: Columbia University Press, 1975.

Ma, Shirley See Yan. Footbinding: A Jungian Engagement with Chinese Culture and Psychology. Routledge, 2009.

Mays, Dorothy A. Women in Early America: Struggle, Survival, and Freedom in a New World. Santa Bárbara, Denver and Oxford: ABC-CLIO, 2004.

Mccann, Carole, y Seung-kyung Kim. Feminist Theory Reader: Local and Global Perspectives. New York and Abingdon: Routledge, 2013.

Meyer, Jean A. La Cristiada: La guerra de los cristeros. México D.F.: Siglo XXI, 1994.

Meyerson, Mark D., Daniel Thiery, y Oren Falk. «A Great Effusion of Blood»?: Interpreting Medieval Violence. Toronto, Buffalo and London: University of Toronto Press, 2015.

Mill, John Stuart. La esclavitud femenina. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999. http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-esclavitud-femenina–0/html/fefa4632-82b1-11df-acc7-002185ce6064_32.htm#32.

Mirow, M. C. Latin American Law: A History of Private Law and Institutions in Spanish America. Austin: University of Texas Press, 2010.

OECD. The ABC of Gender Equality in Education: Aptitude, Behavior, Confidence. PISA. OECD Publishing, 2015. http://www.oecd-ilibrary.org/education/the-abc-of-gender-equality-in-education_9789264229945-en.

Ohio Law Bulletin. Norwalk: The American Publishers Company, 1912.

Peachin, Michael. The Oxford Handbook of Social Relations in the Roman World. Oxford and New York: Oxford University Press, 2011.

Pearson, Patricia. When She Was Bad: How And Why Women Get Away With Murder. Toronto: Random House of Canada, 1998.

Romero Toldos, María de la Paz. Hombres víctimas y mujeres agresoras. La cara oculta de la violencia entre sexos. El Árbol del Silencio. Alcoy: Editorial Cántico, 2013.

Scott, Robert A. Miracle Cures: Saints, Pilgrimage, and the Healing Powers of Belief. Berkeley: University of California Press, 2010. http://content.ucpress.edu/chapters/11633.ch01.pdf.

Shackelford, Todd K., y Viviana A. Weekes-Shackelford, eds. The Oxford Handbook of Evolutionary Perspectives on Violence, Homicide, and War. Oxford Library of Psychology. New York: Oxford University Press, 2012.

Sherman, Janann. Interviews with Betty Friedan. Jackson: Univ. Press of Mississippi, 2002.

Smith, Arthur Henderson. Village Life in China: A Study in Sociology. Routledge, 2005.

Staples, Clare. Everything I Know about Men I Learned from My Dog. Free Press, 2006.

Stephenson, June. Men Are Not Cost-Effective: Male Crime in America. HarperPerennial, 1995.

Turnbull, Stephen. Samurai Women 1184–1877. Oxford and Long Island City: Bloomsbury Publishing, 2012.

United Nations Children’s Fund. Hidden in Plain Sight: A statistical analysis of violence against children. New York: UNICEF, 2014. http://files.unicef.org/publications/files/Hidden_in_plain_sight_statistical_analysis_EN_3_Sept_2014.pdf.

Unterhalter, Elaine. Gender, Schooling and Global Social Justice. New York: Routledge, 2012.

Williams, George W. History of the Negro Race in America from 1619 to 1880. Vol. 1. 4 vols. New York and London: G.P. Putnam’s Sons, 1882.

Wilson, Nigel. Encyclopedia of Ancient Greece. New York: Routledge, 2013.

Wilson, Stephen. Feuding, Conflict and Banditry in Nineteenth-Century Corsica. Cambridge: Cambridge University Press, 2002.

Yates, Lawrence. The U.S. Military Intervention in Panama. Origins, Planning, and Crisis Management. June 1987–December 1989. Contingency Operations. Washington D.C.: Center of Military History, 2008. http://www.history.army.mil/html/books/just_cause/CMH_55-1-1_Just_%20Cause_opt.pdf.

Artículos académicos

Azam Chaudhary, Muhammad. «Blood Revenge, Pushtoons and Islam in Chilas, Gilgit-Baltistan». Central Asia Journal 64 (2009). http://www.asc-centralasia.edu.pk/Issue_64/05_Blood_Revenge.html.

Baumeister, Roy F., y Jean M. Twenge. «Cultural Suppression of Female Sexuality.» Review of General Psychology 6, n.o 2 (2002): 166-203. doi:10.1037//1089-2680.6.2.166.

Bellis, Mark A., Karen Hughes, Sara Hughes, y John R. Ashton. «Measuring Paternal Discrepancy and Its Public Health Consequences». Journal of Epidemiology and Community Health 59, n.o 9 (1 de septiembre de 2005): 749-54. doi:10.1136/jech.2005.036517.

Boak, Helen. «Our Last Hope: Women’s Votes for Hitler». German Studies Review 12, n.o 2 (mayo de 1989): 289-310. doi:10.2307/1430096.

Bravo Lira, Bernardino. «Vigencia de las Partidas en Chile». Revista de Estudios Histórico-Jurídicos, n.o 10 (1985): 43-105.

Bridgers, Elena. «Women’s Control over Loans and Involvement in Investment Activity: Research Results from Maharashtra and Andhra Pradesh». Stanford Journal of International Relations 13, n.o 2 (2012): 10-19.

Butler, Sara M. «The Law as a Weapon in Marital Disputes: Evidence from the Late Medieval Court of Chancery, 1424–1529». Journal of British Studies 43, n.o 03 (julio de 2004): 291-316. doi:10.1086/383597.

Carlen, Pat. «Women’s imprisonment: an introduction to the Bangkok rules». Crítica Penal y Poder, n.o 3 (2012): 148-57.

Chant, Sylvia. «The ‘Feminisation of Poverty’ and the ‘Feminisation’ of Anti-Poverty Programmes: Room for Revision?» The Journal of Development Studies 44, n.o 2 (febrero de 2008): 165-97. doi:10.1080/00220380701789810.

Clark, Anna. «Domestic Violence, Past and Present». Journal of Women’s History 23, n.o 3 (2011): 193-202. doi:10.1353/jowh.2011.0032.

Cook-Daniels, Loree. «Where Are the Male Victims and Female Perpetrators? Part II». Victimization of the Elderly and Disabled 11, n.o 5 (2009): 65-68.

Darby, Robert, y Steven Svoboda. «A Rose by Any Other Name? Rethinking the Similarities and Differences between Male and Female Genital Cutting». Medical Anthropology Quarterly 21, n.o 3 (2007): 301-23. doi:10.1525/MAQ.2007.21.3.301.

Davis, Rochelle, Abbie Taylor, y Emma Murphy. «Género, reclutamiento y protección: la guerra en Siria». Migraciones Forzadas 47 (septiembre de 2014): 35-38.

Driscoll, T. R., R. J. Mitchell, A. L. Hendrie, S. H. Healey, J. A. Mandryk, y B. P. Hull. «Unintentional Fatal Injuries Arising from Unpaid Work at Home». Injury Prevention: Journal of the International Society for Child and Adolescent Injury Prevention 9, n.o 1 (marzo de 2003): 15-19.

Dutton, Donald G., y Tonia L. Nicholls. «The gender paradigm in domestic violence research and theory: Part 1—The conflict of theory and data». Aggression and Violent Behavior 10, n.o 6 (septiembre de 2005): 680-714. doi:10.1016/j.avb.2005.02.001.

Fiorentini Cañedo, Natalia. «Familia y diferenciación genérica en la Nueva España del siglo XVI a través de los ordenamientos civiles y la correspondencia privada». Tzintzun. Revista de Estudios Históricos, n.o 56 (diciembre de 2012): 13-57.

Frank, David W. «Commentary: Abandoned: Abolishing Female Prisons to Prevent Sexual Abuse and Herald an End to Incarceration». Berkeley Journal of Gender, Law & Justice 29, n.o 1 (2014): 1-24.

Frisch, Morten, Yves Aigrain, Vidmantas Barauskas, Ragnar Bjarnason, Su-Anna Boddy, Piotr Czauderna, Robert PE de Gier, et al. «Cultural bias in the AAP’s 2012 Technical Report and Policy Statement on male circumcision». Pediatrics 131, n.o 4 (2013): 796-800.

García, Francisco Martínez. «El estado de la seguridad en el hogar y el ocio». Seguridad y medio ambiente, n.o 121 (2011): 8-20.

George, Malcolm J. «Riding the Donkey Backwards: Men as the Unacceptable Victims of Marital Violence». The Journal of Men’s Studies 3, n.o 2 (1 de noviembre de 1994): 137-59. doi:10.1177/106082659400300203.

Giubilini, Alberto, y Francesca Minerva. «After-Birth Abortion: Why Should the Baby Live?» Journal of Medical Ethics, 23 de febrero de 2012, 1-4. doi:10.1136/medethics-2011-100411.

Glazer, Ilsa M., y Wahiba A. Ras. «On Aggression, Human Rights, and Hegemonic Discourse: The Case of a Murder for Family Honor in Israel». Sex Roles 30, n.o 3 (1994): 269-88. doi:10.1007/BF01420994.

Goetz, A. M., y R. Sen Gupta. «Who takes the credit? Gender, power and control over loan use in rural credit programs in Bangladesh». World Development 24, n.o 1 (1996): 45-64.

Gullace, Nicoletta. «White Feathers and Wounded Men: Female Patriotism and the Memory of the Great War». The Journal of British Studies 36, n.o 2 (abril de 1997): 178-206.

Hicks, Madelyn Hsiao-Rei, Hamit Dardagan, Gabriela Guerrero Serdán, Peter M. Bagnall, John A. Sloboda, y Michael Spagat. «The Weapons That Kill Civilians — Deaths of Children and Noncombatants in Iraq, 2003–2008». New England Journal of Medicine 360, n.o 16 (16 de abril de 2009): 1585-88. doi:10.1056/NEJMp0807240.

Hines, Denise A. «Predictors of Sexual Coercion Against Women and Men: A Multilevel, Multinational Study of University Students». Archives of Sexual Behavior 36, n.o 3 (4 de junio de 2007): 403-22. doi:10.1007/s10508-006-9141-4.

Howard, Jeanne. «Our Own Worst Enemies: Women Opposed to Woman Suffrage». The Journal of Sociology & Social Welfare 9, n.o 3 (1982): 463.

Jones, Adam. «Effacing the Male». Transitions: The Journal of Men’s Perspectives 21 (2001): 1-3.

Kane, Penny, y Ching Choi. «China’s one child family policy». British Medical Journal 319, n.o 7215 (9 de octubre de 1999): 992-94.

Kelly, Joan. «The determination of child custody». The Future of Children, The Future of Children, 4, n.o 1 (1994): 121-42.

Kingsdale, Jon M. «The “Poor Man’s Club”: Social Functions of the Urban Working-Class Saloon». American Quarterly 25, n.o 4 (1973): 472-89. doi:10.2307/2711634.

Kocic, Ana. «Salem Witchcraft Trials: The Perception of Women in History, Literature and Culture». Facta Universitatis, Linguistics and Literature, 8, n.o 1 (2010): 1-7.

Kposowa, A. J. «Divorce and Suicide Risk». Journal of Epidemiology and Community Health 57, n.o 12 (1 de diciembre de 2003): 993-993. doi:10.1136/jech.57.12.993.

Krahé, Barbara, Eva Waizenhöfer, y Ingrid Möller. «Women’s Sexual Aggression Against Men: Prevalence and Predictors». Sex Roles 49, n.o 5 (septiembre de 2003): 219-32. doi:10.1023/A:1024648106477.

Langhinrichsen-Rohling, Jennifer, Adrianne McCullars, y Tiffany Misra. «#10 Motivations for Men and Women’s Intimate Partner Violence Perpetration: A Comprehensive Review». Partner Abuse 3, n.o 4 (1 de octubre de 2012): 1-33. doi:10.1891/1946-6560.3.4.e10.

Maeso Fernández, María E. «Defensa y vituperio de las mujeres castellanas». Nuevo Mundo Mundos Nuevos, 21 de febrero de 2008. doi:10.4000/nuevomundo.23692.

Maier, Donna J. «Women Leaders in the Rwandan Genocide: When Women Choose To Kill». Universitas 8 (2013 de 2012). http://www.uni.edu/universitas/article/women-leaders-rwandan-genocide-when-women-choose-kill.

Mcallister, Ryan G., John W. Travis, Dan Bollinger, Claire Rutiser, y Veeraraghavan Sundar. «The Cost to Circumcise Africa». International Journal of Men’s Health 7, n.o 3 (1 de septiembre de 2008): 307-16. doi:10.3149/jmh.0703.307.

McAndrew, Francis T., y Andrew J. Garrison. «Beliefs About Gender Differences in Methods and Causes of Suicide». Archives of Suicide Research 11, n.o 3 (14 de junio de 2007): 271-79. doi:10.1080/13811110701403940.

McDougall, Sara. «The Opposite of the Double Standard: Gender, Marriage, and Adultery Prosecution in Late Medieval France». Journal of the History of Sexuality 23, n.o 2 (2014): 206-25.

Melhado, L. «Rates of Sexual Violence Are High in Democratic Republic of the Congo». International Perspectives on Sexual and Reproductive Health 36, n.o 4 (2010): 210.

Millán, S., E. García, J. A. Hurtado, M. Morilla, y P. Sepúlveda. «Victimología infantil». Cuadernos de Medicina Forense, n.o 43-44 (abril de 2006): 7-19.

Montenegro, Enrique Cantera. «Malos tratos y violencia doméstica entre los judeoconversos hispanos en el tránsito de la Edad Media a la Moderna». Espacio, tiempo y forma. Serie III, Historia medieval, n.o 20 (2007): 29-42.

Olaitan, Peter B, y Bernard C Jiburum. «Chemical Injuries from Assaults: An Increasing Trend in a Developing Country». Indian Journal of Plastic Surgery 41, n.o 1 (2008): 20. doi:10.4103/0970-0358.41106.

Otnes, Cele, Julie Ruth, y Constance Milbourne. «The Pleasure and Pain of Being Close: Men’s Mixed Feelings About Participation in Valentine’s Day Gift Exchange». Advances in Consumer Research 21 (1994): 159-64.

Pérez, Antonio Aparicio. «Taxation in times of the Principate/Impuestos en tiempos del Principado». Gerión 27, n.o 1 (2009): 207.

Perez-Rodriguez, M. M., J. Lopez-Castroman, M. Martinez-Vigo, C. Diaz-Sastre, A. Ceverino, A. Núñez-Beltrán, J. Saiz-Ruiz, J. de Leon, y E. Baca-Garcia. «Lack of Association between Testosterone and Suicide Attempts». Neuropsychobiology 63, n.o 2 (2011): 125-30. doi:10.1159/000318085.

Pratt, Nicola, y Sophie Richter-Devroe. «Critically Examining UNSCR 1325 on Women, Peace and Security». International Feminist Journal of Politics 13, n.o 4 (2011): 489-503. doi:10.1080/14616742.2011.611658.

Quezada, Claudia Julieta. «La mujer cristera en Michoacán, 1926-1929». Revista Historia y Memoria 4 (2012): 191-223.

Ramírez Hita, Susana. «La contribución del método etnográfico al registro del dato epidemiológico: epidemiología sociocultural indígena quechua de la ciudad de Potosí». Salud colectiva 5, n.o 1 (2009): 63-85.

«Reconceptualizing Sexual Harassment in Egypt: A Longitunidal Assessment of el-Taharrush el-Ginsy in Arabic Onlie Forums and Anti-Sexual Harassment Activism». Kohl: A Journal for Body and Gender Research 1, n.o 1 (2015): 23-41.

Rew, Martin, Geetanjali Gangoli, y Aisha K. Gill. «Violence between female in-laws in India». Journal of International Women’s Studies 14, n.o 1 (2013): 147.

Reza, Elizabeth Marie. «Gender bias in North Carolina’s death penalty». Duke Journal of Gender Law & Policy 12 (2005): 179-214.

Rogers, Susan Carol. «Female Forms of Power and the Myth of Male Dominance: A Model for Female/Male Interaction in Peasant Society». American Ethnologist 2, n.o 4 (noviembre de 1975): 727-56.

Rusch, Hannes, Joost M. Leunissen, y Mark van Vugt. «Historical and Experimental Evidence of Sexual Selection for War Heroism». Evolution and Human Behavior 36, n.o 5 (septiembre de 2015): 367-73. doi:10.1016/j.evolhumbehav.2015.02.005.

Shackelford, Todd. «An Evolutionary Psychological Perspective on Cultures of Honor». Evolutionary Psychology 3 (2005): 381-91.

Shapiro, Andrea. «Unequal Before the Law: Men, Women and the Death Penalty». Journal of Gender, Social Policy & the Law 8, n.o 2 (2000): 427-70.

Sher, Leo. «Low Testosterone Levels May Be Associated with Suicidal Behavior in Older Men While High Testosterone Levels May Be Related to Suicidal Behavior in Adolescents and Young Adults: A Hypothesis». International Journal of Adolescent Medicine and Health 25, n.o 3 (2013): 263-68. doi:10.1515/ijamh-2013-0060.

Smith, Matthew. «Labouring to Choose, Choosing to Labour: Coercion and Choice in the Potosi Mita». Past Imperfect 10 (2004): 21-44.

Stemple, Lara. «Male rape and human rights». Hastings Law Journal 60 (febrero de 2009): 605-47.

Thompson, E. P. «Rough Music Reconsidered». Folklore 103, n.o 1 (1992): 3-26.

Vaillancourt, Tracy. «Do Human Females Use Indirect Aggression as an Intrasexual Competition Strategy?» Philosophical Transactions of the Royal Society. Biological Sciences 368, n.o 1631 (5 de diciembre de 2013): 1-7. doi:10.1098/rstb.2013.0080.

Vassallo, Jaqueline. «El sexo como circunstancia modificatoria de la responsabilidad penal en la “setena” partida de Alfonso X “El sabio”». Anuario del Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales, n.o 5 (2000): 489-98.

Westman, Barbara Hanawalt. «The Peasant Family and Crime in Fourteenth-Century England». Journal of British Studies 13, n.o 2 (1974): 1-18.

Seguir leyendo

Publicado en Bibliografía, Uncategorized | 2 comentarios

Es hora de escribir el libro

Llegó la hora de ponerme a escribir el libro. La primera fase es pasar todas las citas de la bitácora a formato MLA, que me llevará un tiempo pero con ciertas aplicaciones será más fácil que hacerlo manualmente.

Seguiré aprobando y respondiendo comentarios aquí, pero no habrá contenido nuevo por un tiempo. En lo que respecta a la página de Facebook, los moderadores seguirán publicando contenido cuando les sea posible y mi participación también será esporádica.

Confío en que merecerá la pena tener una referencia bibliográfica como ésta en español. Gracias a todos por su paciencia.

Publicado en General, Masculinismo, Quién se beneficia de tu hombría | Etiquetado | 27 comentarios

Los hombres deberían expresar sus sentimientos y hablar de sus problemas… o mejor no

Nota previa. La incapacidad o imposibilidad de mostrar los propios sentimientos puede ser gravemente perjudicial, y también soy partidario de que los hombres puedan expresarlos. Sin embargo, no considero que la masculinidad tradicional sea la gran culpable de esto, sino más bien la imposición inflexible de este modelo. Hay muchos hombres que se sienten cómodos con él, prefieren guardar sus sentimientos (o una parte) para sí mismos y sienten un mayor autocontrol como resultado. No hay nada de malo en ello, como no lo hay en lo contrario, siempre que el modelo de masculinidad a seguir sea fruto de la elección personal y no se imponga a otros.

UN Women's HeForShe Campaign Special Event

Empecé a cuestionar los supuestos de género a los ocho años (…) Y a los 18, cuando mis amigos varones eran incapaces de expresar sus sentimientos (…) He visto a hombres jóvenes que padecen una enfermedad mental y no se atreven a pedir ayuda por temor a parecer menos “machos”. De hecho, en el Reino Unido el suicidio es lo que más mata a los hombres de entre 20 y 49 años de edad, mucho más que los accidentes de tránsito, el cáncer o las enfermedades coronarias. He visto hombres que se han vuelto frágiles e inseguros por un sentido distorsionado de lo que es el éxito masculino. Los hombres tampoco gozan de los beneficios de la igualdad.

Discurso de Emma Watson en Naciones Unidas, 20 de septiembre de 2014

La dificultad de los hombres para expresar sus sentimientos ha sido enarbolada por el feminismo para indicar a los varones que esta ideología también se preocupa por sus problemas. Y aunque por supuesto hay algunas personas en este movimiento que realmente lo hacen, no puedo sino concluir que esta preocupación por los sentimientos del hombre, en la mayoría de los casos, no es realmente sincera. De hecho, que sea la mayor preocupación feminista en torno al sufrimiento masculino proyecta la impresión de que los problemas del hombre son principalmente internos, y que un cambio de actitud es todo lo que necesita.

Para empezar hemos de preguntarnos, ¿cuántos estudios o encuestas de género, preguntan a los hombres por sus problemas? En el pasado hemos revisado un estudio que, por ejemplo, preguntaba a la mujer si había sido agredida por su pareja (p. 135), y al varón si había agredido a su pareja (en lugar de si él mismo había sido agredido, p. 139).

También recordamos el informe del Foro Económico Mundial donde utilizaron una metodología que ocultaba los problemas masculinos (p. 4-6):

El tipo de escala escogida determina si el índice recompensa el “empoderamiento femenino” o la “igualdad de género”. Para capturar la “igualdad de género” dos posibles escalas fueron tomadas en consideración. Una era la escala “positiva-negativa”, capturando el tamaño y la dirección de la brecha de género. Esta escala esencialmente penaliza tanto las ventajas de los hombres sobre las mujeres como las ventajas de las mujeres sobre los hombres, y da los máximos puntos a la igualdad absoluta. La segunda era una escala “unidireccional” que mide lo cerca que están las mujeres de alcanzar la paridad con respecto a los hombres pero no recompensa o penaliza a los países por tener una brecha de género en la otra dirección. Por tanto no recompensa a los países por haber excedido el punto de referencia de la igualdad. Consideramos que la escala unidireccional es más apropiada para nuestros propósitos.

Hay muchos otros ejemplos, como la inexistencia de macroencuestas a nivel nacional o regional sobre problemas masculinos, que sí hay para preguntar a las mujeres sobre violencia doméstica. Aunque quizá donde vemos más claro que al hombre no se le pregunta ni se le escucha es en los medios de comunicación (donde de hecho se le vilifica con frecuencia) como recogí en artículos anteriores:

Sesgo mediatico

Podemos concluir que en comparación con la mujer, al hombre no se le pregunta por sus problemas, algo que ya nos ofrece una pista sobre lo que realmente importan sus sentimientos.

Ahora bien, aunque no le pregunten, cuando el varón expresa sus sentimientos y habla de sus problemas, ¿se le escucha?

En el ya conocido artículo La discriminación masculina en 51 memes, pese a ser un simple bloguero que escribe en su tiempo libre, conseguí recopilar más problemas masculinos que todo el feminismo junto a lo largo de su historia (y quien no lo crea, le invito a que me pruebe equivocado). Cuando expresé mi frustración con esa invisibilidad desde una perspectiva de género en el álbum donde aparecieron originalmente, ¿cuáles fueron la reacciones?

En este artículo voy a recoger tres comentarios negativos por cada meme. Absolutamente todos provienen de mujeres (o perfiles aparentemente femeninos). La razón por la que he escogido sólo comentarios femeninos no es porque crea que las mujeres sean el principal problema. La cantidad y calidad de comentarios positivos y negativos hacia los memes ha sido similar en ambos sexos, e incluso ha habido algunas feministas que han mostrado su apoyo.

Sin embargo también he recibido ataques organizados desde este colectivo. En la primera imagen podemos ver el organizado por un hombre. En la segunda, una mujer utiliza el insulto de un comentarista para intentar cerrar la página.

Cargar contra la página 2

Cargar contra la pagina

Como señalé anteriormente, la cantidad y calidad de comentarios positivos y negativos no ha sido muy diferente por sexo. La razón por la que me centro en las mujeres es otra: mostrar que el discurso “los hombres deben poder expresar sus sentimientos” tiende a centrar toda la responsabilidad en el hombre, y parece asumir que sólo ellos son el problema. Un ejemplo lo tenemos en el artículo de Michael Kaufman “Los hombres, el feminismo y las experiencias contradictorias de poder entre los hombres”. Allí encontramos fragmentos que señalan el ansia de poder masculino como responsable del proceso (p. 8, el resaltado es mío):

En términos más concretos, la adquisición de la masculinidad hegemónica (y la mayor parte de las subordinadas) es un proceso a través del cual los hombres llegan a suprimir toda una gama de emociones, necesidades y posibilidades, tales como el placer de cuidar de otros, la receptividad, la empatía y la compasión, experimentadas como inconsistentes con el poder masculino. Tales emociones y necesidades no desaparecen; simplemente se frenan o no se les permite desempeñar un papel pleno en nuestras vidas, lo cual sería saludable tanto para nosotros como para los que nos rodean. Eliminamos estas emociones porque podrían restringir nuestra capacidad y deseo de autocontrol o de dominio sobre los seres humanos que nos rodean y de quienes dependemos en el amor y la amistad. Las suprimimos porque llegan a estar asociadas con la feminidad que hemos rechazado en nuestra búsqueda de masculinidad.

La realidad, sin embargo, es que de nada sirve poder expresar los sentimientos si no hay nadie al otro lado que quiera escuchar. Y eso incluye tanto a hombres como a mujeres. Un discurso sobre expresión de sentimientos que no incorpore a ambos sexos sólo termina culpabilizando al hombre por su silencio, aunque afirme desear lo contrario.

En lo que corresponde a los memes, verán que la mayoría de las reacciones aquí enumeradas pueden resumirse en:

  1. Culpar a los propios hombres
  2. Redirigir la atención a los problemas que sufren las mujeres para minimizar el sufrimiento masculino
  3. Negar los datos consultados sin consultar las fuentes

Aunque no los he recogido, también hay numerosos llamamientos a “preocuparnos por los problemas de todos” que rara vez encuentro cuando se habla de problemas específicamente femeninos.

No he respondido a cada comentario porque las respuestas a estas objeciones ya fueron sobradamente respondidas en la sección de contraargumentos, y el artículo “Pero son otros hombres los que hacen eso… una forma hipócrita de silenciar debates de género”, entre otros, aunque he realizado algunas observaciones que encontrarán entre corchetes.

Sin más dilación les dejo con la galería de los horrores. Todas las faltas de ortografía pertenecen a las autoras de los comentarios.

Seguir leyendo

Publicado en Discriminación institucional, Feminismo, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Masculinidad, Misandria, Represión emocional, Tradicionalismo | Etiquetado , , , | 32 comentarios

En India la esclavitud infantil afecta principalmente a los niños varones

A continuación les presento una traducción realizada por David Jurado del artículo escrito por Pauline Oosterhoff y Rituu B Nanda “En India la esclavitud infantil afecta principalmente a los niños, no a las niñas”, publicado originalmente en el Instituto de Estudios de Desarrollo (Institute for Development Studies).

El artículo se nutrió de los hallazgos que posteriormente serían publicados oficialmente en el informe “Patrones y dinámicas de la esclavitud y la servidumbre por deuda en Bihar y Uttar Pradesh: hallazgos del análisis de historias vitales”, basado en 353 historias. Si bien es difícil determinar la proporción de niños y niñas esclavas, el artículo es valioso por la dinámica familiar descrita.

He realizado pequeñas modificaciones a la traducción, por lo que clarifico que los errores que puedan encontrar son míos, y todo el mérito es para el traductor.

En India la esclavitud infantil afecta principalmente a los niños, no a las niñas

Pauline Oosterhoff y Rituu B Nanda

Traducido por David Jurado

Mucho se ha escrito sobre el tráfico y el trabajo forzado de niñas en la industria sexual asiática. Sin embargo, en una visita de investigación organizada este marzo por Freedom Fund [2015] a las zonas más activas de esclavitud de Bihar, encontramos que en realidad la mayoría de las víctimas del trabajo forzado son niños.

Generalmente son enviados por sus familias para pagar una deuda o el avance de un préstamo. Algunas veces son enviados por sus madres. También pueden ser vendidos para pagar por la boda de sus hermanas y así evitar que éstas se vean forzadas a trabajar fuera de la aldea. Mi colega india Rituu B Nanda y yo le preguntamos a un grupo de mujeres, en una de estas zonas rurales donde la esclavitud es extremadamente frecuente, qué harían en caso de enviudar con una gran deuda, y que además tuvieran tanto hijos como hijas. Ellas preguntaron por las edades de éstos. Nosotros respondimos que todos sus hijos aún vivirían en el hogar; la hija mayor tendría alrededor de 12 a 14 años y el hijo mayor de 6 a 8 años. Sus caras se iluminaron: “Yo daría al chico a cambio de un avance y lo pondría a trabajar para pagarlo. Con el avance casaría a la niña”. La mayoría de las otras mujeres asintieron.

Seguir leyendo

Publicado en Cosificación, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Quién se beneficia de tu hombría, Roles de género, Trabajo forzado, Tradicionalismo, Trata de personas | Etiquetado , , , | 16 comentarios