Anatomía de una conversación sobre problemas masculinos, o por qué ya sólo permito comentar los 51 memes en la bitácora

Hace tiempo expliqué en el álbum de Facebook que ya no aceptaba comentarios sobre los memes en el álbum, y que sólo podían realizarse en la entrada “La discriminación masculina en 51 memes” (que pronto serán 61).

La decisión fue resultado de varios ataques organizados contra mi página que dejaron cientos de comentarios como los que señalé en su momento, y que solían girar en torno a los argumentos que ya contesté sobrada y reiteradamente:

  • Por activa: Contestando personalmente, como pueden ver en los 800 comentarios del artículo recopilatorio. Nunca me he echado atrás en esto.
  • Por pasiva: En la sección “contraargumentos”, que recoge más de una docena, incluyendo respuestas a los populares “eso lo hacen otros hombres”, “los hombres tienen el poder” o “pero a las mujeres les pasa X” o el clásico “es culpa del patriarcado”.

Pero si creen que más de un centenar de respuestas en la bitácora es mucho (particularmente cuando se trata de los mismos argumentos una y otra vez), en Facebook realizar la misma tarea requeriría multiplicar esto por diez o más, dependiendo de lo insistente que sea el comentarista. Incluso tratándose de dos moderadores en Facebook, resulta una tarea imposible. Todo ello sin mencionar que como somos nosotros quienes vamos contra el discurso dominante, siempre tenemos que mostrar estadísticas, estudios y toda clase de pruebas, lo que consume un tiempo adicional.

Si no es posible responder a todas las críticas, otra opción sería simplemente dejarlas estar. ¿Por qué no lo hago? Porque el resultado sería que ideas importantes y necesarias quedaran, como de costumbre, engullidas por el discurso dominante, lo cual supone en sí una forma de censura. Y justamente he abierto estos espacios para que se oigan otras voces.

He transferido el debate, por tanto, a la bitácora, donde podré contestar a los comentarios cuando el tiempo me lo permita antes de ser publicados, en lugar de ser ahogado por una ola incontrolable.

Para explicar mejor el por qué de mi postura, he decidido poner un ejemplo práctico. Esta persona publicó en varios hilos y la primera imagen (donde le explico que ya no acepto comentarios), les puede dar una idea de cuál es su punto de partida.

carcel-1

carcel-2-2-misoginia-subrayado

Como pueden ver, aunque he tenido la cortesía de darle una explicación razonable en lugar de eliminar directamente su comentario, no tarda en insultarme. Mucha de esta gente tiene el insulto “misógino” en la punta de la lengua preparado para escupirlo a la más mínima excusa, sea aplicable o no.

Ahora que he presentado al personaje, voy a poner otro hilo en el que participó (la muerte en rituales de circuncisión de más de 900 jóvenes sudafricanos) para que vean lo que considera un “debate de altura”. Las preguntas que realiza no son sinceras, como se ha visto y se verá más adelante, sino que intentan “ponerme en mi sitio”. Ésa es la actitud de muchos comentaristas que directamente consideran ignorante a cualquiera que no comulgue con sus ideas.

La primera pregunta tiene como objetivo decir que las mujeres sufren el corte genital en mayor proporción que los hombres para quitarle hierro al asunto (tópico 1).

circuncision-1

Cuando eso no funciona, intenta restarle validez al tema insinuando que los hombres son culpables: tanto del corte genital masculino como del femenino (tópico 2).

circuncision-2

Le doy más información donde confirmo que, contrariamente a lo que piensa, las mujeres también ayudan a perpetuar la práctica masculina, además de ser responsables de la femenina.

circuncision-3

Como la estrategia de culpar a los hombres no funciona, afirma que la circuncisión femenina se hace para controlar la sexualidad de la mujer (tópico 3), mientras que la masculina tiene beneficios para salud (tópico 4). También minimiza el dolor de los hombres forzosamente circuncidados que mostré, con un “pobrecitos”, y afirmando que las leyes misóginas son peores (tópico 5). Tres tópicos en un solo párrafo que yo tendré que corregir o matizar. A ella le lleva un minuto escribirlo. A cualquiera con una opinión diferente, de no tener mis artículos a mano o unos parecidos, le llevaría mucho más.

circuncision-4

Le tengo que mostrar como 2.500 mujeres en Nigeria se manifestaron contra la prohibición de la mutilación genital femenina emitida por su “patriarcal” gobierno.

La invito a leer artículos que muestran cómo la circuncisión masculina sí se utilizó para controlar la sexualidad masculina hasta el Siglo XX, y que los beneficios son mínimos y no compensan las posibles complicaciones.

circuncision-5

circuncision-6

Llegados a este punto, me dice que sólo cito mi blog y por tanto es una falacia de autoridad, a lo que yo respondo explicando que mi blog no es la fuente, sino que compila las fuentes que respaldan mi caso.

circuncision-8

Por supuesto sus afirmaciones no son respaldadas en ningún momento por fuente alguna, sino que debemos entender que son ciertas porque sí. Al fin al cabo “todo el mundo lo sabe”.

Esto es lo que entendía como un debate “de alto nivel”: soltar un chorro de tópicos y estereotipos para decir “la culpa es del hombre” y/o “el hombre tiene el poder”. El objetivo: quitar importancia a los problemas masculinos que se denuncian en los memes, porque (a su entender) desvían la atención de los femeninos.

Conversaciones como ésta, en todos los temas que trato en los memes, las he tenido a patadas. Para filtrar los argumentos que me llegan puse la sección de “contraargumentos”, pero la mayoría de las veces los comentaristas no la leen y me vienen con lo mismo de siempre.

Espero que este ejemplo les sirva para entender mi hartazgo con el asunto, y también por qué necesito contestar: de lo contrario los comentarios se llenan de tópico tras tópico que terminan minando injustamente la idea principal, y por supuesto reciben más “me gusta” si no me doy prisa en responder, dado que la narrativa dominante es la que todos conocen y por tanto, tienden a considerar más creíble. Esto es importante porque el número recibido tiende a otorgar legitimidad.

No voy a consentir que eso ocurra. Quienes crean que tienen algo extremadamente importante que decir sobre los memes pueden hacerlo en el blog. No voy a permitir que la narrativa dominante se imponga en mi propio espacio porque carezca del tiempo para rebatirla más de 1.000 veces. Se ha terminado.

Esta entrada fue publicada en Circuncisión, Feminismo, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Misandria, Quién se beneficia de tu hombría, Redes sociales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a Anatomía de una conversación sobre problemas masculinos, o por qué ya sólo permito comentar los 51 memes en la bitácora

  1. Jonatan dijo:

    Carlos, el día que dejes de ver a las feministas o sus hombres como personas comunes, y aceptes que el por qué existe una teoría dominante es justamente por el feminismo, vas a ahorrarte un montón de tiempo derrochado para nada ya que consiste en repetir una y otra vez las cosas a una manada de hembristas queriendo que la mujer tenga la prioridad en todo.

    Ya te tendría que haber bastado con esa feminista chilena que te trató de silenciar en un diario y la pusiste en evidencia y se quedó calladita la boca, como siempre tuvo que haber estado.

    Sé que en eso discrepamos, sé que para vos hay feministas y feministas. Te respeto, te respeto y te admiro, pero solo te voy a decir una sola cosa:

    El día en que encuentres una feminista que:

    -se haya ocupado de lo que sufren los hombres por ser hombres sin imponerles la teoría del patriarcado o la concepción de que el problema está en sus propias masculinidades y;
    -no crea en la teoría del patriarcado o el machismo como un todo, teorías que para quienes ya saben son misándricas (no decir “machismo” cuando puede decir “sexismo” y no decir “patriarcado” cuando puede decir “malicia del tradicionalismo”)… avisame.

    Quienes no cumplan con estos dos requisitos mínimos, van a ser del grupo de esos que te causan tanto trabajo y te estigmatizan tanto. El sexismo tradicionalismo no fue por feminismo, pero el sexismo de solo abogar por la mujer, reconocer solo la parte de beneficios de la masculinidad y nada de lo feo y reconocer solo la parte fea de la mujer y nada de sus beneficios, sí es por feminismo. Y es la teoría dominante que tanto nos hace mal.

    Saludos.

  2. Una vez más, muchas gracias por tu trabajo.

  3. Anónimo dijo:

    Hola Carlos, no tengo mucho tiempo para escribir pero leo todo lo que publicas en éste tu blog. Tu esfuerzo y trabajo, así como la calidad del mismo es excepcional y no tienen precio.

    Estoy ansioso por adquirir un ejemplar de ese libro que estás escribiendo.

    Un saludo y gracias por existir.

  4. Finch dijo:

    Hola, Carlos. Si me permites un consejo, yo que tú desanclaría el artículo de los memes de la página principal del blog. Creo que hacen mas mal que bien. Es una recopilación muy buena, pero siento que para alguien que descubra por primera vez el masculinismo, toparse con cosas como el servicio militar en Paraguay o el ejército de colombia, no motiva mucho la lectura. De alguna forma “deslocaliza” la magnitud del problema. Aparte que el hecho de ser memes, de alguna forma desvaloriza la información y le quita rigor académico.
    Te lo digo porque alguna vez me ha pasado de enlazar tu blog, y que la otra persona lo desvalorice básicamente por lo que he dicho arriba, porque el lector random, en un primer golpe de vista, no lo percibe como serio o importante.
    Yo que tú pondría alguno de tus mejores artículos como cabecera, como el de “Hacia una nueva historia de las relaciones de género”. Es un artículo, certero, preciso, académico, de lectura muy amena y además con una recopilación genial de otros artículos al final. Bajo mi punto de vista, ese artículo es un resumen perfecto de la esencia del blog.

    Un saludo.

    • Gracias Finch. Te entiendo perfectamente, y es cierto que ese artículo (entre otros) es mejor que éste de los memes. El problema es que he escrito ese tipo de artículos durante años y apenas han recibido atención. Sin embargo, el artículo de los memes, por sí solo, ha recibido un tercio del total de todas las visitas del blog, que ya roza el millón. Creo que puede tener utilidad al ser llamativo, para que luego la persona profundice más con otros escritos (gracias a que muchos memes van con un artículo más serios dentro de la bitácora). Es decir, estoy de acuerdo con lo que dices, pero no sé si es la mejor estrategia.

      • Arturo dijo:

        Hola Carlos, creo que Finch puede tener razón. Podrías poner una portada con el artículo que creas más interesante o incluso con una lista de artículos destacados. Eso daría oportunidad a los que entren por los enlaces de los 51 memes de tener que elegir entre varios títulos (no solo, directamente, el de los 51 memes). Esto hará que muchos prueben con otros artículos. Creo.

      • Quizá puedo actualizar la sección de artículos clásicos, que nunca llegué a terminar, y ponerla de cabecera.

      • Finch dijo:

        Disculpa, Carlos, que pensaba que ese mensaje no se había publicado -ni había visto tu respuesta-, y te he puesto un mensaje similar en el nuevo artículo sin darme cuenta. Perdón por repetirme.

        Saludos.

      • No hay problema, Finch.

  5. Helena dijo:

    Carlos, permíteme una corrección, la manifestación de esas mujeres masai es en Kenya, no en Nigeria.
    Por otro lado, yo no tengo Facebook ni sé cómo funciona pero ¿va a haber un aviso fijo en la página que lo vea todo el mundo al entrar? Me refiero a un aviso explicando brevemente por qué no aceptas esos comentarios allí. Es que si no, la gente va a seguir comentando y al ver que no los publicas irán por ahí diciendo que censuras los comentarios discrepantes por miedo a ver desmontados tus falaces argumentos.

    • Gracias Helena. Así es, se trata de Kenia y no Nigeria. No sé en qué estaría pensando.
      Sí, hay un aviso, y un enlace a este artículo en el álbum, pero justamente me han venido dos personas con el mismo argumento en los últimos tres días. La gente no lee o le da igual.

  6. Anónimo dijo:

    Ánimo!

  7. Jonathan dijo:

    És frustrante pero hay que hacerlo y gente cómo tú tiene la valentía y la infinita paciencia.

    Muchas gracias por tu trabajo y ánimo! No estás sólo, no hay que callarse nunca.

    Tu ne cede malis sed contra audentior ito.

  8. Raúl dijo:

    No te falta razón. Los hechos son vulnerables ante la demagogia de la percepción impuesta. Te respaldo. La mediocridad se encuentra en cualquier sitio, el camino fácil, se impone con facilidad al camino correcto. Este último, suele ser el camino más sencillo y a la vez el más difícil de ver.

  9. adagio dijo:

    como va el libro? piensas en hacer una cuenta en youtube/twitter? es importante que te extiendas a toras redes me aprece a mi

  10. adagio dijo:

    unos amigos y yo hemos creado un grupo en twitter y dos canales en youtube de tematica masculinista en el mio me gustaria contar con tu colaboracion/supervision /ayuda

  11. Magi dijo:

    Pero no hagas caso de quienes solo quieren atacarte . No pueden negar que tu trabajo de información es de calidad y es con eso con lo que tienes que quedarte .

  12. Jeipi dijo:

    Veo que le ha dado un buen repaso a la Mafalda de pega, y cuando se ha quedado sin argumentos no le ha quedado más salida que la de tono.

    Eso me recuerda un artículo que leí en un periódico hace aproximadamente veinte años; era un señor que postulaba contra la ablación de clítoris, y como argumento supremo soltó que “si por cada clítoris hubiera que rebanar un prepucio, haría siglos que esta bárbara práctica habría desaparecido”. (Cito de memoria, pero algunas palabras las recuerdo perfectamente.)

    Lo primero que deduje es que ese columnista no había oído hablar de la circuncisión, o no sabé en qué consiste. Por eso recurrió como argumento a una hipótesis de esas que, si bien no prueban nada, por lo menos son infalsablles. Pero lo que nunca debió de imaginar es que lo que él planteaba como un absurdo es la pura realidad: por cada clítoris se rebana mucho más que un prepucio, y es evidente que ninguna de las dos prácticas bárbaras ha desaparecido.

    En seguida me escandalicé de que a alguien tan ignorante le permitieran escribir en un periódico, y hasta es posible que le pagaran por su colaboración. Lo malo es que cuando comprobé cuan habitual era este fenómeno dejé de escandalizarme.

  13. Ernesto dijo:

    Es algo sumamente agotador tener uno solo que cargar con todo un ejercito de “equivocados” (experiencia propia) que creen tener razón, tu medida me parece certera. Estoy totalmente de acuerdo.

  14. Lector Casual dijo:

    Sólo puedo desearte mucha fuerza y agradecer la calidad de tus publicaciones, de lo mejor que he leído en español. Estoy seguro de que mucha gente aprende de ti, gente que se interesa por esclarecer la verdad. Merece la pena lo que haces.

  15. Martinc dijo:

    Es un gran trabajo lo que estás haciendo, digno de admiración. No estás solo.

    Saludos.

  16. Pingback: ¿historia del feminismo? – Feminismo 2030

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s