“Pero son otros hombres los que hacen eso…” Una forma hipócrita de silenciar debates de género

Cuando hablo de discriminación y violencia contra los hombres en ciertas áreas como el servicio militar obligatorio o el homicidio, una de las respuestas que suele repetirse es: “son cosas que los hombres se hacen a sí mismos, y por tanto no constituyen problemas de género”.

Este tipo de afirmaciones me resultan interesantes cuando comprobamos por ejemplo que el corte genital femenino es una costumbre practicada y perpetuada principalmente por mujeres. Ello no impide sin embargo que sea considerado un problema de género, e incluso que en España el Partido Socialista haya lanzado una propuesta para incluirlo como delito “de género” en su Ley Integral.

Otro supuesto que sería incluido en esta propuesta como violencia de género es la trata de personas. Éste también me resulta interesante pues según la Organización Internacional del Trabajo, el 45% de las víctimas de este crimen serían varones, y alrededor del 50% de los detenidos por trata a nivel global son mujeres (p. 59). Uno de los informes de Naciones Unidas afirmó que en aquellos países donde se revela el sexo de los tratantes, las mujeres eran mayoría en un 30%, y que en algunos países la norma es “mujeres tratando a mujeres” (para un buen repaso sobre el tema de la trata pueden consultar este artículo). Nada de esto, sin embargo, impide que la trata se considere “violencia de género”, término sólo aplicable a la mujer según la definición de la propia ley.

Finalmente tendríamos el infanticidio y aborticidio de niñas, que también es perpetrado mayoritariamente por mujeres en países como China e India. Un problema que se considera de género pese a que el sexo de la víctima y la victimaria sea el mismo.

Llegados a este punto alguien me dirá que no podemos limitarnos sólo al sexo de ambas y que existen factores estructurales que propician una violencia que de otra forma no se daría. Un ejercicio de comprensión que no se realiza en el caso de los varones bajo la falsa creencia de que como una minoría de los miembros de su sexo se encuentra en posiciones de poder, de alguna forma el sexo masculino es responsable de su suerte, ya que esta minoría velaría por ellos. De alguna manera, se cree que la minoría de hombres en el poder otorga prioridad a los intereses de su sexo por delante de los de hombres y mujeres de su propia clase social (la Revolución Francesa y otras han demostrado lo contrario). Una fantasía similar a creer que porque en Estados Unidos haya un presidente negro, la comunidad afroamericana ostenta más poder del que tenía anteriormente.

Cabe también recordar que tanto en la guerra como en los homicidios intramasculinos, las mujeres han estado históricamente involucradas, instigando a los hombres a combatir. Sigan los enlaces anteriores si les quedara alguna duda.

Podemos decir claramente, por tanto, que si el criterio para calificar un problema como “de género” requiriera de víctimas y victimarios de distinto sexo, deberían eliminarse de esta categoría el corte genital femenino, el infanticidio femenino y buena parte de la trata de mujeres para reetiquetarlos como de “problemas de derechos humanos” u otros nombres más neutrales.

Como hemos visto en la propuesta del Partido Socialista y por supuesto en la práctica, esto no se cumple. Debemos preguntarnos por tanto, ¿quién pone las reglas y por qué existe un doble estándar a la hora de aplicarlas? La crítica “eso son cosas que los hombres se hacen a sí mismos” parece no ser sino una manera de silenciar el hecho de que los hombres también experimentan problemas por razón de sexo cuya gravedad es similar a los de las mujeres.

Problemas intermitentes

Existen dos formas de catalogar un problema de género:

  1. Cuando un sexo lo experimenta mayoritariamente o por razón de sexo
  2. Cuando un sexo hace daño al otro

Como han adivinado yo me decanto por la primera, pues la segunda ya hemos visto que se aplica de forma selectiva para excluir a los hombres. Sin embargo, esta segunda versión también sería problemática por crear lo que yo llamo problemas de género “intermitentes”. ¿A qué me refiero con esto? Veamos un ejemplo.

La segunda definición esgrime que para definir un problema como “de género” es necesario que víctimas y victimarios sean de distinto sexo. Pues bien, en Lituania el servicio militar obligatorio fue restablecido por la presidenta conservadora Dalia Grybauskaitė. ¿Hemos de pensar que esto fue un problema de género por ser una mujer quien lo impuso? Y sin embargo, si hubiera sido un presidente varón, ¿entonces no?

Recordemos también lo que ocurrió con la Guerra de Afganistán, donde la retórica feminista fue utilizada para justificar la invasión del país a fin de liberar a las mujeres afganas.

Marit Nybakk, quien presidía el Comité de Defensa Noruego, declaró en 2002 al diario nacional Dagbladet:

Ésta es una guerra de liberación y también una guerra para liberar a las mujeres de Afganistán. Por tanto el aspecto de los derechos de las mujeres es crucial para mí. Durante muchos años he estado gravemente preocupada por la extrema opresión de las mujeres bajo el gobierno talibán. Aquí en Occidente cerramos nuestros ojos al grotesco tratamiento al que las mujeres son sometidas porque no nos afecta.

Debemos destacar que en aquel entonces Noruega tenía implantado el servicio militar obligatorio sólo para hombres.

Marit Nybakk no estaba sola. Organizaciones de peso como la estadounidense Feminist Majority Foundation también ofrecieron su apoyo a la guerra de Afganistán. La feminista Hillary Clinton, apoyó igualmente una guerra de liberación femenina que costaría la sangre de miles de hombres. ¿Habría sido menos problema de género para los hombres si Nybakk hubiera sido uno de los suyos?

Pensemos también por ejemplo en el derecho a la integridad genital masculina (la circuncisión es legal en casi todos los países). Si una madre es la que decide el procedimiento para su hijo sin necesidad médica, ¿es más problema de género que si lo hace el padre?, ¿y si es una doctora quien realiza el procedimiento en lugar de un doctor?

No olvidemos la licencia marital, ley aprobada por Isabel de Castilla y promulgada por su hija Juana. ¿Fue menos asunto de género porque ellas estuvieran involucradas, o quizá fue más?

Y por supuesto podemos hablar de la trata. Un ejemplo de esta “intermitencia” lo tendríamos en el arresto de Lin Yu Shin, dueña de la compañía Gian Ocean International Fishery, por traficar hombres para trabajar como pescadores esclavos en África. El problema de los pescadores esclavos sería de género en este caso, pero no si la presidenta hubiera sido hombre, pese a que el fenómeno afecta exclusivamente a los varones. Igual ocurriría con la prostitución forzada o el trabajo forzado de mujeres. Sólo sería un problema de género en caso de que los tratantes fueran hombres, y por tanto “intermitente”.

¿Tiene esto sentido alguno? Sólo si nos aferramos a la idea para evitar a toda costa admitir que los hombres también tienen problemas de género (pueden encontrar un buen listado en el artículo “la discriminación masculina en 31 memes”).

Yo por mi parte voy a seguir utilizando la primera definición para referirme a ellos, y espero que quien esté en desacuerdo conmigo sea coherente e igualmente excluya el infanticidio femenino, la mutilación genital, la trata de personas y admita un cierto grado de “intermitencia” en otros. De lo contrario, lo consideraré un argumento hipócrita cuya finalidad es silenciar una conversación que considera inconveniente por socavar sus pilares ideológicos.

Esta entrada fue publicada en Desechabilidad masculina, Discriminación institucional, Feminismo, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Masculinismo, Mutilación genital, Quién se beneficia de tu hombría, Servicio Militar, Trata de personas, Tráfico de personas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

64 respuestas a “Pero son otros hombres los que hacen eso…” Una forma hipócrita de silenciar debates de género

  1. Alam dijo:

    Soy lector asiduo de su Blog, (no así comentarista) y desde que lo comencé a leer me pareció una bocanada de aire fresco en una sociedad que parece enfilarse a una segregación de genero en pos de criminalizar al genero masculino. Hay en su espacio lo que no hay en la mayoría de blogs feministas y los no tanto: Libertad de expresar ideas sin temor a ser censurados por contradecir la narrativa establecida, ademas de datos que sostienen los temas aquí expuestos. Solo quería comentar para expresar mi alegría al poder contar con este espacio para contrastar los que los medios nos martillan a cada momento del día; Los hombres son responsables de la barbarie sufrida por las mujeres en todo momento histórico y no se hable mas. Algún día me gustaria usar parte de la información expuesta en este espacio para organizar una conferencia o al menos un taller en mi universidad, para buscar generar un debate y una forma distinta de ver este problema que parece explotar cada vez mas con repercusiones que no sabemos. Una vez mas agradezco este espacio y agradezco la pasión y dedicación con que nos hace llegar esta información. Saludos desde México.

  2. Me gusta bastante el ejercicio de lógica del artículo, exponiendo las aparentes falacias lógicas de estos discursos, e incluso dejando espacio para el beneficio de la duda, lo que considero una actitud super sana, que estimula la investigación, y un debate sano y necesario.

    Solo tengo una incomodidad con respecto a una de las premisas, cuando escribes: “una minoría de los miembros de su sexo se encuentra en posiciones de poder” entiendo que el argumento se detiene exclusivamente en la dinámica de poder del estado y diversos grupos humanos organizados en la esfera social amplia (por incluir ahí organizaciones privadas como empresas diversas, con su propio tren ejecutivo de mayoría masculina “detentante” de poder)
    Pero me parece que excluye las dinámicas de poder de la capa mas básica de la sociedad:

    La familia,

    Sin embargo, me imagino que este nivel habrán incontables excepciones también, quizás no tan “excepcionales” después de todo.
    Aún asi, podemos seguir hablando de una minoría detentante de poder?
    Entonces me hago la pregunta: ¿cómo se sostienen los argumentos de este blog en relación a la tesis de un supuesto patriarcado que extiende sus tentáculos de poder a través de la estructura social mas básica?
    Quizás me toca pasearme un poco mas por el blog a ver si encuentro información que debata las teorizaciones de las violencias, coherciones y facetas de estos espacios mas íntimos, pero que por íntimos no tienen menos relevancia en la forma que termina tomando nuestra conducta como especie.

  3. “Cuando un sexo lo experimenta mayoritariamente o por razón de sexo”

    Me decanto por la segunda opción dentro de esa opción. Considero que un problema de género, en tanto problema social, debería estar motivado por prejuicios hacia un sexo por el simple hecho de serlo. Es decir, no necesariamente porque un problema le suceda más a individuos de un sexo que de otro quiere decir que detrás de ese problema exista una voluntad de hacerles algún daño o de encasillarlos en algún patrón de conducta sólo por pertenecer a él . Por ejemplo, hace un tiempo de pasé el dato sobre las esterilizaciones forzadas en mi país, donde según las investigaciones, el número de mujeres víctimas (más de 300 mil) era muchísimo mayor al de hombres víctimas (al rededor de 25 mil). ¿Este dato indica que es un problema de género contra las mujeres? Personalmente no lo creo, porque esas esterilizaciones se llevaron a cabo con el fin de disminuir la tasa de nacimientos de comunidades pobres en zonas rurales, esto con la finalidad de que el gobierno pueda “demostrar numéricamente” que estaba eliminando la pobreza (eliminando pobres) y así aumentar su popularidad y aprobación política. No es difícil darse cuenta cuál es la mejor forma para hacer disminuir una población: disminuir el número de mujeres, ya que la tasa de nacimientos se mide al año 1 mujer=1 hijo, mientras en el caso de los hombres es 1 hombre=potencialmente 1000 hijos. Es por ello que eliminar hombres (o su capacidad de fecundar) no afecta prácticamente en nada la tasa de nacimientos, todo lo contrario si se elimina la capacidad de las mujeres para procrear. Esto demuestra que ese atentado que afecto mayoritariamente a mujeres no fue motivado por algún prejuicio u odio hacia ellas, sino que simplemente tenía fines prácticos: disminuir la población. Creo que si también esterilizaron hombres contra su voluntad fue para no perder la oportunidad de hacer todo lo posible para llevar a cabo sus planes de “erradicación de la pobreza”.

    Por esta misma razón es que creo que temas como los abortos selectivos de fetos hembras en China sí son problemas de género, porque a pesar de que son cometidos por mujeres (apoyadas por hombres), son motivados por prejuicios contra el sexo femenino, y sabemos que no es necesario que el “victimario” pertenezca a diferente grupo humano que el de la víctima (creo que a eso le llaman “síndrome del tío Tom”). Pero también hay que tener en cuenta que esos prejuicios contra los sexos son estructurales y compartidos por todos, o al menos la mayoría, de miembros de esa sociedad. Es de la misma manera cómo los hombres (apoyados por mujeres) pueden incurrir en violencia de género contra otros hombres, para mi en esa categoría entran tanto los que instauran servicio militar obligatorio sólo para hombres o aquellos que están de acuerdo en que se reserve “cupos” sólo para mujeres en empresas, quitándoles oportunidad laboral a hombres capacitados. En resumen, creo que la violencia de género, para serlo, debe ser motivada por odios y/o prejuicios hacia alguien por el sexo al que pertenece, y puede ser ejercida por ambos sexos en todas direcciones.

    • Gracias Samantha. Comprendo a qué te refieres aunque personalmente prefiero mantener también el que afecte mayoritariamente a uno de los sexos. La razón es que en ocasiones la diferencia que señalas puede ser una línea muy delgada. En el caso del servicio militar obligatorio se podría aducir que no es prejuicio contra los hombres sino que se debe a su mayor fuerza (de media), por ejemplo.

      • Yo tengo la idea de que el servicio militar obligatorio va más por la deshechabilidad masculina. El que se necesiten pocos hombres para mantener la tasa de nacimientos de una población es lo que hace que a los “sobrantes” se los use de carne de cañón en las guerras. Obviamente es cruel e inhumano, tanto como las esterilizaciones forzadas, pero tiene su “base objetiva”. En todo caso, creo que ahí el problema está en la obligatoriedad de este servicio.

      • Yo también creo que la clave está en la desechabilidad masculina. En cualquier caso, lo importante es que escojamos la definición que escojamos, la apliquemos por igual a hombres y mujeres. Por desgracia, la mayoría de la gente que me ha respondido “pero eso lo hacen otros hombres” no lo hace.

  4. Enric Carbó dijo:

    Dentro de la família hay un poder no codificado que tiene que ver con las emociones (que son un potentísimo motor para la acción y toma de decisiones). Este poder suele estar en manos de la mujer. No es autoridad, es poder.

  5. Anonimo dijo:

    Lo que esta claro es que no interesa denunciar la violencia contra los varones.
    La integridad nfisica, moral ni sexual del varon no interesa.
    No interesa protegerle ni a el ni a sus bienes. Si es pobre se le puede despojar de todo

  6. FlorProfusa dijo:

    No imagine tal cosa, esto que leo me abre los ojos a muchas cosas que han estado ocultas….gracias por publicarlo.

  7. Scrotus dijo:

    “Igual ocurriría con la prostitución forzada o el trabajo forzado de mujeres. Sólo sería un problema de género en caso de que los tratantes fueran hombres, y por tanto “intermitente”.”

    Sugiero a Carlos Rodríguez que aborde en uno o mejor varios posts el tema de la prostitución, quiero decir: exponer la perspectiva manipuladora y sesgada del feminismo institucional y “radical” al respecto.
    Vaya por delante que no veo el oficio de pilinguis como un camino de rosas y que están expuestas a grandes peligros tanto de clientes brutos y macarras como de enfermedades y accidentes laborales (es ilegal, luego no hay inspección laboral ni seguridad social…).
    Pero el discurso feminazi de que echar un polvo por dinero equivale sistemáticamente a violencia de género…por favor. Las mafias que engañan chicas extranjeras existen, pero la mayoría de las prostitutas no trabajan obligadas…bueno, sí, están obligadas por las ganas de cobrar dinero. Pero entonces están tan fastidiadas como el resto de quienes se prostituyen…digo venden su fuerza de trabajo por unos euros (nos iríamos ya al rollo del capitalismo y todo eso).
    Otro detalle es que si todas las prostitutas fuesen esclavas del falo falócrata, entonces ¿por qué tanto en los anuncios como en las citas avisan de lo que hacen y LO QUE NO QUIEREN HACER? (es decir, el pago no da carta blanca al putero para usar a la mujer de cualquier manera, y si lo hace, recibirá un ‘amable’ aviso del chulo correspondiente…).
    Y los proxenetas…se olvidan las femi-listas de que existen madames, o sea mujeres proxenetas, y son una minoría posiblemente nada exigua (dado que parte de las pilinguis más “afortunadas” siguen en el oficio después del retiro por dejar de estar apetecibles para los hombres).
    Ah, qué olvidos más convenientes para la ideología de la “violencia de genaro”.

  8. sai dijo:

    Los grupos feministas tienen una visión colectivista de la realidad. De aquí parten sus teorías de “Todos los hombres son x, todas las mujeres son y”. De aquí parten, también, ejercicios de gimnasia mental como que todas las mujeres que no apoyan el feminismo tienen misoginia internalizada (el equivalente al pecado original en términos religiosos), o que cada uno de nosotros no nace hombre o mujer sino que “se les asigna un género al nacer”.

    Esto, además de ser un disparate, les da carta blanca para adaptar la realidad a su visión colectivista, negando la identidad individual de cada persona y su capacidad para tomar decisiones sin verse influenciada por su género. De aquí vienen afirmaciones como que todos los hombres son violadores en potencia, o que las mujeres no emprenden carreras en matemáticas porque es un campo dominado por hombres, suprimiendo la agencia que cada uno tiene sobre sus propias decisiones (no violar/agredir a otra persona) o preferencias (dedicarse al magisterio en lugar de a las matemáticas).

    El pensamiento colectivista también da lugar a expresiones que, personalmente, creo que insultan a la inteligencia. Decir “Los hombres (o mujeres) se hacen x a si mismos/as” es sangrante. Acaso soy responsable o cómplice de lo que hagan o dejen de hacer 3 mil millones de personas?

    El problema del colectivismo es que adapta la realidad a un conjunto de reglas generales, frente al individualismo, que precisa de reglas que se adapten lo máximo posible a cada caso. Por marxista que parezca, es una visión que beneficia particularmente a las clases altas, ya que extiende en teoría, no en la práctica, los privilegios y las desventajas por cuestiones innatas, como el género o la raza.

    • Concuerdo con todo tu comentario y me ha parecido especialmente interesante el último párrafo. Es cierto, el respeto a la individualidad es peligrosa para cualquier régimen totalitario, venga este desde “arriba” o desde “abajo”.

  9. Scrotus dijo:

    Hola, Carlos, me interesaría el blog de la ex-prostituta, más por el tema humano personal y social que por el morbo.
    En alguna ocasión que he tenido el “gusto” de asistir a “debates” con feminazis, digo activistas por las mujeres, han llegado a equiparar sexo mercenario con violación, así en abstracto, “porque de no haber pagado, la mujer no se habría acostado con el putero”. (facepalm épico)
    Para complementar mi comentario anterior, quiero matizar que no todas las feministas llevan las anteojeras de moralismo protestante importado de EE.UU . en este tema. Hace años leí en la prensa una entrevista a una feminista francesa (por desgracia, no recuerdo datos concretos del preiódico ni de la persona entrevistada) en la que se aludía a la explotación de las mujeres. Cuando la aludida exponía el tema de la prostitución, decía que las pilinguis eran mujeres sacrificadas en pro del orden social y matrimonial, que deberían hacerles funerales de estado a las que morían por la violencia masculina, porque evitaban males mayores a las mujeres “decentes” y tal. Que no es lo mismo una callejera que una de lujo. Y que por supuesto la mayoría lo hacían por dinero voluntariamente…a ver, todo lo voluntario que pueda ser en muchas chicas de clase baja y a menudo inmigrantes…0 moralismo.
    A todo esto, la existencia de gigolos para señoras pudientes y prostitutos para los gays pone nerviosas a las ideólogas del “genaro”, ya se apresuran a decir en el primer caso que es un negocio muyyyy minoritario con respecto al vicio masculino heterosexual, y en el segundo qe, buah, es cosa entre hombres (con pluma pero hombres). Por otra parte, el kitssch de la cultura gay impide criticar los negocietes divertidos o no (tirando a sórdidos quizás) que se llevan entre manos algunos homosexuales, claro, corrección política ante todo y a comulgar con ruedas de molino. La moralina va sólo contra los heterosexuales…

    En cuanto a los trabajos forzados, ejem, los legendarios remeros del Volga eran todos tíos, al menos en el famoso cuadro. Obviamente, para hacer de mulas humanas la testosterona y el malvado cromosoma Y ayudan…Pero bueno, para nuestras aguerridas feministas WASP y émulas españolas aquellos barbudos eran igual de malotes que la bota que les aplastaba (el que les azuzaba con el látigo y el zar, claro, tenían pito también). Ya les vale.

    • Sandra dijo:

      “y en el segundo qe, buah, es cosa entre hombres (con pluma pero hombres).” (Scrotus)

      Una matización, y es que entre los “chaperos” (hombres dedicados a la prostitución homosexual) los hay tanto con “pluma” (afeminados) como muy viriles.

      Y es cierto que no todas las feministas son puritanas, pues las hay que son sexualmente libertinas. Sin embargo, ninguna de estas últimas manifiesta su disconformidad cuando la corriente mayoritaria (que es la puritana) expone sus ideas, pues parece que optan por mirar para otro lado. ¿Acaso alguien conoce algún texto donde feministas “liberadas” rechacen cosas como la siguiente:

      “El Instituto Andaluz de la Mujer vincula las ‘Sombras de Grey’ con la violencia de género (…) También relaciona con el maltrato el uso de ‘taconazos'”
      (http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/27/andalucia/1359302899.html)

  10. Scrotus dijo:

    Bueno, parece ser que a veces también había mujeres haciendo de mulas en el Volga, pero lo que se dice paridad no había a la hora de deslomarse por un mendrugo de pan, ppor aquello de la mayor fuerza masculina de promedio: la biología es tan sexista…

  11. An... dijo:

    Cuando se menciona la “obsesión” feminista en contra de la prostitucion aparecen temas muy recurrentes de este blog.
    Se ha hablado de la “conveniencia de no rebajar” el precio de la vaca que se quiere vender.
    En ningun pais feminista donde la prostitucion es delito, Suecia o EEUU, por poner un ejemplo, es delito el “matrimonio de conveniencia”.
    En ninguno de esos paises es delito casarse con un varon por su dinero.
    La prostitucion de alto standing tampoco se persigue.
    Sospechosamente solo se persigue la de “bajo precio” y la excusa es la “supuesta trata de blancas” que si bien es una realidad, no afecta a toda la prostitucion.
    Tambien existe, y mucha, la “explotacion en el sector textil” y no por ello se prohibe trabajar en dicho sector.
    De hecho la explotacion de las prostitutas siempre deberia enmarcarse dentro de la explotacion laboral en su conjunto, hecho este que no quiere el Feminismo.
    Al feminismo nunca le ha interesado la explotacion laboral. Solamente la prostitucion de mujeres pobres y sin recursos porque ellas….tiran los precios.
    Ahora como es evidente que durante años han perseguido y acosado a”prostitutas indefensas” han trasladado su cruzada a los clientes, pero no dicen nada de los boys de las despedidas de soltera. De hecho han fomentado dicho tipo de festejos.
    ,

  12. JRP dijo:

    Voy a dejar caer por aquí una opinión muy sucinta:

    Estas salidas de tono que tiene el feminismo creo que vienen por una suma de factores. En el estrato de la opinión pública -digamos en el consciente e inconsciente colectivo- se filtró ya en su tiempo una especie de constructo residual (que es lo que puede asimilar la opinión pública por su propia naturaleza de cualquier tema “sesudo”) del feminismo más teórico (la teoría de género, reconociendo “género” como una categoría social transversal es más que respetable a nivel académico) que lleva a la imagen simplista de hoy día. Cuando una forma de pensamiento se filtra a la opinión pública, tal y como decía John Stuart Mill, suele ocurrir porque deja de estar en peligro, se ha naturalizado, se ha hecho respetar, se ha institucionalizado… en definitiva, se ha asentado. Esto trae una consecuencia muy nefasta; la forma de pensamiento deja a su paso un reguero de ideología (en el sentido en que la considera la sociología del conocimiento). Eso implica que una gran mayoría de los que apoyan la forma de pensamiento lo van a hacer desde la ideología, perdiendo la capacidad de defenderla o hacerla avanzar de ninguna forma (ya que la ideología es prácticamente una adhesión a una imagen estática). Estas mismas personas son las que más visibilidad tienen, personas ajenas al estudio de la teoría feminista, a veces ligadas a la política, quienes hacen presión, quienes son representadas políticamente… Es una carga que lleva consigo toda forma de pensamiento, su existencia suele ser frágil y sutil y la gente recoge las capas muertas que va dejando. El feminismo no pudo ser menos: grandes científicas sociales, antropólogas, filósofas, hacen un estupendo trabajo en las facultades (o de campo) mientras las activistas y “feministas a tiempo parcial” son las que llevan “el cotarro”.

    ¿Qué ocurre con esto? Quien empieza con una base ideológica y construye sobre ella es como quien lo hace sobre la arena. Muchas (y muchos, tampoco quiero excluir a los feministas) han querido instruirse más allá en el feminismo, el problema es que lo han hecho sin abandonar primero la serie de simplificaciones, presunciones y demás contenidos que sin más respaldo no pasan de la demagogia barata que venían con la ideología. El problema es que no hay que partir del feminismo sino llegar hasta él, entender por qué el análisis es como es y no de otra manera, si podría ser de otra manera y, una vez cuestionado, si aún parece razonable es, casi sin lugar a dudas, porque alguna base -por muy mínima que sea- tiene. Si se quiere hacer ciencia (o filosofía) esto último es imprescindible. Si no, entonces, con toda la ironía del mundo, el feminismo solo dará una versión sesgada y en último término falaz de la realidad, la historia, la sociedad…

    PD: Me gustaría añadir que es un placer leer tu blog y que sugiero el tema de la transexualidad y el transgénero porque a veces roza temas fundamentales para el masculinsta.

    Un saludo.

    • Gracias, JRP. Si quieres puedes empezar la conversación sobre la transexualidad a ver hasta dónde nos lleva. Saludos.

    • Sandra dijo:

      Creo que en buena medida estoy de acuerdo con mucho de lo que dice JRP. Concuerdo con esta persona en cuanto a la definición de “ideológico” que hoy tiene el feminismo en grandes masas de la población. Porque actualmente cualquier chica universitaria española te dirá muy convencida que “hay estudios que demuestran que a las mujeres les pagan menos que a los hombres por el mismo trabajo”. Y para demostrar que es algo ideológico sólo basta con preguntarle a esa persona que aporte los datos concretos de alguno de esos “estudios”, así como que explique la metodología de dichos supuestos “estudios”. Naturalmente que el 99’99% de ellas no podría responder a estas preguntas, porque lo anterior es algo en lo que se cree por razón de fe, o en todo caso porque lo han leído en los titulares de alguna “noticia” que sale en los medios de comunicación. Porque los dogmas del feminismo son ya otros tantos factoides incorporados al imaginario colectivo, similares a cosas como “los varones son infieles (y las mujeres no)”, o “los alemanes son trabajadores, y los españoles unos vagos”.
      Es también muy cierto que siendo este blog uno de los referentes actuales en el campo del masculinismo, y siendo el feminismo una teoría que tiene su óptimo ecológico en el medio universitario, asombra que las (y los) feministas que aquí entran para debatir destaquen por su, digamos, mediocridad intelectual, cosa que digo sin querer caer en elitismos. Porque a veces me pregunto cómo es posible que con las centenares de profesoras que viven en España del “género”, luego resulta que ninguna de ellas viene aquí a debatir, y en su defecto son otras personas que están en la mente de cualquiera que siga habitualmente este blog, las que en la práctica, y dado el nivel de sus textos, se convierten en las mejores detractoras del feminismo.
      No obstante, hay algunos párrafos del texto de JRP que me inquietan:

      “El feminismo no pudo ser menos: grandes científicas sociales, antropólogas, filósofas, hacen un estupendo trabajo en las facultades (o de campo) mientras las activistas y “feministas a tiempo parcial” son las que llevan “el cotarro”.”

      Porque no me queda claro si estas “científicas sociales, antropólogas, filósofas” son “grandes” y su trabajo es “estupendo” por razón de su sexo, por razón de que son feministas, por ambos motivos, o por cualquier otra razón. Creo sinceramente que lo de “grandes” y “estupendo” sobra, y que hubiese sido más objetivo señalar que hay un feminismo académico, el cual coexiste con otro feminismo activista de menor perfil intelectual. En cualquier caso todo esto me huele -y pido perdón si me equivoco- al típico discurso exculpatorio del tipo: “las intenciones del marxismo eran buenas, pero luego vino Stalin y lo echó a perder todo”, o “el feminismo inicial buscaba la igualdad, pero luego se ha degenerado”. La realidad es que lo que diferencia a unas y otras es su nivel teórico, y de igual manera que siendo ambos creyentes, no se puede comparar el nivel de un catequista callejero de los Testigos de Jehová con los textos teóricos de Benedicto XVI. No nos engañemos, la típica feminista que regenta una cátedra de género en una universidad española es también una feminista politizada, y no una supuesta “científica social” que vive por y para la investigación pura. Por ejemplo, Celia Amorós, que es la intelectual feminista española más reconocida, no ha tenido problema alguno en mostrar su apoyo a Izquierda Anticapitalista, que es una de las facciones de Podemos (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=77771). O lo que es lo mismo, la sacerdotisa máxima del feminismo académico hispano dando su bendición a los divulgadores del feminismo misándrico de su colega Beatriz Gimeno (https://en.wikipedia.org/wiki/Anticapitalistas) (ipirata80.wordpress.com/2014/05/01/perlas-de-la-feminazi-de-podemos-beatriz-gimeno/).

      • Sandra, dices:

        Porque a veces me pregunto cómo es posible que con las centenares de profesoras que viven en España del “género”, luego resulta que ninguna de ellas viene aquí a debatir, y en su defecto son otras personas que están en la mente de cualquiera que siga habitualmente este blog, las que en la práctica, y dado el nivel de sus textos, se convierten en las mejores detractoras del feminismo.

        Creo que es porque venir aquí a debatir (si saben que existimos) es un escenario en el que tienen poco que ganar y mucho que perder. Si sus argumentos son convincentes sólo han acallado a cuatro “internautas”, pero si los nuestros se imponen pueden perder bastante credibilidad en caso de que el debate se multiplique en otros espacios.

        Sobre el feminismo académico, me gusta el trabajo que hicieron Kay Martin, Barbara Voorhies y Ernestine Friedl. Pero claro, ellas hacen un trabajo que no se distingue mucho del de otros antropólogos no feministas. No recuerdo haber leído en sus textos términos como “patriarcado” o “machismo”, sino que hablaban de procesos lógicos y observaciones de su trabajo de campo. Claro que dentro del feminismo prácticamente nadie las nombra, e imagino que es justamente por eso. Idem con los medios de comunicación. No interesan.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2013/04/05/el-origen-de-la-dominacion-masculina-iii-version-antropologica/

        En el otro extremos tenemos a Coral Herrera, que pese a ser académica tiene un discurso más fundamentado en opiniones y percepciones personales que otra cosa.

        http://haikita.blogspot.com/2015/08/la-masculinidad-patriarcal-y-la.html

        En mi experiencia los mejores feministas académicos son aquellos cuya retórica más se aleja del feminismo.

    • Isidro dijo:

      JRP:
      Ignoro de dónde se saca usted eso de que “la teoría de género, reconociendo “género” como una categoría social transversal es más que respetable a nivel académico”. Si lo que usted quiere es advertirnos de que hay muchos académicos que utilizan con profusión el término “género”, se lo concedo. De hecho, es muy probable que cada día se hable más de “género” y de la teoría de “género” como si de algo probado se tratara. Pero mire usted, las academias no son inmaculados reductos de racionalidad, ni mucho menos. Deberían serlo o intentar serlo, pero no es así. La teoría de “género” no es, en realidad, ninguna teoría científica. Por no tener, no tiene ni el más mínimo respaldo racional. Ni los pobres locos tratados con haloperidol podrían engendrar en sus torturadas mentes un disparate tan sonado como este con que nos fustigan las feministas. Pretender que es cierta la “teoría de género”, o que tiene algún mínimo de verosimilitud, constituye, a estas alturas, un grave insulto a la memoria de David Raimer, el conejillo de indias del doctor Money (y digo Reimer como podría decir muchas otras personas víctimas de la “teoría de género”). No digo, ni por asomo, que esté en el ánimo de usted ofender a nadie, pero sí le diré que cuando se habla de cosas tan delicadas como la identidad sexual de cada cual, no valen las especulaciones ni los deseos particulares, y usted, si desea apartarse de los lugares comunes y dogmas de la corrección política, tan frívolos como abundantes, debe presentar aquí pruebas fehacientes de la bondad de la “teoría de género”. ¿O acaso cree usted que con decir que dicha teoría goza de aceptación académica es suficiente para que aquí comulguemos con ruedas de molino? La infame “teoría de género” no solo jodió la vida Reimer, sino que está jodiendo la vida de miles o millones de personas, pues es la “teoría” en que se basa el feminismo de “género” para destrozar familias a destajo, y es la asfixiante sinrazón que está provocando, como efectos secundarios, el suicidio de miles y miles de varones. Es la “teoría” de que se sirven las feministas para inculcar en la sociedad (hombres incluidos) un odio recalcitrante hacia el hombre. Y es falso que la opinión pública haya desvirtuado torpemente los conceptos académicos de las filósofas del “género”. Si me apura, es al contrario. Los ciudadanos que todavía no están contaminados por las sandeces del “género” hablan de estas cosas con mucha más racionalidad que las santas pontífices del feminismo académico. Una gitana sin escolarizar habla con mucho más sentido de estas cuestiones que Foucault, Judith Butler, Anzaldúa y tantos otros autores adscritos a la locura de la teoría queer.

      ¿Quiere usted debatir con seriedad? Muy bien: cite usted aquí párrafos de los autores y autoras de “género” que le parezcan académicamente respetables. Traíganos aquí, por favor, afirmaciones académicas que, según usted, la opinión pública ha desvirtuado, empobrecido o simplificado y, si le parece bien, las discutimos con pormenor. Algo concreto le pido, señor o señora JRP, algo concreto; porque de generalidades huecas y abstracciones fútiles andamos calados hasta los huesos.

      Saludos.

      • Comprendo por qué estás en desacuerdo con JRP, pero creo que el tono del comentario es innecesariamente agresivo. Quizá no lo sea y se deba a que por escrito se pierden matices, pero me refiero a cosas como “¿Quiere debatir con seriedad?”.

      • Isidro dijo:

        Carlos: Si te parecen agresivas mis palabras, lo siento. Pido disculpas. Quizá a mí me haya pasado en esta ocasión como al gato escaldado: del agua fría huye. Me voy a explicar. A mí el comentario de JRP me parece contradictorio y, además, me recuerda mucho a la retórica de otro comentarista que, finalmente, fue expulsado por manipulador: Kelvin. Si no recuerdo mal, Kelvin se dio a conocer en la entrada “Lo medios que no amaban a los hombres”. Su mensaje estaba cargado de idas y venidas, de zigzagueos continuos: admitía que el hombre estaba siendo tratado con dureza excesiva, pero, al cabo, justificaba esos excesos recordándonos los muchos que el hombre había cometido contra la mujer a lo largo de la historia. En justicia, nos vino a decir Kelvin, la cosa no ha podido ser de otra manera: a un exceso le sucede, inevitablemente, otro exceso. Ahora, JRP, nos dice esto:

        “El problema es que no hay que partir del feminismo sino llegar hasta él, entender por qué el análisis es como es y no de otra manera, si podría ser de otra manera y, una vez cuestionado, si aún parece razonable es, casi sin lugar a dudas, porque alguna base -por muy mínima que sea- tiene.”

        Es decir, al comentarista JRP le parece razonable el feminismo de “género”. ¿A algún masculinista de por aquí le parece razonable el feminismo de “género”?
        Pero lo más curioso del asunto es cuando en la posdata JRP agrega que “es un placer leer tu blog…” Me pregunto cómo es posible que quien cree que la teoría de “género” y el feminismo de “género” son académicamente respetables y razonables, sienta placer de leer un blog como este, que, aunque lo haga con el máximo respeto y escrúpulo, ataca y refuta todos o la mayoría de los dogmas del credo feminista. Porque aunque Carlos utilice el término “género”, lo utiliza con un significado que contradice o niega el significado que las feministas de “género” le dan. Los llamados “roles de género” son, para el feminismo, el resultado de una construcción social/masculina aviesa e interesada que privilegia sistemáticamente al varón y oprime a la mujer. Para Carlos, los “roles de género” son, obviamente, otra cosa muy distinta.

        Otra cosa más. ¿Qué estamos combatiendo aquí: el feminismo o la “ideología” feminista que la opinión pública se ha forjado tras simplificar y desvirtuar el mensaje de las verdaderas feministas? Según se deduce de las palabras de JRP, lo que aquí combatimos es la parte ideológica del feminismo, no las verdaderas ideas del feminismo. Por decirlo con otras palabras: combatimos el “hombre de paja” resultante de ideologizar el feminismo. Combatimos una caricatura del feminismo, no el feminismo genuino y real, no el feminismo “sesudo” y “más que respetable a nivel académico”. Porque la otra posibilidad (que estemos plantando cara al verdadero feminismo) no es posible: nadie que crea razonable el feminismo de “género” sentirá placer en leer un blog que refuta su credo. ¡Vamos, digo yo! Si a JPR le encanta este blog es porque arremetemos contra la farfolla ideológica de feminismo, no contra el feminismo verdadero. Esto es para mí punto menos que ofensivo, pues lo que JRP nos está diciendo es que no conocemos el feminismo real (que es más que respetable en el ámbito académico), sino la cáscara ideológica que la opinión pública ha construido indoctamente. De modo que en vez de combatir el feminismo real, combatimos (según JRP) su caricatura popular. Si hubiésemos leído las fuentes originales, sabríamos que el feminismo está justificado y es racionalmente respetable; pero como no hemos bebido de tales fuentes, caemos en el error de creernos detractores de algo que, en realidad, no conocemos.

        Por último, JRP habla de “salidas de tono” del feminismo. ¿Salidas de tono? Incluso en el caso de que fuera cierto que en este blog tratamos de refutar la retórica ideológica del feminismo y no el respetable e inevitable feminismo original, ¿estamos plantando cara simplemente a “salidas de tono”? Hombre, yo creo que cualquier persona que lea con “placer” estas páginas, comprobará que lo que menos nos preocupa del feminismo (o su caricatura) son sus “salidas de tono”. No, señor o señora JRP, lo que nos preocupa no es tan poca cosa. ¡Ójala todo se redujera a “salidas de tono”! Porque salida de tono significa, diccionario en mano: “dicho destemplado o inconveniente”. Aquí estamos preocupados por cosas de mucho más calado que los dichos destemplados o inconvenientes de las feministas o las “pseudofeministas”. Nos preocupa la funesta indiferencia de las instituciones y de gran parte de la sociedad por el sufrimiento de los varones, y nos preocupa que el feminismo contribuya a aumentar esa indiferencia a base de criminalizar al hombre todo lo que puede, con sevicia misándrica y arrogancia insuperable. Y muchas más cosas. Muchas más, pero no especialmente las “salidas de tono”, salvo por lo que estas representan.

        Lo diré sin tapujos: ignoro de qué cuerda es JRP, pero su mensaje me parece tan confuso y equívoco que sospecho que tras su pseudónimo se esconda otro de esos hábiles manipuladores que de cuando en cuando se dejan caer por aquí. Uno de esos que saben dar una de cal y otra de arena, confunden al lector con ciertas concesiones al masculinista y, finalmente, tras torpedear los debates a base de manipulaciones, dejan al descubierto su verdadera identidad. Si estoy equivocado o no es algo que solo podremos saber si JRP nos aclara, por ejemplo, si en este blog estamos combatiendo el verdadero feminismo o solo la retórica y falaz ideología que la opinión pública se ha forjado torpemente. O cuando nos explique cómo es posible que alguien que cree en la bondad intelectual del feminismo de “género” sienta placer de leer un blog que contradice frontalmente el concepto de “género” del feminismo. O cuando nos diga si a él (o ella) le preocupan –más que las salidas de tono- las gravísimas injusticias que padecen los hombres por el hecho de ser hombres. O cuando nos cite aquí párrafos del feminismo que el entiende académicamente respetable. Mientras estas cuestiones no queden muy claras, pienso que la sospecha es perfectamente lícita. Si estuve agresivo, pido perdón. Lo que no voy a negar es que las palabras de JRP me resultan molestas. Me parecen las de alguien que no habla claro y que oculta más que expresa.

      • Gracias Isidro por la clarificación. Admito que se me pasaron estos aspectos que mencionas. La falta de tiempo (por haber estado volcado en la última entrada publicada) le hace a uno perderse los entresijos de algunos comentarios. Quizá JRP quiera clarificar sobre lo que aquí has señalado.

  13. Anónimo veneciano dijo:

    Una ideología que afirma que es mucho peor dedicarse a ver como tu hijo/a da sus primeros pasos que tragar el polvo de una fundición por narices tiene que estar subvencionada por la Patronal y todas las multinacionales.

  14. Anónimo veneciano dijo:

    El tema de la guerra de SIria a dejado en evidencia lo enraizada que esta la misandria en nuestra sociedad.Una joven puede zancallidear a un anciano y……..
    Sería un absoluto despropósito decir que los refugiados que vienen son “potenciales” yihadistas.
    SIn embargo los varones heterosexuales desde hace tiempo somos potenciales violadores, maltratadores de mujeres y …..homófobos.
    En potencia somos demasiadas cosas y ninguna buena.
    Sospechosos de todo. Esa es la característica principal de un estado totalitario.
    Sospechar de sus ciudadanos . Solo de ellos ya que es a ellos a los que hay que …….controlar.

  15. Rebeca dijo:

    Canada, British Columbia.
    Las chicas obtienen gratis la vacuna contra el virus del papiloma humano, enfermedad de transmisión sexual pero los chicos tienen que pagar entre 300 y 400 $ incluso aunque la vacuna funcione mejor si se vacuna a ambos antes de la pubertad. Los chicos gays tampoco tienen que pagar.
    http://news.nationalpost.com/full-comment/girls-get-free-hp-vaccine-boys-have-to-pay-and-other-reasons-to-fear-for-humanity

    • Gracias por el dato Rebeca.

      He leído que esto ocurre en otros países también. La lógica aplicada para vacunar sólo a las mujeres y a los chicos homosexuales era la siguiente:

      -Sólo se transmite por contacto sexual: si vacunas a la mitad (mujeres y chicos homosexuales) no hace falta vacunar a la otra mitad
      -A las mujeres el papiloma les causaba cáncer cervical y a los hombres no

      El problema claro es en sociedades con un flujo constante de inmigrantes los chicos que tengan relaciones con mujeres extranjeras (o que viajen al extranjero) quedan expuestos. Además de que se están descubriendo otros efectos para los chicos que antes se desconocían.

      La discriminación no era en origen sexista, pero es hora ya de vacunar a todo el mundo.

      • Sandra dijo:

        “A las mujeres el papiloma les causaba cáncer cervical y a los hombres no” (Carlos Rodríguez)

        Naturalmente que a los hombres no les causa cáncer cervical, por la misma razón que las mujeres no suelen padecer cáncer de testículo…. Bromas aparte, entiendo que has redactado de forma apresurada, y que tu intención era decir que las mujeres es el colectivo que más padece por ese virus. En cualquier caso, y aunque cuantitativamente sean menos frecuentes, sí es cierto que los hombres pueden padecer otros tipos de cáncer (de garganta o de pene) por dicho virus.

        “La discriminación no era en origen sexista, pero es hora ya de vacunar a todo el mundo.” (Carlos Rodríguez)

        Carlos, hay enfermedades que, como la gripe, se cogen lo queramos o no, e independientemente de los hábitos de vida que tengamos. Pero el virus del papiloma humano se transmite por contacto sexual, y las posibilidades de contraerlo dependerá de la mayor o menor promiscuidad sexual que tenga cada persona, así como de las precauciones que la misma pueda tomar para evitar las enfermedades de transmisión sexual. Si estuviese probado que la vacuna contra el virus del papiloma humano no produce reacción adversa alguna, yo estaría a favor de que se vacunase a todo el mundo, pero lo cierto es que hay muchos testimonios en el sentido de que puede provocar secuelas, incluso muertes:
        http://www.lagranepoca.com/ciencia-y-tecnologia/noticias/9387-mas-pruebas-cientificas-alertan-severos-riesgos-de-vacuna-del-virus-papiloma-humano.html
        http://www.arsenalterapeutico.com/2015/08/27/espacio-para-la-autocritica-politicas-de-salud-y-vacuna-vph/
        Con esos precedentes yo me apunto al “que se vacune el que quiera”, porque aquello de que “es hora ya de vacunar a todo el mundo”, incluso a los que no tienen conductas de riesgo, me suena bastante totalitario, además de ser algo así como matar mosquitos a cañonazos.

  16. Rebeca dijo:

    “Los soldados de EE.UU., obligados a ignorar los abusos sexuales de niños por las milicias afganas”
    En este caso son otros hombres, los que se lo hacen a otros varoncitos y es por lo que importa poco o mejor dicho nada.
    Al parecer, estos varoncitos no necesitan un “Plan por ser niños (varones)” ¿acaso no les basta con ser hombres?
    http://actualidad.rt.com/actualidad/186460-soldados-eeuu-deben-ignorar-abusos-afganistan

  17. Scrotus dijo:

    Gracias por la información y también por la crítica constructiva de Sandra. Efectivamente, en el feminismo y entre prostitutos hay de todo, pero como en otros colectivos suele destacar una facción mientras las demás punto en boca, voluntaria o involuntariamente.
    Hago caso al moderador y dejo ya el tema este, espero que le dediqueis algún post en el futuro, alejado del habitual binomio morbo/moralina. Saludos.

  18. Pingback: La discriminación masculina en 41 memes (con fuentes) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  19. Babel dijo:

    Carlos, suscribo palabra por palabra lo dicho por Isidro. Te dije que gracias a tu excelente labor ibas a atraer a buenos manipuladores, y me parece a mí que estamos ante otro igual que Kelvin (o incluso el propio Kelvin con otro nick, que la gente que busca promover una agenda es muy pesada).
    La gente feminista al final acaba enseñando la patita, como le ocurrió a Kelvin o a una debatiente menos hábil llamada Anaconda que nos insultó y la expulsaste.
    De momento son sólo manipuladores sueltos, pero creo que acabarán viniendo en manada si las cosas en tu blog siguen yendo bien.

  20. L.K. dijo:

    Lo que no quiero es que se diga que me invento cosas, por eso pongo un enlace para hacer una recoplicacion. El articulo es muy, muy significativo:
    HOMBRES CONTRA EL MACHISMO
    http://www.hoy.es/20081026/sociedad/hombres-contra-machismo-20081026.html
    En dicho articulo se dice:
    “El movimiento masculino por la igualdad y contra la violencia de género respalda la lucha feminista con una cadena de encuentros y movilizaciones”
    Hablamos de esos hombres que asi mismos se llaman “igualitarios”, del pelo de los que van a van a Irun y a Hondarribia a desfilar con sus amigas feministas y a llamar retrogrados, machistas y paletos a todos los habitantes de dichos pueblos que prefieren el desfile tradicional.
    Los mismos hombres a los que les parece magnifico que sea una mujer ministro de defensa pero que al Servicio Militar Obligatorio solo vayan los hombres. Otros hombres, evidentemente, pero ellos no.
    Esos hombres “igualitarios” lo dicen perfectamente:
    “Desde esa plataforma de grupos y varones antimachistas, Mariano Nieto apunta que tal compromiso exige un trabajo de por vida porque el machismo «es una especie de adicción que nos meten a los hombres y no se cambia en un día: en cuanto te descuidas, aflora en el momento menos pensado».
    Según dichos hombres el problema es que el varón hispano es muy machista. Lo dicen así literalmente:
    “Y también son cada vez más los que, como remarca el secretario del Grupo Prometeo, Enrique Díez Gutiérrez, «estamos cansados del macho hispánico» que tiene que ir seduciendo y plantando cara”
    O sea que para ese grupo de “modernos igualitarios” no hay nada peor que el macho hispano y el modelo de familia española.
    Lo dicen literalmente:
    “Creemos en otro tipo de sociedad», recalca, y «tenemos que romper con la masculinidad hegemónica» para «buscar un espacio común de diálogo y aprendizaje» con las mujeres y el movimiento feminista”.
    Recopilemos para decir que hay detrás de toda esa ideología:
    a) No importan ni los hombres, ni los ancianos, ni los niños maltratados o asesinados por las madres o esposas
    b) Solo importan las víctimas de la violencia conyugal si el agresor es ….varón.
    c) Esas agresiones de mujeres son debidas al carácter machista y violento del hombre español.
    d) Hay que cambiar y transformar por tanto al hombre español como a la familia española.
    e) Hay que reeducarle y reciclarle para que asuma un divorcio en las condiciones que se están vendiendo.
    f) Según el feminismo el modelo a seguir es el de los países “civilizado” y mo machistas donde rigen unos modelos familiares y de masculinidad mucho mejores que los españoles, griegos, portugueses, italianos, latinos o católicos en general. De los modelos de familia magrebíes, africanos o rumanos, eslavos o musulmanes mejor ni ….hablar cuando el bueno es el protestante o laico.
    g) Sucesos como los de Oregón no importan. Tampoco importa que alguien dispare al azar y mate a desconocidos y desconocidas.
    h) Lo realmente ANORMAL y patológico para esos feministos y las feministas es que alguien AGREDA a la persona con quien convive todos los días, que casualmente también suele ser la que le toca la moral.
    i) Forzosamente esa agresión tiene que obedecer a las influencias de la cultura machista y retrogada hispánica por ser muy violenta.Otro tanto ocurre si la agresión ocurre en un país no protestante o ….en Portugal.
    j) En el futbol los mas educados por supuestos los “ingleses”. Alli no hay hooligans ni nada por el estilo, son mitos del marca y de los periódicos deportivos.
    k) La conclusión lógica de feministas como Cristina Almeida o Cristina Alberdi y sus hermanas que tanto han trabajado para el divorcio y que los varones vayan al destierro y el exilio es que las mujeres deben divorciarse de los machos españoles pero que Cataluna no debe divorciarse de España.
    l) Según dichas feministas, de España son solo horrorosos los españoles, no las españolas. Hablamos por tanto SOLO de la mitad de la población.
    m) El varon proletario por supuesto es chusma, plebe. Pura y dura carne de cañón. Hombres que lo que merecen para ser reeducados es un buen sistema penitenciario que aloje a todo lo que huela a…..latino, católico, hispano o español.

  21. Pingback: La discriminación masculina en 41 memes (con fuentes) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  22. Pingback: El abuso sexual a varones en Camboya y la narrativa que lo mantiene invisible | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  23. Pingback: La discriminación masculina en 51 memes (con fuentes) | La Matrix Holografica

  24. jandro dijo:

    Creo que diste en el clavo en este artículo. La violencia es violencia para todos.Casi somos criminales por llevar la “escopeta” entre las piernas. Ojala las cosas cambien. Ojala todo el mundo abra los ojos.

  25. Pingback: Los hombres deberían expresar sus sentimientos y hablar de sus problemas… o mejor no | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  26. Pingback: “Mas isto é causado por outros homens…” por Carlos Rodríguez – Pobretano

  27. Pingback: Anatomía de una conversación sobre problemas masculinos, o por qué ya sólo permito comentar los 51 memes en la bitácora | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s