Razones para abandonar los términos “patriarcado” y “machismo” (con 10 ejemplos)

Actualización 08/29/15. Como mucha gente ha criticado el artículo sin leer hasta el final, he decidido cambiar de lugar lo dicho allí y ponerlo al principio. Veamos:

En esta entrada he rechazado utilizar la palabra “patriarcado” para definir un sistema de valores de que oprime a las mujeres en beneficio de los hombres. Sin embargo, sí considero adecuado el término para definir el papel desempeñado por ciertos líderes religiosos, o para referirse a un sistema de organización familiar centrado en el padre que es apoyado por la ley.

Del mismo modo, “machismo” considero que puede ser utilizado para hablar de actitudes de superioridad o desprecio hacia la mujer, pero no lo considero acertado para describir sistemas de valores que también discriminan al hombre y son apoyados por ambos sexos, pues deposita toda la culpa en el varón e invisibiliza el papel de la mujer en su construcción. Papel que examinaremos en el artículo con algunos ejemplos.

Y ahora sí, comienza el artículo.

Uno de los comentarios más frecuentes que he recibido en el artículo “La discriminación masculina en 31 memes“, ha sido que el sufrimiento del varón se debe al patriarcado y al machismo, o a los valores machistas y patriarcales. En esta entrada explicaré por qué no considero apropiado utilizar dicha terminología, y por qué conceptos como “sistema de género” o “sexismo” son más correctos, además de conciliadores.

El argumento principal que voy a sustentar con fuentes y ejemplos es que tanto hombres como mujeres comparten los mismos valores a un nivel prácticamente idéntico y además la mujer juega un papel crucial en la transmisión de dichos valores a los hijos. Después abordaremos el tema del poder masculino, como ya lo hice en el apartado de “Contraargumentos” de la entrada anterior. Utilizar términos como machismo o patriarcado depositan toda la responsabilidad en el varón (o al menos, la mayor parte), y teniendo en cuenta los datos y ejemplos que voy a presentar, veremos que es a todas luces injusto.

Sin más dilación procedo a justificar por qué los valores de hombres y mujeres no son tan diferentes como para justificar los términos “patriarcado” o “machismo”.

EJEMPLO 1: INDIA

En esta tabla, extraída de un artículo de BBC sobre violencia doméstica en India, podemos ver los resultados de una encuesta donde se preguntó a hombres y mujeres del país si la violencia contra la mujer era justificable en determinados escenarios. Las mujeres superaron a los varones en respuestas afirmativas en todas las categorías.

India Domestic Violence AttitudesEJEMPLO 2. ESPAÑA

Estas tablas provienen del estudio Percepción de la violencia de género por la adolescencia y la juventud (p. 49). En ella se preguntó a chicos y chicas sobre los comportamientos adecuados o no en las relaciones de pareja, y como podrán ver, los resultados fueron prácticamente idénticos.

Resultados 1Resultados 2

EJEMPLO 3. ESTADOS UNIDOS

Aquí les muestro una encuesta de Gallup de 2011 sobre el aborto en Estados Unidos. Una vez más, comprobarán que los resultados son casi idénticos. Si bien las mujeres superan en cinco puntos a los hombres en la categoría “legal en cualquier circunstancia”, también los superan con la misma cantidad de puntos en la categoría “ilegal en cualquier circunstancia”.

Aborto en Estados Unidos

EJEMPLO 4. OTRAS REGIONES

Estos gráficos pertenecen al estudio de Unicef Hidden in Plain Sight (p. 151). Muestran nuevamente que las mujeres justifican la violencia hacia la mujer en mayor proporción que los hombres en la mayor parte del mundo.

Unicef justificaciones 1Unicef justificaciones 2

Esto no significa, obviamente, que la violencia en la pareja excluya al varón, como podemos ver en este otro gráfico del mismo documento (p. 144), donde de hecho los chicos documentan más incidentes de violencia a manos de sus parejas. Lo que ocurre es que rara vez se pregunta específicamente sobre lo justificable o no de ejercer la violencia contra el varón.

Unicef justificaciones 3

EJEMPLO 5. EL LUGAR DE LOS HOMBRES EN LA GUERRA

Fotografía: Manifestación de adhesión al pueblo madrileño, formada por mujeres valencianas, el 1 de noviembre de 1936. ARCHIVO ABC

Guerra Civil Espana los hombres al frente

Aquí podemos ver que no sólo los hombres consideraban que la guerra era su lugar, sino que las mujeres también apoyaban esta idea.

Como imagino que una sola fotografía no se va a considerar prueba suficiente, recomiendo leer el artículo “La incitadora: el papel de la mujer en la guerra y las deudas de sangre”, donde presento múltiples ejemplos sustentados con fuentes externas, además de estudios que muestran la preferencia femenina por el varón guerrero y otros artículos de interés.

EJEMPLO 6. MUJER Y RELIGIÓN

En su obra El sometimiento de la mujer John Stuart Mill señaló:

Las mujeres concurrieron poderosamente a difundir entre los conquistadores bárbaros la religión cristiana, religión mucho más favorable a la mujer que todas cuantas la habían precedido. Puede decirse que las mujeres de Edelberto y de Clodoveo fueron las iniciadoras de la conversión de los anglo-sajones y de los francos.

Si realmente el cristianismo era mejor que otras religiones para la mujer es un tema que no pertenece a esta discusión. Mi objetivo es señalar la contribución femenina en este sentido. También hubo episodios históricos donde las mujeres defendieron activamente la religión cristiana, como en el caso de la Guerra de los Cristeros (también tratada en esta página). Actualmente en Estados Unidos un 27% de los hombres se considera sin afiliación religiosa, frente a un 19% de las mujeres.

Vaya por delante que soy ateo, y es imposible determinar si este episodio de la Biblia ocurrió o no, pero desde luego muestra la percepción masculina del poder femenino y su influencia en la crianza de los hijos. En Nehemías 13:23-27 podemos leer:

23 Vi también en aquellos días a judíos que se habían casado con mujeres asdoditas, amonitas y moabitas. 24 De sus hijos, la mitad hablaban la lengua de Asdod, y ninguno de ellos podía hablar la lengua de Judá, sino la lengua de su propio pueblo. 25 Y contendí con ellos y los maldije, herí a algunos de ellos y les arranqué el cabello, y les hice jurar por Dios, diciendo: No daréis vuestras hijas a sus hijos; tampoco tomaréis de sus hijas para vuestros hijos ni para vosotros mismos. 26 ¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Sin embargo, entre tantas naciones no hubo rey como él, y era amado por su Dios, y Dios le había hecho rey sobre todo Israel; pero aún a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras.

Resumiendo, en tiempos de Nehemías parece que había judíos casados con mujeres extranjeras. Imagino que serían más de unos pocos, o el problema no habría sido recogido en la Biblia. Resulta interesante comprobar, sin embargo, que pese a la posición del padre como cabeza de familia en la tradición judía (y la autoridad que conlleva), sus esposas extranjeras tuvieron tal influencia que impusieran su lengua y su cultura a los hijos. El papel de la mujer en la transmisión de valores a la siguiente generación es de una indudable importancia.

EJEMPLO 8. HOMBRES Y SUFRAGIO FEMENINO

En esta foto de 1911 podemos ver a hombres desfilando en las calles de Nueva York para pedir el sufragio femenino.

MenSuffrageMarch

La Liga Nacional de Hombres por el Sufragio Femenino tuvo hasta 20.000 miembros, aunque desde luego hubo muchos más partidarios fuera de ella. Cito del artículo perteneciente al Museo Nacional de Historia de la Mujer:

Entre la década de 1910 y 1920, los legisladores varones acordaron medidas para implementar el sufragio femenino en los Estados. Millones de votantes varones votaron para aprobar dichas medidas. Los sindicalistas en particular, eran con frecuencia partidarios del sufragio femenino.

Al mismo tiempo, la Asociación Nacional contra el Sufragio Femenino, contaba con unas 41.000 mujeres opuestas al voto femenino (p. 3), y se cree que pudo llegar hasta las 600.000, aunque esta última cifra parece un tanto exagerada.

EJEMPLO 9. VOTANTES DEL PARTIDO NAZI

Helen L. Boak en su artículo “Our Last Hope: Women’s Votes for Hitler” (Nuestra última esperanza: los votos de las mujeres para Hitler), publicado por la revista German Studies Review, explora el voto femenino a este partido. Sus investigaciones prueban que hubo más mujeres que dieron su voto a este grupo que hombres. Esto no era muy difícil puesto que había más mujeres que hombres en Alemania, pero cuando se observan los votos en proporción a la población, encontramos que el porcentaje de hombres y mujeres que votaron al partido nazi era muy similar (p. 296-297), con una ligera superioridad femenina.

Helen L. Boak explica la razón (el subrayado es mío):

Hemos visto que el partido nazi había ganado proporcionalmente más apoyo entre las mujeres que entre los hombres desde 1928 en adelante, no por un esfuerzo concertado de su parte ni por el carisma de su líder, ni [tampoco] por un elemento particular de su propaganda. Las mujeres escogieron votar al partido nazi por las mismas razones que los hombres escogieron votar por el [mismo] partido: por propio interés, por la creencia de que el partido era el que mejor representaba su idea de cómo debería ser la sociedad alemana, incluso cuando podían no estar de acuerdo con el partido en temas particulares (p. 303).

Para bien o para mal (en este caso, para mal), hombres y mujeres no eran tan diferentes.

EJEMPLO 10. LOS ASESINATOS DE HONOR Y EL HOMBRE COMO EJECUTOR

Cuando hablamos de que el hombre es casi siempre el agresor, tendemos a perder de vista cómo muchas veces el hombre ejerce la violencia no necesariamente por iniciativa propia, sino como ejecutor de una orden o un código moral aprobado por la comunidad. Tenemos un ejemplo en la historia de los hombres keniatas circuncidados a la fuerza. Sus esposas exigieron que fueran cortados y los hombres de la comunidad ejecutaron esa atrocidad.

También dediqué un artículo a la instrumentalización de la violencia masculina por parte de la mujer en la Historia (tengo dos más pendientes), incluyendo la guerra. Sin ir más lejos, en el genocidio ruandés Pauline Nyiramasuhuko ordenó la violación de mujeres y niñas. Los hombres ejecutaron, pero la orden fue de una mujer.

Con esto no quiero que se me malinterprete: no estoy diciendo que toda violencia masculina tenga que ver con las mujeres. No faltan hombres que cometen actos violentos sin que nadie les apremie. Lo que intento decir aquí es que no perdamos de vista que el hombre muchas veces es el ejecutor, pero no iniciador de la violencia, porque ése ha sido su papel a lo largo de la Historia debido a su mayor fortaleza y al no experimentar el embarazo o la lactancia (físicamente hablando).

Pasando a un ejemplo más reciente, en India dos madres musulmanas se ayudaron entre sí para matar a sus respectivas hijas por haberse relacionado románticamente con hindúes (una tercera mujer les ayudó). Tras la condena dijeron:

Las matamos porque trajeron vergüenza a la familia. ¿Cómo podían haberse involucrado con Hindúes? Merecían morir. No sentimos remordimiento.

Si ellas salieron en las noticias por asesinar a sus hijas, es porque eran viudas y aparentemente sin hijos varones. De lo contrario, es más que probable que el marido o el hijo hubiera cometido el crimen, porque ése es “su papel”. Como no había un varón a mano, sin embargo, estas mujeres se involucraron personalmente como guardianas de la moral para restaurar el “honor” familiar.

Desde luego los musulmanes no son los únicos: en otra noticia encontramos a una chica hindú que murió asesinada por su madre y su abuela por “deshonrar” a la familia involucrándose con un hombre de otra casta.

En las enemistades femeninas también hubo mujeres que propagaron rumores de índole sexual sobre otras para que los hombres “hicieran algo”, como también ocurrió con la caza de brujas, sobre la que hablé en el pasado.

Los varones, por su parte, experimentan la contrapartida de los asesinatos de honor en las deudas de sangre, tema del que pueden informarse más siguiendo el hipervínculo.

Concluyendo, pensar que las mujeres desaprobaban al brazo ejecutor de la opresión masculina (y femenina) más que los hombres es una afirmación basada en la creencia de que las mujeres son naturalmente más bondadosas y justas que los hombres, algo que muchos no se atreven a decir abiertamente porque sería sexista, pero de lo que parecen estar convencidos de forma consciente o inconsciente.

SOBRE EL PODER MASCULINO

En este punto alguien argüirá que el hombre tiene más responsabilidad por haber estado en el poder con más frecuencia, pero no contamos con ejemplos históricos de que las mujeres reinantes o gobernantes hayan hecho las cosas de forma diferente. Al fin y al cabo se trata de los valores, no del sexo, y en lo primero se diferenciaban poco. De todas formas vuelvo a repetir del artículo anterior un punto que me parece fundamental en cuanto al poder masculino:

Recordemos que en 2004 un presidente tan beligerante como George Bush fue reelegido con un electorado mayoritariamente femenino. El poder del ciudadano de a pie para influir en la política de un país suele ser el mismo que el de la mujer: votar. En la mayoría de los países las mujeres superan la mitad de la población, y por ende tienden a ser mayoría en el electorado. Si hablamos ya de dictaduras, el hombre (o mujer) de a pie tiene incluso menos posibilidades de influir en la política.

En resumen: el hombre corriente no tiene más poder para cambiar la política de un país que la mujer corriente, y es injusto acusarlo de lo contrario.

CONCLUSIONES

Como pueden comprobar, mi rechazo por los términos “machismo” y “patriarcado” se encuentra justificada. Puede que no estén de acuerdo, pero espero que al menos comprendan que no se trata de una opinión que he tomado a la ligera. Por supuesto hay otros argumentos que también se podrían presentar, como por ejemplo el hecho de que la palabra “patriarcado” significa “el gobierno de los padres”, y en la mayoría de los países industrializados los hombres pierden rutinariamente la custodia de los hijos, además de que la figura del padre se encuentra bastante desprestigiada. Patriarcado puede ser un término útil para hablar de un sistema de organización familiar, pero ese tema lo dejo para una futura entrada.

En cualquier caso, si están de acuerdo conmigo en que hombres y mujeres por lo general comparten los mismos valores, ¿por qué emplear palabras que sólo apuntan hacia los hombres y terminan alienándolos cuando se podrían utilizar otras alternativas? Personalmente estoy convencido de que “sistema de género”, o “tradicionalismo” (en lugar de patriarcado) y “sexismo” (en lugar de machismo) constituyen una elección más correcta, justa y conciliadora. La elección de palabras es importante, porque considero que quien usa términos que sólo señalan al varón como único responsable de los valores de género, ignora la contribución femenina al fenómeno, provocando que se minimice o descarte el sufrimiento masculino, pues al fin y al cabo estos valores de género “los crearon ellos, y sólo ellos”.

Esta entrada fue publicada en Feminismo, General, Historia, Masculinidad, Patriarcado, Poder femenino, Relaciones de poder, Roles de género, Tradicionalismo, Violencia de género, Violencia doméstica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

214 respuestas a Razones para abandonar los términos “patriarcado” y “machismo” (con 10 ejemplos)

  1. Hugo dijo:

    Creo que acabo de entender algo. En el fondo las feministas tienen mucho miedo. ¿Por qué no abandonan esos términos totalmente sexistas como “patriarcado” y “machismo”? Es posible que para conservar sus privilegios, por costumbre, porque piensan que es mejor tener un discurso agresivo, en algunos casos puede que odien a los hombres… pero en el fondo, para las que realmente creen que existe un Patriarcado oprimiéndolas, tienen miedo de ser objetivas y reconocer lo injusto y desmedido de su discurso porque piensan que de alguna forma el “malvado patriarcado” se las arreglaría para sacarle los privilegios y derechos que han conseguido, pero principalmente, porque perderían protagonismo y épica. Crearon un monstruo (que en mi opinión no existe) y se acostumbraron a luchar… tienen miedo de que si dejan de luchar ese mounstruo inexistente les saque lo que consiguieron, y también miedo al vacío de tener que hacer algo con sus vidas que no esté justificado por una lucha épica y un sentido visceral de pertenencia a un colectivo.

    Tienen que seguir luchando y no van a parar mientras su discurso sea una necesidad emocional. En el fondo, sienten que no podrían arreglárselas solas sin un colectivo violento y sexista. Lo que no habla muy bien de su idea de igualdad. El feminismo ve a la misma mujer como un ser inferior al que debe proteger.

    • Anónimo dijo:

      INCREIBLE ESTIMADO, ME PONGO DE PIE ANTE TU COMENTARIO

    • Aliencita dijo:

      ¿Por qué comúnmente se suele que interpretar que el feminismo va en contra de los hombres en sí? Sí, me considero feminista. Sí, reconozco abiertamente que el sexismo afecta tanto a hombres como a mujeres. No, no me había detenido a pensar en las implicaciones que pueden tener dos palabras tan cotidianas en el discurso feminista. Sí, me parece justo reflexionarlo. Y me gustaría que la apertura que tengo hacia la defensa de los derechos de los hombres fuera la misma que encuentre por parte de los hombres hacia los derechos de las mujeres. No tengo miedo de nada, solo me parece cansado seguir encontrando a tantas personas que creen que todos los feminismos nacen de la misandria o de la victimización. ¿Por qué la necesidad de seguir plagando las redes de estereotipos sobre los feminismos? Hablar de un feminismo único y heterogéneo, además de llamarle «colectivo violento y sexista», tampoco habla muy bien de la idea que puede tener alguien sobre la empatía.

      Me parece esta una opinión cegada por estereotipos, y a pesar de ello sería incapaz de afirmar que «el masculinismo es un colectivo que fomenta estereotipos sobre el feminismo». Recordemos que puede haber tantos masculinismos y feminismos como hombres y mujeres hay.

      ¡Baipiiiis! (Para que se diga que todas las feministas se despiden como retardadas).

      • Bienvenida, Aliencita.

        Entendemos que el feminismo no es monolítico, pero su corriente dominante tanto en los medios de comunicación como en la política tiene un componente claramente antimasculino. Cuando hablamos de feminismo nos referimos a éste.

        Para ver por qué se percibe así recomiendo visitar esta entrada sobre la discriminación del hombre en las políticas microfinancieras basándose en estereotipos negativos de los hombres.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2014/08/09/microcreditos-para-sacar-a-las-mujeres-de-la-pobreza-y-justificaciones-para-excluir-a-los-hombres/

        También dejo abajo otros ejemplos que ya mencioné en el blog:

        Cuando en el Reino Unido el parlamentario Philip Davies propuso que el 19 de noviembre se hablara sobre problemas específicamente masculinos durante la sesión, la feminista y también parlamentaria Jess Phillips se opuso afirmando que la idea era “de risa”.

        Por otra parte, en Estados Unidos, la propuesta de Dr. Warren Farrell de crear el Comité de la Casa Blanca para Hombres y Niños con el fin de estudiar los problemas de los varones fue rechazada bajo el pretexto de que drenaría recursos del ya existente Comité de la Casa Blanca para Mujeres y Niñas (White House Council on Girls and Women). Porque aunque existan innumerables instituciones gubernamentales y privadas tanto a nivel nacional como internacional para ocuparse de los problemas de las mujeres, que pudiera haber una sola para hombres era ya ceder demasiado.

        Finalmente, el gobierno Canadiense aprobó un plan para acoger a los refugiados sirios que excluía a los hombres sin familia por miedo a que fueran terroristas, abandonándolos a su suerte. Todo esto pese a que el 34% de los ataques jihadistas son cometidos por mujeres y también hay parejas jihadistas. Pues bien, el primero ministro canadiense, Justin Trudeau, cuyo gobierno implementó la medida, se declara a sí mismo feminista y “orgulloso de serlo”.

        Todas las fuentes que sustentan estos puntos puede encontrarlas en el contraargumento 13 de esta entrada:

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/09/23/la-discriminacion-masculina-en-41-memes-con-fuentes/

      • Murphy dijo:

        En el único lugar en el que aparecen las palabras “colectivo violento y sexista” es en el comentario de Hugo. Y lo hace en el sentido contrario al que Aliencita lo hace. Hugo dice que las feministas pintan a los hombres como un “colectivo violento y sexista” para tener una épica sin la que no pueden vivir. Aliencita dice que alguien ha llamado a las feministas “colectivo violento y sexista”. Al revés.

      • Hugo dijo:

        Hola aliencita,

        “el sexismo afecta tanto a hombres como a mujeres”

        ” derechos de los hombres”

        “derechos de las mujeres”

        ¿No es horrible todo esto? ¿cómo pueden vivir así?

        Yo no quiero derechos del varón ni derechos de la mujer. Quiero derechos de las personas. Punto. Todos somos personas. La igualdad ante la ley es la única posible y la única alcanzable. Cualquier ley, norma o movimiento que tenga la palabra “varón” o “mujer” es sexista por definición, y segregacionista en la práctica. Lo que promueve el feminismo, en la práctica, es enfrentamiento y desconfianza constante entre los sexos.

      • Anónimo dijo:

        Como hombre, me encanta encanta tu comentario👍

      • Hugo, pienso exactamente igual que tu. A eso se le llama “Igualdad” y los corrientes que lo defienden son el “igualitarismo”. Hay feminismo igualitario? Sí. Pero la misma palabra “feminismo” es sexista, sea o no su significado sexista. No me parece un buen principio.

    • Jonatan dijo:

      Para poder hablar de no sexismo, en el cual también está el enfoque hacia las personas pero desde sus sexos, tenés que abandonar el fem… TAL COMO CARLOS TIENE QUE ABANDONAR EL MASCU, y es en eso en lo único que difiero con Carlos. Se considera MASCUlinista, hace lo mismo que la FEMinista. Eso alberga la ideología de enfoque al sexo.

      • Cuando hablo de masculinismo no significa que sólo me importe un sexo, sino que invierto mi tiempo en los problemas de uno (el hombre) porque el otro ya está siendo tratado por ONGs, medios de comunicación, partidos políticos, departamentos universitarios, organizaciones nacionales e internacionales. No puedo decir que me dedico a los dos por igual porque no sería cierto.

    • Margarito dijo:

      Entiendo que el comentario y el artículo es muy viejo, pero la parte que citaré me recordó inevitablemente a una frase de un buen (y conocido) filósofo, y simplemente “quería hacer parte de algo tan bello”. Tanto de manera argumentativa como expresiva.

      El apartado específico que señalo (en que simplemente lo veo más notorio, aunque creo que se evidencia en todo el comentario) es la siguiente:

      “Crearon un monstruo (que en mi opinión no existe) y se acostumbraron a luchar… tienen miedo de que si dejan de luchar ese mounstruo inexistente les saque lo que consiguieron, y también miedo al vacío de tener que hacer algo con sus vidas que no esté justificado por una lucha épica y un sentido visceral de pertenencia a un colectivo”.

      Y la frase es la siguiente: http://akifrases.com/frase/123788.

      Espero seguir ilustrándome tan maravillosamente como lo he hecho hoy leyendo el par de artículos que he leído desde que descubrí la web hace un par de horas.

  2. Miridelosbosques dijo:

    Hay memes con los cuales no estoy de acuerdo. O más bien no estoy de acuerdo con que se considere que son la consecuencia de una discriminación hacia el hombre, sino hacia la mujer. Por ejemplo, si para la guerra se reclutan más hombres que mujeres en muchos países, no es porque se pretenda hacer un favor a las mujeres, que en muchos casos se quedan sin armas en sus poblados, completamente desprotegidas ante un ejército o guerrilla armada que las acabará violando y mutilado. Si no las reclutan a menudo es simplemente porque se considera que son débiles y “no valen”, y eso no es más que discriminación hacia ellas. No en todas partes las mujeres pueden tomar parte activa en el mundo bélico, y en los países donde sí se puede a menudo sufren descalificaciones continuas dentro de su propio ejército. Para que te hagas una idea, hace unos años, practicaba artes marciales y era muy buena. Al acabar la carrera unos compañeros y yo decidimos pedir plaza en la escuela Shaolin en China. A ellos los cogieron, pero no admiten chicas. Y no era por la maternidad ni la lactancia ni nada. Era soltera, y 12 años después sigo siéndolo y sin hijos. Simplemente me dieron a entender que las chicas “no valen”. Y eso para mí no tiene mucho de discriminación positiva.
    Por otra parte, como profesora te puedo dar mi perspectiva del fracaso escolar. La mayoría de las niñas son conscientes de que hay muy poco trabajo no cualificado donde vayan a poder encontrar salidas laborales si no estudian, y la alternativa de depender de su marido cada vez les atrae menos. Y es que el futuro laboral de una mujer sin estudios se reduce prácticamente al sector de la limpieza y cuidados, o a algún trabajo de cara al púbico donde explotar un físico bonito sólo si lo tienen, y sólo mientras lo tengan. Muchos chicos, sin embargo, no padecen por sus alternativas laborales, puesto que durante muchos años ha habido trabajo de sobra en la construcción (que es un sector muy amplio), o como mozo de almacén, transportista, etc. Por supuesto que estos últimos trabajos también los puede realizar una mujer en teoría. Pero lo tienen muy complicado para que el empresario piense lo mismo y las contrate. De estudiante yo misma buscaba trabajo los veranos, y jamás pude trabajar en una obra, pese a ser una chica muy grande, más fuerte que muchos chicos de mi edad (entrenaba muy duro en artes marciales, como ya te he dicho). Y no fue por no insistir, te lo aseguro.
    Por último, que las propias mujeres acepten un sistema patriarcal no quiere decir que el sistema no sea patriarcal, de la misma manera que el hecho de que una persona acepte que su pareja le maltrate no implica que deje de ser una situación de maltrato. Será maltrato consentido, pero es maltrato. Que la sociedad de hoy día es patriarcal es incuestionable. Cierto que también es incuestionable que buena parte de las mujeres, bien sea por educación o tradición, están dando soporte a ese sistema. Pero no por eso deja de ser patriarcal. Patriarcado consentido, si quieres. Pero patriarcado. La educación de las personas tiene un peso muy grande en su manera de pensar, y quien ha sido educado en el patriarcado ve ese sistema como “lo normal” y “lo deseable” porque es lo que conoce. Pero eso no lo convierte en un sistema igualitario. Que las mujeres indias aprueben que su marido les pegue en mayor proporción que los hombres no me hace pensar que no exista un sistema patriarcal. Más bien al contrario: cuando las propias mujeres justifican que se les castigue, es que el patriarcado es realmente preocupante y está arraigado en lo más profundo de esa cultura. Me resisto a pensar que las mujeres indias disfruten del maltrato. Si lo justifican es porque de verdad se sienten una posesión de su marido. ¿Qué clase de educación están recibiendo?
    Al final la educación lo es todo. Y mientras no haya una generación entera educada en igualdad (y aún no la está habiendo, sólo tienes que escuchar un poco de reggaetón del que escuchan los jóvenes en el que las mujeres son mercancía para el uso y disfrute del hombre) no se va a acabar el sistema patriarcal.
    Saludos.
    Miri

    • Bienvenida, Miri.

      En el caso del servicio militar, los memes que he señalado (Colombia, Ucrania, Lituania) hablan de un servicio militar obligatorio. Esta última palabra es clave, y por eso sí es discriminación masculina, se haga por la razón que se haga. No podemos comparar la prohibición de alguien de no ir a la guerra con la obligatoriedad de ir a la misma. Además, esta prohibición nunca fue total. Cuando se trataba de defensas de castillos o plazas fuertes, a las mujeres no se les ha prohibido que ayudaran. Puedo dar ejemplos si lo requieres.

      Cuando dices que eso se debe a que se considera a la mujer más débil, estás desviando la atención sobre quiénes son las verdaderas víctimas aquí. Voy a poner un ejemplo: en la trata de personas con fines sexuales predominan las mujeres. Yo podría argüir que esto es en realidad discriminación hacia el hombre porque se le considera un ser sin apenas valor sexual en comparación con la mujer y no es justo, pero hacer esto, como dije, es desviar la atención de quienes son las verdaderas víctimas.

      Sobre el fracaso escolar y las oportunidades de trabajo, comprenderás que no puedo aceptar un testimonio particular (de una fuente anónima en internet) como prueba. En este blog he pedido varias veces que se muestren estudios donde se examine el número de solicitantes hombres y mujeres para trabajos tradicionalmente masculinos, y que se tenga en cuenta variables como la experiencia y la formación, donde sea aplicable. Todavía estoy esperando. Lo más cercano que he encontrado fue este artículo de Reverte donde para unas oposiciones a bomberos había 6 mujeres entre los 600 aspirantes. Y eso no cualifica como estudio, pero de ser cierto nos da una idea de por dónde va la cosa.

      http://arturoperez-reverte.blogspot.com/2012/02/en-brazos-de-la-mujer-bombera.html

      La comparación entre maltrato consentido y patriarcado consentido no es válida. El maltrato es bastante específico, el término patriarcado sin embargo cambia como un camaleón, dependiendo de a quién preguntes. Voy a pedirte que me definas qué consideras patriarcado, porque no estoy seguro de que estemos hablando de lo mismo. Ya dije que sí creo en la existencia de un sistema de roles de género, en lo que no creo es en que los hombres sean más responsables de este sistema que las mujeres. No hay más que preguntarse si ha habido una mujer gobernante que haya intentado cambiarlo. De hecho, algunas hasta lo han potenciado. Ya mencioné aquí que la licencia marital fue aprobada por Isabel de Castilla y promulgada por su hija Juana.

      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/03/13/por-que-existia-una-licencia-marital-en-la-edad-moderna-la-explicacion-historica-frente-a-la-explicacion-moral/

      Como ya dije, Patriarcado literalmente significa “el gobierno de los padres”, y a día de hoy, en una sociedad donde los padres pierden rutinariamente la custodia de los hijos y la figura paternal está desprestigiada, me parece, por decir poco, inadecuado.

      • Paz Villalba dijo:

        Es interesante cómo pides que se abra la mente a conceptos que explicas con dibujitos y 3 artículos, sacados a placer de dónde te ha convenido, pero que rechaces términos comprobados científicamente como patriarcado o evidencias sociológicas como el machismo, ambas existentes desde hace milenios.
        El mero hecho de que rechaces que existe una violencia de género real, y generalizada, sólo demuestra por qué lleva siendo así milenios, pero que justifiques que no es violencia porque las mujeres forman parte, es como si me dijeras que los judíos que servían a los nazis en los campos, también eran nazis.
        Como periodista y Doctora en Ciencias de la Información, te aconsejo que leas más, porque claramente vives anclado en un pensamiento más propio de Rousseu que de Stuart Mill, al que además mencionas en un texto por uno de sus libros que, claramente, no te has leído por el contexto en que lo usas. Como Doctora sé que tu tipo de escritura es fácil que quede bien, pero carece de una base documental de peso y está guiada siempre por tu opinión, la que confirmas a base de otros textos. Como periodista tengo claro que haces precisamente eso, artículos de opinión camuflados de reportajes nada bien contrastados. Escribes muy bien, pero nadie, y puedo confirmártelo, aprobaría el rigor formal de tus textos, donde tu opinión es la esencia fundamental. Intentar tirar por tierra conceptos más antiguos que tu, y que ninguno de los textos que te has leído es casi una broma…
        Existe un motivo claro para que no seas capaz de ver la realidad del sistema patriarcal, y es porque es obvio que documentarte sobre ello te supondría asumir cosas que ni te afectan, ni has sufrido, ni vivirás jamás, porque además no has sido educado para apreciarlas. Pero ten claro que ese es el motivo por el que percibes la discriminación hecha por los hombres, hacia los propios hombres, porque esa sí te “afecta”. Es cierto que muchas mujeres, al igual que en el resto de aspectos, siguen los dogmas patriarcales, pero se les obliga a ello desde pequeñas (supongo que sabrás el “lavado de cerebro” existe,que es el mismo sistema usado por los grupos terroristas)
        Siempre fue más fácil ver los toros desde la barrera, y creo que para ver la realidad de la violencia de género, en algún momento tendrás que estar dispuesto a leer más que artículos Web.
        Como diría el Catedrático de Teología de la Carlos III de Madrid, “creer todo lo que crees saber, sólo pone en evidencia tu falta de formación”.
        Siempre hay tiempo aprender sobre género, pero primero necesitarás abrir tu mente y asumir que, por leerte 40 artículos, no sabes nada de un problema social milenario, que por supuesto es innegable.
        Personalmente te invito a leer ” Feminismo para principiantes”, de Nuria Varela. Sea cual sea tu opinión, está muy escrito y aprenderás muchísimas cosas que realmente necesitas conocer, aunque no las compartas.

      • @Paz Villalba

        No me importa responder a opiniones contrarias siempre y cuando se refieran a algo que he dicho, no a algo que creen que he dicho (es decir, algo que no he dicho). Como todo tu comentario se basa en esta errónea premisa, voy realizar dos aclaraciones.

        1. Escribes:

        El mero hecho de que rechaces que existe una violencia de género real, y generalizada, sólo demuestra por qué lleva siendo así milenios (…).

        En ningún momento he negado que haya existido violencia contra la mujer. Lo que he cuestionado es si los términos que utilizamos (y las teorías que los sustentan) son los más adecuados para describir el fenómeno. Espero que esta vez haya quedado claro.

        2. Escribes:

        “…pero que rechaces términos comprobados científicamente como patriarcado o evidencias sociológicas como el machismo”.

        No sé si habrás leído hasta el final, pero ahí afirmo que no tengo problema en utilizar el término “patriarcado” para hablar de un sistema familiar centrado en el varón y apoyado por la ley y/o la costumbre. A lo que me opongo es a que se utilice para describir un sistema creado por el varón para explotar a la mujer.

        Del mismo modo, como también dije al final del artículo sobre el término “machismo” considero que puede ser utilizado para hablar de actitudes de superioridad o desprecio hacia la mujer, pero no lo considero acertado para describir sistemas de valores que también discriminan al hombre y son apoyados por ambos sexos, pues deposita toda la culpa en el varón e invisibiliza el papel de la mujer en su construcción.

        Aclarados estos dos puntos, algo que no debería haber sido necesario, veamos el resto de tu comentario.

        Es interesante cómo pides que se abra la mente a conceptos que explicas con dibujitos y 3 artículos, sacados a placer de dónde te ha convenido.

        No son “dibujitos”: son cuadros estadísticos de distintos estudios y fotografías históricas. Intentar minimizarlos tildándolos de “dibujos” en lugar de argüir sus méritos o deméritos no es lo que yo llamo debatir honestamente.

        Lo mismo haces con los artículos, no desmientes los datos que ofrecen sino que desvías la atención minimizando su número (son bastantes más de 3, sólo en esta entrada) e indicas que son inválidos sólo porque yo los he seleccionado. Eso tampoco es debatir honestamente.

        …es como si me dijeras que los judíos que servían a los nazis en los campos, también eran nazis.

        No. Es como si te dijera que los judíos alemanes educaron a sus hijos para ser nazis y justificaron sus acciones incluso con más aprobación que los propios nazis. Pero al mismo tiempo tenían el suficiente poder social para enviar a los nazis a hacer sus guerras. Eso sería bastante extraño, por decir poco, y de ahí que la comparación no sea acertada (también por decir poco).

        Como periodista y Doctora en Ciencias de la Información, te aconsejo que leas más

        Los argumentos de autoridad no funcionan en este espacio. Lo que importa aquí son las ideas y cómo son sustentadas, no los títulos que tenga cada uno. En cuanto a leer, como no sabes cuánto leo y cuánto no, te aconsejo que te ahorres la condescendencia. Si lo que quieres es quedar por encima, tendrás que presentar argumentos, no enviar a la gente a leer.

        …porque claramente vives anclado en un pensamiento más propio de Rousseu que de Stuart Mill, al que además mencionas en un texto por uno de sus libros que, claramente, no te has leído por el contexto en que lo usas.

        Repito, no sabes lo que he leído y lo que no. Si piensas que lo sabes, tendrás que mostrarlo de forma más precisa en lugar de realizar afirmaciones vagas. Una vez más, ahórrate la condescendencia. Aquí estamos para debatir ideas, no para lanzar acusaciones.

        Como Doctora sé que tu tipo de escritura es fácil que quede bien, pero carece de una base documental de peso y está guiada siempre por tu opinión, la que confirmas a base de otros textos.

        Aquí otro argumento de autoridad. Si mi base documental carece de peso, imagino que te será fácil demostrar que me equivoco en los 10 puntos que he señalado. Parece, sin embargo, que te has decantado por ataques que no puedes probar.

        Como periodista tengo claro que haces precisamente eso, artículos de opinión camuflados de reportajes nada bien contrastados.

        Y un nuevo argumento de autoridad que nuevamente no muestra prueba alguna de lo poco sólidos que son mis argumentos o mis fuentes.

        Escribes muy bien, pero nadie, y puedo confirmártelo, aprobaría el rigor formal de tus textos, donde tu opinión es la esencia fundamental. Intentar tirar por tierra conceptos más antiguos que tu, y que ninguno de los textos que te has leído es casi una broma…

        Seguimos con descalificaciones y acusaciones que no refutan nada de lo que he dicho.

        Existe un motivo claro para que no seas capaz de ver la realidad del sistema patriarcal, y es porque es obvio que documentarte sobre ello te supondría asumir cosas que ni te afectan, ni has sufrido, ni vivirás jamás, porque además no has sido educado para apreciarlas. Pero ten claro que ese es el motivo por el que percibes la discriminación hecha por los hombres, hacia los propios hombres, porque esa sí te “afecta”.

        Otra vez te voy a pedir que dejes la condescendencia a un lado. Tú no sabes cuáles han sido mis experiencias en la vida. Si quieres saber por qué hablo de los problemas del hombre y no de los de las mujeres te lo explico encantado: porque ya existen numerosas instituciones bien financiadas (ONU Mujeres, institutos nacionales y regionales, partidos políticos, prensa, etc.) que utilizan la perspectiva de género para tratar los problemas de las mujeres. En el caso de los hombres, sin embargo, lo que hay desde una perspectiva de género es bastante decepcionante en comparación. En el primer campo hay gente de sobra, en el segundo no.

        Es cierto que muchas mujeres, al igual que en el resto de aspectos, siguen los dogmas patriarcales, pero se les obliga a ello desde pequeñas (supongo que sabrás el “lavado de cerebro” existe,que es el mismo sistema usado por los grupos terroristas).

        Imagino que para poner al mismo nivel la socialización familiar con el lavado de cerebro empleado por los terroristas contarás con las fuentes adecuadas, porque a mí la comparación me parece un disparate, pero estoy abierto a escucharlo si lo sustentas con alguna fuente creíble.

        “Siempre fue más fácil ver los toros desde la barrera, y creo que para ver la realidad de la violencia de género, en algún momento tendrás que estar dispuesto a leer más que artículos Web.
        Como diría el Catedrático de Teología de la Carlos III de Madrid, “creer todo lo que crees saber, sólo pone en evidencia tu falta de formación”.

        Y sin embargo tú asumes saber lo que he leído y lo que no, o por qué escribo lo que escribo. Otra táctica para ponerse en una situación de superioridad sin realmente discutir nada de lo que se ha dicho en el artículo.

        Siempre hay tiempo aprender sobre género, pero primero necesitarás abrir tu mente y asumir que, por leerte 40 artículos, no sabes nada de un problema social milenario, que por supuesto es innegable.
        Personalmente te invito a leer ” Feminismo para principiantes”, de Nuria Varela. Sea cual sea tu opinión, está muy escrito y aprenderás muchísimas cosas que realmente necesitas conocer, aunque no las compartas.

        Y nuevamente crees saber lo que he leído y cuánto he leído. Mas condescendencia no cabe en un solo comentario.
        Como puedes ver, todo tu comentario se sustenta en una interpretación errónea de lo que he escrito, invocación a argumentos de autoridad, descalificaciones sin sustento y acusaciones de que no he leído lo suficiente. No has abordado ninguno de los argumentos que he presentado.

        No tengo mucho tiempo, y para no hacerte perder el tuyo, te diré que si quieres que tu próximo comentario se publique sigas estas reglas:

        1. No invocar argumentos de autoridad. No nos importa el doctorado ni la profesión que tengas. Nos interesan las ideas que puedas presentar y cómo las sustentes.
        2. Deja de decir que no leemos. Si quieres desarrollar tu opinión enlazando un artículo o mencionando las páginas de un libro está bien, pero no nos pidas que leamos para acusarnos de incultos, pues no sabes lo que hemos leído y lo que no.
        3. No personalices la discusión. Todo tu comentario era sobre “tú y yo”. Debate las ideas presentadas, por favor.

        Espero que haya quedado claro. No puedo perder mi tiempo en argumentos que no llevan a ninguna parte.

      • Hugo dijo:

        Paz, lo de “comprobado científicamente” es hilarante. El patriarcado no puede ser comprobado científicamente porque no es un concepto falsable (ver: Popper). Lo mismo la teoría de género (especialmente el término violencia de género, que es incapaz de explicar la violencia entre parejas homosexuales).

        En cuanto al machismo, depende de cómo lo definas o a qué te refieras, hay actitudes “machistas” como “las mujeres a la cocina” y “los hombres a la guerra”, pero en realidad podrías decir que son “sexistas” para referirte al mismo problema y lo único que cambiaría es que la “culpa” implícita en el término dejaría de estar en el hombre y pasaría a ser de toda la humanidad, como debe ser.

        Te recomiendo, por otro lado, ver el documental “La paradoja de la igualdad” (https://www.youtube.com/watch?v=2sblNk2aPzE) para que aprecies que tan “científicos” son los “especialistas de género” en Escandinavia.

        “Es cierto que muchas mujeres, al igual que en el resto de aspectos, siguen los dogmas patriarcales, pero se les obliga a ello desde pequeñas”

        Claro. Me imagino que a una modelo que gana millones al año debe estar “obligada” por su educación a “objetivizarse”, cuando en realidad podría disfrutar de trabajar en una mina de metales pesados o hacinarse en una oficina y tener las “ventajas” de una vida libre de patriarcado.

        El patriarcado no existe. Existen diferencias biológicas y un sistema económico que las explota de manera diferente.

    • Mouguias dijo:

      Miri
      De todos los debates y comentarios sobre feminismo que me he encontrado por Internet sobre estos temas creo que tu intervencion es, de lejos, la mas racional y la mas respetuosa que he leído en el campo feminista. Creo ademas que las dos cosas estan relacionadas: una persona racional e inteligente no necesita acusar de ser un maltratador o un frustrado sexual al que piensa distinto.
      Lo primero, dices que no estás de acuerdo con algunos de los ejemplos. Si estás de acuerdo con otros, quiere decir que en parte ves la discriminación que padecen los hombres. Si la sociedad y los medios de comunicación hiciesen como tu, ya seria un avance inmenso.
      Lo segundo, no puedo aceptar que esta sea una sociedad “patriarcal” si se da por sentado que los hijos pertenecen a la madre, si ella es la única que decide si ellos nacen o no, si en caso de divorcio van automáticamente a su custodia, a menos que ella no lo quiera asi, y si el padre es un burro de carga que tiene la obligación, quiera o no, de pagar y mantener el niño que ella ha decidido tener, incluyendo casos aberrantes como el de Boris Becker. Esta es una sociedad tan hostil al hombre que el fraude parental es materia de chiste. Tan matriarcal, que a los padres separados que luchan por ver a sus hijos se les acusa sistemáticamente de “maltratadores”.
      http://www.publico.es/sociedad/feministas-recuerdan-catala-maltratador-buen.html
      Dices que reservar las glorias militares para los hombres, excluyendo a las mujeres, es una forma de “discriminación” y una muestra de machismo. Tal vez sea asi. El “machismo” disfraza la explotación del hombre como privilegio. No hay mayor honor que morir defendiendo a tu mujer y a tus hijos, etc. Ya, pero al final el que se arrastra por las trincheras y queda muerto o baldado es el hombre, menudo negocio. En cuanto a las diferencias físicas entre hombres y mujeres y el desempeño en el ejercito, existe un informe de la Presidential Commission on the Assignment of Women in the Armed Forces (15 de noviembre de 1992, publicado como libro por Brassey en 1993). Te aseguro que es demoledor, puedes leer un resumen aquí: http://www.fredoneverything.net/MilMed.shtml
      Las mujeres seguirán en el ejercito, en puestos de retaguardia, y los hombres seguirán muriendo como cucarachas en el frente. Y a eso lo llamaremos privilegio patriarcal.
      Hablas de las razones para el fracaso escolar masculino. Fijate que el asunto no ha merecido ni un titular en la prensa, ni un estudio del ministerio. Son las mujeres las que están acaparando las plazas de funcionario, los únicos puestos estables y dignos que quedan en el mercado laboral, y a nadie le molesta. Realmente, los problemas de los chicos nos importan un bledo. Te agradezco que compartas tus experiencias sobre el asunto, pero el problema debería recibir un estudio mucho mas profundo y un esfuerzo de la administración. En el mundo anglosajon nos llevan años luz de ventaja, y han descubierto que hay formas de ayudar a los chavales a sacar notas tan buenas como las de ellas:
      http://www.scholastic.com/teachers/article/why-boys-fail-and-what-you-can-do
      En cuanto al apoyo de las mujeres a un sistema que supuestamente las explota, me parece un insulto a esas mujeres. No las creo tan idiotas, sobre todo cuando son las mujeres las que juegan un papel clave en la educación de los niños y la transmisión de los valores de una generación a la siguiente. Recuerdo ahora una encuesta del ministerio de Sanidad, publicada a comienzos de este año, donde se mostraba como las actitudes sobre el maltrato eran idénticas en chicos y chicas: ellas estaban tan dispuestas a controlar y manipular a su pareja como ellos. La prensa española, sin embargo, mintió y presento el asunto como otra “prueba” mas de la maldad de los hombres.
      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/01/30/como-la-prensa-distorsiono-los-resultados-de-un-estudio-de-genero/
      Dondequiera que mire veo odio y desconfianza hacia el hombre, victimismo y adoracion irracional de la mujer, histeria ideologica, censura y discriminación.
      De propina: “los hombres son condenados a sentencias mas largas que las mujeres por los mismos delitos”, otra noticia de esas que nunca leeras en la prensa española.
      http://www.huffingtonpost.com/2012/09/11/men-women-prison-sentence-length-gender-gap_n_1874742.html

      • Lance dijo:

        En el matriarcado la casa, la tierra y los hijos son de la mujer (de hecho a veces ni se sabe quien es el padre porque se practica la poliandria). PERO el hombre al igual que no tiene poder tampoco tiene responsabilidades y si le da la gana se puede ir a por tabaco y no volver. En China existe un pueblo que aún funciona así y los hombres son como eternos adolescentes no pitan nada pero van a su aire.

        En el patriarcado los hijos son de ambos (la mujer se compromete a procrear exclusivamente con su marido), la propiedad de los bienes y el mando es de él, PERO en las sociedades patriarcales los hombres tienen la obligación de mantener y proteger a su familia.

        Por otro lado, respecto a lo del trabajo, decía un estudio hace no mucho que el 80% de las mujeres (hablo de memoria) no iniciarían una relación estable con un hombre en el paro (parece que en el tema pecunario las cosas no han cambiado, el hombre vale tanto como el dinero que pueda traer a casa).

    • Sandra dijo:

      “Si no las reclutan a menudo es simplemente porque se considera que son débiles y “no valen”, y eso no es más que discriminación hacia ellas. No en todas partes las mujeres pueden tomar parte activa en el mundo bélico, y en los países donde sí se puede a menudo sufren descalificaciones continuas dentro de su propio ejército.” (Miridelosbosques)

      La pregunta que se le podría hacer a Miridelosbosques es si está a favor del servicio militar obligatorio para las mujeres, y en igualdad de condiciones que para los hombres, ya que así podría acabarse con esa supuesta “discriminación hacia ellas”. Dudo mucho que nuestra feminista diga que sí, pues más bien la alternativa que siempre ha apoyado el feminismo es la de estar a favor de la entrada de las mujeres en el ejército de manera voluntaria.
      Porque nuestra feminista comienza utilizando la expresión “si no las reclutan”, con lo que obviamente -aunque no lo matiza- se refiere al reclutamiento a la fuerza. Sin embargo, un par de líneas más abajo, nuestra comentarista habla de que “No en todas partes las mujeres pueden tomar parte activa en el mundo bélico”, con lo que implícitamente -porque tampoco lo matiza- se refiere a mujeres que ingresan voluntariamente en el ejército. La diferencia es importante, porque al mezclar una cosa con la otra, Miridelosbosque puede construir un modelo teórico en el que un determinado “trabajo” (trabajo guerrero) es “monopolio” de un grupo social (el de los hombres) que excluye a las mujeres para reservarse para sí tal “apetecida” profesión.
      La realidad es que el servicio militar obligatorio está más cerca del sistema esclavista que de una supuesta ocupación privilegiada. Miridelosbosque podía preguntarle a los hombres españoles de mediana edad si estaban deseando ser llamados a filas. Porque los miles de prófugos, desertores y soldados que se automutilaban o autoenfermaban, o el masivo recurso a la declaración de objeción de conciencia en los últimos años en los que estuvo en vigor dicho servicio más bien nos llevaría a pensar que la realidad es que todo el que podía librarse de dicho servicio lo intentaba.
      Plantear que las mujeres no reclutadas de manera forzosa sufren una “discriminación” porque las consideran “débiles” es un “razonamiento” similar al de alguien que acusara de discriminatorio el hecho de que en siglos pasados, un esclavo varón de 18 años de edad fuera más demandado que una esclava mujer de 70 años de edad. La realidad es que no existía tal “discriminación”. El estado recluta a los varones jovenes porque sus condiciones físicas y psicológicas, así como por la aceptación social de dicho reclutamiento, permite tal opción. De hecho el feminismo -que ya tiene varios siglos de antigüedad- jamás ha protestado porque las mujeres no fuesen reclutadas para ir al frente. Y si no ha sido así, aprovecho la ocasión para invitar a Miridelosbosque para que nos aporte pruebas bibliográficas en las que se constate la demanda feminista para que las mujeres fuesen reclutadas.
      En cuanto a las “descalificaciones” que sufren las mujeres en el ejército (que en la inmensa mayoría de los casos afectan a mujeres que han ingresado voluntariamente en el ejército), Miridelosbosque podía preguntarle a los varones españoles por las novatadas cuarteleras, y por el trato recibido dentro de tal institución, que a muchos soldados conducía -y conduce- al suicidio y a arrastrar secuelas psicológicas por el resto de sus vidas.
      En cualquier caso, la argumentación de Miridelosbosque no es novedosa, pues se repite una y otra vez cuando alguna feminista intenta darle la vuelta al hecho evidente de que los hombres son los obligados a ir a la guerra, y que es absurdo pretender que eso es un “privilegio”. Y aunque sea auténticamente nauseabundo leer la argumentación feminista, creo que es bueno que ellas mismas se quiten la careta, para que así el resto de las personas pueda darse cuenta de la auténtica naturaleza de dicha ideología.

      • Miridelosbosques dijo:

        Vaya pedazo de falacia. ¿Podrías explicarme dónde he dicho que esté a favor del reclutamiento forzoso de los hombres? No estoy a favor del recultamiento obligatorio de ninguna persona. Ni tampoco de las novatadas ni la humillación de nadie, ya sea hombre o mujer. Vaya chorrada: no creo que ninguna feminista esté a favor de masacrar a nadie porque no sea mujer. Recuerda que muchas son madres también.

    • Sandra dijo:

      “como profesora te puedo dar mi perspectiva del fracaso escolar. La mayoría de las niñas son conscientes de que hay muy poco trabajo no cualificado donde vayan a poder encontrar salidas laborales si no estudian, y la alternativa de depender de su marido cada vez les atrae menos. Y es que el futuro laboral de una mujer sin estudios se reduce prácticamente al sector de la limpieza y cuidados, o a algún trabajo de cara al púbico donde explotar un físico bonito sólo si lo tienen, y sólo mientras lo tengan. Muchos chicos, sin embargo, no padecen por sus alternativas laborales, puesto que durante muchos años ha habido trabajo de sobra en la construcción (que es un sector muy amplio), o como mozo de almacén, transportista, etc. Por supuesto que estos últimos trabajos también los puede realizar una mujer en teoría. Pero lo tienen muy complicado para que el empresario piense lo mismo y las contrate. De estudiante yo misma buscaba trabajo los veranos, y jamás pude trabajar en una obra, pese a ser una chica muy grande, más fuerte que muchos chicos de mi edad (entrenaba muy duro en artes marciales, como ya te he dicho). Y no fue por no insistir, te lo aseguro.” (Miridelosbosques)

      He conocido varones que mientras estudiaban han trabajado en la construcción. De igual manera he conocido chicas que al tiempo que estudiaban han trabajado, incluso como criadas. Pero jamás he conocido una mujer que haya intentado trabajar de peón, pues me imagino que es a lo que Miridelosbosques aspiraba, y por aquello de que se jacta de ser físicamente “muy fuerte”. Lo entiendo, pues ni las mujeres ni los hombres suelen padecer de masoquismo laboral. La pirámide de edad del sector de la construcción es extremadamente ancha por la base, sencillamente porque todo el que puede dejar ese trabajo lo hace, y si nos fijásemos en la procedencia étnica, veríamos como el sector de la construcción en los países desarrollados está plagado de inmigrantes del tercer mundo, porque a pesar de que según Miridelosbosques los chicos españoles no estudiaban porque tenían la opción de trabajar en la construcción, la realidad es que si los chicos españoles dejaban de estudiar no era precisamente para meterse en una obra… Por eso resulta un tanto extraño que una chica que se expresa correctamente por escrito, sin faltas de ortografía, no tenga otra salida laboral en sus vacaciones que optar por presentarse en una obra para cargar bloques… No digo que sea algo imposible, pero sí creo que, de ser cierto, sería un hecho estadísticamente muy improbable, y denotaría una falta muy grande de autoestima, ya que nuestra feminista tenía habilidades físicas e intelectuales más que probadas, pues, por ejemplo, podía dar clases de artes marciales, o tenía un buen currículo para ser vigilante de seguridad femenino, ya que, recordemos, nuestra feminista confiesa que “pese a ser una chica muy grande, más fuerte que muchos chicos de mi edad (entrenaba muy duro en artes marciales, como ya te he dicho)” o “hace unos años, practicaba artes marciales y era muy buena”. Sin embargo, a pesar de todo ese potencial, nuestra feminista optaba por intentar hacer los trabajos que nadie quiere… Pero supongamos que es verdad lo que nos cuenta Miridelosbosques, y que fue rechazada por intentar trabajar de peón. Si así fuese, yo entendería al patrón. Y lo entendería porque el patrón no es tonto, y tiene capacidad para imaginar lo que pueda suceder. ¿Qué pasaría si a una señora que es propietaria de una tienda de perfumes, se le presenta buscando trabajo un varón barrigudo, de 55 años de edad, cuya única experiencia laboral consiste en haberse pasado muchos años amasando cemento? ¿Creen ustedes que dicha señora contrataría a este hombre, o más bien estaría más interesada en contratar a una chica de 20 años que se presente bien vestida y convenientemente maquillada? No es cuestión de discriminaciones, sino de que salvo rarísimas excepciones, de antemano podemos intuir las capacidades laborales de cada persona. El empresario de la construcción no tendrá inconveniente alguno en contratar mujeres como arquitectas, aparejadoras, topógrofas o auxiliares administrativas para su empresa -porque el capital no entiende de discriminaciones, sino de productividad-, pero sí tendrá reparos para contratarlas para los trabajos más rudos. No sólo porque sospecha, y con razón, que le van a dar problemas, sino porque la inmensa mayoría de las mujeres nunca intentará realizar ese trabajo: “eso es trabajo para un tío” (dirán entre ellas).

      “Y es que el futuro laboral de una mujer sin estudios se reduce prácticamente al sector de la limpieza y cuidados, o a algún trabajo de cara al púbico donde explotar un físico bonito sólo si lo tienen, y sólo mientras lo tengan.” (Miridelosbosques)

      Entiendo que Miridelosbosques piense que los trabajos sin cualificar desempeñados por mujeres se reduzcan a la limpieza y a “algún trabajo de cara al público”, pues quizá nunca ha trabajado en una fábrica, y no sepa que son manos femeninas de otra clase social las que en muchas ocasiones han hecho sus zapatos; las que han confeccionado sus vestidos; las que han manufacturado sus barras de labios; las que han preparado los alimentos que compra en un establecimiento de comidas preparadas; las que han cultivado las flores de pascua que le regala a las amigas. Entiendo por eso que Miridelosbosques reduzca a esas dos alternativas (criadas y dependientas) las opciones laborales de una mujer sin estudios, sencillamente porque ese es el perfil de las mujeres sin estudios con las que habitualmente se relaciona: la mujer de la limpieza que le barre su despacho de profesora y/o su casa particular, la de la dependienta del comercio al que acude o la camarera del bar al que va cada mañana -y en horario de trabajo- a tomarse el cafecito. Pero la realidad sociológica es mucho más compleja. Cuando nuestra feminista alude a ese “algún trabajo de cara al público” un lector no prevenido podría pensar que estamos ante una alusión a un sector minoritario. Cientos de miles o millones de mujeres trabajando como dependientas de centros comerciales de todo tipo o como camareras en la hostelería hacen que en el caso español lo de “algún” demuestre una total falta de información sobre las auténticas dimensiones y oportunidades laborales de unos sectores económicos (pensemos que después de 20 años de inaugurado unos grandes almacenes, han trabajado en el mismo infinitamente más mujeres que hombres participaron en su construcción). Y no, no es la belleza lo que prima a la hora de contratar a una chica para que atienda en un comercio -como sostiene Miridelosbosques-, sino la simpatía de cara al público que se le supone por el hecho de ser mujer, entre otras cosas porque el público que mayoritariamente va a atender dicha dependienta suele estar constituido por mujeres heterosexuales.

      • Aunque generalmente protesto que se personalice la discusión, como Miri ha argumentado en base a su experiencia personal considero justo que las réplicas puedan abordarla, aunque prefiero que no nos detengamos mucho en ello.

      • Arturo dijo:

        Creo que estamos ante un claro caso de “monoscopiosis o monoscopitis:
        una degeneración inflamatoria irritativa y persistente del monoscopio”
        http://www.cronicas.org/monoscopio.htm

      • Miridelosbosques dijo:

        Estaría muy contenta de ver simpáticas dependientas de 100 kg en Zara. Por el momento no las veo. Debe ser que las chicas pasadas de kilos son todas antipáticas. Y sí, he trabajado en una fábrica donde todo eran mujeres menos los capataces que, por supuesto, eran hombres. Por cierto, que el asunto no era muy feminista. Según el propio encargado la abundancia de mujeres se debía a que eran menos conflictivas a la hora de reivindicar los derechos laborales, y así cobraban menos y trabajaban más. Muy feminista todo.

    • Jonatan dijo:

      [si para la guerra se reclutan más hombres que mujeres en muchos países, no es porque se pretenda hacer un favor a las mujeres]

      De hecho, sí. La guerra es un conflicto para el afuera, lugar asignado al hombre mediante la división de roles de sexo, división en la que tomaron a la capacidad de parir como el principal factor que hizo valorar a la mujer más que al hombre. Gracias a poder parir la mujer se pudo quedar adentro y el hombre ser considerado el indicado a los riesgos del afuera. Así que de entrada tranquilamente se puede alegar que los roles de sexo son ginocentristas (sea por perpetrar la especie o cualquier otra cosa, no se tuvo igual de consideración a la vida del hombre) y todo lo derivado de tal división de lugares, la guerra inclusive, tiene sus raíces.

      Y sí, el favor a la mujer es justamente NO TENER QUE IR A LA GUERRA.

      [que en muchos casos se quedan sin armas en sus poblados, completamente desprotegidas ante un ejército o guerrilla armada que las acabará violando y mutilado. ]

      Primero que nada, esto NO es avalado por la ley; el hombre teniendo que arriesgar su vida en una guerra sí.

      Segundo, esto a la mujer le pasaría SI SU BANDO PIERDE. Es decir, SI A LOS HOMBRES DE SU BANDO LOS VOLARON EN PEDAZOS A TODOS. Pero SI CON EL RIESGO DE VIDA DE SUS HOMBRES, SU BANDO GANA LA GUERRA, ella obtiene beneficios: tierras, energías, todo lo amotinado del bando contrario perdedor, sin mover un dedo. Que las mujeres sean violadas en el después de la guerra, no es 100% demostrable. Pero que hombres en una guerra van a morir con sus vidas consideradas descartables, VA A PASAR.

      Y de los civiles, los menos considerados afligidos van a ser los hombres.
      Me parece que tratas de comparar un dolor de uña con un cáncer. El hombre sufre 10000 veces mas por la guerra que la mujer. Al hombre se lo vuela en pedazos, siendo civil se le tiene menos consideración, y no te veo afligida por eso… ahora, la mujer puede llegar a ser violada, cosa que encima pasaría solo si pierde, y en muchos casos donde se pierde a la mujer no se la violó, y te produce aflicción… bah.

      [Si no las reclutan a menudo es simplemente porque se considera que son débiles y “no valen”, y eso no es más que discriminación hacia ellas.]

      Bah, comentario feminista. Nada que ver. Es por perpetuar la especie: la mujer es más valorada que el hombre y por ende menos descartable.

      Ahora, a mí hay algo en vos que me hace mucho, mucho ruido. Primero igual te digo que la discriminación puede ser en contra como a favor… el ser considerado el “sexo débil” en la mujer fue más discriminación a favor que en contra. Este sería un ejemplo, suponiendo que no van a la guerra por ser considerado el sexo débil: la mujer no va a la guerra, no corre peligro justificado, se evita los riesgos y vive, eso es de entrada lo que sucede apenas empieza una guerra. El hombre debe ir a la guerra, se arriesga su vida… está a la buena de Dios… ¿en verdad crees que eso es discriminación contra la mujer? Es a favor: se le está dando un maldito beneficio a costa de considerarse débil; no arriesga su vida. Y eso es lo que me aturde de vos: a ver, al hombre se lo fuerza a arriesgar su vida, puede terminar muerto y de manera justificada y avalada… ¿y vos querés enfocarte en hablar más de discriminación contra la mujer porque considerarsela débil y te ofende? A ver, ¿el hombre se caga muriendo y vos preferís hablar de discriminación contra la mujer porque al considerarsela débil la hace poner triste?

      Ridícula concepción. En serio. No te das una idea lo ridículo que es considerar eso. Me hace acordar a la escena del bote salvavidas. El hombre se caga muriendo por tener que dejar el bote salvavidas a una mujer, y una feminista pretendía que yo tome eso como feo para la mujer ‘porque se la consideraba delicada y era feo que no la dejaran ayudar’…

      Claro, es más preocupante la pobre mujercita ofendida que el pobre hombrecito muerto. Nah… en serio: NAH.

      CR: Por favor no desestimemos argumentos por ser feministas, sino por sus propios méritos. Como has hecho lo segundo no era necesario lo primero.

    • Jonatan dijo:

      AGRADECÉ QUE TE HAYAN LLAMADO EL SEXO DÉBIL: fue lo que te vino salvando de riesgos y muertes justificadas durante toda tu existencia.

  3. L.K. dijo:

    A Paz Villalba, cuando dice que “machismo” y “patriarcado” son términos demostrados científicamente le pediría que me explicara donde esta dicha demostración.
    Mientras tanto le recomiendo que lea un poco. Solo un poco.
    Un poco de cultura siempre hace bien. No hace daño.
    Sin tener que ir a Harvard en este mismo blog ya hay gente que se lo han explicado y bastante bien, por cierto.
    Si hubiera leído un poco. Solo un poco sabría que hasta el siglo XIX el termino “Patriarcado” se utilizaba y mucho, pero no en el sentido actual.
    Existian y existen “El Patriarcado de Lisboa”, el “Patriarcado de Antiquioquia”, el “Patriarcado de Aquilea” , el “Patriarcado de Moscu”, “El Patriarcado de Kiev”, etc, etc.
    Hasta el siglo XIX el termino “Patriarcado” no derivaba de “Pater” como se pretende actualmente, sino de “Patriarca”.
    De hecho “Patriarcado” tiene fonéticamente una raíz latina “Pater” y otra griega “arheim” .
    Pero si fonéticamente tiene dos raíces, griega y latina, ideológicamente el matiz ez hebreo y pertenece a la tradición religiosa judeo-cristiana, mientras que el concepto de “pater” del que se deriva el de “pater familias” pertenece a la tradición romana pagana.
    El origen de la confusión y de querer hacer derivar “Patriarcado” del “Pater familias” es largo y complejo.
    Pero lo que si podemos decir que desde el “Patriarca Abraham” a todos los que vinieron despues, ninguno era un “pater familias”.
    Un patriarcado era una circunscripción religiosa dirigida por un guía religioso espiritual que era el patriarca. Obviamente lo que caracteriza al patriarca es su capacidad de liderazgo, no el haber sido padre biológico o no.
    Los “pater familias” están relacionados con la clase patricia.
    Y hasta en lawikipedia podemos leer que los patricios formaban parte de las 30 curias primitivas.
    Patricio se deriva de pater, pero era patricios no solo los varones sino también las mujeres que formaban parte de dichas familias, y no hacia falta tener hijos para para ser patricios.
    Por tanto “Patricio” aunque deriva de pater tiene un significado también que no tiene nada que ver con el que se esta utilizando actualmente, ya que existían “mujeres patricias” y desde que nacian, los miembros de dichas familias eran “patricios” sin necesidad de tener que ser padres biológicos.
    El uso y abuso del termino “Patriarcado” es una astracanada que llega desde el siglo XIX.
    Y la astracanada de “machismo” es del XX, pero científicamente no tienen base alguna.
    Si una romana por haber nacido en un familia perteneciente a dichas curias primitivas, era primero “niña patricia” o y “mujer mujer patricia”despues, ¿ como se pretende decir todas las tonterías que se deciractualmente acerca del “pater familias” y del “patriarcado” y derivar todas las significaciones y acepciones a partir de los términos •”padre” y “varon”?
    Imposible, ridículo y una astracanada.
    Todo lo que se dice actualmente del patricarcado es …ridículo.
    Casi tanto como intentar convertir a Abraham en pater familias o en Patriarca a Julio Cesar, Augusto, Tiberio, Caligula o Neron.

    • Muy interesante como siempre, L.K.
      Mi única objeción es la acusación de no leer, aunque imagino que no lo haces literalmente sino para indicar aquello de “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”. En cualquier caso como ya dije no quiero la personalización de las discusiones.

  4. Sandra dijo:

    “pero que rechaces términos comprobados científicamente como patriarcado o evidencias sociológicas como el machismo, ambas existentes desde hace milenios. (…) Como periodista y Doctora en Ciencias de la Información, te aconsejo que leas más,” (Paz Villalba)

    Ya Carlos Rodríguez y Ugo han comentado de forma muy atinada el texto de Paz Villalba. Por mi parte me gustaría añadir que para demostrar científicamente la existencia de un TÉRMINO no hace falta recurrir a complicadas pruebas experimentales, sino que basta con leer la prensa. Porque es obvio que el término “patriarcado” está en la boca de muchas personas, así como en muchos textos, tanto impresos como digitales, y eso no lo discute nadie. El término existe, pero otra cosa es su significado. Porque lo que sí puede ser sujeto de controversia es demostrar o no la existencia -como realidad antropológica o sociológica- de un “patriarcado”, así como lo que la gente puede entender por tal cosa.
    En cuanto a la demostración “científica” del patriarcado, ya Marx y Engels denominaron “socialismo científico” a sus teorías -interesantes en gran medida- pero que no lo eran más por el mero hecho de ser calificadas de “científicas”. Eso no dejaba de ser un solemne ejercicio de autobombo destinado a silenciar a posibles voces discrepantes, revistiendo de “científico” lo que en modo alguno podía tener tal consideración, simplemente porque se trataba de cosas que -aunque fuesen ciertas- resultaban experimentalmente indemostrables. En cualquier caso parece que aquellos pensadores crearon escuela, por lo que la degradación del concepto “científico” no ha parado de crecer, y hoy no es infrecuente oír hablar de cosas tan discutibles como ¡¡”Facultad de Ciencias Jurídicas”, “Facultad de Ciencias de la Información” o “Instituto Superior de Ciencias Religiosas”!! De ahí que no resulte sorprendente que una heredera intelectual de Engels pretenda hacernos creer que se puede demostrar científicamente algo que sólo existe en su imaginación.
    Sé que todo esto son minucias, y que todo el mundo comprende perfectamente lo que Paz Villalba quiere transmitir. Pero quien se jacta de ser periodista y Doctora en Ciencias de la Información, además de “leída”, debería ser más cuidadosa a la hora de redactar un texto, al menos para salvar la reputación de los que en su día formaron el tribunal que juzgó las competencias “científicas” de nuestra “Doctora”.

  5. L.K. dijo:

    Si ya puestos, si en lugar de ser mínimamente serios queremos seguir liándola, y mezclando y enredando conceptos, para seguir sosteniendo la idea del “Patriarcado” tal como se esta utilizando cuando dicho concepto tiene siglos, también podemos decir que las palabras “PAPA” y “PATER” derivan de una misma raíz común y asegurar que Juan Pablo Segundo era el Pater familias y Papá, del Vaticano y que Walt Disney era el Patriarca de los Dibujos Animados, y que el Pato Donald el pater familias y patriarca de los patos, y que el patricio de la Cristiandad ……….fue el Cid Campeador.

  6. L.K. dijo:

    Si vamos a este enlace http://www.news.va/es/news/el-patriarca-de-bagdad-galardonado-con-el-premio-i
    podremos leer que el “Patriarca de Babilonia de los Caldeos (Bagdad) será galardonado el próximo 27 de julio con el Premio Internacional ”La Traglia- Etnias y Comunidades” que concede la ciudad italiana de Jelsi. El premio, que este año llega a su octava edición, se otorga a quienes se han distinguido en la revalorización y la atención a las tradiciones, al ambiente, a la defensa de los derechos humanos y de la identidad cultural y religiosa de las pequeñas comunidades y etnias”
    El galardonado con dicho premio es un “Patriarca”, un líder espiritual de la Comunidad de los cristianos de Bagdad.
    Durante siglos las tradiciones cristianas y judías establecían que un patriarca era un líder, una cabeza de un colectivo, no un “Pater familias” ni un padre biologico.
    Patriarcado se deriva de Patriarca no de “pater familias”.
    El feminismo ha confundido y quiere seguir confundiendo “Patriarcado” con “Patriciado”.
    El patriciado es un hecho histórico porque es demostrable científicamente que ha existido una clase patricia, una elite social de la que formaban parte hombres y….mujeres.
    Los libros de historia cuentan que Cleopatra prefirió el suicidio antes que servir de objeto de burla y escarnio a las “patricias romanas”.
    Por tanto aunque lingüísticamente conceptos como “patricio” “patricia” y “pater familias” derivan de una raíz común que es “pater” no ha existido NINGUN PROBLEMA para incluir dentro del “PATRICIADO” a las mujeres.
    Si la pregunta es ¿Existe o ha existido un PATRICIADO”? La respuesta es evidentemente SI.
    Si la pregunta es ¿Formaban o forman parte del PATRICIADO las mujeres? La respuesta solo puede ser SI.
    SI la pregunta es ¿Ha existido algún Patriarcado como el de Badgak, Antioquia, Kiev, Aquilea et donde el patriarca era un líder y no un padre biológico? La respuesta es si.
    Si la pregunta es existe un “Patriarcado” tal como lo define el Feminismo ya estamos en otro terreno: en el terreno de las conjuras judeo-masonicas, y en el de la Confabulación de los Sabios de Sion.
    En un terreno muy peligroso ya siempre que ha provocado hechos que van desde el genocidio armenio, el genocidio, gitano, judío, o actuales genocidios como el caldeo que precisamente esta tratando evitar gente como el Patriarca de Bagdad, o el de Antioquia.
    Pretender que históricamente hombres como los que muestran en alguno de tus nemes, objeto de la trata de “personas” encerrados en jaulas, o en una patera, se han reunido en conclaves y en reuniones no para hablar de futbol ni para hablar de “música” sino para sojuzgar y someter políticamente y militarmente a la mujer además de un disparate es una inmoralidad
    Una inmoralidad doble cuando las que que defienden tal disparate son miembros activos no del Patriarcado sino del Patriciado.
    Patricias y patricios, que deleitando a los y las que realmente detentan el poder, emplean miles de horas en escribir sesudos artículos sobre el patriarcado masculino en sus flamantes ordenadores pero que en toda su vida no han dedicado una sola hora a tener sus dedos a menos de 10 cm de una rotaflex.
    Mucha feminista y feministo patricio niños y niñas bonitas del Sistema.
    Mucha catedrática y catedrático de Genero, que llenos de arrogancia y sin ninguna duda hablan del pasado, pero que sin ningún género de dudas jamás ejercerían de peón o de peona, si en el presente nuestra sociedad decidiera construir una…. catedral.
    Catedráticas sino catedrales no.
    No esas, también que las construyan ellos…..los machistas
    No, si en nuestra sociedad si hay una industria que no tiene ningún futuro es la….cosmética.

    • Arturo dijo:

      Desde luego L.K., a medida que vas desarrollando tu tesis de la diferenciación entre patriciado y patriarcado, cada vez me parece más interesante.

  7. L.K. dijo:

    Antiguamente el cristinanismo rezaba por los “perseguidos”. Los parias, los inmigrantes, los exiliados y encarcelados se consideraban “marginados” y “victimas”.
    Con el feminismo las victimas no son ni han sido desde luego ni las personas encerradas en la cárcel ni las que obligatoriamente se reclutan o secuestran para emplearlas como mano de obra o carne de cañon en una guerra o en un ballenero o en un buque mercante.
    Las victimas ya no hay que buscarlas ni en las minas de carbón, ni en las de diamantes de Africa, ni en las de sal donde morían en época romana.
    Gracias al feminismo las victimas en lugar de buscarlas en el frente de una guerra es preferible en la Retaguardia.
    Si, nunca se sufre en el frente tanto como en la retaguardia.
    Y obviamente las heridas y muertas, las victimas, que son siempre las mujeres, es mejor en peluquerías y en esteticiene.
    La “alienación” y “marginación” que padecen es tan terrible, que es mucho peor que la vida de una favela de Brasil la que padece una pobre patricia que habita en un chalet con piscina de la sierra de Madrid o de Gerona.
    Es terrible el clima que tienen que soportar.
    Y no hablemos de las moscas y de los moscones que tienen que padecer en su doble condición de mujer y objeto….sexual.

  8. Pingback: Cine y propaganda: Sufragistas (2015) | Sin Dogmas

  9. Pingback: La discriminación masculina en 41 memes (con fuentes) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  10. Rebus dijo:

    Leer negro sobre blanco que el “patriarcado es un termino comprobado científicamente” produce una mezcla entre hilaridad, náusea y estupor a partes iguales. Máxime cuando la autora se arroga argumentos de autoridad que lo hacen aún más sonrojante. Veamos lo que dice uno de los más prestigiosos expertos sobre violencia de pareja a nivel mundial (y científico, este sí).

    20 de octubre 2014
    Por el Dr. Murray Straus

    Graham-Kevan documenta la abrumadora evidencia de que la teoría del “dominio patriarcal” en la violencia de pareja (VP de aquí en adelante) explica sólo una pequeña parte de la VP. Por otra parte, más de dicha evidencia está emergiendo rápidamente. Para tomar sólo un ejemplo reciente, los análisis de los datos procedentes de 32 naciones en el Estudio Internacional de Violencia en las relaciones (Straus 2007; Consorcio Internacional de Investigación de la Violencia en las relaciones 2004) encontró una igual tasa de perpetración y el predominio de la violencia mutua en todas las 32 muestras, incluyendo naciones no occidentales.

    Por otra parte, los datos de ese estudio también muestran que, dentro de una relación de pareja, la dominación y el control por parte de las mujeres se produce tan a menudo como por los hombres y está tan fuertemente asociado con perpetración de VP por las mujeres como por los hombres (Straus 2007). Graham-Kevan también documenta la ausencia de evidencia que indique que el enfoque de la dominación patriarcal haya sido efectivo para la prevención y el tratamiento. En mi opinión, sería más apropiado decir que el éxito que se ha conseguido en la prevención y el tratamiento de la VP se ha logrado a pesar de las dificultades impuestas por centrarse exclusivamente en la eliminación de la dominancia masculina y la misoginia, por importante que sea como un fin en sí mismo.

    El artículo de Graham-Kevan plantea la cuestión de cómo una teoría y la modalidad de tratamiento explicativa podría haber persistido durante 30 años y aún persiste, a pesar de cientos de estudios que proporcionan evidencia de que la VP tiene muchas causas, no sólo por la dominación masculina. La respuesta es que surgió de la convergencia de una serie de factores históricos y sociales diferentes. Uno de ellos es que la simetría de género en la comisión de actos de violencia en la pareja es incompatible con el predominio masculino en casi todos los demás delitos, delitos especialmente violentos. Otra es la mayor tasa de lesiones sufridas por las víctimas femeninas de VP que ocasiona la victimización femenina en la atención pública con mucha más frecuencia.

    Aunque hay muchas causas de la persistencia del enfoque del dominio patriarcal, creo que la causa predominante ha sido el esfuerzo de las feministas para ocultar, negar y distorsionar la evidencia. Por otra parte, estos esfuerzos incluyen la intimidación y las amenazas, y se han llevado a cabo no sólo por los defensores feministas y proveedores de servicios, sino también por investigadores feministas que han dejado que sus compromisos ideológicos desautoricen sus compromisos científicos.

    Al mismo tiempo, es importante reconocer la enorme contribución a las relaciones humanas y el control del delito realizados por los esfuerzos feministas para poner fin a la violencia contra las mujeres. Este esfuerzo ha traído la atención pública sobre el hecho de que la VP puede ser la forma más frecuente de violencia interpersonal, creando una determinación en todo el mundo a dejar de ignorar la VP, y tomar medidas para combatir la VP. Esto ha llevado al estado de derecho hasta las últimas esferas de la vida, donde la justicia de ‘autoayuda’ (Black 1983) prevalece cambiando la situación jurídica de las agresiones domésticas, cambiando las prácticas policiales y judiciales de ignorar y minimizar la VP a obligar al sistema de justicia penal a asistir e intervenir.

    Además, las feministas han creado dos nuevas e importantes instituciones sociales: centros de acogida para mujeres maltratadas y los programas de tratamiento para agresores masculinos. Sin embargo, el enfoque exclusivo en los hombres agresores y el enfoque exclusivo en sólo una de las muchas causas han obstaculizado la ampliación del las leyes y el esfuerzo para poner fin a la violencia doméstica. Irónicamente, también ha perjudicado los esfuerzos para proteger a las mujeres de la VP y poner fin a la VP por parte de los hombres (Feld y Straus 1989; Medeiros y Straus 2006; Straus 2007; Straus y Scott, en prensa).

    ¿Cómo hace el feminismo para ocultar que no existe ningún patriarcado?

    Método 1. Suprimir Evidencia de la simetría de la violencia de pareja
    Método 2. Evitar la obtención de datos incompatibles con la Teoría de la Dominación Patriarcal
    Método 3. Citar sólo estudios que muestran perpetración masculina
    Método 4. Concluir que los resultados apoyan las creencias feministas cuando en realidad no lo hacen
    Método 5. Crear “evidencia” por citación
    Método 6. Obstruir la publicación de los artículos y obstruir la Financiación de investigaciones que podrían contradecir la idea de que la dominación masculina es la causa de la VP
    Método 7. Acosar, amenazar, y penalizar a investigadores que producen pruebas que contradicen las creencias feministas

    Ampliación del artículo en el enlace:

    http://circuloatenea.com/2015/09/22/la-corrupcion-en-el-estudio-o-investigacion-sobre-la-violencia-domestica/

    Lo del “patriarcado científico” resulta tan gracioso como decir “marxismo científico” o “fascismo científico”.

  11. Pingback: Las Holgazanas y los “machistas”. | Sin Dogmas

  12. Excelente artículo, yo me defino como una persona feminista, sin embargo dentro de ello, y aunque quizás el concepto ya no tenga la capacidad de abarcar todo lo que intento abarcar, puedo decir que el feminismo aboga también por los derechos de los hombres. La ola del movimiento “manism” me parece muy buena, sin embargo, al igual que en algunos casos del feminismo, la gente lo llega a desvirtuar y retorcer para hacer un contra ataque al feminismo. Me parece que despojar viejos conceptos y términos y, claro, proponer nuevos es la mejor forma de invadir el nuevo mundo. Dentro del feminismo (real) peleamos por la igualdad de género, no por la desvalorización ni revalorización del hombre y/o la mujer. Necesitamos pelear juntos en contra del sistema sexista que nos agobia a hombres, mujeres, homosexuales, lesbianas, trans, etc. Me parece de suma importancia no sólo leer sobre una corriente filosófica (o movimiento social) sino leer sobre todas las posibles opción a las que se tenga alcance, aunque no se esté de acuerdo, para retroalimentar, aprender o reaprender pero, sobre todo, comprender. Porque si comprendemos una lectura lo mejor que podamos lo que estamos haciendo en realidad, es aprender sobre una persona y sus circunstancias para comprender, con base en ello, los motivos de sus acciones y entonces sí, buscar un método de renovación y de redefinición filosófica, social y política.

  13. Vos me leíste la mente… es tal cual lo que pienso yo.

    Yo pienso esto:

    Machismo = prepotencia masculina (de parte de un hombre) hacia una mujer solo y SOLO por cuestiones de género.
    Prepotencia = actitud arrogante por condición de superior con fines de imponerse ante otra persona (en este caso, por el género; de hombre a mujer).

    Conclusión: muchas de las cosas que dicen que es por machismo, es erróneo, pero voluntariamente erroneo. Porque como dijiste vos, todo se lo quieren mandar al MACHismo o PATRIARCADO, conceptos totalmente ligados al género masculino, para dejar como imagen representativa de todo lo malo, mientras que lo femenino no.

    Para que un caso sea machismo, tiene que haber PREPOTENCIA MASCULINA, y se tiene que BENEFICIAR UN HOMBRE A CAUSA DE ESA INJUSTA PREPOTENCIA.

    Un caso puede tener privilegio masculino, pero no necesariamente es machismo. ¿Por qué? Porque puede ser impuesto ese privilegio una mujer, que nunca, NUNCA será machista por sentido técnico de la palabra machismo. Por ejemplo, en Colombia, los nenes tienen privilegios sobre las nenas en unas cuantas cosas, pero, a causa de quién? De las madres; en Colombia prevalece el MATRIARCADO. Y ahí tenemos, un caso sexista de injusticia, pero no por patriarcado, sino por MATRIARCADO.
    Entonces, abandonen o replanteence el concepto de “patriarcado” y “machismo”. Y también, replantéense el pensamiento sobre el “feminismo”, que más que ser igualdad, es machismo pero a la inversa: de mujer a hombre.

    La imposición de estereotipos TAMPOCO es machismo (o patriarcado), porque tales estereotipos pueden ser usados por cualquier persona más allá del género para beneficio personal. Por ejemplo, el estereotipo de “mujer débil” y “hombre fuerte”, que tanto se clama ser machista, fue usado por MUCHAS mujeres para quedar impunes y justificadas ante un acto de violencia contra el hombre. Si una mujer le está pegando a un hombre, y dice: “no me pegués que yo soy mujer eh, soy más débil que vos eh!”, ahí quién demuestra su prepotencia? La mujer, claramente. Así que, el machismo como “sistema de estereotipos” TAMPOCO es válido.

    La homofobia TAMPOCO es producto de machismo, primero, porque la humillación al homosexual la puede dar cualquiera más allá de su género, y hasta feministas han humillado homosexuales porque lo ví; segundo, porque en las antiguas sociedad VERDADERAMENTE MACHISTAS, en las cuales se veía a la mujer como algo menos digno de ciertas cosas que los hombres, los hombres eran justamente HOMOSEXUALES, que veían a la mujer solo para reproducir, pero que consideraban que el amor solo se podía dar entre hombres porque eran los únicos dignos del amor.

    Así que… sinceramente, las palabras “machismo” y “patriarcado” fueron voluntariamente diseminadas con cierta connotación anti-hombre, y, lo peor de todo, es que la gente cayó en esa ilógica nominación.

  14. Sos muy culto e inteligente. Te felicito campeón.

  15. Ronald C. dijo:

    Creo que llego tarde, pero es algo así como ” las mujeres discuten y sus maridos se agarran a golpes” así en la historia universal. Hay violencia en los dos sexos. Sólo que lo evidente “agarrarse a golpes” y su posterior carga de culpa, cae en el hombre

    • En el pasado la violencia de la mujer hacia el hombre también era evidente, y el hombre maltratado de hecho era humillado ceremonialmente. Cito de un artículo previo sobre la Edad Media y Moderna:

      El hombre maltratado

      Ya hemos visto que la mujer contaba con cierta protección hacia el maltrato. Por el contrario, éste no era el caso del hombre. Cuando se trataba del varón, la intención de la cencerrada era humillar al marido abusado. De hecho en Francia durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna la comunidad lo obligaba a pasear en burro sentado hacia atrás y agarrándole el rabo mientras se burlaban de él. Algo similar ocurría en Inglaterra (p. 4), y en España. Podría decirse que quizá la mujer maltratadora era castigada indirectamente a través de la humillación de su marido, pues la pérdida de estatus y aceptación social de este último terminarían afectándole a ella, pero en cualquier caso el tratamiento de las víctimas de abuso en base a su sexo es marcadamente diferente.

      En el original encontrarás tres fuentes al respecto.

  16. Ana dijo:

    Que las mujeres perpetúen conductas machistas no es razón suficiente para dejar de utilizar el termino machista, ni el de patriarcado. Por que que una mujer lo haga, no significa que esas conductas no estén basadas en una desigualdad que otorga los privilegios al hombre.

    Es machista que un hombre se crea que tiene derecho a violar a una mujer por que esta lo había provocado, pero como hay mujeres que también lo dicen, ya no es machista.

    Falacias. Falacias por que no tienes en cuenta que la sociedad en la que tu vives te condiciona. No tienes en cuenta que hay mujeres alienadas, mujeres machistas.

    • Creo que he dejado claro que los términos pueden utilizarse en contextos específicos (lo dije al inicio del artículo) pero no para hablar de “sistemas”, como se está haciendo ahora. Que alguien me diga cómo puede llamarse patriarcado (“gobierno de los padres”) a un sistema donde los padres pierden rutinariamente la custodia de los hijos y su papel está devaluado, como en el Occidente actual.

      Aquí no creemos en mujeres alienadas (como grupo), porque el sexo femenino tendría que ser muy estúpido para no sólo aceptar sino reproducir (a veces con más entusiasmo que el varón) un sistema que tanto le perjudica a lo largo del globo y de la Historia. Y los hombres unos genios para conseguirlo. No. Lo que creemos es que este sistema presentaba (y presenta) problemas y ventajas para ambos sexos. Y cada sexo, con excepciones, consideraba que las ventajas obtenidas en este sistema valían la pena mantener y reproducir. En el cartel de la Guerra Civil puedes ver a las mujeres diciendo “talleres para nosotras, los hombres al frente”. Si hay una guerra, al frente vas tú. Yo iré si puedo y quiero (hubo mujeres que lucharon, pero no las reclutaban por la fuerza). Eso es definitivamente una ventaja. Y por supuesto hay otras, dependiendo del lugar y el momento histórico:

      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2013/09/07/el-privilegio-femenino/

    • Isidro dijo:

      Ana:
      1. En este mundo hay personas que se sienten provocadas por la ostentación de riqueza que hacen algunos ricos; y es una provocación que les hace sentirse en el derecho de robarles. Esos ladrones se sienten legitimados a robar al prójimo y los violadores se sienten legitimados a violar, pero de eso NADIE tiene la culpa, salvo los mismos perpetradores, porque lo cierto es que ni la sociedad ni las instituciones legitiman el robo o la violación. Al contrario: a los ladrones o violadores les espera la CÁRCEL: ese es el curioso “premio” que esta sociedad “patriarcal” reserva al violador . Por tanto, si ese violador viola por (supuestas) motivaciones machistas, lo cierto es que la sociedad y la ley castigan esas motivaciones machistas. Es decir, hay en toda sociedad ladrones, violadores, asesinos, torturadores, pederastas, etc., PERO A PESAR DE LA MISMA SOCIEDAD. ¿O es que acaso la sociedad trata al violador como si fuera una especie de héroe machista o ángel custodio del “patriarcado”? ¿Verdad que no? No cometa usted la falacia de atribuir a los justos e inocentes las culpas de los pecadores.

      2. Si usted llama machista a quien se siente con derecho a violar a una mujer, ¿cómo llama a los hombres que se sienten legitimados a violar a hombres en las cárceles? ¿También machistas? Pues si así fuera, entonces tendremos que concluir que el machismo oprime tanto a hombres como a mujeres. Pero, en ese caso, ¿qué sentido tiene decir que los hombres son el sexo privilegiado? Si (también) estoy oprimido, ¿puedo ser alguien privilegiado? Hasta donde a mí me alcanza, ninguna persona puede ser a la vez reconocida como oprimida y privilegiada: eso no tiene sentido.

      3. Por último. ¿Sabe usted que hay madres que se sienten legitimadas a torturar a sus hijos pequeños? Si usted lo desea, le mostraré pruebas de que las hay. ¿Tiene usted alguna culpa como mujer de que haya madres que se sientan con ese derecho? ¿No, verdad? ¿Cómo le llamaría usted a ese sentimiento de criminal legitimación? Si usted ve “machismo” en la violación de un hombre a una mujer (macho contra hembra), también verá que la agresión de una madre a un hijo es un acto de “maternismo” o “madrismo” (madre contra hijo), valgan los palabros. ¿Incita o apoya la sociedad los actos de “maternismo” (agresión de madre a hijo)? No, de ninguna manera. Sin embargo, es una verdad como un templo que hay madres que agreden sádicamente a sus hijos. Análogamente, aunque la sociedad ni incita ni apoya la agresión del hombre a la mujer, hay hombres que agreden a las mujeres. Lo hacen al margen y pese a la sociedad.

  17. Babel dijo:

    Ana, Carlos ya te ha contestado bastante bien. Tu comentario no sólo es ofensivo hacia los hombres (al tacharlos de opresores) sino también hacia las mujeres (al tacharla de seres inferiores que no son capaces de darse cuenta de su propia opresión).
    Es curioso que tú hables de falacias, cuando las feministas sois expertas en emitirlas.
    Explica (no vas a poder explicarlo y lo digo sólo para dejarte en evidencia) como es posible que el grupo privilegiado no tenga presunción de inocencia ante la ley.
    Explica como el grupo privilegiado es el que más se suicida.
    Explica como el grupo privilegiado es el que sufre mayor fracaso escolar y está a la cabeza en indigencia.
    Supongo que estarás acostumbrada a repetir dogmas y que nadie te los rebata, pero cuando toca razonar un poco tu ideología se pierde. Y se pierde porque lo único que tiene es el totalitarismo y la censura para imponerse.
    No vais a estar mandando eternamente.

  18. Tiestherido dijo:

    Reblogueó esto en Sin Casay comentado:
    Sin duda, es mucho más preciso hablar de sexismo en lugar de machismo.

  19. Pingback: La discriminación masculina en 51 memes (con fuentes) | La Matrix Holografica

  20. Rocío Maro dijo:

    mmm…
    Me quedó claro lo evidente.. la sociedad piensa lo que piensa (hombres y mujeres están en el mismo saco, o bajo el mismo sistema de convenciones.. ideología, bla bla).
    Y un par de ejemplo de mujeres machistas…

    Pero dices que la palabra machista o patriarcado es muy fuerte ya que sólo “culpa” a los hombres siendo que hay contribución de las mujeres en la sociedad… aunque aceptas el concepto de que los primeros gobiernos fueron de “padres” y por ende el sistema de pensamiento fue moderado en parte más por ellos. No veo lo malo en usar palabras para lo que ES o FUE…

    Si se definen estas palabras (machismo, patriarcado) para un sistema de convenciones social, pasa a ser propio de la sociedad y lógicamente no van a haber diferencias de pensamiento hombre-mujer. Luego… cuál es el contra argumento para decir que son malas palabras? El único que leí fue el de las palabras masculinas que integran estas ideas (padre y macho).

    Pensé que leería algo más preciso y fuerte argumentativamente, y no una serie de noticias inconexas al tema para preparar el único argumento con el corazón ablandado.
    :3
    Igual siento que es mejor usar sexismo que machismo… pero patriarcado me lo sigo teniendo.

    • Decir que sólo estoy dando “un par de ejemplos de mujeres machistas” es falso y sólo tiene la intención de ridiculizar. No hay más que leer el artículo para comprobarlo.

      Dices:

      “Los primeros gobiernos fueron de “padres” y por ende el sistema de pensamiento fue moderado en parte más por ellos. No veo lo malo en usar palabras para lo que ES o FUE…”

      Tampoco dije eso. Lo que he afirmado es que las civilizaciones o culturas más exitosas antes de la Revolución Industrial (no las primeras) tenían un sistema de familia “patriarcal” (es decir, el padre como cabeza de familia). Y aunque el padre fuera la figura de autoridad, el ejercicio efectivo del poder dentro de la familia era con frecuencia otro, como elaboro en este artículo:

      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2014/10/13/el-poder-femenino-en-el-matrimonio-tradicional-los-casos-de-india-china-y-japon/

      Al inicio del artículo comento que no tengo problema en llamar patriarcado a eso: un sistema familiar donde el padre es cabeza la familia (o su vertiente religiosa), pero no para hablar de un sistema “de opresión del hombre a la mujer”, o un sistema político que llamas “gobiernos de padres”, pues ser padre no era lo más importante. No tengo constancia de que ser padre haya sido un requisito legal para gobernar (aunque estuviera bien visto y/o garantizara la sucesión), como muestra la presencia de mujeres dirigentes y de hombres sin hijos a lo largo de la Historia y en diversas culturas.

      En cualquier caso, y ya que sacas el tema de la precisión, te pregunto: ¿Se puede llamar patriarcado o “gobierno de los padres” a sociedades como la occidental donde los padres pierden rutinariamente la custodia de los hijos, o quedan a merced de un juez si quieren saber que un hijo es suyo (siendo multados en caso de realizar una prueba por cuenta propia, como en Francia)? ¿O como en Japón, y algunos estados de Estados Unidos, donde están obligados a mantener hijos que no son suyos?

  21. Juan J. Herrero dijo:

    hola, acabo de descubrir la página, y aunque no estoy de acuerdo con todo, con muchas cosas sí.
    algo con lo que no coincido, porque me parece que parte de un error de interpretación, es tu análisis sobre el término “machismo”.
    la palabra “machismo” no hace referencia al “macho” en un sentido biológico, es decir, no habla de un “ser humano macho” sino de un “macho” en el sentido del estereotipo creado por la sociedad e impuesto a los hombres, es decir, un “macho latino” por ejemplo.
    en castellano ambos términos se confunden, por eso es comprensible tu confusión. pero si te fijás, en otros idiomas esa diferencia está bien clara. por ejemplo, en inglés el machismo se llama “machismo”, no “maleism”, en francés “machisme”, no “mâlisme”, y así.
    tu confusión no sólo es comprensible por un tema idiomático, sino también porque muchos y muchas feministas tienden a confundir la denuncia contra el machismo con la denuncia contra los hombres. el machismo, es decir, el estereotipo del “macho” que se nos impone a hombres y mujeres como lo que un hombre debe ser, nos hace mucho daño tanto a hombres como a mujeres.
    entonces, el término “machismo” no debería hacer referencia únicamente a la opresión de género contra la mujer, sino también a la que sufrimos los hombres.

    • Comprendo, pero sigue siendo una palabra que hace referencia a un solo sexo, y no a actitudes y valores que en su mayor parte comparten ambos, y la mujer también transmite en la esfera doméstica a sus hijos. La palabra sigue, en cualquier caso, asociada únicamente al sexo masculino. Claro que como dije en el artículo, creo que puede ser correcta para expresar ciertas actitudes, pero no para hablar de un sistema, que es lo que critico aquí, pues en el sistema participan hombres y mujeres.

      • Juan J. Herrero dijo:

        como expliqué, la palabra no hace referencia a un sexo sino a un estereotipo.
        es cierto que se busca abarcar a todo un sistema de estereotipos e imposiciones, y el término refiere explícitamente a uno solo de ellos (el impuesto como modelo positivo al varón heterosexual). pero al ser un sistema compuesto por una pluralidad de elementos, me parece lógico recurrir a la metonimia para darle nombre (es algo súper común en nuestro lenguaje, lo hacemos cotidianamente sin siquiera darnos cuenta) y me parece aun más lógico usar el estereotipo dominante dentro de ese sistema y no otro (sería ridículo que frente a un sistema de estereotipos que propone al del macho como el que debe liderar, decidiéramos llamarlo “sumisismo”, “princesismo” o “mariquismo”, apelando a estereotipos que si bien están dentro de ese mismo sistema, son puestos en roles subalternos por él).

        además, los términos que proponés para reemplazarlo no hacen referencia a este sistema de estereotipos e imposiciones sino a otras cosas.
        el “sexismo” es mucho más amplio y genérico, hace referencia a la imposición, el prejuicio o la discriminación en función del sexo biológico. el tema es que hace referencia a cualquier tipo de sexismo, no a uno específico. el machismo tiene que ver con esto, pero refiere particularmente al existente en nuestra sociedad. el machismo es sexista, pero el sexismo no es necesariamente machista.
        algo parecido pasa con “sistema de género”. va un poco más allá del sexismo, y refiere a la imposición de patrones culturales de género, pero lo hace en forma genérica, no refiere específicamente al nuestro, sino a cualquier sistema de género existente o posible. el machismo es un sistema de género, pero un sistema de género puede ser machista o de otro tipo.

      • Voy a responder a este apartado en particular porque creo que aquí está lo más importante del asunto. Cito:

        “Me parece aun más lógico usar el estereotipo dominante dentro de ese sistema y no otro (sería ridículo que frente a un sistema de estereotipos que propone al del macho como el que debe liderar, decidiéramos llamarlo “sumisismo”, “princesismo” o “mariquismo”, apelando a estereotipos que si bien están dentro de ese mismo sistema, son puestos en roles subalternos por él. Además, los términos que proponés para reemplazarlo no hacen referencia a este sistema de estereotipos e imposiciones sino a otras cosas” (…) “algo parecido pasa con “sistema de género”. va un poco más allá del sexismo, y refiere a la imposición de patrones culturales de género, pero lo hace en forma genérica, no refiere específicamente al nuestro, sino a cualquier sistema de género existente o posible. el machismo es un sistema de género, pero un sistema de género puede ser machista o de otro tipo.”

        El problema justamente al hablar de “machismo” es que también ignora la variabilidad cultural e histórica. Pensemos en los caballeros británicos del siglo XIX que proyectaran una actitud paternalista hacia la mujer, del tipo “la mujer es demasiado pura como para ensuciarse con la política” a fin de argumentar que no votaran. No se ajusta al estereotipo del “macho”, pero los roles de género también están marcadamente diferenciados y dichos roles infantilizan a la mujer. ¿Es apropiado hablar de “machismo” cuando estos hombres no se ajustan al estereotipo del “macho” (término culturalmente cargado).

        Una tercera opción que pensé había incluido en el artículo pero parece que no lo hice fue “tradicionalismo”, que haría referencia a la división de roles género tradicionales, con su variabilidad cultural, histórica y social correspondiente. No es perfecto, pero me parece mejor que machismo, y no asocia a un solo sexo la visión de la sociedad que comparten hombres y mujeres. En Latinoamérica esto englobaría machismo y marianismo, este último también muy influyente por el papel que juega en la transmisión cultural de padres a hijos.

    • Raúl dijo:

      Si queremos hablar de igualdad entre sexos, debemos hablar de sexismo.

      Cómo se puede ver en la historia, y en la actualidad, los varones han tenido deberes y castigos, y un papel que les condiciona del mismo modo. Verle como privilegiado es una forma de reducir la realidad al máximo, creando una visión sectaria, injusta e interesada de los hechos, aparte de inculta e influenciable. Por ello, el termino machismo y patriarcado (según el feminismo) son palabras ideológicas y teóricas en gran medida. Pues la realidad es más compleja.

    • usyort dijo:

      Juan J. Herrero dijo:
      “como expliqué, la palabra [machismo] no hace referencia a un sexo sino a un estereotipo”.(Los corchetes son míos)

      Pues la palabra Nenaza, por ejemplo, tampoco hace referencia a un sexo, sino también a un estereotipo, pero esto no impide que tenga unas claras connotaciones sexistas y da lo mismo que se use indistintamente con hombres o mujeres o para hacer referencia a situaciones de lo más globales y variadas, porque lo que está claro es que se emplea una palabra femenina (Nena) para señalar un comportamiento negativo y ridículo (debilidad, miedo, indecisión…).
      De la misma forma, y a pesar de que hace referencia a un estereotipo más que a un sexo, la palabra “Machismo” se usa para señalar un comportamiento y unos valores que el sexo femenino también ha contribuido en perdurar y transmitir. Si a este hecho añadimos que las mujeres no han sido ni son las únicas perjudicadas por este sistema de valores, tenemos una expresión que resulta claramente injusta, desproporcionada y nada conciliadora.

      • Juan José Herrero dijo:

        no sé qué significa “nenaza”, así que no entiendo tu ejemplo
        y sí, claro que los valores asociados al estereotipo del macho son sostenidos también por las mujeres, pero justamente por eso la palabra no es sexista! porque hace referencia a esos valores, no a quién es el culpable de ellos

        realmente me resulta muy ridícula esa paranoia de creer que porque alguien hace referencia al estereotipo y a los valores del macho, esté culpando al hombre por ellos…

      • Si quedara alguna duda de que el término se utiliza para culpabilizar a los hombres, voy a citar este fragmento “¿Por qué los hombres matamos a las mujeres?”

        Los hombres matamos a las mujeres porque nuestra cultura amorosa es patriarcal y está basada en el egoísmo, en el sufrimiento, en la desigualdad, en las relaciones verticales, en las luchas de poder. El capitalismo romántico nos hace egoístas, el romanticismo patriarcal perpetúa los mitos románticos y ensalza el dolor como vía para alcanzar el amor.

        Hasta ahora hemos hablado de exactitud, pero ahora que lo mencionas quiero añadir otro ángulo a la discusión: cómo de apropiadas son estas estas palabras (machismo y patriarcado) en este tipo de espacios donde tratamos los problemas masculinos (y luego podemos seguir debatiendo la exactitud del término).

        Esto lo extraigo de nuestra página de Facebook:

        En los sistemas de género tradicionales una constante es que los hombres gozan de mayor estatus y las mujeres de mayor protección (con excepciones, como todo). El término patriarcado se emplea para resaltar lo primero (aunque no sólo para eso). Pero también existe un término que se emplea para resaltar lo segundo: “ginocentrismo”. Y ésta es una protección especial que se exigía antes a los hombres y ahora también a los gobiernos (ver enlace). El término tampoco es de mi agrado, pero lo voy a utilizar como ejemplo para exponer por qué me opongo al uso de la palabra patriarcado en esta página (más allá de las excepciones señaladas).

        Digamos que yo invierto los 51 memes para decir que el ginocentrismo resulta en que las mujeres cometan menos suicidios, tengan menores índices de indigencia, no se las reclute en la mayoría de los países para la guerra, sean una fracción de las muertes laborales, se les dé prioridad en las leyes de inmigración, se destine más recursos a las mujeres desaparecidas, les pongan menos trabas cuando son refugiados, tengan prioridad en las leyes como víctimas de la trata, su homosexualidad sea legalmente más permisible o menos penalizada que la masculina en ciertos países, se les dé más atención a sus problemas en los medios, etc.

        Y bueno, que todo esto pase cuando los hombres tienen el poder, no invalidaría el concepto, sino que lo reforzaría, pues mostraría el poder de esta cultura ginocéntrica (de forma parecida a cómo las madres transmitirían la cultura patriarcal a sus hijos).

        Ahora digamos que yo voy a una página donde se tratan los problemas más graves de las mujeres, como el infanticidio y feticidio femenino, los asesinatos de honor, la prostitución forzada y otros (que por otra parte pondrían en duda si el término “ginocentrismo” es el más apropiado). Si yo me empeñara en esa página a hablar de “ginocentrismo” y echarle la culpa de esos problemas a la “cultura ginocéntrica”, imagino que no les sentaría bien. Y si después me dicen que ese término no lo quieren en la página porque culpa a la víctima, y que sería utilizar mejor otros más inclusivos, yo podría estar de acuerdo o no, pero creo que entendería por qué les resulta así y lo respetaría.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/07/19/sometida-o-protegida-la-infantilizacion-de-la-mujer-y-los-roles-de-genero-en-el-pasado/

      • Jeipi dijo:

        Menuda sarta de estupideces ese panfleto titulado “¿Por qué los hombres matamos a las mujeres?” Ya desde el titulo, realmente abusivo, es que suelta todos los falsos dogmas de la ideología de género para criminalizar en bloque al sexo masculino.

        Es difícil encontrar nada más misándrico, ¡y se supone que lo ha escrito un hombre! ¿Se puede ser más rastrero?

      • usyort dijo:

        Pensaba responder a Juan José Herrero insistiendo en que mientras se siga usando una palabra relativa al Macho para describir unos valores que las mujeres también han contribuido en mantener, seguirá siendo sexista, por mucho que haga referencia sólo a esos valores,…pero después de tu magistral replica, Carlos, no me queda nada más que añadir.

      • Juan José Herrero dijo:

        No entendí por qué decís que el término “patriarcal” se usa para culpabilizar a los hombres en el fragmento que citaste.

        En cuanto a lo apropiado de las palabras, estoy muy de acuerdo en que es importante tomar conciencia de DÓNDE y CUÁNDO uno hace un planteo o cuestionamiento.
        En un artículo que habla sobre problemas de género del hombre, no corresponde ir a plantear problemas de otro grupo social, como pueden ser los problemas de género de la mujer.
        De la misma manera que tampoco haría lo contrario: plantear problemas de género del hombre donde se están discutiendo problemas de la mujer.
        Hasta ahí estamos de acuerdo.
        Donde no estamos de acuerdo, es en que no se pueda usar el término “machismo” cuando se están discutiendo problemas de género del hombre, o que no se pueda usar el término “ginocentrismo” cuando se discuten los de la mujer. La cultura machista y ginocéntrica ES LA RESPONSABLE de los problemas de género que nos afectan a todos. ¿Cómo no voy a hablar de esos patrones culturales nocivos cuando justamente se están discutiendo los problemas que causan?
        Hablar de “machismo” no es culpabilizar al hombre, es mostrarle que el estereotipo social masculino de liderazgo que se le impone le hace daño a él también.
        Hablar de “ginocentrismo” no es culpabilizar a la mujer, es mostrarle que el estereotipo social femenino de indefensión que se le impone le hace daño a ella también.
        Evitar esos términos por miedo a herir susceptibilidades de gente que LOS MALINTERPRETA contribuye a invisibilizar y naturalizar la cultura machista y ginocéntrica. Y lo que necesitamos para cambiarla es exponerla, no invisibilizarla.

      • O quizá podríamos utilizar un término que incluye ambos, como propongo en este artículo, por ejemplo “sistema de roles de género” (o simplemente “sistema de género”), o “tradicionalismo”.

        Cada cual es libre de usar los términos que quiera, pero entiendan que si alguien viene a expresar preocupación por los hombres culpando al “patriarcado” o “el machismo” lo veré como un regalo envenenado (además de inexacto en muchos contextos). Igual que si alguien expresa preocupación por las mujeres utilizando insistentemente el término “ginocentrismo”.

      • usyort dijo:

        Más ejemplos de que el término se usa para culpabilizar a los hombres;

        -Alberto Garzón, candidato de IU en las pasadas elecciones generales de España y en relación con la discriminación femenina provocada por determinadas actitudes “machistas”:
        “El género masculino ejerce una opresión sobre el género femenino”.

        -Tertuliano (cuyo nombre estoy tratando de averiguar) del programa “Al Rojo Vivo”, de la Sexta, hablando de la violencia contra las mujeres:
        “Los HOMBRES somos los culpables de la violencia de género y nos corresponde a NOSOTROS encontrar una solución para erradicarla”.

        Está claro que en ambos casos se hace referencia a todos los hombres del mundo (y sólo a los hombres), y no a un estereotipo. Dos ejemplos más de ULTRAMISANDRIA que viniendo de 2 hombres me provocan asco y pena a partes iguales.

  22. Pepe dijo:

    “el “sexismo” es mucho más amplio y genérico, hace referencia a la imposición, el prejuicio o la discriminación en función del sexo biológico. el tema es que hace referencia a cualquier tipo de sexismo, no a uno específico. el machismo tiene que ver con esto, pero refiere particularmente al existente en nuestra sociedad. el machismo es sexista, pero el sexismo no es necesariamente machista.
    algo parecido pasa con “sistema de género”. va un poco más allá del sexismo, y refiere a la imposición de patrones culturales de género, pero lo hace en forma genérica, no refiere específicamente al nuestro, sino a cualquier sistema de género existente o posible. el machismo es un sistema de género, pero un sistema de género puede ser machista o de otro tipo.”

    ¿Esto podrías explicarlo con ejemplos?

  23. Magi dijo:

    Aquí otras posibles razones , aunque bastante actuales, claro, pero que servirán para el futuro :

    http://elpais.com/diario/2010/11/04/sociedad/1288825204_850215.html

    El apellido del padre en España ya no es prioritario , los dos progenitores deberán elegir el orden y si no se llega a acuerdo se impondrá el orden alfabético .

    En el mundo anglosajón solo se pone un apellido, antes era el del padre, y no solo eso , sino que al casarse la mujer perdía su apellido, en el Reino Unido ahora ya no , y el padre aunque esté registrado como tal , no tiene derecho a exigir que se ponga su apellido :

    https://www.dad.info/expecting/legal-stuff/what-surname-will-the-baby-have

    • Buena observación. Gracias, Magi.

    • Anónimo dijo:

      Hace unos años, durante la anterior gran crisis económica, una amiga, por entonces en la veintena, se fue a USA a buscarse la vida (tenía allí un hermano que le facilitó las cosas). Una vez allí se casó con un americano wasp y cambió su español apellido por el de Williams. Poco tiempo más tarde se separó y volvió a casar con otro americano pero esta vez mejicano. Como, al parecer, no tiene obligación de cambiar su apellido por el del nuevo marido, pues ella sigue siendo P.. Williams y así accede a mejores trabajos, créditos etc. Que yo sepa, su nuevo marido no puede ponerse el apellido de la mujer por lo que siempre será un “hispano”. Si esto es una discriminación perjudicial que baje dios y lo vea.

      • Aunque lo que dices es cierto, sí tiene la opción de cambiar su nombre y apellidos legalmente (sin adoptar los de otra persona). El problema es que ahí cuesta dinero y bastante.

  24. AileD dijo:

    En serio te parecen buenos argumentos que las mujeres crean que la violencia de genero esta justificada? Creo que hay una cosa que no entendiste. Por lo que leo en tus posts tu ves que las feministas entienden el patriarcado como aquellos hombre que no les dejan llegar a la equaldad. Entiendo que es por eso que encuentras un buen argumento decir que las mujeres también forman parte de esa violencia hacia ellas mismas. Pero el patriarcado va mas allá de todo eso, el patriarcado es un sistema de valores en los que se ve al hombre como superior a la mujer. Y si, aquí pillamos todos aun que en distinta intensidad, los hombre porque se le pide que ejerza el poder y todas las consecuencias que eso conlleva y las mujeres porque se les ve como un acompañamiento del hombre y las consecuencias pertinentes. Esta idea la tenemos tanto hombre como mujeres. Para las mujeres es un poco síndrome de Estocolmo, pero es así..
    En estas consecuencia del patriarcado entran algunos de los memes que colgaste. Aun que haya consecuencias para todos no olvidemos que las mujeres san las que están más jodidas. A lo mejor es este punto en el que no estas desacuerdo?

    • No, mi visión de lo que considero “patriarcado” (gobierno de los padres, no de los hombres) está expuesta al inicio del artículo. A lo que tú te refieres es a lo que llamo “sistema de género” o “tradicionalismo”. Justamente no lo llamo “patriarcado” porque se trata de una construcción conjunta. Ésta es mi visión:

      No considero que la mujer sufriera ningún “síndrome de Estocolmo”. Le doy más crédito a las mujeres: no pueden ser tan estúpidas como para que esto ocurriera a lo largo de la Historia y prácticamente a nivel global. Tampoco creo que los hombres fueran tan inteligentes para mantenerlas en ese estado tanto tiempo.

      Lo que había era una esfera masculina y una femenina. Al varón se le otorgaba más estatus y a la mujer mayor protección. El hombre podía tener más autoridad, pero la mujer el mismo o incluso más poder, al menos en las sociedades campesinas donde históricamente ha estado concentrada la inmensa mayoría de la población. Hay un artículo bastante bueno que cubre esta dinámica:

      http://www.faculty.fairfield.edu/dcrawford/rogers.pdf

      La mayoría de hombres y mujeres aceptaban este arreglo, que tenía ventajas y desventajas para ambos. Eso no significa que a todos les agradara: tenemos mujeres que se disfrazaban de hombre para ir a la guerra, pero también desertores (en un número muchísimo mayor).

      Lo que rompió este equilibrio fueron dos cosas: las revoluciones liberales y la Revolución Industrial. La primera dio una serie de derechos y libertades a los hombres donde quedaron excluidas las mujeres. La segunda hizo que la esfera de trabajo masculina creciera enormemente, creando un desequilibrio con la femenina, restándole peso e importancia. Aquí es cuando vemos como en Occidente la mujer reivindica un cambio. No antes (la querella medieval de las mujeres no cuenta, pues sus argumentos no iban en la misma dirección).

      No encuentro razones para afirmar que este sistema perjudica más a las mujeres que a los hombres: considero que los perjudica por igual pero normalmente en diferentes esferas. Lo que ocurre es que los problemas de un sexo son más visibles que los del otro.

    • Jonatan dijo:

      Es una idea muy pobre la del “patriarcado”. Desde el inicio de los tiempos los roles de sexo (que dieron inicio a los sexismos) se asignaron por capacidad de la mujer de parir. El hombre fue considerado el más descartable para hacer las tareas del afuera… ¿y venís a hablar de que se ve al hombre superior a la mujer? Eso es una visión feminista, o sea, poco prudente. Te recomiendo cambiarla.

      • He de matizar que el hombre sí ha tenido mayor estatus que la mujer a lo largo de la Historia, al igual que ésta ha gozado como contrapartida de mayor protección. Ese reparto puede darse bajo una organización “patriarcal” (el padre como cabeza de familia) o no, por lo que prefiero hablar de un sistema de roles de género.

  25. Babel dijo:

    “Creo que hay una cosa que no entendiste”(AlieD).
    Tener una visión distinta a la tuya no implica no entender. Hay que ser un poco más humilde a la hora de exponer un punto de vista.
    Lo de decir que el hombre se ve como superior a la mujer es una desvergüenza desde el mismo momento en el que el hombre ha sido a lo largo de toda la historia el sexo desechable. Ves demasiada televisión.

    CR: Por favor no quiero ataques personales.

  26. sigro dijo:

    Hola Carlos, felicidades por el blog. El otro dia viendo la película Forrest Gump, hay una escena en que un hombre da una bofetada a la protagonista, Jeny; en ese momento Forrest lo ve y reacciona airadamente dando una paliza al susodicho. Yo considero la actitud de Forrest de machista: ela es mujer, debil, yo soy hombre y tengo que defenderla. ¿Que opinas?

    • Gracias Sigro. Me temo que no he visto la película, de modo que no puedo decirte. Una acción determinada puede ser interpretada de distintas maneras: es la intención lo que definiría el caso. Por lo general, sin embargo, este tipo de reacciones (si se debió a que era mujer, no un ser humano, necesitada de ayuda) tiendo a verlas como caballerescas.

      • Anónimo dijo:

        ¿No viste la película? Serás de los pocos. Aquí está la acción:

        El hombre al ver agredida a su amiga y amor platónico se avalanza contra el maltratador. Lo que dice el compañero sigro es un dato interesante, y es un tema mayor a profundizar. En el femenismo, especialmente en el radical desprecian todo lo que tiene que ver con ser caballeresco, además de otras reiteraciones como que no necesitan ayuda del hombre y que se valen por sí solas…

        He presenciado cómo una mujer llamaba sexista a unos anfitriones por servirla primera a ella en la mesa única comensal mujer, o que un conocido me contaba cómo fue menospreciado por ceder el paso en la entrada al metro al abrir la puerta (ni contar que cuando abres cualquier puerta es bastante habitual por práctico y educado dejar pasar a cualquier persona indiferentemente del sexo).

        Y he aquí la cuestión, es factible la defensa en el caso de que sea tu amiga… pero ¿ser caballeresco con una desconocida? ¿defenderla al mismo tiempo que te desprecian? Ya profundizaré más en ello. Antes quizás sí, pero ya no seré el valiente.

      • Si es su amiga entonces no veo machismo en absoluto. Es natural que defendamos a nuestros amigos, y no tiene que ver con que pensemos que no pueden hacerlo solos.

      • sigro dijo:

        Bueno no era una mujer desconocida, él está enamorado de ella y es su amiga, así que supongo que podria no considerarse machismo, ya que la condicion sexual no es determinante. Otra cosa es que ademas de un bofeton le estuviera dando una paliza, en tal caso habria que intervenir fuera cual fuera la condicion de agresor o agredido.

    • isidro dijo:

      Es “sencillo”.
      1) Lo que hace Forrest es machista. Defender a una mujer es un acto “machista”, porque, según la doctrina feminista, eso es tanto como tratar a la mujer como un ser que necesita de la caballeresca atención de un paladín de las mujeres.

      2) Lo que hace Forrest es feminista, porque castigar a un maltratador (valga el pleonasmo) de mujeres es una acción feminista. Por eso hemos aprobado una ley que hace eso mismo: castigar al maltratador.

      Es así de “sencillo”.

      • Hugo dijo:

        isidro, creo que captas a la perfección la esquizofrenia de un relato que pretende combatir el sexismo con estereotipos sexistas.

      • isidro dijo:

        Hola, Hugo.
        Así es: el feminismo es sumamente contradictorio. De sus profundas incoherencias ya he hablado en varias ocasiones en este blog. Las resumo aquí:

        1. Contradicción Fundacional: el feminismo de “género” acusa al hombre de tratar a la mujer como un ser intelectualmente inferior, como a una criatura menor de edad. Pero es el mismo feminismo de “género” quien parte de la premisa de que los hombres, gracias a su mayor inteligencia, han sabido enajenar a las mujeres a lo largo de la historia humana, de suerte que, incluso, los hombres han conseguido la colaboración de sus “oprimidas víctimas” (las mujeres).
        2. La contradicción “lo femenino es mejor/podemos ser tan masculinas como los hombres”:
        El feminismo deplora los rasgos de la masculinidad y exclama la superioridad de lo femenino, pero, por otro lado, imita lo masculino. Así, por ejemplo, es corriente que la feminista diga por un lado que deplora la competitividad masculina y adora la colaboración femenina y, por otro, afirme que las mujeres pueden ser tan competitivas como los hombres.

        Léase el siguiente párrafo en la página de Ikea:

        “Una nueva investigación, realizada a partir de la constatación de que el exceso de testosterona ciega a los hombres frente a opiniones contrarias y los anima a imponer sus propias decisiones, ha revelado que las mujeres son más colaboradoras en la oficina. Los datos arrojados por el presente estudio señalan la importancia de la sensatez, la complicidad y el instinto de auxilio de las mujeres en el entorno laboral. Estas actitudes han sido relacionadas con una menor producción de testosterona, hormona que parece potenciar el ego y la prepotencia.”

        http://www.tendencias21.net/Las-mujeres-son-mas-colaboradoras-en-el-trabajo-que-los-hombres_a11955.html

        Es decir, aquí tenemos un claro ejemplo de ensalzamiento de un rasgo (supuestamente) más femenino que masculino: la colaboración. Pero no nos será nada difícil encontrar artículos feministas que manifiesten su enojo porque los medios de difusión presten menos atención al deporte y la competición femeninos. O artículos en que se venere, o poco menos, a aquellas mujeres que han conseguido ganar a los hombres en algún deporte o competir a pie de igualdad (por ejemplo, Judit Polgart en ajedrez). Y mientras son muchas las que dicen despreciar el instinto competidor del hombre, muchas otras (o las mismas) reclaman que las mujeres tenistas ganen lo mismo que los hombres.

        Para el feminismo el fútbol es una expresión de machismo, pero ese mismo feminismo pretende que también el fútbol es cosa de mujeres. Y no es nada extraño que muchas cadenas de televisión incorporen a mujeres como presentadoras de los deportes o, más en concreto, de fútbol. Ni extraño que en diversos anuncios oficiales saquen a mujeres hinchas animando a la selección española de fútbol.

        Veamos más contradicciones:
        – Es corriente que la feminista desdeñe el instinto sexual masculino, por considerarlo excesivo y animalesco. ¡Cuántas veces podremos oír aquello de que los hombres siempre piensan en lo mismo! Que no sabemos hacer otra cosa que pensar en tetas y culos. ¡Y cuántas veces se nos acusará de ver y convertir a las mujeres en meros objetos sexuales! Ellas, en cambio, más civilizadas, libres de esa testosterona asesina y cegadora, pueden dominar sus instintos sexuales. Por eso mismo, y como bien sabemos, todas o casi todas las medidas de prevención sexual se limitan en prevenir a las mujeres y niños de la iniquidad sexual de los hombres. Hay compañías aéreas que prohíben a los hombres sentarse junto a niños (no familiares), pero no a las mujeres.
        Sí, pero también es propio del discurso feminista retratar a las mujeres como criaturas tan sexualmente voraces como los varones, y el mismo feminismo que arremete contra la lujuria masculina, reclama que las mujeres son igual que los hombres en esto, y por eso mismo podemos ver a tantas y tantas mujeres jóvenes pujando por perder la virginidad cuanto antes y luciendo conductas procaces en no menor medida que las que lucen (supuesta o realmente) los hombres. Por tanto, al tiempo que se deplora la rijosidad masculina, se proclama y exhibe la promiscuidad y voracidad sexual femeninas. Es decir, tan feminista es ponderar la civilidad sexual femenina como afirmar la equivalencia conductual de hombres y mujeres en materia sexual. Pero también puede verse del otro lado: tan machista es pretender que las mujeres son tan imperfectas (tan masculinas) como los hombres como pretender que las mujeres son menos masculinas que los hombres.
        – El feminismo acusa a los hombres de los males del capitalismo voraz y ambicioso. Pero, por otra parte, ese mismo feminismo asegurará que las mujeres pueden ser tan ambiciosas y emprendedoras como los hombres, y pondrá ejemplos de mujeres que ocupan los más altos puestos empresariales o ejecutivos.
        – El feminismo despotrica contra el carácter arriesgado y temerario de los hombres. Sin embargo, el feminismo también nos informará, con patente orgullo, de que tales o cuales mujeres arrostrar los mismos riesgos que los hombres, si no más. O que tienen tanta capacidad de mando como los hombres. O que son tan decididas e independientes como ellos.
        – El feminismo desdeña las cualidades maternales de las mujeres y sus funciones domésticas; pero también el feminismo alaba la abnegación y (supuesta) santidad de las mujeres como madres, aprovechando la mitificación existente sobre la figura de la madre para obtener, por ejemplo, la custodia exclusiva en caso de divorcio.

        En resumen: es imposible saber a ciencia cierta si, para el feminismo, tal o cual rasgo o conducta es feminista o machista. La mujer feminista juega a dos bandas, según le interese: ora le interesa ensalzar la femineidad de las mujeres (y alaba la colaboración típicamente femenina); ora le interesa subrayar la masculinidad de las mujeres (y afirma que son tan competitivas como los hombres). Esta conducta se repite siguiendo un claro patrón aplicable a todos los rasgos conductuales que la feminista estime oportuno: morigeración sexual/promiscuidad sexual; compartición social/ambición personal; sociabilidad emocional/independencia emocional; comunidad/capitalismo…

        Los rasgos típicamente masculinos son denostados por una parte y auto-atribuidos por otra. De esta forma, las feministas han creado un estado de enorme confusión que hace imposible comprender exactamente qué piden o desean. Se decantarán por la femineidad de la mujer si ello les conviene; o por la masculinidad de la mujer si lo creen oportuno. Es un juego camaleónico, un baile de máscaras, una selva de disfraces imposible de transitar.

      • sigro dijo:

        A no ser que la defienda no por ser mujer, sino por ser “su mujer”. Se entiende la mujer a la que el ama. En principio si una mujer me agrede a mi, mi novia deberia defenderme.
        Y castigar a un maltratador no es, o no deberia ser, feminista. Es un acto de justicia.

      • Hugo dijo:

        Muy buenos tus comentarios. Lo único con respecto a 1, creo que el feminismo diría que fue la mayor fuerza física y las armas lo que permitieron al hombre oprimir a las mujeres, pero creo que sólo eso no hubiera logrado el “Patriarcado”.

        “En resumen: es imposible saber a ciencia cierta si, para el feminismo, tal o cual rasgo o conducta es feminista o machista. La mujer feminista juega a dos bandas, según le interese.”

        “Los rasgos típicamente masculinos son denostados por una parte y auto-atribuidos por otra. De esta forma, las feministas han creado un estado de enorme confusión que hace imposible comprender exactamente qué piden o desean.”

        Te aplaudo de pie. Creo que desde ese estado de confusión y nula claridad es muy fácil obtener privilegios o quitarle derechos al sexo opuesto, y seguir acaparando el discurso público explotando el estereotipo de víctima que casi nadie puede o quiere cuestionar.

        Lamentablemente la incoherencia parece ser un estado mental en el que buena parte de la población aparentemente puede vivir sin contracturarse. Y la falta de definiciones claras hace que la “lucha contra el Patriarcado” sea infinita, porque es meramente una cuestión de Fé.

        Me gustaría creer que el fomentar el pensamiento crítico y la rigurosidad mental puede ayudar a que la gente busque definiciones claras de las cosas.

      • isidrob dijo:

        Hola, Hugo. Gracias por tus palabras.
        Sí, es verdad, seguro que no faltará la feminista que diga que la fuerza física y las armas de los hombres impusieron el patriarcado, pero entraría en contradicción con la misma doctrina de “género”, pues lo que esta nos dice es que el hombre y la mujer SE HACEN. No nacen, se hacen. Y se hacen por vía educativa y cultural. Eso es lo que dice el feminismo de “género”. Y también afirma que las mujeres son los únicas víctimas oprimidas que COLABORAN con su opresor. Si hubo algún momento en la historia en que el hombre fundó el patriarcado utilizando la fuerza contra las mujeres, ese momento debe ser datado por quien eso afirme. Hasta la fecha nadie tiene constancia de un momento así.
        Llevas razón: por desgracia, muchas personas pueden vivir en estado de contradicción casi permanente sin advertirlo. Supongo que a todos nos pasa. Además, estimado Hugo, date cuenta de que corren muy malos tiempos para la crítica. El pensamiento sosegado y profundo es casi una reliquia del pasado, a un paso de la extinción. Pero quién sabe. Entretanto, no nos queda otra que seguir en la brecha, intentando lo que se nos antoja muy difícil o imposible.

    • Jonatan dijo:

      Es que ni siquiera sería machismo si diría eso. Si no cree que la mujer es inferior a él, no es machismo.

  27. Magi dijo:

    “He presenciado cómo una mujer llamaba sexista a unos anfitriones por servirla primera a ella en la mesa única comensal mujer, o que un conocido me contaba cómo fue menospreciado por ceder el paso en la entrada al metro al abrir la puerta (ni contar que cuando abres cualquier puerta es bastante habitual por práctico y educado dejar pasar a cualquier persona indiferentemente del sexo)”

    En el feminismo todo es machista y no estoy exagerando , hay que tener en cuenta que creen en el patriarcado , como algo que envuelve toda nuestra cultura, ese dogmatismo hace que caigan en ese tipo de cosas que cuentas, y en no pocas contradicciones .

  28. Pingback: Anatomía de una conversación sobre problemas masculinos, o por qué ya sólo permito comentar los 51 memes en la bitácora | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  29. Pingback: Una respuesta más a otra crítica sobre los memes que tratan la discriminación masculina | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s