La victimización femenina y la violencia masculina en perspectiva (I)

Actualización 17/12/14. He propuesto una alternativa para estimar la suma de todos los crímenes violentos no denunciados a la policía.

Propósito y fuentes

Antes de comenzar este artículo, para evitar malentendidos, quiero subrayar que no pretendo minimizar ningún tipo de violencia, física o sexual, contra hombres o mujeres. Un solo asesinato o una sola violación ya son demasiadas, y lo mismo puedo decir sobre otro tipo de crímenes. La intención de este artículo (y su continuación) es criticar un discurso que criminaliza a los varones y exalta a la victimización femenina basándose en lo excepcional y convirtiendo dicha excepcionalidad en la norma.

Los datos de este artículo corresponden a España en el año 2012, por la única razón de que es el último año disponible en el Instituto Nacional de Estadística (INE) donde se desglosan las causas de muerte por sexo en el momento de este escrito.

Las fuentes empleadas para la elaboración de las estadísticas son:

Este último documento contiene estadísticas policiales. Las secciones de mayor interés serán (para los dos artículos):

  • Delitos y faltas conocidas por la policía. Delitos y faltas resueltos por la policía. Todo el territorio español (p. 150)
  • Victimizaciones, sexo femenino. Delitos y faltas. Todo el territorio español  (p. 250)
  • Detenciones e imputaciones. Sexo masculino. Todo el territorio español (p. 234)
  • Victimizaciones, sexo masculino. Delitos y faltas. Todo el territorio español (p. 249)

Imagino que al citar fuentes policiales se preguntarán “¿y los delitos que no resuelve la policía?”. Los delitos y faltas no resueltos se incluyen en el apartado de victimización femenina, de modo que estarán calculados en todos los porcentajes. También puede que se pregunten “¿y los delitos que no se denuncian?”. En este artículo también realizaremos estimaciones sobre los delitos y faltas que no se denuncian una vez que determinemos los crímenes conocidos en proporción a la población.

Ahora y sin más dilación, comencemos a hablar de la victimización femenina y la agresión masculina cuando contrastamos la información disponible en estas fuentes.

La principal causa de muerte

Una de las mayores exageraciones que he leído en los últimos tiempos, y que ha sido ampliamente propagada, es que la violencia de género es la principal causa de muerte entre mujeres con edades comprendidas entre 15 y 44 años, citando a UNIFEM (ahora ONU Mujeres) y a la Organización Mundial de Salud (OMS) como fuente. Por ejemplo aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí. La idea que ello pretende transmitir es que buena parte de las mujeres en relaciones sentimentales con hombres se encuentran en una situación de alto riesgo. ¿Pero es así? Examinemos el caso de España.

En el año 2012, las muertes totales de mujeres entre 15 y 44 años fueron 3.447.

Las muertes por homicidio (que incluye la violencia de género) en esa misma franja de edad fueron 36, lo que supone un 1,04% de las muertes en dicha franja de edad.

Las muertes por accidentes de tráfico en la misma franja de edad fueron 135, lo que supone un 3,91%, casi cuatro veces más que el homicidio. Los suicidios en esa franja de edad: 279, lo que supone un 8,09%, casi ocho veces más.

Finalmente, veamos la causa más común de muerte de mujeres entre 15 y 44 años: los tumores (de cualquier tipo), con 1.512 muertes, lo que supone un 43,86%.

No tienen por qué creerme a mí. Encontrarán la información en este enlace del Instituto Nacional de Estadística.

Podemos afirmar, por tanto y sin lugar a dudas, que en el caso de España la violencia de género no es ni mucho menos la principal causa de muerte en mujeres con edades comprendidas entre los 15 y 44 años. Y a día de hoy no he encontrado fuentes que puedan demostrarlo para ningún otro país.

A esto me refiero cuando hablo de convertir lo excepcional en lo normal para crear un discurso que exagera la victimización femenina a fin de criminalizar directa o indirectamente al varón mientras ciertas instituciones se llenan los bolsillos. Sigamos.

Asesinatos por violencia de género

Comencemos con los datos demográficos básicos para España en 2012:

  • Población femenina total (todas las edades): 23.710.682
  • Población femenina mayor de 14 años: 20.484.856
  • Población femenina mayor 18 años: 19.654.521

El total de los asesinatos clasificados como violencia de género en 2012 fue de 52.

Partiendo de esta cifra, veamos cuál fue el impacto de la violencia de género en la población femenina:

La población femenina total que murió a manos de sus parejas en 2012 fue el 0,00022%.

Aquí alguien podría decir que es injusto contrastar estas muertes con la población femenina en su totalidad porque la violencia de género sólo se experimenta a partir de la adolescencia. Partiendo de esta objeción decidí calcular el porcentaje basándome únicamente en la población femenina a partir de los 14 años, cuyo resultado terminó siendo el 0,00025%.

Finalmente, habrá quien también considere que como se trata de un fenómeno principalmente adulto, sólo deberían contrastarse las muertes con la población mayor de 18 años. Si así lo calculáramos, la población femenina afectada a partir de los 18 años sería del 0,00026%.

Pero claro, alguien podría decir que en 2012 el número de asesinatos fue inferior a otros años. Ahora bien, si hubiera habido 76 asesinatos como ocurrió en 2008 (año de máxima mortandad en cuanto a violencia de género), la población mayor de 18 años afectada habría sido el 0,00038%.

El porcentaje de víctimas de violencia de género puede incluso ser inferior, puesto que este término engloba cualquier asesinato de una mujer a manos de un hombre con el que mantenga o haya mantenido una relación afectiva. Es decir, si un hombre mata a su pareja por motivos que no son “de género” como por ejemplo para cobrar un seguro de vida o por un arrebato homicida causado por el consumo de drogas, sigue contando técnicamente como una muerte por violencia de género.

Como señalé en un artículo anterior, sin embargo, el maltrato de un hombre hacia una mujer puede tener múltiples orígenes, como por ejemplo: psicopatologías, dependencia emocional, incapacidad para controlar la agresividad, alcoholismo, déficit de habilidades sociales, lesiones en la cabeza, correlatos bioquímicos, disposición mental, sensación de impotencia, falta de recursos, estrés, historial familiar (violencia experimentada en la infancia, por ejemplo) y depresión. Nada de esto se contempla en las estadísticas.

Violencia de género

Por supuesto los asesinatos son sólo la parte más visible de la violencia de género, de modo que para calcular la extensión del fenómeno debemos tratar también las agresiones que no terminan con la muerte de la mujer. Para ello utilizaremos las denuncias registradas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Según el CGPJ, en 2012 se interpusieron 128.543 por violencia de género, de las cuales 30.284 terminaron en condena. El resto fueron archivadas, retiradas o terminaron en la absolución del acusado. Debido a ello hay dos corrientes de pensamiento: la que opina que la mayor parte de esas 128.543 fueron auténticas (pero no pudieron probarse) y la que cree que con excepción de las 30.284 que resultaron en condena, el resto son mayoritariamente falsas. En este artículo haremos los cálculos basándonos en el primer supuesto y luego en el segundo para establecer un rango porcentual entre ambos.

Primer escenario

Si todas las denuncias (128.543) fueran auténticas, y suponiendo que cada denuncia correspondiera a una mujer distinta (que es mucho suponer), la población femenina afectada sería el 0,54%.

Aquí alguien podría decir (nuevamente) que es injusto contrastar las denuncias con la población femenina en su totalidad porque la violencia de género sólo se experimenta a partir de la adolescencia. Partiendo de esta objeción decidí calcular el porcentaje basándome únicamente en la población femenina afectada a partir de los 14 años, cuyo resultado terminó siendo el 0,62%.

Finalmente, habrá quien también considere (otra vez) que como se trata de un fenómeno principalmente adulto, sólo debería contrastarse las denuncias con la población mayor de 18 años. Si así lo calculáramos, la población femenina afectada a partir de los 18 años sería el 0,65%.

¿Y la violencia que no se denuncia?

Existen diversas estimaciones sobre la violencia que no se denuncia. En 2014, de 45 víctimas mortales por violencia de género, sólo 14 habían denunciado, indicando que un 31% lo había hecho, según se cita en el diario El Mundo. Este porcentaje podría servir como estimación. El mismo diario también arrojó una posibilidad más baja: sólo el 20% de las maltratadas denuncia. Sin embargo dicha estimación no es apoyada con ninguna fuente. Por otra parte, una macroencuesta del gobierno estimó que alrededor del 25% de las mujeres víctimas de malos tratos denunciaban, el equivalente a una de cada cuatro. Ésta será la estimación con la que trabajaremos.

Si tomamos el 0,65% obtenido a partir de las denuncias del CGPJ y lo multiplicamos por cuatro, el resultado es que un 2,6% de las mujeres españolas en 2012 fueron víctimas de malos tratos. Éste es el porcentaje más alto posible, pues asume que todas las denuncias fueron auténticas y que cada denuncia pertenecía a una mujer diferente.

Segundo escenario

Si sólo consideramos auténticas las 30.284 denuncias que terminaron en condena, y suponiendo que cada denuncia correspondiera a una mujer distinta, la población femenina afectada (todas las edades) sería el 0,13%. La población femenina afectada a partir de los 14 años, 0,14%, y La población femenina afectada a partir de los 18 años: 0,15%.

Ahora multiplicamos este 0,15% por cuatro para determinar las agresiones que no se denuncian y el resultado es que el 0,6% de las mujeres españolas sufrieron malos tratos.

Rango estimado

Como resultado de ambos escenarios, el porcentaje de mujeres maltratadas en España en 2012 se encontraría entre el 0,6% y el 2,6%. La realidad, sin embargo, es que se trata de un rango incluso más bajo, pero eso lo veremos más adelante.

Violaciones

Datos básicos: 1.094 violaciones de mujeres en 2012.

La población femenina total afectada por este delito sería el: 0,0046%

Si hacemos el cálculo sólo con las mujeres a partir de 14 años, la población afectada sería el 0,0053%. Si eliminamos de la ecuación a las menores, el porcentaje sería 0,0055%.

Ahora bien, ¿y las violaciones que no se denuncian?

Las estimaciones con respecto a este delito varían. El consenso suele estar en que el 50% de las violaciones no se denuncian, aunque hay quienes sitúan este porcentaje entre el 75% y el 95%. Una vez más, tomaremos la ruta intermedia y trabajaremos con el 75%. Nuevamente, sólo una de cada cuatro víctimas denuncia, por lo que es necesario multiplicar los datos por cuatro para obtener el resultado.

La población femenina afectada en cualquier edad sería entonces el 0,018%. Si sólo contabilizamos a las mujeres mayores de 14 años, el resultado sería 0,021%. Y si se trata únicamente a la población adulta, el resultado sería 0,022%.

Todos los delitos sexuales

Para este cálculo incluiremos todas las categorías de delitos sexuales: “violación”, “corrupción de menores”, “pornografía de menores” y “otros delitos sexuales” (Anuario estadístico de la policía, año 2012, p. 250).

La población femenina afectada por la suma de todos estos delitos sería el 0,028%.

Esta vez no he calculado sólo con la población mayor de 14 o 18 años porque no tiene sentido calcular, por ejemplo, delitos como corrupción de menores basándose únicamente en la población adulta.

Como cada delito puede tener una estimación distinta en cuanto a la frecuencia de denuncia, no es posible hacer una estimación certera. Sin embargo, podemos emplear el mismo porcentaje que usamos para la violación: uno de cada cuatro delitos se denuncia.

De este modo, la suma de todos los delitos sexuales denunciados y no denunciados (la multiplicación por cuatro de los denunciados) afectaría al 0,11% de la población femenina en 2012.

Ahora bien, tengan en cuenta que el porcentaje es probablemente inferior, pues en este cálculo hemos asumido que cada delito le ha ocurrido a una mujer distinta, que su agresor ha sido un hombre en todos los casos y que todas las denuncias han sido auténticas.

Delitos violentos

En esta sección incluimos las categorías “delitos contra las personas”, “delitos contra la libertad”, “robos con violencia o intimidación” y faltas de “lesiones”. (Anuario estadístico de la policía, año 2012, p. 250).

El total de la población femenina afectada (todas las edades) sería el 0,56%.

Como cada delito tiene un rango de estimación distinta y en muchos de ellos se desconoce, usaremos el porcentaje anteriormente empleado: sólo el 25% de los delitos se denuncia: uno de cada cuatro.

La suma de delitos violentos denunciados y no denunciados, por tanto, afectaría al 2,24% de la población femenina española en 2012.

Ahora bien, entre los delitos violentos se encuentran algunos que no tienen necesariamente implicaciones de género, como los robos con violencia o intimidación, donde la agresión se utiliza con el objetivo de robar a la víctima.

Algunos lectores encontrarán aquí una contradicción. El porcentaje resultante de la suma de todos los delitos violentos recogidos por el Ministerio del Interior, tanto resueltos como sin resolver, resultó inferior al de denuncias interpuestas ante el CGPJ por violencia de género. ¿Cómo es posible? El  artículo del Instituto Universitario de Investigación sobre Seguridad Interior, “La delincuencia en España, un análisis de los datos oficiales”, resuelve este conflicto. Cito (p. 2-3, la negrita es mía):

Las razones que se hallan detrás de esas diferencias se deben a cuestiones meramente metodológicas. El modo de recogida es diferente en cada instancia; mientras la estadística de las FCSE [Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado] rellena un formulario para cada caso, la estadística de la Fiscalía y del Poder Judicial consiste en la suma de actuaciones que realizan anualmente cada una de estas instituciones. Así, si se observa la figura, el número de diligencias incoadas en la Fiscalía supera con creces el número de delitos conocidos, porque muchas de estas diligencias no hacen referencia a un nuevo delito registrado sino que recogen el resultado de la actuación que la Fiscalía haya podido realizar con alguna de las diligencias ya incoadas, como inhibiciones, remisiones o archivos. En el caso del Poder Judicial sus estadísticas recogen el número de asuntos que han registrado cada año lo cual no siempre se debe a la tramitación de un nuevo caso.

En resumen, el 2,24% que hace referencia a todos los delitos violentos incluye también las denuncias por violencia de género (y asume que todas fueron auténticas).

Utilizando los datos de la policía, en lugar de los del CGPJ, la población femenina afectada por la violencia de género (todas las edades) sería el 0,24%. Si sólo contamos a la población mayor de 14 años, sería el 0,28%. Y si sólo contamos con la población adulta (18 años en adelante), el porcentaje sería del 0,29%.

Ahora multiplicamos dicho porcentaje por cuatro para estimar la violencia de género no denunciada y encontramos que el porcentaje de la población femenina afectada a partir de los 18 años sería 1,16%. Este porcentaje es más realista que el obtenido a partir de los datos del CGPJ, que llegaba al 2,6%.

Una vez más, este 1,16% asume que cada denuncia correspondió a una mujer distinta y que todas las denuncias fueron auténticas, por lo que podría ser más bajo. Además se basa en las denuncias, no en las condenas.

Delitos violentos y sexuales

Finalmente, si sumamos todos los delitos violentos y sexuales (“delitos contra las personas”, “delitos contra la libertad”, “robos con violencia o intimidación” y faltas de “lesiones, “violación”, “corrupción de menores”, “pornografía de menores” y “otros delitos sexuales”) la población femenina afectada (todas las edades) sería el: 0,59%. Y multiplicando por cuatro para estimar sobre los delitos que no se denuncian, el resultado final sería el siguiente:

Aproximadamente un 2,36% de la población femenina española en el año 2012 habría sufrido algún tipo de agresión física o sexual.

Otra forma de calcular la suma de todos los delitos violentos y sexuales no denunciados, cuyo porcentaje de denuncia podría variar según el tipo, sería tomando como ejemplo los estudios realizados en otros países, ya que en España sólo contamos con estimaciones para algunas categorías, como las ya mencionadas (maltrato y violación). En Estados Unidos la estimación de un estudio gubernamental fue que de todos los delitos violentos, incluyendo el maltrato y la violación, un 52% no fue denunciado a la policía. Pese a que al igual que en España la violación superó ese 52%, hubo otros crímenes donde el porcentaje  fue inferior (como el asalto con arma blanca) llegando a la media ya mencionada. Si hiciéramos el cálculo basándonos en un porcentaje similar, el resultado final sería el siguiente:

Un 1,23% de la población femenina española en el año 2012 habría sufrido algún tipo de agresión física o sexual.

Como mencioné anteriormente, sin embargo, el porcentaje es probablemente inferior, pues en este cálculo hemos asumido que cada delito le ha ocurrido a una mujer distinta, que su agresor ha sido un hombre en todos los casos y que no ha habido denuncias falsas.

¿Se está exagerando la victimización femenina para criminalizar al varón? Leamos la siguiente afirmación del artículo: “la violencia contra las mujeres, un fracaso social y político”, del diario Público.

Los datos son inquietantes: en España uno de cada cinco hombres ejerce algún tipo de violencia contra su pareja y sólo una parte pequeña de estas situaciones se denuncian en los juzgados.

¿Qué datos? Convirtiendo lo excepcional en la norma, la misandria sale barata.

En el próximo artículo examinaremos la otra mitad de la historia: el porcentaje de hombres agresores.

Esta entrada fue publicada en Denuncias falsas, Feminismo, General, Malos tratos, Medios de comunicación, Misandria, Noticias, Violación, Violencia de género, Violencia doméstica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

40 respuestas a La victimización femenina y la violencia masculina en perspectiva (I)

  1. Enric Carbó dijo:

    “En el año 2012, las muertes totales de mujeres entre 15 y 44 años fueron 3.447.””Finalmente, veamos la causa más común de muerte de mujeres entre 15 y 44 años: los tumores (de cualquier tipo), con 1.512 muertes” ¿3447 total de muertas?. Creo que debe haber un fallo en la redacción. ¿Sólo 1500 muertes por tumores? ¿En toda España en un año?

  2. ¡Muchas gracias por el articulo, muy esclarecedor como siempre!. Ya lo he compartido en Facebook y en Twitter.

  3. VOID dijo:

    Hace poco publique en twiter una frase que resume todo eso https://twitter.com/PINKILLERVOID/status/543913625933860864 me impresiona que viva en un mundo donde hay que explicarle a la gente con crayolas que si juntas a un grupo especifico de personas que hallan sufrido de algo especifico en un area determinada de a madres va a salir un numero muy grande pero eso no quiere decir que ese grupo sufra esos males las 25 horas del dia 8, dias a la semana los 13 meses del año, algo asi como ponerme a contar la cantidad de panaderos asesinados en Francia y usar esa cifra para decir que hay una discriminacion sistematica contra los panaderos…………..es que eso no hay por donde cogerlo

    • Tengo que discrepar en que la frase sea un resumen de mi entrada. El porcentaje de maltrato al que he llegado con los datos disponibles es de 1,16%, mientras que tu publicación lo sitúa en el 25%.

      • VOID dijo:

        Bueno en realidad la frase la puse como broma y a la media hora me dieron un enlace a este blog, la verdad es que ni sabia cuantas mujeres maltratadas habían, hay o pueden haber y la verdad no me importa, de hecho eso de las 3 de cada 4 me suena a que lo he oido en la prensa pero siempre lo vi como una mentira, e incluso si fuera verdad 25 % sigue siendo una mierda en comparacion con un 75 % de mujeres que no han maltratado, hace poco por ejemplo vi un episodio de esa mierda de La Tuerka donde hablaban de denuncias flasas y decian que el 6% de mujeres de españa son maltratadas y aunque sea mayor que el 1.16 que se propone aqui, sigue siendo una cifra minuscula, aun asi se llenaba la boca con ese 6% como si fuera el holocausto judio o la guerra de Korea😄

      • Gracias por la aclaración, VOID. Sólo reiterar que ese 1,6% está de hecho inflado porque asume que todas las denuncias pertenecieron a una mujer diferente y que todas fueron auténticas, cuando sabemos que la ley tal y como está hecha invita a la denuncia falsa, como demostró la desarticulación de una red que se dedicaba a interponer este tipo de denuncias para obtener permisos de residencia y cobrar ayudas.

        http://www.abc.es/videos-espana/20121106/guardia-civil-desarticula-usaba-1950812425001.html

      • Raúl dijo:

        Void discrepo con tu último comentario. El hecho de que haya un solo asesinado es un tema que debe preocupar, se trata de una vida, y eso de por sí ya es importante. El problema no es la denuncia que hacen, sino el modo de denunciarla. Que desemboca en más crispación, más confusión y por tanto menos eficacia. Hay que quitar de manera urgente la etiqueta puesta de forma maniquea y falsa, de que los varones son opresores y privilegiados. Si queremos controlar y solucionar la violencia doméstica, y otros muchos temas que se tratan desde esa maliciosa y demagoga idea.

      • Gracias, Raúl. Exacto. Se trata de un problema serio, pero la forma en que lo están llevando no sólo no ha arrojado resultados, sino que han creado clima de odio y desconfianza hacia los hombres. Si alguien me pregunta por una alternativa, les diré que empiecen por explorar soluciones basándose en otras causas de la violencia en la pareja que también describí en este artículo. Al menos en lo que respecta a la rehabilitación de maltratadores, este tipo de soluciones han sido significativamente más efectivas.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2014/07/19/el-feminismo-como-lobby-soluciones-ideologicas-vs-soluciones-pragmaticas-para-la-violencia-en-la-pareja/

      • jose dijo:

        O_O, EL 25% Te parecería poco?, no te importa cuantas mujeres maltratadas puede haber?

      • Lo he vuelto a leer y efectivamente la afirmación es tremendamente insensible. Necesitamos compasión para las víctimas de cualquier sexo o no seremos mejor que quienes criticamos.

    • en el fraude encuesta para dar ese porcentaje estimatorio de mujeres maltratadas, no salió el 100% son maltratadas porque algunas no entendieron alguna pregunta. es imposible que con aquellas preguntas no hubiesen salido el 100% como que viven maltrato, y la prueba de que es un fraude, es que esa misma fraude encuesta no la hicieron TAMBIÉN con menores ni con hombres…solo fue una herramienta más de la ingienería social del G€N€Rismo para mantener a la sociedad anestesiada.

    • Murphy dijo:

      Esa frase es una barbaridad. Es como si alguien me viene y me dice que no nos quejemos, que es una buena noticia que en España se suiciden al año 1 de cada 10000 hombres, porque hay 9.999 hombres que pudiendo suicidarse no lo hacen.
      El problema no son las cifras, a pesar de la conveniencia de esta entrada de Carlos. El problema es la concepción ideológica: la violencia sobre las mujeres es “especial”, y como es “especial” se hacen estudios específicos y se crean instituciones al respecto. Y como se hacen estudios específicos y se crean instituciones especiales… la violencia sobre las mujeres es “especial”. Y en esta retroalimentación tautológica, las cifras crecen y las mentiras se multiplican. De ahí la conveniencia de esta entrada. A pesar de que el problema no son las cifras.

  4. jose dijo:

    seria interesante saber el numero de agredidos varones y el numero de agresoras (aunque este dato es bastante mas difícil de encontrar me imagino). Y quien agreden principalmente unos y otras, después un apartado de conclusiones y terminado el trabajo de master…ajajajaj

    en fin muy buena iniciativa.

  5. jose dijo:

    y buen articulo, claro.

  6. Para el 1º escenario expuesto, recordar que fueron 34.552 mujeres las que denunciaron 128.543 veces en el 2012, ya que solo fueron denunciados 34.552 hombres resultando ser culpables menos del 20%, eso si, en repetidas veces muchos de ellos.

    Por lo que ese 0,65% realmente es 3,5 veces mas bajo.

    ¿por qué lo multiplicas por 4?

    • entiendo que multiplicas por 4, por la falsedad creadada con la fraude-macroencuesta que dice que solo denuncia 1 de cada 4, pues como casi has puesto el cuadruple de % que el real, al estimar nº de denuncias como nº de mujeres “maltratadas”, te sugiero edites dichos %, quedando la que se denuncia sumada a la que no se denuncia (segun esa falsa encuesta), en un aprox 0,7% y no en un 2,6%.

      Por cierto, gracias y felicidades por el artículo y todo tu blog

    • lo mismo pasa con el 2º escenario. 30.284 no fueron las denuncias que terminaron en condenada, sino que 30.284 son los delitos y faltas condenados de los instruidos (147.921) tras aquellas 128.543.

      Y de media le son condenados 4 a cada hombre culpable, no más de 8.000, sumando los muchos que han conformado condena temiendo mayor pena aun siendo inocentes al no cometer nunca la violencia machista y el ánimo que conlleba y exige la LIVG.

    • Gracias. Si me proporcionas un enlace con la información, puedo incluir esto en el cálculo.
      Lo multipliqué por cuatro porque se estima que sólo uno de cada cuatro casos de maltrato se denuncia. La multiplicación sería para incluir los casos no denunciados.

  7. L.K. dijo:

    Hay una entrevista con la psicoanalista mexicana Marie Langer en la que la entrevistadora le pregunta porque no atiende a mujeres de clase alta y Marie responde a dicha pregunta:
    “Se dice que usted no acostumbra a tratar a las mujeres de clase alta. ¿Por qué?
    M.L.- Lo cierto es que ya no las atiendo mas… Están rodeadas de un vacío tremendo y yo no sé cómo ayudarles a llenarlo. Tienen el dinero, el poder del marido, el cuidado obsesivo del físico y el terror a envejecer. Detrás de todo eso está la depresión, la desesperación y, finalmente, el vacío. Yo prefiero no tratar a ese tipo de mujeres.
    C16.- ¿Cree que el psicoanálisis no las puede ayudar?
    M.L.- Claro que las puede ayudar, pero yo prefiero no tratar a este tipo de mujeres. Freud dijo que los psicoanalistas teníamos que ser neutrales como un cirujano, pero yo no estoy de acuerdo. Para tratar bien a una persona tiene que establecerse una corriente de simpatía y una identificación con la problemática del paciente, que en el caso de estas personas yo no siento.”

    sin embargo también durante la entrevista Marie Langer dice lo siguiente:

    “Si la mujer es pobre, su principal alternativa es la supervivencia. Para elegir un estilo de vida hay que pertenecer a la clase media. No es nada casual que los movimientos feministas surjan de la clase media, una clase con capacidad de elección”
    Sin embargo todos sabemos que no es verdad que los movimientos feministas surgieran de la clase media sino de la alta, y bastante alta.”

    Por eso, sorprende que la mayoría de las mujeres, incluida Marie Langer, se identifiquen con un movimiento que surge esas mujeres a las que ella no tiene ninguna SIMPATIA y con las que no se puede identificar.

    • Como pese a mis repetidas advertencias vuelves a colgar comentarios que no tienen nada que ver con el tema principal, he decidido que a partir de ahora voy a borrar todos los futuros comentarios tuyos que no se ajusten a la temática de la entrada. Que conste que he avisado.

      • Sandra dijo:

        Carlos, es cierto que L.K. puede ir a su aire y no escribir donde tendría que hacerlo. Pero también es verdad que L.K. aporta comentarios muy buenos. Por favor, no nos prives de poder leer sus textos.

      • Va a ser decisión suya. Si comenta donde debe no borraré nada.
        Mi intención es que los comentarios sean una expansión del artículo o que corrijan donde yo haya podido equivocarme. Un comentario fuera de tema de vez en cuando no es problema. Lo es cuando pasa todo el tiempo.

  8. Enric Carbó dijo:

    Después de estos datos, se me ocurre otro estudio que se podría emprender. Y es establecer una comparativa del gasto en del Estado para abordar este 1’23% de delitos comparado con otros delitos que está sufriendo de manera más extensa la población. Me parece que sería una investigación demasiado compleja para un artículo y que merecería alguna tesis doctoral, cosa improbable porque en las universidades no hay “men’s studies”. Con esto quiero decir que tengo la impresión que el Estado hace un dispendio fabuloso para abordar este tipo de delitos gracias a la eficaz labor del lobby feminista, que también extrae grandes réditos de ese gasto, y se dejan de lado otros delitos que merecerían más atención por el Estado. Pero una cosa es decir “tengo la impresión” y otra es demostrarlo con estudios
    Hay otras comparativas. El nº de muertas antes y después de la aprovación de la LIVG y demás leyes creo que más o menos es el mismo. La gran diferencia es el gran gasto de dinero público, que no se ha demostrado inversión eficiente. La respuesta del lobby es que hacen falta más medios (yo siempre lo comparo con la brujería, cuanto más se la perseguía, más brujas salían. En este caso se trata del “patriarcado”). Otra respuesta para explicar los uxoricidios es cuestionar la base ideológica con la que se aborda el drama de los asesinatos y maltrato entre parejas, algo tabú en la cultura dominante. Dado que vivimos sin embargo en una sociedad donde hay herramientas para medir una inversión y su eficiencia o retorno, sería interesante aplicar estas herramientas para medir la eficacia del dinero pùblico que se está usando para ese tipo de delincuencia según el diseñon del neofeminismo

  9. Pingback: La victimización femenina y la violencia masculina en perspectiva (II) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  10. Da gran satisfacción encontrar blogs como este donde de manera objetiva, sin dejarse llevar por apasionamientos, se logra dejar en claro tantas cosas que se leen a la ligera en otros artículos. Como médica de urgencias, desde mi consulta diaria, siempre habia discrepado precisamente con el tema que aquí tratas. Nunca la violencia de género será la primera causa de mortalidad en mujeres, y es que aproximadamente en el mismo porcentaje mínimo que aqui presentas, me llegan mujeres afectadas por violencia, y además, casi siempre, el varón también estado afectado. En muchas ocasiones, por encima de la “solidaridad de género”, he tneido que aceptar que los conflictos que he presenciado o cuyas consecuencias he tenido que atender, ha habido daño por parte y parte, pero con mayores secuelas para el varón. Gracias por esta entrada, de fácil entendimiento para quien no acostumbra a manejar datos estadísticos como yo. Continuaré leyendo el resto de contenidos.

  11. Pingback: La guerra mediática contra India y sus mentiras | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  12. Pingback: Verdades políticas (I): el 70% de los pobres son mujeres o la feminización de la pobreza | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s