El feminismo como lobby: soluciones ideológicas vs soluciones pragmáticas para la violencia en la pareja

En mi última entrada publiqué el correo electrónico que envié a la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, la Fundación ANAR y al propio programa No te cortes, donde preguntaba por qué esta iniciativa no incluía a varones adolescentes en relaciones heterosexuales o a quienes mantenían relaciones homosexuales. No recibí respuesta de las dos primeras, pero desde el propio programa si tuvieron la amabilidad de darme una contestación. Paso a publicarla aquí para después ofrecer mi propio análisis.

Estimado Carlos,

Sin negar que existen otras manifestaciones de violencia en nuestra sociedad, la Dirección General de la Mujer sólo tiene competencias en la atención a las víctimas de una de esas manifestaciones: la violencia de género.

Como seguro conocerá, la violencia de género es definida en nuestra legislación -de forma coherente con las definiciones que hacen los organismos internacionales- como:

1. La violencia ejercida sobre las mujeres por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. Es una manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género).

2. Toda agresión física o psíquica a una mujer, que sea susceptible de producir en ella menoscabo de su salud, de su integridad corporal, de su libertad sexual, o cualquier otra situación de angustia o miedo que coarte su libertad. Asimismo, se considera violencia de género la ejercida sobre los menores y las personas dependientes de una mujer cuando se agreda a los mismos con ánimo de causar perjuicio a aquélla. Incluye todas las manifestaciones de violencia ejercidas sobre la mujer, como expresión de la discriminación, la situación histórica de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, y no se limita al ámbito de las relaciones de pareja o ex pareja, sino que da cabida a otros supuestos como las agresiones y abusos sexuales contra la mujer, la mutilación genital femenina, el acoso sexual en el ámbito laboral, la inducción a una mujer a ejercer la prostitución, el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual, etc. (Ley 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid).

Esta es la razón por la que el Programa “No te cortes”, impulsado por la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, atiende a chicas víctimas de violencia de género en sus relaciones de pareja, así como a sus familias. Sin embargo, para atender a las víctimas de otros tipos de violencia, existen servicios y programas impulsados por otras unidades directivas, como por ejemplo, el Programa LGTB, de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid (PIAHT).

Un cordial saludo,

Subdirección General de Asistencia a las Víctimas de Violencia de Género Dirección General de la Mujer

El hipervínculo no forma parte de la respuesta pero lo he añadido para que puedan comprobar que el programa ofrece ayuda general a este colectivo, pero no existe una iniciativa como No te cortes que trate la violencia en la pareja dentro de las relaciones homosexuales.

En cualquier caso mi crítica no se concentrará en el programa No te cortes o en la Dirección General de la Mujer, que como ven siguen los principios dictados tanto por el gobierno como por los organismos internacionales, sino que tratará principalmente sobre la utilización de la “violencia de género” como un concepto excluyente para apartar del discurso y la ayuda a víctimas de la violencia en la pareja que no forman parte de dicha definición. De ahí que cuando se utilizó el concepto de “violencia de género” para condenar a una mujer que maltrató a su pareja homosexual cundiera el malestar entre los círculos feministas: la ley estaba pensada para ser excluyente y así reafirmar el discurso feminista, no para proteger a todo el mundo. Ni siquiera a todas las mujeres.

Revisemos la definición de violencia de género ofrecida en la respuesta del programa:

La violencia ejercida sobre las mujeres por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Como pueden ver, esta definición considera que automáticamente toda violencia ejercida por parte del hombre hacia la mujer en una relación de pareja puede (o debe) ser clasificada como violencia de género. Es decir, se trata de “una manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres.”

A esto cabe preguntarse, ¿es toda la violencia del varón hacia la mujer en las relaciones de pareja “violencia de género”? Sin excluir la posibilidad de que haya casos en los que efectivamente así sea, ¿no puede haber otros donde este tipo de violencia tenga un origen distinto? Al fin y al cabo también existen mujeres maltratadoras, así como homosexuales que maltratan a sus parejas. ¿No cabe acaso la posibilidad de que existan causas comunes en estos cuatro escenarios?

D.G. Dutton y T. Nichols, entre otros investigadores, afirman que hay diversas causas de la violencia en la pareja que son comunes a hombres y mujeres, por ejemplo: psicopatologías, dependencia emocional, incapacidad para controlar la agresividad, alcoholismo, déficit de habilidades sociales, lesiones en la cabeza, correlatos bioquímicos, disposición mental, sensación de impotencia, falta de recursos, estrés, historial familiar (violencia experimentada en la infancia, por ejemplo). Y a todas ellas yo añadiría una más: depresión, que puede desembocar en comportamientos abusivos e incluso violencia, y donde el alcoholismo suele ser un síntoma y no una causa.

Dutton, D.G. & Nicholls, T. (2005) The gender paradigm in domestic violence research and theory: The conflict of theory and data. Aggression and Violent Behavior, 10 , (6), 680 – 714. [Link]

Ninguno de estos factores constituyen una excusa para el maltrato físico o psicológico, pero muestran que hay todo un terreno de investigación en cuanto a la violencia en la pareja que va más allá del concepto “violencia de género”. Incluso cuando se utiliza la violencia con objeto de controlar a la pareja, tampoco podemos llegar a la conclusión de que en todos los casos sea causa del machismo, pues esta misma razón también se da con frecuencia entre las mujeres maltratadoras (p. 5). Si el deseo de controlar emana, por ejemplo, de los celos, no podemos atribuirlo en este caso a razones que sean necesariamente de género.

Con todo esto no pretendo decir que la violencia de género, basada en premisas sexistas, sea inexistente. Lo que quiero decir es que, como veremos más adelante, parece tratarse de una fracción de toda la violencia que se da en las parejas, y que al definir la totalidad de la violencia del hombre hacia la mujer en relaciones íntimas como “violencia de género” se está no sólo excluyendo a otros grupos sino también limitando y obstaculizando investigaciones que podrían ser de ayuda para tratar el problema cuando se realiza por parte del hombre hacia la mujer.

Un ejemplo de esto podemos encontrarlo en el modelo Duluth, empleado en Estados Unidos para rehabilitar a los maltratadores (entre otros ámbitos de actuación). Dicho modelo se basa en el dogma feminista de que todo maltrato del hombre hacia la mujer es necesariamente violencia de género, y que por tanto la solución pasa por educar al maltratador para que identifique y corrija su programación machista. Pues bien, un estudio del gobierno del estado de Washington investigó su efectividad en la reincidencia de los maltratadores y determinó que por lo general no tenía impacto alguno sobre los mismos (p. 12) y que por tanto no podía considerarse “basado en evidencia [empírica]” (p. 6), un hallazgo consistente con anteriores estudios (p. 12) mientras que otro tipo de terapias consiguieron reducir la reincidencia en un 33% (p. 6).

Lo interesante es que para tratarse de un modelo de rehabilitación carente de evidencia científica, es requerido por Washington y otros 25 Estados por ley, y ha sido imitado en al menos 17 países, incluyendo España.

A todo esto cabe preguntarse ¿por qué es requerido por ley un modelo que no se basa en la evidencia? ¿Por qué es imitado en otros países? Y más importante aún, ¿por qué existe toda una legislación como la Ley Integral contra la Violencia de Género (LIVG) que gira en torno estos conceptos, e iniciativas institucionales como el programa No te cortes?

Como Emilio Prieto y otros han señalado en varias ocasiones, el feminismo actual es un lobby, o actúa como tal: un grupo que presiona al gobierno para avanzar sus intereses y que en este caso tiene tentáculos que se extienden desde la ONU (ONU Mujeres, entre otras organizaciones) hasta los medios de comunicación, pasando por el mundo universitario. Se trata, en realidad, de uno de los lobbies más exitosos, en cuanto a que ni la opinión pública ni la prensa, generalmente, lo reconocen como tal. Veamos un ejemplo para clarificar a lo que me refiero.

Ante las masacres cometidas con armas de fuego legalmente adquiridas en Estados Unidos, como la de Sandy Hook, la solución propuesta por la Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha sido la de extender el uso de armas de fuego a la mayor parte de la población posible. Es decir, más armas. El razonamiento es que como la mayoría de la población son ciudadanos responsables, más personas armadas podrían estar listas para acabar de inmediato con los pistoleros que cometen estas carnicerías, en lugar de hallarse indefensos. Para ello emplean artículos propios y estudios de académicos simpatizantes, además de presionar al gobierno para retirar fondos a investigaciones que puedan mostrar resultados contrarios.

No voy a entrar en si la NRA tiene o no razón en cuanto a las armas de fuego, tema que no pertenece a este blog, sino que voy a concentrarme en su modus operandi como lobby y en la reacción del público con respecto a éste. Si un estudio financiado por la NRA o la industria armamentística concluyera que la solución al problema de los asesinatos provocados por armas de fuego fuera, como se ha indicado anteriormente, más armas de fuego, incluso un acérrimo partidario de esta medida podría concluir con un “qué otra cosa podrían decir, si son ellos quienes han patrocinado el estudio”. Y a buen seguro si llegara a los medios de comunicación, no sólo sería recibido como un estudio partidista, sino que los propios medios darían cabida a artículos con posiciones contrarias.

En el caso que nos atañe, sin embargo, cuando la rama feminista de una institución como por ejemplo ONU Mujeres o The White House Council on Women and Girls publica sus propios estudios y anuncia más que cuestionables resultados, proponiendo como solución más feminismo o más medidas feministas para que el dinero del Estado siga fluyendo en la misma dirección, la población por lo general no piensa, como en el caso de la NRA “qué otra cosa podrían decir, si son ellos quienes han realizado el estudio”, sino que asume sus resultados como ciertos e imparciales, probablemente debido a que los medios de comunicación también los asumen sin ningún tipo de crítica y sin exponer puntos de vista o resultados contrarios de otros estudios. Todo esto pese a que académicas como Christina Hoff Sommers han denunciado la falsificación y manipulación de datos en los estudios feministas y que otros investigadores como Murray Strauss hayan denunciado numerosas tácticas para suprimir los estudios de violencia doméstica que mostraban resultados diferentes a los sugeridos por las teorías de la violencia de género, incluyendo la eliminación de fondos para dichas investigaciones (método 6). Aunque no tenemos que irnos a Estados Unidos para encontrar este tipo de problemas, el propio Llorente Acosta, antiguo Delegado del Gobierno para la Violencia de Género en el ya desaparecido Ministerio de Igualdad, llegó a fabricar estadísticas de suicidio para que se ajustaran a sus tesis.

Con el programa No te cortes volvemos a ver este círculo vicioso que apenas es cuestionado:

  1. El feminismo realiza un estudio con dinero de los contribuyentes utilizando como guía sus principios ideológicos (por ejemplo preguntar sólo a las mujeres sobre la violencia experimentada, y a los hombres sobre sus agresiones), generalmente con sectores académicos afines.
  2. Los resultados se publican en los medios de comunicación, también afines, sin que exista ninguna opinión investigadora alternativa o punto de vista crítico.
  3. Se formulan propuestas al gobierno basadas en los resultados de dichas investigaciones (si esto no se hizo ya en el punto 1) o las propias instituciones feministas adoptan las conclusiones y/o propuestas de dicho estudio.
  4. Las propuestas o conclusiones del estudio se utilizan para crear programas sociales bajo el auspicio de una institución feminista (como la Dirección General de la Mujer), también a cargo de los contribuyentes, o se transforman en una iniciativa legislativa. En ocasiones los mismos estudios se utilizan para otras propuestas.

Veamos ahora la teoría aplicada a la práctica.

  1. Para empezar el programa No te cortes se basa principalmente en el estudioIgualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia, donde se pregunta a las chicas cómo han sido maltratadas (p. 135) y a los chicos cómo han maltratado (p. 139), eliminando así la posibilidad de que se exploren las opciones inversas para que sus resultados se alineen con la línea tradicional de la violencia de género. El estudio, como era de esperar, fue parte de un convenio realizado entre la Universidad Complutense y el Ministerio de Igualdad, esta última una institución feminista, y presentado por el propio Llorente Acosta (p. 11), autor anteriormente mencionado.
  2. Las conclusiones de dicho estudio fueron publicadas en medios de comunicación afines sin mostrar un ápice de crítica.
  3. Se formulan propuestas al gobierno basadas en los resultados de dichas investigaciones. En este caso fueron incluidas en el propio estudio (p. 387-412).
  4. Finalmente el programa No te cortes, utilizando las conclusiones del estudio citado como justificación, ve la luz sin oposición alguna.

Hablando en términos coloquiales, el feminismo institucional “lo guisa y se lo come”, enviando la factura al contribuyente, aunque no sin la ayuda de los medios de comunicación y sectores académicos afines.

Con todo esto no vengo a negar los méritos haya tenido el feminismo, ni que algunas de sus propuestas sean más o menos razonables. Ahora bien, cuando se trata de abordar temas como la violencia en la pareja, no es responsable por parte de un gobierno el introducir legislaciones tan controvertidas como la LIVG, que ofrecen soluciones ideológicas basadas en premisas carentes de evidencia, en lugar de soluciones pragmáticas que contemplen teorías alternativas. Especialmente si la solución escogida implica eliminar la presunción de inocencia del varón e imponer distintas penas en función al sexo del agresor, atendiendo nuevamente a criterios puramente ideológicos para violar el principio constitucional de igualdad entre los sexos. Si el origen del maltrato en un hombre se encuentra en la depresión, quizá combinada con alcoholismo, y la terapia que se le ofrece en lugar de atajar estos problemas se limita a una “reprogramación feminista”, es bastante probable que dicho hombre vuelva a maltratar a otra mujer (o como ocurre con frecuencia, a la misma mujer). Por tanto las soluciones ideológicas tampoco servirían a las víctimas, sino a los bolsillos de quienes se lucran esgrimiéndolas como el remedio de todos los males.

Se pueden mantener las protecciones que la LIVG ofrece a las mujeres, pero también podrían extenderse a los varones y a las parejas homosexuales, algo que considero debería aplicarse a programas como No te cortes. El gran obstáculo para ello es que la línea ideológica de los estudios e instituciones involucradas perciben el problema como algo que los hombres hacen a las mujeres, excluyendo necesariamente a otro tipo de víctimas y victimarios, algo que requeriría de modelos teóricos alternativos.

En conclusión, las soluciones ideológicas se imponen sobre las pragmáticas porque como se ha demostrado, el feminismo actúa como un lobby. Y cuando los lobbies ganan la partida éste tiende a ser uno de sus resultados: aplicamos una solución a la violencia en la pareja que, además de excluyente por motivos ideológicos, sólo se aplica a una fracción de todos los casos que afectan a este tipo de violencia, criminalizando al varón y estableciendo una desigualdad jurídica. La misma dinámica excluyente y exclusiva, aunque de carácter mucho más limitado, se aplica también a otros programas como el de No te cortes.

La lección que debemos extraer de todo esto es simple, y muchos de nosotros ya lo hacemos: reconocer que la óptica feminista en cuanto a problemas de género es sólo un ángulo entre los muchos que pueden adoptarse, con sus defectos y sus virtudes (que también las tiene), y advertir cuándo el feminismo actúa como un lobby. Porque el fin no justifica los medios, y porque los derechos de la mitad de los ciudadanos no deberían quedar al capricho de instituciones que descartan soluciones viables para justificar su visión del mundo y servirse a sí mismas.

Esta entrada fue publicada en Discriminación institucional, Feminismo, General, Legislación, Medios de comunicación, Noticias, Quién se beneficia de tu hombría, Violencia de género, Violencia doméstica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a El feminismo como lobby: soluciones ideológicas vs soluciones pragmáticas para la violencia en la pareja

  1. Rebeca dijo:

    Por la contestación que te han dado, ya ni siquiera disimulan, ni se ponen la careta, es decir, que firman y rublican negro sobre blanco, la discriminación al género masculino que, con palabras más finas nos están diciendo que les importa una mierda, lo que les ocurra a los del género masculino, repitiendo una y otra vez, que sólo y exclusivamente se interesan por la suerte y bienestar de las mujeres y “Niñas”.
    Ni siquiera en los estados más totalitarios del siglo XX, se atrevieron a dejar por escrito la prueba de sus discriminaciones y sus crímenes, que es lo que están haciendo ahora con esta declaración y cientos de ellas tanto o más explicitas, que hay publicadas por cualquier medio de difusion, Boe, periodicos, tv, internet, etc, etc, etc,
    Colorario:
    No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

    • Mientras la ONU, la Unión Europea y el gobierno español se suscriban al concepto de “violencia de género” para explicar un fenómeno multicausal como la violencia en la pareja, me temo que la Dirección General de la Mujer en la Comunidad de Madrid no será más que un peón en este juego. Tiene efectivamente su culpa pero no la considero la principal responsable.

  2. jose dijo:

    Hola, me gusta bastante el articulo, por polemizar un pelín de todas formas

    has dicho:

    “Con todo esto no vengo a negar los méritos haya tenido el feminismo, ni que algunas de sus propuestas sean más o menos razonables.”

    Yo personalmente lo expondría al revés, teniendo propuestas razonables como movimiento transformador tiene pocos meritos.

    Aunque teniendo en cuenta la misandria y corporativismo del movimiento feminista, cada vez menos, aquí me he mostrado de acuerdo con tu afirmación.

    Puedes poner ejemplos en tu opinión que reafirmen los méritos propios del feminismo? adelantándome al debate diré que tanto el voto como la incorporación de la mujer al trabajo y la liberación sexual es merito de las circunstancias y en todo caso el feminismo ha sido la corriente ideologica que ha proporcionado argumentos (defendido) a las personas que han querido servirse de esos cambios. (En España el voto femenino es consecuencia del análisis politico/parlamentario de que sería un voto conservador por lo que lo debatieron y votaron a favor los conservadores, luego se ha demostrado como un error de apreciación, la liberación sexual es obra principalmente del avance de los métodos anticonceptivos y a la incorporación de la mujer al trabajo, y esta a su vez consecuencia de la falta de mano de obra durante las guerras mundiales, quizás también el acceso a carreras universitarias para una sociedad que demandaba cada vez más mano de obra muy cualificada)…

    • Gracias Jose. Voy a citar algunas cosas que considero de gran mérito en el feminismo. Con casi todas va un “pero”, aunque no por ello les voy a quitar valor:

      -La exploración de los roles de género separados de la biología (aunque el problema es cuando la biología se descarta completamente ).
      -Analizar los aspectos dañinos de estos roles de género (desgraciadamente los masculinos siempre estuvieron subdesarrollados, por ponerlo de alguna manera)
      -Traer a la luz y a la atención pública problemas femeninos a los que anteriormente no se les prestaba demasiada atención.
      -Traer a la luz la opresión femenina (mi “pero” aquí es que se olvidan de la masculina)
      -Rescatar la experiencia histórica femenina
      -Revelar la existencia del sexismo, ya sea corriente o institucional (el problema es que una vez más, el que hay hacia los varones sigue siendo invisible)

      Así de pronto esto es lo que se me ocurre, pero hay más cosas, aunque ahora mismo no se me vienen a la cabeza.

      • Sin Dogmas dijo:

        El problema para mi es que el fin no justifica los medios, y por mucho que se puedan reconocer o no ciertos logros al feminismo histórico, estos tienen como base teorías irracionales e ideologías extremistas y alejadas de la realidad. Por lo tanto son “los medios” lo que falla, como esa base filosófica inspirada en el marxismo donde solo es posible el conflicto -cambiando el conflicto de clases, por el de sexos- negando el hecho de que también ha existido la colaboración, y no solo opresores y oprimidos, no estaríamos aquí de otra forma.

        Esto no es un problema baladí, el monopolio de este feminismo fuertemente ideologízado y seudocientífico que lo ocupa todo, impide la aparición y el desarrollo de otros movimientos , ya sean por los derechos de la mujer o el varón, como vemos en este blog, que se basen en otras ideologías y otras perspectivas de género, con base en en análisis racional y moderado, el método exhaustivo y científico, y no en el postmodernismo, el victimismo, la emocionalidad y lo irracional, que a la larga es contraproducente incluso para la propia lucha por los derechos, independientemente de que tenga logros a corto plazo.

      • @Sin dogmas

        Por supuesto, los méritos del feminismo no justifican los abusos que el mismo pueda cometer. Ahora bien, yo no llamaría a la teoría feminista (en términos generales) irracional. Muchos de sus argumentos tienen una base bastante racional y razonable. Otra cosa es que puedan ser incorrectos o incompletos.

  3. Babel dijo:

    Como comenté en otra entrada, veo al feminismo como una especie de machismo caballeresco medieval, por lo tanto, aunque suena imposible, el feminismo surgió mucho antes de que surgiese el feminismo.
    Suscribo lo que ha comentado Sin Dogmas, y hago especial hincapié en lo que dijo de tratar los problemas con un método científico:
    Si un paciente va a la consulta de un médico por problemas físicos y el médico no es capaz de hacer un buen diagnóstico e incluso se niega a hacerle determinadas pruebas que podrían explicar su malestar…. ni es un buen médico ni va a curar al paciente.
    Cuando las feministas abren la boca, el machismo se convierte en un cajón de sastre en el que meterlo todo. Carlos, paso a comentarte por qué esos supuestos logros no creo que tengan validez:
    “-La exploración de los roles de género separados de la biología (aunque el problema es cuando la biología se descarta completamente ).”
    Descartan completamente la biología cuando interesa, pero en el caso del suicidio (como tú mismo has comentado en tu espacio) no tienen reparos a la hora de hablar de la testosterona.
    Aunque separen los roles de género de la biología, al partir su ideología de una premisa falsa (equiparación de clase y género), el análisis está tan sumamente invadido por eso que su movimiento se convierte en un extremismo religioso donde el método exhaustivo y científico acaba condenado al ostracismo. El concepto de “hombre opresor” se convierte en el pecado original feminista.
    “-Analizar los aspectos dañinos de estos roles de género (desgraciadamente los masculinos siempre estuvieron subdesarrollados, por ponerlo de alguna manera)”
    Analizarlo desde la óptica de hombres opresores de mujeres, obviando que las mujeres siempre HAN SIDO TAMBIÉN PARTE ACTIVA Y BENEFICIADA de estos roles de género, acusando a los hombres de privilegio sin tener en cuenta lo que les ha tocado vivir.
    Para trucos practicados por un ilusionista tiene mucho mérito, pero se supone que hablan de igualdad real.
    “-Traer a la luz y a la atención pública problemas femeninos a los que anteriormente no se les prestaba demasiada atención.”
    Descargando a las mujeres de cualquier tipo de responsabilidad personal, culpando por entero a los hombres y sin tener en cuenta que para que se consiga verdaderamente la igualdad hay que darle a los problemas de los hombres la misma importancia en vez de tratarlos como problemas secundarios o como consecuencias de sus privilegios.
    Esa es una guerra de sexos, no una forma de ayudar a las mujeres.
    “-Traer a la luz la opresión femenina (mi “pero” aquí es que se olvidan de la masculina)”
    Obviando que a lo largo de la historia las propias mujeres también han oprimido a las mujeres, y a los hombres de estratos sociales más bajos que ellas que han sido utilizados como carne de cañón para defender los intereses de sus maridos aristócratas, señores de la guerra….
    “-Rescatar la experiencia histórica femenina”
    Obviando el poder que han tenido las mujeres a lo largo de la historia tanto en el plano político, como en las relaciones personales y la vida emocional. Dejando de lado también los horrores que han evitado las mujeres a lo largo de la historia “por el echo de serlo”.
    “-Revelar la existencia del sexismo, ya sea corriente o institucional (el problema es que una vez más, el que hay hacia los varones sigue siendo invisible)”
    Sin tener en cuenta que en muchos casos el sexismo es defendido por las mujeres con uñas y dientes, y no porque estén alienadas sino porque buscan su beneficio personal. Como por ejemplo, en la objetivización de las mujeres en los mass media, donde ellas mismas usan intencionadamente su cuerpo para aumentar su status social, su cuenta corriente y agrandar su egocentrismo. Llamar opresión al exhibicionismo es hacer una pirueta verbal que tiene credibilidad cero.
    En cuanto al de los varones, es celebrado…. ¿qué clase de avance en la igualdad real se puede tener así?
    Carlos, por todo eso que te he comentado y por más cosas, no creo que se le puedan reconocer logros al feminismo. Un movimiento por la igualdad real sería humanista, no feminista, y partiría de una base real.
    Saludos.

    • @Babel

      Que se utilicen soluciones pragmáticas basadas en la evidencia empírica en lugar de ideológicas constituye el argumento central de esta entrada. No hay, pues, desacuerdo entre ninguno de nosotros tres.
      No quiero que la sección de comentarios se convierta en un debate sobre los méritos y deméritos del feminismo, de modo que voy a aclarar una última vez mi postura sin ánimo de convencer a nadie: tampoco me gusta como el feminismo ha desarrollado las premisas que he expuesto (en este blog hay muchos ejemplos de esto), pero no por ello deja de tener mérito que las hallan establecido y con ello abierto un diálogo sobre dichos temas.

      • Sin Dogmas dijo:

        Hola, contrastar ideas siempre es saludable, y diría más, imprescindible, no significa que quieras imponer tu punto de vista a otros.

        Tengo claro que las feministas se atribuyen el mérito de muchos logros a este movimiento, simplemente me pregunto si hay algún evidencia de lo son realmente y no un epifenómeno de algo mas complejo.

        Me inclino a pensar que al menos en parte, es lo segundo, pues sí creo que hay pruebas de una relación directa entre un desarrollo en occidente de los derechos humanos, que va en paralelo con la industrialización, la economía de libre mercado, el desarrollo científico-técnico y la democracia participativa. Considero que este desarrollo fue lo que trajo bienestar y prosperidad para todos y todas, y redujo significativamente esa llamada “opresión”, que para mi es causa directa de la ausencia de libertad y no de la falta de igualdad, que es un termino tramposo. Pienso que mucho de lo atribuido a una tal “opresión” de las mujeres -¡y los hombres!- no es más que la situación natural de las sociedades preindustriales donde lo que prima es la supervivencia y por lo tanto se imponen los papeles biológicos de una especie con dimorfismo sexual como es la nuestra, y que son la clave de nuestro éxito evolutivo y no una imposición del varón o de una supuesta conspiración del “patriarcado”, sea lo que sea eso. Y como todo lo natural, es por lo general, algo malo que hay que evitar o al menos trascender, de eso va la tecnología, la filosofía, la ciencia… y es lo que ha llevado a nuestra especie a lo que es hoy.

        En cuanto a lo que me refería con la irracionalidad de la base filosófica del feminismo, veo que sería mejor que aclarara a que me refiero, pues solo lo correcto y completo puede ser racional en sentido filosófico, y se puede debatir con argumentos muy lógicos, racionales y razonables cuantos ángeles bailan en la punta de un alfiler sin dejar el campo de la irracionalidad, pero no quiero incomodar ni desviar el debate del post, tal vez lo haga en la sección comentarios fuera de tema.

      • Murphy dijo:

        Iba a responder a Carlos pero “Sin Dogmas” lo ha hecho mejor de lo que yo tenía pensado (el párrafo “Me inclino a pensar…”). De hecho, estoy por cierto anti-feminismo en el sentido que le daban en un artículo de AVfM de “Habéis tenido vuestra oportunidad, y la habéis desperdiciado”. Cuando pienso en los años que llevan gente como Warren Farrell, Erin Pizzey … Y a contracorriente (por adelantados). Eso lo veo meritorio. No ponerse en la cresta de la ola de todo “… lo que ha llevado a nuestra especie a lo que es hoy” y quedarse en el argumentación simplista de “la mujer es la víctima”.

      • No sé si lo sabes, pero si te gusta Erin Pizzey buena parte de su obra ha sido traducida y puede consultarse aquí:

        http://maltrato.eu/

      • Murphy dijo:

        Más allá de que me guste más o menos Erin Pizzey… la cuestión es que me parece la “piedra de toque” (o una de ellas) del feminismo. No solo que sea ignorada, si no que según el planteamiento feminista una mujer así no podría existir. Lo que revela su fallido análisis de la realidad social. Hay que retorcer mucho (pero mucho) la psicología humana para poder encajar la historia, evolución y trabajo de Erin Pizzey en la teoría feminista. Una de las dos está fallida. O el feminismo actual está equivocado o Erin Pizzey no existe.
        Gracias por el enlace de todas formas.

  4. Pingback: Anónimo

  5. Babel dijo:

    Buenas tardes Sin Dogmas, yo personalmente te animo a que lo hagas en esa sección. Ahí hablé yo ayer sobre la hipergamia que también es un tema muy relacionado con el feminismo. Podríamos debatir sobre ambas cosas.
    En cuanto al tema del post:
    Le han dejado bien claro a Carlos lo poco que les importan los hombres.
    Hay temas que el feminismo no se quiere sentar a debatir, ni a negociar, ni a nada, pero eso no quiere decir que no existan.
    Si se va a hablar de violencia de género, no se puede dejar a los hombres fuera. Su rol ha hecho a lo largo de la historia y sigue haciendo que sean víctimas de violencia. Hombres víctimas de violencia “por el hecho de serlo”.
    El tema de ser usados para la guerra como carne de cañón con el beneplácito (e incluso la presión) de las mujeres ya lo ha tratado Carlos en su blog.
    Hablaré de algo más cotidiano:
    No soy partidario de arreglar las cosas a base de puñetazos INDEPENDIENTEMENTE DE QUE EL CONFLICTO SEA CON UN HOMBRE O CON UNA MUJER. Hay personas que tienen más el hábito de arreglar así las cosas que otras, evidentemente. Digamos que cada uno tiene un límite a partir del cuál suelta la mano, pero es importante reseñar el hecho de que lo normal es que ese límite sea CLARAMENTE INFERIOR si la otra persona es un hombre.
    Podría argumentarse desde el feminismo que eso es consecuencia de una sociedad machista que considera algo deshonroso agredir a una mujer debido a su debilidad, lo cuál entraría en contradicción con el hecho de que los hombres agredan a las mujeres “por el hecho de serlo”.
    No seré yo quien niegue que hay machismo en la sociedad, de hecho, como ya he señalado en otra entrada, considero que el feminismo tiene profundas raíces machistas.
    ¿Es violencia de género que exista ese límite inferior con respecto a los hombres?
    Ahí lo dejo para el debate.
    Saludos a todos.

  6. Batman dijo:

    Antes que nada Carlos querría recordar que el 10 de marzo de este año se cumplieron 100 años de que La sufragista británica Mary Richarson apuñalaran 7 veces en 1914 la Venus del Espejo de Velazquez. Se cumplen 100 años de ese atentado contra lo que debería considerarse patrimonio cultural de la humanidad y Mary Richarson, debería aparecer en todas partes como una criminal representante de un movimiento integrista y reaccionario.
    A estas alturas todos sabemos que si Mary Richarson hubiera sido un hombre en aquella época además de otra condena le hubiera caído un buen carro de ostias.
    100 años de un atentado que debería ser recordado como se merece.
    Cuando de habla del feminismo como lobby se puede recordar que el termino lobby es muy, pero que muy apropiado para definir al feminismo. De hecho lo que define al feminismo es su corporativismo exacerbado y por eso su ideología es tan contradictoria, porque a fin de cuentas lo que se trata es de atacar a su enemigo y a todo lo que le representa allá donde esté, aunque ese lugar sea un museo o una pinacoteca, del mismo modo que defenderá a sus miembros sea cual haya sido su comportamiento.
    Lobby y corporativismo son las esencias del feminismo y de su antecesoras.
    El termino Lobby viene de “vestíbulo”, y viene a designar a “un colectivo con intereses comunes que realiza acciones dirigidas a influir ante la Administración Pública para promover decisiones favorables a los intereses de ese sector concreto de la sociedad”.
    De todos es conocido que las altas damas de alta sociedad si algo hacían era reunirse y ….hablar. Hablar y actuar, aunque como consecuencia de tales reuniones, los hijos quedaran del todo desatendidos por lo que era fundamental contratar a una institutriz que ejerciera de madre. Las primeras sufragistas necesitaban de institutrices y criados y criadas para para poder meterse en las casas y los asuntos de los demás y organizar sus vidas y las de toda la comunidad aunque ellas en la vida se ensuciaran las manos o cogieran una plancha, y así ha quedado espléndidamente reflejado en la película Mary Poppins, que parte de un esplencido guion de la escritora Pamela Lyndon Travers que conocía perfectamente a dichas damas.
    Como también todos conocemos que en USA los colectivos femeninos puritanos fueron de los primeros lobbys de la sociedad norteamericana y sus logros bien conocidos. En pocos países no islámicos se han aplicado leyes como la Ley Seca, las persecuciones y campañas en contra de la pornografía y la prostitución, o leyes de censura cinematográfica como el conocido Codigo Hays, etc, etc.
    Antiguamente dichas campañas se vinculaban al sector mas carca y reaccionario de la sociedad.
    El feminismo es de sobra conocido por sus ataques a la pornografía y la prostitución y por imponer rígidos códigos de censura en cine y espectáculos. Desgraciadamente esos ataques se ha maquillado de progresistas y justicieros pero es el mismo perro con distinto collar.
    Antes una mujer no podía libremente negociar con su cuerpo porque ofendían a la moral cristiana y ahora porque ofenden al sentir global de la imagen como mujer. Antes los desnudos femenino se perseguían por unos motivos, ahora por otros.
    El carácter integrista no es exclusivo del islam. En el Cristianismo hemos tenido de sobra y Mary Richarson seria uno de los mayores exponentes de la existencia de lobbys puritanos feministas integristas.
    La existencia de lobbys es innegable y debería haber una legislación que protegiera a todos los ciudadanos contra ellos. Pero no solo contra el lobby feminista sino contra el de la construcción, el lobby de la hostelería, de los petroleros, lobbys integristas cristianos, lobbys integristas musulmanes, etc.
    ¿Mi pregunta es que hacemos con la figura de Mary Richarson? ¿La olvidamos como pretenden algunos y algunas o, visto lo que estamos viviendo le hacemos un monumento o le ponemos una medalla?

  7. Batman dijo:

    Yo digo lo que siento.
    A Mary Richarson o a cualquier señora que en 1914 para reclamar no se….. que apuñala la Venus del Espejo, la Gioconda, la Venus de Botticelli, o no se que cuadro yo no le hubiera dado ni una medalla ni un carro de ostias.
    En 1914 yo me hubiera limitado a darle un petate, un fusil y a mandarla al frente a defender a su país.

    • @Batman

      Yo también voy a decir lo que siento. No haría lo que propones. Aunque entiendo que fue un gran ataque al patrimonio artístico de la humanidad, para mí no hay cuadro alguno que merezca una gota de sangre humana.

  8. Batman dijo:

    No querría ni desviar el tema pero por si alguno no lo sabe La “Venus del espejo” fue atacada por Mary Richarson con un hacha y posteriormente fue acuchillada. Todo ello el 10 de marzo de 1914 por una sufragista llamada Mary Richardson. El carácter vandálico, criminal e integrista de la agresora podemos dejarlo a un lado, aunque hoy seguro que la propondrían para una condecoración.
    Sobre el indudable valor pictórico, cultural y artístico de la obra y del pintor atacados no me voy a extender, y creo que si alguien acuchillara la Gioconda, acuchillaria no solo a Leonardo sino a buena parte de la Historia del la Pintura y de Arte.
    Pero voy a la fecha del ataque. A ese 10 de marzo de 1914 del que se han cumplido 100 años. 100 años de un ataque integrista de una fanatica dogmatica sufragista, aunque heroína para un sector muy grande de nuestra sociedad.
    Son percepciones distintas, pero la Venus del Espejo atacada en 1914 supone un ataque en 1914 al concepto del amor, porque Venus Afrodita siempre simboliza y ha simbolizado el amor, y 1914 es el año en que el amor es atacado y se inicia una Guerra, una Gran Guerra Mundial. De eso también se han cumplido 100 años. De una Gran Guerra que comenzó el 28 de julio de ese mismo año.
    Un mismo año en el que unas exigían igualdad y otro iban al frente.
    Un mismo año en el que señoras como Mary Richardson atacaban al símbolo del amor y en que ellos eran obligados a ser soldados una vez mas.
    Un mismo año en el que damas de alta sociedad seguían siendo las “victimas” y en que hijos de carpiterons, albañiles, oficinistas, mineros, agricultores, pescadores o trabajadores de fabrica pertenecientes partian a un frente donde la esperanza de vida era de 3 meses.
    3 meses de esperanza de vida para unos chavales muchos de los cuales morirían vírgenes. Sin saber ni que era el amor. Ni quien era Venus. Ni quien era Mary Richarson. Ni quien era Velázquez.
    Unos chavales que si sabrían en cambio que era el barro, el pie de trinchera, la muerte, la herida o una amputación.
    Muchos de ellos volverían sin pierna. Sin vista. Sin oído. Sin manos.
    Sordos y ciegos y tal vez insensibles al arte. Insensibles a la música. A la pintura.
    A la belleza de la Venus del Espejo de Velazquez.
    Sí. Insensibles a la belleza de dicho cuadro. Insensibles a Venus. E insensibles al….amor.
    El 28 de julio de este año se conmemoraran 100 años del inicio de ese proceso de insensibilización.
    100 años del proceso de insensibilización al arte de todos aquellos chavales muchos de los cuales jamas no volverían ni verían en su vida nunca a una mujer desnuda. Muchos de ellos jamás conocerían lo que ni la pornografía, ni la indecencia, ni el matrimonio ni el amor.
    En ese mismo año Mary Richardon sería una heroína reclamando votos, derechos, justicia e igualdad para Emmeline Pankhurst, pero sobre todo para mujeres como ellas.
    Mujeres dignas. Muy dignas. Mujeres de altísima sociedad. Mujeres que exigirían que otros fueran a la guerra. Otros. Si. Siempre otros.
    Revolucionarias en apariencia, pero fieles a la tradición y a la costumbres seguirían entregando plumas y mas plumas.
    Como en Chile antes del Golpe de Estado echarían maíz y llamarían cobardes, traidores, desertores o lo que fuera a aquel que no quisiera vestir la guerrera de aquel ejercito que las protegiera. A todo aquel que no quisiera servir en aquel ejercito que las protegiera a ellas, que obviamente merecen siempre que las protejan.
    Plumas, maíz, cartuchos y fusiles para ellos y te y pastas para ellas para poder matar no al enemigo sino al aburrimiento.
    Sí, el aburrimiento puede ser el mas cruel y terrible de los enemigos.
    Te y mas te para las revolucionarias. Para todas aquellas Penelopes de Londres o de Ítaca que esperan que sus Ulises alguna vez regresaran.
    Y mientras ellos, que se ha ido de juerga –porque las guerras para ellas siempre han sido juergas y nimiedades sin importancia– ellas ejercerían de Penélopes sufridoras. Esperarían y esperarían a que fueran ellos los que volvieran.
    En esa larga espera, conversando con otras como ellas, jamás sabrían lo que es una trinchera, ni una mina, ni siquiera un …telar.
    El 28 de julio se conmemoraran 100 años del inicio de una Gran Guerra.
    El 28 de julio se conmemoraran 100 años de que ellos empezaran a marchar al frente
    El 10 de marzo 100 años de un ataque a la Venus del Espejo. 100 años del ataque a la Diosa del amor. 100 años del ataque a Velazquez.
    100 años de exigencias de igualdad y del ataque a Venus Afrodita, al amor, al sexo, a la indecencia, al arte en definitiva y a la….humanidad.

  9. Babel dijo:

    Buenas tardes a todos.
    Internet es un medio en el que no siempre es fácil comunicarse, y se dan muchos malentendidos.
    Carlos, Batman confirmará a que se refería pero lo que dice yo lo entiendo de otra forma: No creo que esté diciendo que haya ningún cuadro que merezca una sola gota de sangre humana, sino que la mandaría al frente por haber apuñalado un cuadro haciendo una reivindicación feminista al inicio de la Primera Guerra Mundial.
    Por apuñalar un cuadro protestando por la “opresión femenina” justo en el momento en el que sus “privilegiados” compatriotas varones se dirigían a una probable muerte en las trincheras anteponiendo sus vidas a las de las “oprimidas”.

  10. Raúl dijo:

    El tabú más profundo que denoto en la sociedad es el de aceptar que la mujer también se equivoca, es o puede ser mala, torpe, ser culpable al fin de cuentas. De ese tabú ancestral inconsciente, nace el termino machismo (con gran seguridad) forma de potenciar, la idea de culpabilización al varón. Al final todas las teorías, además de ideas que se me pasan por la mente y analizo, acaban en ese origen de madre naturaleza, la madre, la hembra (como algo divino, único) no es más que una emoción y por tanto irracional que no influye en todos los humanos por igual, pero sí, se educa directa e indirectamente desde la infancia, el mundo se rige por esa subidea irracional.

    Creo que si continua existiendo el sexo y de similar funcionamiento en el ser humano seguirá así por defecto, el problema es cuando no se pone equilibrio, sensatez, y se agudiza ese sentimiento, como es el caso de la sociedad actual u otras pasadas. Personalmente, la sociedad debe tender al grado medio ya que los extremos tiran; sobre todo del que estoy hablando. A veces se le va el norte a la sociedad produciéndose estos episodios históricos, es muy difícil o prácticamente imposible que se de al contrario (priorizando al varón).

    El feminismo como movimiento (en su origen considero que ya tenía sus vicios y lagunas acerca de eso) se ha aprovechado de esa idea ancestral inconsciente para imponer su idea mediante una ideología bastante por no decir completamente envenenada.

  11. Babel dijo:

    Raúl:
    “El tabú más profundo que denoto en la sociedad es el de aceptar que la mujer también se equivoca, es o puede ser mala, torpe, ser culpable al fin de cuentas.”
    Es harto complicado romper ese tabú sin ser criminalizado.
    No es el único tabú que hay. Nos venden la imagen de que las mujeres son más empáticas que los hombres. Si fuesen tan sumamente empáticas como nos dicen, sería imposible que el feminismo tuviese el éxito arrasador que tiene, sería imposible que salisese socialmente rentable ignorar los problemas de los hombres, sería imposible ver a mujeres pidiendo la muerte a quien diga un piropo sin que se arme un revuelo en todo el país…….
    Desde el feminismo critican ferozmente eso que llaman “esencialismo”, pero vemos que no lo aplican: La culpa se la echan a los hombres y la esencia de las mujeres es ser pobres víctimas.

  12. Pingback: Microcréditos para sacar a las mujeres de la pobreza y justificaciones para excluir a los hombres | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  13. Pingback: Microcréditos para sacar a las mujeres de la pobreza y justificaciones para excluir a los hombres

  14. Como está Carlos. Quisiera que me hiciera el favor de responderme una pregunta si sabe la respuesta. ¿Qué motiva a los gobiernos a que en la prevención de violencias y discriminaciones de género únicamente tomen medidas que benefician a las mujeres y que discriminan a los hombres, en vez de tomar medidas para la prevención de violencias y discriminaciones cometidas en contra de ambos sexos?

    • No puedo decir que tenga una respuesta completa a esta pregunta, pero éstos son los factores que he visto:

      -La creencia de que la violencia doméstica es unidireccional, del hombre a la mujer, pese a que históricamente se ha reconocido la existencia del hombre maltratado (aunque para humillarlo, no para ayudarlo), e ignorando los estudios que apuntan a una bidireccionalidad en este tipo de violencia.
      -La creencia tradicional de que la mujer es más débil que el hombre, o se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad, y por tanto necesita especial protección. A veces esto es verdad (en cuanto a la situación de vulnerabilidad se refiere), pero no siempre.
      -La larga tradición de desechabilidad masculina que consciente o inconscientemente permanece en la mayor parte de la sociedad.
      -La inclinación natural de la mayoría de los hombres a proteger a las mujeres
      -El triunfo del feminismo como el único discurso aceptable en cuanto a los roles de género.
      -El populismo de los políticos, que esgrimen el discurso imperante para recabar las simpatías de la sociedad, unido a su deseo de aparecer como protectores de la mujer, rol de gran popularidad

      Probablemente no están todos los que son, pero sí creo que son todos los que están.

  15. Mike dijo:

    Para empezar, para mí, esos problemas en todas sus formas, deberían de ser privados o de las familias; detesto que el estado se crea con el derecho de entrometerse.

  16. Pingback: La victimización femenina y la violencia masculina en perspectiva (I) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  17. Pingback: La victimización femenina y la violencia masculina en perspectiva (II) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  18. Pingback: El tuit de la Guardia Civil sobre la violencia en la pareja. ¿Hay razones para su retirada? | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  19. Pingback: Teoría de la violencia propietaria materna, o como fabricar un modelo similar al de la violencia de género para las relaciones entre madres e hijos | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  20. Pingback: Teoría de la violencia propietaria materna, o como fabricar un modelo similar al de la violencia de género para las relaciones entre madres e hijos | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s