Una definición actualizada de la palabra “feminismo”

Aclaración 16/04/80. Este artículo ha sido citado en otras páginas web y muchos han realizado una interpretación errónea de lo que he querido exponer. Los ejemplos aquí mencionados de misandria no son el material que he utilizado como base para definir al feminismo, sino para explicar que no se puede utilizar una definición a fin de ignorar aspectos del movimiento que se salen de ella. Si quieren saber por qué definí la palabra “feminismo” como lo hice, por favor lean todo el artículo antes de sacar conclusiones precipitadas.

Por otra parte, quienes busquen más casos de misandria en el feminismo porque estos dos les parezcan marginales o no representativos, pueden entrar en la categoría misandria pulsando el enlace. En el momento de esta actualización hay 17 artículos, la mayoría relacionados con el feminismo.

El feminismo ha sido generalmente definido como un movimiento que busca la igualdad entre el hombre y la mujer. Dicha definición ha sido empleada en numerosas ocasiones como si se tratara un escudo reflectante con el que desviar todas las críticas que la ideología feminista o sus partidarios hayan podido recibir. Un ejemplo lo podemos encontrar cuando se realizan acusaciones de misandria. En El rincón de Haika se escribe lo siguiente al respecto (el subrayado es mío):

El odio a los hombres que los antifeministas cree descubrir entre las feministas no resiste el más mínimo análisis. La misandria sería contradictoria con la reivindicación de una ética de la no-violencia que es la que preconizan las feministas, frente a la violencia tradicional en el mundo patriarcal.

Que un grupo feminista/socialista gallego mostrara unas tijeras cortando un pene para protestar la reforma del aborto o que FEMEN tuviera en la cabecera de su página web a una mujer con una hoz que ha cortado los testículos del varón, según este razonamiento, no puede considerarse misandria. Porque el odio hacia el varón es contrario al mensaje de igualdad promovido por el feminismo y por ende no existiría. Del mismo modo, y siguiendo una vez más el razonamiento de Haika, las Cruzadas no habrían tenido lugar porque serían contrarias al mensaje cristiano de amor al prójimo, y la opresión del pueblo en regímenes comunistas tampoco porque se opondría a los ideales marxistas.

No con poca frecuencia, quienes acuden a esta definición como refugio suelen hablar con un cierto tono de superioridad, como si quien realiza la crítica no supiera nada del feminismo y desconociera cómo el movimiento se define a sí mismo. Lo que no entienden es que la crítica se realiza porque su definición es engañosa. El propósito de esta entrada será ofrecer una definición que se ajuste mejor a lo que realmente es el feminismo.

Mi definición básica de feminismo sería la siguiente:

Movimiento que combate las desigualdades, reales o percibidas, que afectan a las mujeres.

Antes de discutir una definición más elaborada, voy a explicar por qué escogí ésta como la básica. Hablar de la lucha contra las desigualdades experimentadas por las mujeres es más exacto que hablar de la igualdad en términos generales, porque si de la igualdad entre los sexos se tratara, el feminismo abordaría con la misma frecuencia los problemas que atañen a los varones. Como ya he señalado en múltiples ocasiones, para el caso de España, los hombres constituyen:

  • El 96% de los fallecidos en accidentes laborales (fuente, página 40).
  • El 61,6% de los fallecidos en accidentes domésticos (fuente, página 13)
  • El 78% de los suicidios (fuente, página 3)
  • El 63% de las víctimas de homicidios (fuente)
  • El 82.7% de los vagabundos o sin techo (fuente)
  • El 98% de los soldados muertos en Afganistán (fuente)
  • El 92,5% de la población reclusa (fuente)
  • La mayor parte de los consumidores de drogas ilícitas duras (cocaína, crack, heroína, etc.), cuadriplicando a las mujeres (fuente, página 304). También triplican a las mujeres como bebedores (de alcohol) de alta frecuencia (fuente, página 137)
  • Además, en 2009 el 31% de los chicos abandonó sus estudios de secundaria, frente 20% de las chicas. El fracaso escolar es un fenómeno principalmente masculino (fuente)

Quizá alguien pueda citarme una excepción puntual, pero eso no significa que el feminismo, en la inmensa mayoría de los casos, se preocupe por los problemas de los varones, o busque la igualdad en este terreno (por igualdad entiéndase disminuir los índices de un problema masculino al nivel de las mujeres). Pero no tienen por qué creerme a mí. Como ya mencioné en otro artículo, un informe del Foro Económico Mundial dejó claro lo que el feminismo entiende por igualdad cuando decidió su metodología para abordar la brecha de género (la negrita es mía):

El tipo de escala escogida determina si el índice recompensa el “empoderamiento femenino” o la “igualdad de género”. Para capturar la “igualdad de género” dos posibles escalas fueron tomadas en consideración. Una era la escala “positiva-negativa”, capturando el tamaño y la dirección de la brecha de género. Esta escala esencialmente penaliza tanto las ventajas de los hombres sobre las mujeres como las ventajas de las mujeres sobre los hombres, y da los máximos puntos a la igualdad absoluta. La segunda era una escala “unidireccional” que mide lo cerca que están las mujeres de alcanzar la paridad con respecto a los hombres pero no recompensa o penaliza a los países por tener una brecha de género en la otra dirección. Por tanto no recompensa a los países por haber excedido el punto de referencia de la igualdad. Consideramos que la escala unidireccional es más apropiada para nuestros propósitos.

En definitiva, los autores pudieron escoger entre dos formas de medir la igualdad:

  • Una escala que tiene en cuenta a ambos sexos (dónde lo tiene mejor y peor cada uno)
  • Una escala que sólo tiene en cuenta dónde las mujeres lo tienen peor con respecto a los hombres.

De las dos, decidieron escoger la segunda, ignorando por completo los problemas del varón y perpetuando el mito de que la desigualdad sólo afecta a las mujeres.

Tampoco existen en España instituciones como el Instituto de Estudios de Género (que podría hacer referencia a ambos), sino el Instituto de la Mujer, la Dirección General de la Mujer (Madrid) o el Instituto Andaluz de la Mujer. Una de las pocas instituciones con un nombre neutral, el Instituto Canario de Igualdad, comenta lo siguiente en su apartado sobre intervención en comunicación y publicidad sexista (la negrita es mía):

El Instituto Canario de Igualdad tiene entre sus funciones la de promover medidas que contribuyan a procurar un tratamiento de las mujeres en los medios de comunicación acorde con los principios constitucionales.

Deja claro de este modo que un nombre neutral tampoco garantiza nada.

El Instituto de la Mujer, en su Observatorio de la Imagen de las Mujeres, como era de esperar por su nombre, escribió de manera similar (la negrita es mía):

La colaboración ciudadana es importante para el trabajo de seguimiento y análisis del Observatorio de la Imagen de las Mujeres, y contribuye a poner de manifiesto el rechazo social al tratamiento discriminatorio hacia las mujeres a través de los medios de comunicación y la publicidad.

Puedes presentar tus quejas sobre contenidos publicitarios o de los medios de comunicación que consideres que son sexistas o incluyen imágenes estereotipadas de las mujeres.

Por el momento no existe un lugar donde enviar quejas sobre contenidos misándricos que aparecen con frecuencia en los medios de comunicación, principalmente en los periódicos. La igualdad sólo es un objetivo cuando es la mujer quien sufre de discriminación y difamación mediática, pero no al contrario (pese a todo, envié a las mencionadas instituciones mi queja sobre el artículo de Torreblanca el 4 de marzo. Veremos si confirman la definición que aquí expongo).

Por otra parte, si analizamos los nombres de las asociaciones feministas españolas, veremos también que en su inmensa mayoría incluyen la palabra “mujer”, ya sea para hablar de sus integrantes (Asociación de Mujeres de Álava) o su razón de ser (Agrupación de Estudios sobre la Mujer Clara Campoamor).

Queda claro, por tanto, que el término “igualdad” no debería existir en la definición de feminismo, ya que únicamente lucha por eliminar la desigualdad, real o percibida, experimentada por las mujeres, excluyendo la masculina. Considero, por tanto, que la definición aquí presentada es mucho más exacta.

Finalmente, he hablado de desigualdades “reales o percibidas”, porque si bien es cierto que el feminismo aborda y ha abordado problemas de las mujeres que son efectivamente reales, también existen “problemas” o formas de supuesto sexismo que son mucho más discutibles y con las que no se identifica siquiera la mayoría de las mujeres, como por ejemplo la visión feminista del amor romántico.

Entre todos los participantes podríamos negociar una definición más amplia que recoja en lo posible características comunes a las diferentes corrientes del feminismo, o al menos de las más prominentes.

Aquí van algunos de los puntos que podrían tratarse en una definición más extensa. Mis aclaraciones se encuentran entre corchetes:

  • La protección de la mujer se considera la máxima prioridad, incluso cuando han de vulnerarse los derechos del varón para conseguirla [LIVG]
  • Considera que el sexismo es el único responsable de que la igualdad de oportunidades [donde exista] no se haya traducido en igualdad de resultados
  • Exige al Estado que imponga medidas para obtener la igualdad de resultados mediante el establecimiento de cuotas o políticas similares
  • Esta igualdad de resultados excluye trabajos manuales o al aire libre que son mayoritariamente masculinos [por alguna razón la igualdad de resultados ahí no supone ningún problema]

Espero sus aportaciones.

Esta entrada fue publicada en Feminismo, General, Misandria, Terminología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

78 respuestas a Una definición actualizada de la palabra “feminismo”

  1. Alejandro dijo:

    Si el feminismo buscara realmente acabar con la desigualdad ¿por que se dedica unicamente a acabar con la desigualdad entre hombres-mujeres y no entre ricos-pobres?. Si el feminismo comulgara verdaderamente con la etica de la no violencia ¿por que son en general las feministas tan dadas a solucionar los problemas por medio del aparato represivo del estado y la policía?.

    • Ésa es una crítica que han recibido en Estados Unidos por parte de las feministas que pertenecen a grupos minoritarios, que lo último que necesitan es más intervención policial en sus vecindarios.

      http://hopefiending.wordpress.com/2014/01/11/why-i-will-not-be-rising-with-one-billion-rising-this-year-or-any-year/

      Sí hay vertientes del feminismo que se alinean con el comunismo y otras ideologías de izquierda, oponiéndose al capitalismo y las diferencias económicas, pero la solución propuesta siempre tiende a ser una mayor intervención del Estado (como por otra parte ocurre con el comunismo en general). En cualquier caso, el feminismo que ha triunfando me parece que ha sido más bien el liberal/burgués, aunque con una fuerte tendencia a pedir mayor control estatal, heredada del feminismo de la izquierda.

  2. Pingback: Anónimo

  3. Alejandro dijo:

    A ver si te gusta esta definición, feminismo es la noción falsa de que los intereses de las mujeres y de los hombres son diferentes y opuestos entre si.

    • Entiendo de dónde viene el sentir, pero se parece más a un juicio de valor personal que a una definición basada en hechos concretos (salvo que puedas sustentarla con casos específicos).

      • Alejandro dijo:

        Resulta un poco de cajon pensar que las mujeres y los hombres no viven separados sino que viven juntos y no tienen intereses opuestos sino complementarios. Cualquier medida de supuesto beneficio a las mujeres en realidad perjudica a otras mujeres aunque solamente sea de forma indirecta. Que duda cabe que el feminismo de estado está beneficiando a las mujeres de la clase alta y las trabajadoras del estado pero perjudicando a las mujeres de la clase media y baja. La discriminación positiva esta perjudicando a las mujeres que quieren tener un rol tradicional quedandose en casa.Los privilegios que tiene la mujer a la hora del divorcio y la manutención de los hijos está perjudicando a las mujeres que son las hijas y las abuelas. Me parecen tres ejemplos bastante claros de esto

      • Gracias por la aclaración, Alejandro. Si lo he entendido bien, creo que te refieres a casos como éste:

        http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424127887324600704578405280211043510

        Siento que el enlace esté en inglés. Básicamente trata el caso de una feminista que terminó viendo cómo las medidas que había apoyado eran injustas cuando fue su hijo quien las sufrió.

  4. Pingback: Una definición actualizada de la palabra “feminismo” | Invertir en Crisis

  5. Arturo dijo:

    Tampoco la desigualdad de resultados supone ningún problema cuando favorece a las mujeres como en educación, sanidad, justicia, función publica etc.
    Para el feminismo supone un problema (una discriminación) que existan espacios masculinos y los combaten (como este club de golf al que hace poco obligaron a admintir mujeres http://www.marca.com/2014/03/26/golf/1395850397.html ) pero no supone ningún problema que haya espacios exlusivos para mujeres gimnasios, taxis, bares y toda la gama de secciones femeninas de partidos, sindicatos, asociaciones etc)

    • Buena observación, Arturo.

    • jose dijo:

      Sobre lo de los taxis creo que es uno de los grandes exitos del feminismo, el nivel de miedodesproporcionado que tienen las mujeres a los varones desconocidos. Me gustaría saber si se han limitado a explotarlo o es un fenomeno nuevo.

    • Athini Glaucopis dijo:

      Nótese que en Alemania hay plazas de aparcamiento reservadas ‘sólo para mujeres’ (Frauenparkplatz), y en España también se empieza a imitar esta “discriminación positiva”:

      http://www.20minutos.es/noticia/7924/0/plazas/mujeres/parking/

      • Si hubiera que señalar excesos en el feminismo, éste sería uno flagrante. Teniendo en cuenta que la mayor parte de la violencia recae en los hombres, ¿cómo se puede justificar que las plazas de parqueo para mujeres se hagan por motivos de seguridad? Aquí vuelvo a señalar que para el feminismo la protección de las mujeres es el máximo valor, aunque sea a costa de los derechos de los varones (y como en este caso, no las necesiten más que ellos).

  6. jose dijo:

    Es en este blog donde leí que los varones que llamaban al 016 se les respondía que era un telefono solo para mujeres?, lo que supongo es cierto por la definición de violencia de genero de la ley.

    • No fue aquí, aunque es un dato bastante significativo.
      Lo que sí he leído que ocurrió en Canadá es que hombres maltratados llamaron a números similares siendo las víctimas y se les envió a programas de rehabilitación para maltratadores (aparentemente los roles están fijados por sexo). No tengo aquí la fuente pero la buscaré.

      • jose dijo:

        http://www.pikaramagazine.com/2014/03/mujeres-y-violencia/

        Prácticamente todos los blogueros que han contestado a este articulo han entendido (aunque la mayoría está en contra) que Gimeno hacia una llamada a la violencia fisica. Puede que Beatriz Gimeno haya sido lo suficientemente sutil si realmente esa era su intención.

        De echo pide que las mujeres se ejerciten físicamente para empoderarse simbólicamente. Lo que, en fin, es una estupidez, si la violencia como ella dice debe ser legal, lo suyo será pedir a las mujeres que se cultiven en leyes no en el gimnasio (y eso aceptando su pensamiento sobre el patriarcado y todo lo demás).

        Aunque ella dice que las mujeres no se han organizado violentamente contra el patriarcado (contra el patriarcado seguro que no, ya que es un concepto muy actual, podría ser por ejemplo contra las discriminaciones se sufren como colectivo) uno de sus lectores pone el ejemplo de un grupo armado feminista, a mi a bote pronto se me ocurre cell 16 y alguno más…

      • Intenté responder a la misma pregunta que se hizo la autora hace tiempo: por qué las mujeres no se rebelaron contra su opresión en el pasado, aunque llegué a conclusiones distintas: porque el hombre estaba igual de pisado o peor. Sólo hay que ver a quién se reclutaba forzosamente para ir a la guerra o los trabajos forzados, que en casos como la mita o la construcción de la muralla China tenían un elevado índice de mortandad. Si las mujeres hubieran “derrocado” a los hombres, tendrían que haber asumido sus funciones (guerra, protección de la familia y su propiedad, ser los principales proveedores, etc.). No estoy seguro de si era más liberador que lo sufrido por las mujeres. Supongo que dependería de las preferencias personales. ¿Estoy en lo cierto? Puede que no, pero hacen falta perspectivas sobre esto que vayan más allá de lo malísimos y opresores que son los hombres.
        Otro factor es que aunque los hombres tuvieran por lo general las posiciones de autoridad, las mujeres también tenían su parcela de poder, aunque un poder no codificado como el masculino.

      • jose dijo:

        En la misma página de la que hablamos (de un enlace a otro…) he encontrado la siguiente explicación al humor agresivo feminista: “Es humor. Los que agreden son ellos.”

        Murillo dice que las mujeres no han luchado contra el patriarcado (con las armas), en realidad dice defenderse del patriarcado (supongo que será porque las mujeres no atacan, se defienden, que para eso son victimas). Bueno eso es contestable, nadie lucha físicamente contra el capitalismo, se hacen acciones concretas, huelgas para mejorar el salario etc. Es decir contra el patriarcado nadie lucha violentamente como contra ninguna idea, si se baja a los ejemplos (donde no ha querido ir, supongo, para que no la tachen de extremista o autoritaria) lo que propone es la autodefensa femenina, es decir que las mujeres se cojan la justicia por su mano. Una violación? pues una turba de mujeres, por ejemplo. Lo que tampoco es tan descabellado porque indistintamente del numero de juezas (50% en España) y la orientación de la ley (que perjudica a los varones y atenta contra sus derechos básicos como demuestran algunas sentencias) consideran el sistema judicial como patriarcal.

        En fin puede ser que decir que las mujeres no se han revelado violentamente contra el patriarcado (yo diría más bien contra las discriminaciones que han sufrido por ser mujeres) puede querer decir solo que no se han echo estudios que analicen el componente de genero en las revueltas. Quizás porque el propio movimiento feminista, el más interesado al respecto, no es capaz de imaginarse una mujer como agresora. Intentaré buscar algún ejemplo histórico, aunque el origen “mitico” de la celebración de la mujer trabajadora puede ser uno de ellos (un grupo de trabajadoras ocupó una fabrica para reclamar mejoras salariales donde fueron asesinadas), si que hubo manifestaciones y protestas laborales propiamente femeninas, que considero de genero porque las desigualdades laborales ocurren por clase y genero. Un ejemplo, las protestas de los astilleros son laborales de clase y genero (ya que afectan principalmente a los varones).

      • Es un tema complicado. No conozco revueltas femeninas armadas contra el sistema de género, creo que por la misma razón que no las ha habido de hombres. Hasta hace más bien poco (históricamente hablando), la división sexual del trabajo se ha considerado en la inmensa mayoría de las culturas como el sistema más beneficioso para la sociedad. Podía haber quejas, protestas e incluso revueltas por los abusos del sistema, como ocurría con algunos reclutamientos forzosos para la guerra, pero nadie se planteaba siquiera que hubiera una alternativa mejor (hasta la llegada de la tecnología moderna). Y muchas penas que hoy consideramos bárbaras se percibían como un justo castigo para quien amenazaba con romper un sistema que se percibía esencial para el mantenimiento de la sociedad.

      • jose dijo:

        Un ejemplo de un grupo paramilitar integramente femenino que enlazan en los comentarios de pikara. La lider por un lado dice que para ingresar en su ejercito son necesarias como 280 rupias, que son un grupo pacifista porque usan para defenderse un palo de pastoreo. Se queja de que el gobierno de su localidad (dirigido por una mujer de casta baja) ha traicionado los ideales al incluir a gente de otras castas en su partido. Seguro que la autora de “mujeres y violencia” conoce este caso, se puede plantear porqué lo olvida.

        http://elpais.com/diario/2009/08/30/eps/1251613615_850215.html

      • Fascinante historia. Aunque para un grupo que defiende a otras mujeres de los malos tratos me sorprende que su líder se oponga al divorcio (también parece oponerse al aborto). En las sociedades tradicionales la oposición al divorcio se basaba justamente en que dejaba desamparada a la mujer. No sé cómo serán las leyes de India al respecto (o como se aplicarán), pero me pregunto si eso tendrá algo que ver con su oposición al divorcio.

      • jose dijo:

        Lo que comentas tambien me sorprendió bastante. Aunque no tengo los elementos adecuados para explicarlo, es de esperar que su posición beneficie al grupo que representa. Puede que la maternidad sea una forma de ganar autoridad para la mujer en su casta o algo similar…

      • jose dijo:

        Releyendo lo que he escrito me gustaría matizar que cuando digo que el feminismo no se imagina a las mujeres como agresoras solo como victimas (solo agreden como defensa por ejemplo), no me refiero a todas las feministas, es un movimiento muy amplio y heterodoxo, me refiero concretamente al feminismo del mass media (incluyendo a pikaramagazin y otros blogs de éxito).

        Le vuelvo a dar vueltas porque al leer el articulo de Gimeno de nuevo ella se pregunta por ejemplo porqué las mujeres no se rebelan contra la lapidación. Pero en los países que hay lapidación no es femenina. Por supuesto es un método que se usa muchas más veces contra varones que contra mujeres. La pregunta entonces no es porqué la mujer no se revela contra la lapidación sino porque hombres y mujeres no se rebelan contra esa forma de ejecución.

        Los términos en los que Gimeno se hace la pregunta es a mi entender consecuencia de que el feminismo (ningún feminismo) nunca ha buscado la igualdad sino como mucho la equiparación de derechos de las mujeres a los hombres. El matiz está en que no es un movimiento inter-genero que se ocupe de ambos generos (o los que haya), sino un movimiento que se ocupa exclusivamente de la calidad de vida de las mujeres. Recientemente leí una entrevista en eldiario sobre porqué la sanidad es machista. Aunque no estuve de acuerdo con la mayoría de las respuestas una me sorprendió especialmente, se preocupaba de las diferencias de genero en la vejez y concluía que como las mujeres viven más pero con peor calidad de vida y esto según ella era por motivos culturales, la sanidad no hacia el esfuerzo suficiente por mejorar la calidad de vida de las ancianas. Esto pone el énfasis en que un feminista como feminista no va a pedir que un hombre viva más aunque se percate de la diferencia, la injusticia será el sufrimiento femenino.

        Pero esto es solo por los objetivos del grupo, aunque parezca redundante el feminismo busca beneficiar a la fémina. Y no solo que los hombres y mujeres seamos iguales.

  7. Andoni dijo:

    Bufff, yo lo que creo es que tampoco les importan las mujeres… Las feministas se han plegado al sistema… Lo que intentan es adaptar a la mujer al sistema en vez de adaptar el sistema a la mujer y al hombre, con lo cual, para mi la definicion deberia de coger como base esta premisa, “El feminismo intenta adaptar a la mujer al sistema opresor”. Es la rentabilidad de la mujer en la empresa lo que hace que haya casi 2 millones de abortos en la ultima decada, no la decision de la mujer como individuo. Sino, porque pensais que es tan importante que en la ley de plazos, no se preguntasen los motivos de la decision? No seria mejor, pensando en las mujeres, que siempre tuviesen que decir los motivos sin que ello conllevase nada mas que identificar los posibles problemas que llevan a las mujeres a abortar si es que los hubiese? Esta ley podria estar patrocinada por la CEOE perfectamente.
    La palabra igualdad, en este sistema es de coña… Igualdad para que? Van a tener las mismas oportunidades el hijo de un obrero que el hijo de un ejecutivo de banca por mucho estado que se cree si uno cobra 1000 euros y el otro cobra 10.000? Van a vivir en el mismo ambiente? o es que el ambiente en el que nazca alguien no afecta a su desarrollo? Esto tambien lo vamos a arreglar con impuestos?
    Esto es un sistema desigual e injusto de base, y si se convirtiese en un sistema de igualdad se hundira… Como motivas a alguien de hoy en dia para que se meta 5 u 8 años de carrera si luego va a cobrar lo mismo que alguien que se a quedado en la FP pero con el doble de responsabilidades?
    Cuando den una alternativa a este sistema, entonces empezare a plantearme eso de la lucha por la igualdad, hasta entonces, seguire pensando que ponen parches para que el sistema no se desangre.
    A no ser que pensemos que este sistema nos hace libres, las feministas jamas lucharon por liberar a nadie, solo luchaban por el poder. Y hablo evidentemente, del feminismo de estado, que es el que guste o no, representa a las feministas.

    Si aceptas el sistema, tu plantamiento es correcto, si por el contrario, no lo aceptas, tu planteamiento tiene un error de base (Todo esto bajo mi punto de vista, claro). Ya se que mezclo varias cosas, pero el feminismo tambien es eso, una mezcla de ideologias.

    • Alejandro dijo:

      Es bastante claro para mi la cualidad de manipulativo que tiene el feminismo y como adapta la ideologia para conseguir sus fines. Por aqui ya se ha hablado de la tesis biologicista que sirve de base para justificar la mayor esperanza de vida de las mujeres y cuando se trata del acceso al mercado de trabajo se olvida de las diferencias biologicas tratandose como un agravio cultural. No veo el femininsmo como una mezcla de ideologias pues las tiene todas y las usa todas. Lo veo mas bien como un constructo

      • Andoni dijo:

        Podria ser un constructo social si no fuese parte del sistema. Quiero decir, el sistema con su ideologia crea constructos sociales y esos constructos son de los que se a valido el feminismo de estado para decir que las mujeres estan oprimidas, no por el sistema, sino por el Varon. La ideologia crea el sistema y el sistema crea los constructos sociales. Para ser mas concreto en mi idea, el feminismo utiliza muchas ideologias para cambiar el sistema y crear constructos sociales, o asi lo veo yo.

  8. Arturo dijo:

    yo propongo algo así
    Movimiento que combate las dificultades y/o problemas, reales o percibidas, que afectan a las mujeres y que denominan como desigualdades
    Esta definición incluye a las discrimijnaciones que no les afectan o no les perjudican bien por ser beneficiarias (caso de la educación tanto si son docentes como discentes) ) o por afectar a roles o tareas que no les interesan (como los trabajos peligrosos).
    Tambien incluye “problemas” más o menos específicos del mundo femenino, como los que afectan a la moda en el vestir y los tallajes de las prendas o temas como el embarazo, la lactancia, la anticoncepción o el aborto que, en proncipio no son (no deberían ser) asuntos de discriminación pues solo se embarazan y abortan ellas.
    La lista de temas que se incluyen en diferentes agendas feministas que son solo dificultades o problemas, muchas veces particulares (la sexualidad, el aspecto físico), es amplia y variada y no siempre les afectan realmente solo perciben que les afectan, y los llaman discriminaciones. Un buen ejemplo de este tipo es el de la viagra, que cuando la inventaron la metieron las feministas en su agenda para combatirla como una desigualdad más, argumentando algo tan rocambolesco como que no la permitirían mientras no pagase la seguridad social las píldoras anticonceptivas. Son dos temas que no tienen nada que ver, uno, la viagra, es un medicamento para tratar una enfermedad y debería estar entre los dispensados por el sistema sanitario, y el otro, la píldora, solo es un método anticonceptivo optativo y alternativo a otros (condón) y que solo tiene en común con la viagra el formato en pastilla. Ayudaron a la seguridad social a ahorrarse un dinero y perjudicaron, como en tantas ocasiones, a los hombres pobres que no se la pueden costear, y de rebote a sus mujeres, también de clase social baja .
    En fín, creo que ya me he extendido demasiado solo para arguemntar un pequeño matiz en la definición, por otra parte bastante acertada

  9. Sandra dijo:

    Una pregunta que siempre me hago es: ¿El feminismo es un movimiento ideológico? ¿El feminismo es una religión? ¿El feminismo es una síntesis de las dos anteriores, y al estilo del Islam (una religión-política)? Lo digo porque si suponemos que la diferencia entre ideología y religión estriba en que el primer concepto atañe a lo terrenal, mientras que el segundo se refiere a lo espiritual, el feminismo estaría más cerca de lo que se entiende por una ideología. Pero también es cierto que hay un campo en el que el feminismo siempre ha incidido, y que es propio de todas las religiones: el tema de la moral, y más concretamente lo relativo a la moral sexual. Expresa o veladamente en el discurso feminista siempre hay una alusión a lo que se considera como “correcto” o “incorrecto” en materia de sexualidad. La mayor parte de las teóricas y divulgadoras de dicha forma de pensar parecen participar de una visión más bien restrictiva de la sexualidad (puritanismo, hablando claro), mientras que una minoría, como es el caso de las feministas en la órbita de Píkara Magazine, optan por presentarse como abanderadas del “amor libre” (dentro de un orden). ¿Cabe pensar en un programa de un partido político convencional (ya sea de izquierdas o de derechas) donde se incida tanto en este tema, ya sea para condenar o para exaltar determinadas conductas sexuales? En realidad los partidos políticos tradicionales siempre han estado más atentos de las cuestiones terrenales (impuestos, propiedad, leyes laborales, políticas comerciales), porque del terreno de lo moral siempre se han ocupado los que socialmente se consideraba especialistas en ello: los curas. Era el clero de todas las religiones el que le decía a la gente si estaba bien o mal acostarse con esta o aquella persona, o hacer o no hacer esto o aquello en la cama. Y precisamente porque las “competencias” de las iglesias tenían que ver con la moral (sexual), se explica que miembros de una misma religión hayan podido militar en partidos políticos rivales, o que dos o más países que profesen la misma religión se hagan la guerra sin más problemas. Quizá por eso mismo, no sorprende que feministas las haya desde la derecha hasta la extrema izquierda, entre ricas y entre pobres, entre puritanas y libertinas, en las filas del Bildu filoetarra y entre las pijas de toda la vida del PP, sencillamente porque el feminismo no cuestiona ni legitimiza las estructuras sociales y económicas, sino que sólo se interesa por las morales. En ese sentido el feminismo reproduce y refuerza lo que tradicionalmente se ha considerado como diferencias entre “cosas de hombres” (la política y la economía) y “cosas de mujeres” (la preocupación por la corrección sexual). Si desde un punto de vista de lo que subyace en el feminismo institucional hay un claro interés del gran capital y del Estado por deconstruir las familias tradicionales, y sustituirlas por un ejército de asalariados y consumidores “libres” de ataduras afectivas, desde un punto de vista sociológico el feminismo es un movimiento profundamente reaccionario que representa lo que siempre interesó y preocupó a las madres: la vida sexual de sus hijas. Ahora que la interpretación teocrática del mundo se derrumba por inverosímil, el feminismo ha venido a ocupar el nicho que poco a poco van dejando libre las religiones tradicionales. La única diferencia es que entre las religiones de otros tiempos el clero era masculino, mientras que en la nueva religión de sustitución feminista el clero es femenino. Naturalmente que ninguna feminista aceptaría una definición donde se diga que el feminismo es una religión laica que se ocupa de la corrección sexual, lo que me lleva a pensar que efectivamente sí lo es.

  10. Jeipi dijo:

    Ya sé que no es una definición terminológicamente vàlida, pero yo veo el feminismo como un “nacionalismo de género”.

    Hay muchos puntós de coincidencia entre ambas ideologías, como por ejemplo el victimismo, el maniqueismo y el hablar en nombre de todo el colectivo al que se pretende representar, ya se trate del pueblo Tal sojuzgado por el imperialismo del Estado Cual o de las mujeres oprimidas por el patriarcado.

    • Hay algo de esto, sí, pero creo que lo hereda más del racismo que del nacionalismo (como la noción de “privilegio”, que fue directamente tomada de las teorías antirracistas, Peggy McIntosh, 1988). El problema es que por el momento los blancos no mueren en barcos como el Titanic para salvar a los negros, y por eso (entre otras cosas) por más que quieran la comparación que desean hacer no termina de cuajar.

  11. Andrés dijo:

    Para entender el Feminismo actual, primero hay saber y entender el Mundialismo salvaje que actualmente sufrimos, la Socialdemocracia, la masoneria, el relativismo, etc.
    Algo típico y corriente de todo esto es mantener una tesis y la contraria a la vez, por ejemplo, mientras a los politicos se les llena la boca hablando de igualdad a la vez están exponiendo autenticos planes de discriminación y apartheid entre hombres y mujeres (Ley Integral de Violencia de Género, Ley de Igualdad) aunque de igualdad lo único que tiene es el nombre.

    • No estoy seguro de ver el paralelismo con la socialdemocracia o la masonería.

      • Rebeca dijo:

        Lo que dice Andrés, además de ser coherente, es verdad como la vida misma, porque lo de mantener una cosa y la contraria a la vez, lo tenenmos en los informativos y canales de Tv, que mientras se les llena la boca hablando de igualdad y de no discriminación, por ejemplo tenemos que, los informativos de La Sexta TV, sólo son presentados por mujeres. No existe ni un solo presentador masculino en sus informativos, como voz principal en el relato diario de noticias. ¿Han sido prohibidos los hombres como presentadores en estos informativos? ¿Se imaginan un canal de televisión donde solo haya presentadores masculinos? Pues aquí ocurre todo lo contrario.
        Parece ser que para mostrar la modernidad, en este caso de un canal de televisión, para mostrar su nivel avanzado, su compromiso con la mujer… etc, simplemente desechan por completo a los hombres como presentadores. !A eso se le llama igualdad de sexos¡.
        Puede ser cierto que la mayoría de alumnos matriculados en las facultades de Ciencia de la Información sean mujeres, y que por tanto sean mayoría en los puestos profesionales en este sector, pero de ahí a que no “se acepte” a ningún hombre como presentador de noticias de este canal… hay un trecho.

  12. Sandra dijo:

    Para leer con calma:

    Carlos Rodríguez: Creo que nos falta el enlace

  13. Eugenio dijo:

    Respecto a lo que dice Sandra sobre la sexualidad invito a mirar en este enlace:
    http://www.discoverymujer.com/relaciones/sexo/aprender-a-decir-que-no-al-sexo/
    En el mismo se plantea aprender a decir No al sexo. Obviamente viene ilustrado con una imagen donde es ella la que pone un cartel muy grande para decirle a él que no.
    Decir no corresponde a ella e insistir y ser pesado, agresivo y pelma a él. Eso es lo que dice el doctor en el enlace: que no todas las mujeres tienen un deseo sexual espontaneo.
    El mensaje es doble: ellas son sexualmente difíciles y necesitan ser “convencidas”. Se tiene que juntar la orbita de marte con la de Jupiter. Ayuda mucho que el varon alla eliminado todos los problemas que acucian y amenazan a ese cruce de orbitas. Problemas económicos, laborales y domésticos, ayudan a que esas orbitas puedan tal vez alguna vez coincidir y el sea merecedor de…..
    La sexualidad de él en cambio no tiene misterios.
    El es un pobre desgraciado siempre empalmado. Una amenaza constante para toda mujer, que solamente puede entrar en dos categorías: a) Pelma o directamente en lo que es peor b) violador.
    Una buena parte del feminismo cree que solo existe una categoría. La de violador. Que un varón aun no haya violado no quiere decir que no vaya a hacerlo.
    Los sexólogos y sexólogas lo ven de otra manera, ¿pero a quien le importa lo que ellos y ellas constatan en sus consultas todos los días o que tanto mensaje de castración este provocando tantos problemas
    De la amenaza constante del macho pelma-violador se puede sacar un buen rendimiento económico, político, ideológico etc.
    ¿Somos realmente los varones tan violadores?
    ¿Somos realmente los varones tan pelmas?
    ¿Y sin embargo que medidas se quieren tomar para evitar esas amenazas del macho pelma-violador?
    Todos los sabemos prohibir y castigar la prostitución como en Suecia. Obligar a que el macho violador-pelma tenga como una única vía de escape su parienta. Si. Su parienta. ¿Porque no pretenderá hacerlo gratis y por la cara no? Eso esta reservado para George Clooney , Brad Pitt y determinados futbolistas y personajes famosos.
    Los demás tendrán que pagar por ese cruce de orbitas de constelaciones.
    Una importante y conocida feminista en unas jornadas feministas examinaba y analizaba la política sexual del movimiento sexual. Y venia a decir:
    “En el siglo pasado la corriente mayoritaria del sufragismo decía sin mas NO AL SEXO abscribiendose a la concepción puritana y victoriana de la sociedad y esas feministas advertían del peligro que la sexualidad tenia para las mujeres.”
    Ese repaso a la cosmogonía feminista en materia de sexualidad puede consultarse en este enlace:
    http://www.caladona.org/grups/uploads/2010/03/debates_feministas_sobre_la_sexualidad-_cristina_garaizabal.pdf
    Según dicha visión el sexo era cosa de hombres. De hombres de por suyo promiscuos, violadores y pelmas, y la buena sociedad, evidenetemente debía proteger a las damas. Y ese pensamiento del siglo XIX, heredero de un pensamiento muy, muy arcaico, por arte de magia se ha convertido en progre, correcto y feminista en los siglos XX y XXI.
    Desde hace tiempo ya nadie iba a la iglesia a aguantar encíclicas contra el sexo desde el pulpito. ¿Para que ir a la iglesia si ya estaba en la calle y en todos los medios de comunicación?
    Todos conocemos las campañas de sexo sin penetración, etc, etc.
    Hay un blog de un tal Guillermo Tell que en Internet continuamente sugiere que el feminismo es heredero directo del pensamiento puritano reaccionario norteamericano y británico. De las antiguas ligas contra el alcohol y la prostitución. Aunque disiento en mucho de lo que dice ¿En esa cuestión Esta muy equivocado?
    Ahora lo que dice esa misma feminista es que la visión del feminismo sobre el sexo ha cambiado.
    Ahora si aceptan el sexo. Pero solamente cuando ella lo dese. Si. Que será, cuando sea.
    ¿Y respecto a los deseos de él?
    Eso ni se pregunta. Como al soldado se le presupone el valor, a él se le presupone empalmao, siempre …empalmao.

    • Lo que voy a decir ahora es puramente una opinión personal, pero el baboseo de muchos hombres (me refiero a aquel abierto, orgulloso e indiscriminado) me irrita bastante. Si las teorías sobre la economía sexual son ciertas, supone una dramática y visible devaluación sexual del hombre, además de una falta de auto-respeto en cualquier caso.

      • sai dijo:

        A mi también me irrita el baboseo de muchos hombres, pero por poner un ejemplo: Hoy he entrado a trabajar a las 6 de la mañana. En la TV de la oficina alguien tenía puesto un canal de videos musicales. Antes de terminarme el café he visto a Miley Cyrus retozandose en ropa interior entre sábanas como leona en celo, a Shakira pegándose el lote con Rihana, y a otras que no conozco “bailando” para la cámara, aunque aquello parecía más bien un POV de Brazzers. Que conste que yo soy el primero que no se ofende por cualquier contenido sexual más o menos explícito que me pongan delante… pero es que a las 6:15h de la mañana me había metido en el cuerpo más dosis de “folleteo platónico” que de cafeína. Y así no se empieza el día en condiciones.

        Perdón por el off-topic, pero vaya, entiendo que muchos hombres babeen, si le dicen todos los días que es lo único para lo que valen.

  14. Anónimo dijo:

    Intenta pinchar donde dice “Descargar como zip”. De todas maneras, el documento que te mando no tiene nada que ver con la entrada acerca de “Una definición actualizada acerca de la palabra feminismo”. Se trata de un texto que puede servir para hacerse una idea de lo que representa el lobby feminista dentro de la universidad española, así como sus pretensiones totalitarias.

    From: To: Subject: RE: [Nueva entrada] Una definición actualizada de la palabra “feminismo” Date: Tue, 1 Apr 2014 18:31:35 +0100

    Para leer con calma:

    Date: Mon, 31 Mar 2014 01:19:29 +0000 To:

  15. Athini Glaucopis dijo:

    Dentro de la Iglesia Católica las mujeres no pueden recibir “órdenes mayores”, es cierto, lo que quiere decir que no pueden presidir la Eucaristía o administrar la penitencia, pero eso no quiere decir que no puedan formar parte del clero ni que, dentro de él, no puedan tener posiciones de mucho poder: pueden ser abadesas (un cargo con una jerarquía similar a la de un obispo y dotada de símbolos externos semejantes) y pueden ser las responsables últimas de órdenes religiosas femeninas, muchas de ellas con presencia en todo el planeta y con recursos económicos y personas a su servicio semejantes a la de una empresa multinacional de primer orden.

    Si nos remontamos un poco en el tiempo, antes de las desamortizaciones del siglo XIX, había en toda Europa (y en la América Colonial) abadías femeninas que eran dueñas de extensiones de tierra equivalentes a la de pequeños estados, y las abadesas asumían en ellas todas las funciones propias del señorío feudal, tanto sobre hombres como sobre mujeres, laicos o religiosos: desde el cobro de rentas, hasta la recluta de soldados y la administración de justicia (“de horca y cuchillo”, es decir, con derecho a imponer penas de muerte sin apelación tanto a la gente común como a los hidalgos).

    En fin, que no creo que una abadesa de San Pelayo de Antealtares (en Compostela) tuviera nada que envidiar a un obispo de una diócesis mediana.

  16. Athini Glaucopis dijo:

    Por si alguien quiere informarse un poco del poder que tenía la Abadesa de San Pelayo de Antealtares en el siglo XVII, me remito al siguiente texto:

    http://www.monasteriosanpelayo.org/fotosnoticiaseditor/04_Plenitud(1).pdf
    (pertenece al libro de García M. Colambás: Las Señoras de San Payo, Coruña, 1980; pueden consultarse todos los capítulos en http://www.monasteriosanpelayo.org/noticia.php?idnoticia=21 )

    Pido disculpas porque soy consciente de que hablar de la importancia de la jerarquía eclesiástica femenina se sale bastante del tema central planteado ahora por el autor de la bitácora (la definición de feminismo), pero creo que está justificado este ‘excursus’ por varias de las cosas que se han tratado en los comentarios: si es cierto que el feminismo ha impuesto entre la gente común su visión parcialísima de la historia en general, ello es mucho más cierto en lo relacionado con la historia de la religión.

  17. Arturo dijo:

    Carlos, te agradecería comentaras los peros que ves en el ejemplo de la viagra. No tiene mayor trascendencia, pues solo es un ejemplo que se me ocurrió a bote pronto, más que nada por que tenía ganas de comentar en algún momento el tema de la oposición feminista a la viagra y aproveché la oportunidad.
    Sandra tiene mucha razón en lo que dice, y abundando en lo que comenta, no está de más recordar como en la imposición de la moral sexual llegaron a establecer cual es la postura correcta para follar: con la mujer encima, y con gran éxito en el mundo del cine, de importante público femenino, y donde no se folla de otra manera. Incluso el mundo del porno la tiene como postura obligatoria. Yo no sé vuestra experiencia, pero la mayoría de las mujeres con las que tuve sexo se cansaban enseguida de la tal posturita oficial.

  18. Arturo dijo:

    Efectivamente, la píldora tiene otros usos médicos, y de hecho, esta era la vía para administrarla en la España franquista que tenía prohibidos los anticonceptivos. Así recetada tenía (y supongo que aún tiene) las ayudas de la seguridad social. Pero la reivindicación feminista es la de gratuidad total para su uso como anticonceptivo. Esta es otra de sus contradicciones, pues se supone que el mejor anticonceptivo es el condón, para el que nadie pide gratuidad y que ya existía antes de la píldora sin que, al parecer, haya tenido ningún papel en la historia de la “liberación sexual” de los 60 del pasado siglo.

  19. Emilio dijo:

    Si tuviese que definir al feminismo actual que prefiero llamar neofeminismo incluiría los calificativos: segregacionista, egoísta y endogámico.

  20. Alejandro dijo:

    Feminismo es una religión política que sido promovida por el élite capitalista para disgregar la sociedad acabando con la familia y haciendo imposible que las personas que no estén al servicio de ese poder puedan reproducirse. Como tal religión tiene un sistema de dogmas, el cual no puede ser cuestionado mediante el dialogo, un sistema de practicas éticas privadas y publicas, un conjunto de rituales y su correspondiente casta sacerdotal.

  21. Athini Glaucopis dijo:

    Dado que anteriormente se ha hablado de por qué las mujeres no se rebelaban contra ese patriarcado que tan mal las trataba, creo que no estará de más recordar que en la historia de Roma hay un caso famoso de rebelión de mujeres, el que se produjo en el año 195 a.C. contra la ley Oppia. Nos lo cuenta Tito Livio al principio del libro 39 de su Historia de Roma (‘ab Urbe Condita’). Las mujeres supieron organizarse tan bien que consiguieron todos sus objetivos, aunque tenían en contra a la máxima autoridad de la república: el cónsul, el cual era además una persona con un enorme prestigio personal: el viejo Catón.

    ¿Y pará qué organizaron su revolución las mujeres? ¿Para acabar con el orden patriarcal? ¿Para reclamar que dejaran de ser consideradas como meros objetos de placer y se les concedieran todos los derechos políticos que se les reconocían a los hombres (y que conllevaban, dicho sea de paso, la obligación de cumplir un servicio militar de varios decenios)? Pues no, su impresionante revuelta era para reclamar que se aboliera la ley Oppia: una ley que prohibía el uso de prendas y de carruajes excesivamente lujosos. Dicha ley, por cierto, era defendida por Catón con el argumento de que era una garantía para las mujeres con menos recursos económicos, las cuales gracias a dicha ley, no se veían sometidas a la humillación que supondría el no poder competir en lujo con las mujeres más ricas.

    • Gracias Athini. Había comentado esta revuelta en otra entrada, pero desconocía la afirmación de Catón referente a las diferencias de clase. Muy interesante.

    • jose dijo:

      Parece que es una ley de caristia para el periodo de guerras que continuaba en vigor una vez terminada esta. No se si esa reivindicación también tendría un trasfondo emancipador ya que la ley incluía que las mujeres no podían conducir un carro cerca de las ciudades (aunque solo les estaba prohibido las profesiones civiles, es decir que una mujer podía ser carretera pero no abogada). También parece que esa ley se agravó en el 210 a.C. donde los patricios podían disponer de las joyas de sus mujeres (heredadas etc) y donarlas al estado. Dentro de esas leyes se terminó redactando una en la que las mujeres dejaron de ser herederos posibles, años después de las protestas y que quizás intentaban evitar (el deterioro de su situación). Esto debía estar enmarcado en la perdida de autoridad del paterfamilias lo que Catón intentó restaurar (según el siguiente enlace).

      En este enlace dice que la situación de la mujer (con hijos) fue con el cambio de milenio mejorando, adquiriendo finalmente la plena autonomía (no tener un tutor obligado) y el acceso pleno a su herencia, y trasmitir el titulo en caso de tenerlo a los hijos.

      No sé si lo que dice el enlace o no será cierto (aunque parece muy bien documentado) pero si que es un punto de partida para ver una manifestación propiamente femenina en favor de terminar con una desigualdad y además en el mismo origen del concepto de patriarcado.

      http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/4435/1/Lucentum_07-08_07.pdf

      • Gracias por el texto, Jose. Me ha gustado mucho.
        Sólo puntualizar que las restricciones a la herencia fueron un acto posterior a esta rebelión y que los carros prohibidos eran los de dos caballos, pero las mujeres todavía podían pasear en carros de uno. En cualquier caso, este tipo de textos nos muestran que no se trataba de una opresión perpetua de la mujer, sino de un proceso histórico con numerosas etapas donde la situación de la mujer (y el poder del varón, en este caso el paterfamilias) podía ser muy variado.

      • jose dijo:

        Si. Parece que el contenido de la protesta es que el marido no pudiese disponer libremente de las joyas de su mujer para hacer méritos públicos. Algo que según el texto empezó por los patricios pero también se puso de moda en clases mas bajas.

  22. jose dijo:

    En este enlace se añade que la ley de ornamentos afectaba gravemente a las prostitutas que vivían de su apariencia, aparte de contemplar la usurpación de la riqueza de la mujer para donarla al estado por parte de sus maridos.

    file:///C:/Users/p/Downloads/Dialnet-LaCriticaAlExcesoOrnamentalFemeninoEnLaComediaLati-119147.pdf

    También he encontrado un texto donde se dice que la manifestación pudo ser consecuencia del aumento de poder femenino por tutores (tíos, hijos, hermanos…) débiles cuando las mujeres a causa de la guerra perdieron padres y maridos (muertos o esclavizados). Aunque también apunta que las manifestaciones pudieron estar consentidas por los varones que querían demostrar riqueza a través de su mujer. Ambas explicaciones en el mismo texto me parecen paradójicas.

    Aquí se añade que de fondo político estaban los tradicionalistas (encabezados por Catón) frente a los escipionistas.

    http://books.google.es/books?id=JUGTz_7YXDAC&pg=PA16&lpg=PA16&dq=ley+oppia&source=bl&ots=r1_GXgluTZ&sig=c02oK0-lVgMRdWZfS3SGFtxjaWo&hl=es&sa=X&ei=VPM9U-qWJaWX0AXq24DQDQ&sqi=2&ved=0CFsQ6AEwCA#v=onepage&q=ley%20oppia&f=false

  23. Isidro dijo:

    Feminismo:
    1. Actitud de prepotencia de las mujeres respecto de los varones.
    2. Doctrina social favorable a la mujer y desfavorable al varón.
    3. Ideología irracional y carente de fundamento científico de la cual gran parte de la población femenina se sirve para poder seguir exigiendo al varón provisión, protección y trato preferente a cambio de nada.
    4. Doctrina basada en dogmas de fe que ensalza a la mujer y criminaliza al varón.
    5. Doctrina social que reivindica el derecho de la mujer a no tener que competir con el varón en el terreno público, político y laboral.
    6. Movimiento social moderno que traslada y amplía la servidumbre del varón respecto de la mujer en el ámbito doméstico al ámbito público como forma de adaptación de aquélla a los tiempos modernos.
    7. Extrapolación psicológica del cortejo humano a la vida política,
    8. Movimiento social aceptado por las mayorías que defiende la pasividad, irresponsabilidad, minoría de edad e inimputabilidad de la mujer.

    • Gracias, Isidro. Creo que en el feminismo hemos visto un poco de todas las definiciones que has traído. Con la única parte que no estoy de acuerdo es con llamar al movimiento irracional. Es cierto que contiene algunos elementos irracionales y que carecen de base científica, pero muchos de los argumentos que presentan están bien razonados. Otra cosa es que estemos de acuerdo con su razonamiento y/o que este sea un razonamiento engañoso o basado en sólo la mitad de la historia (la de las mujeres).

      ¿Puedes elaborar la número 6? Me ha resultado muy interesante. Lo único es que si bien hoy día el divorcio se parece bastante a la servidumbre, en términos históricos no creo que podamos hablar de servidumbre del varón con respecto a la mujer (en las relaciones de pareja), lo cual no excluye que él tuviera obligaciones con respecto a ella y viceversa.

      • Isidro dijo:

        Carlos,

        permíteme que antes de elaborar el punto 6, exponga aquí una reflexión cuyas conclusiones, si son ciertas, permitirán entender mejor mi afirmación de que el feminismo amplía y traslada el sometimiento domestico del hombre en el plano público.
        El mayor logro del feminismo para su causa es, sin duda, haber acabado con “lo personal”, con los motivos personales en el mundo de las relaciones entre hombres y mujeres. Si Manolo agrede a María, no lo hace por motivos personales: la agrede -nos dice el feminismo de “género”- porque es mujer. Lo que ha motivado la agresión es que Maruja es mujer (y Manolo, hombre). Entendida así la agresión, la alarma social queda plenamente justificada y asegurada. A veces nos preguntamos por qué las feministas no tienen en cuenta las cifras de varones, niños y ancianos que mueren a manos de varones o de mujeres, o las cifras de varones muertos en accidentes de tráfico, laborales, o en las guerras, etc. Pero, en cierto modo, sea cual sea el tamaño de esas cifras, da igual. Manolo puede morir a manos de su mujer, pero no porque él sea hombre. Maruja puede matar a Juanita, su esposa, pero no porque Juanita sea mujer. Manolo y Juanita son asesinados por Maruja por motivos personales. Maruja, la asesina, tenía un problema de convivencia con sus víctimas, o deseaba algo de ellas (dinero, propiedades, etc.). Por otro lado, es casi seguro -nos asegura el feminismo- que Manolo fue atacado por Maruja en defensa propia. Esto, como ven, es muy diferente a todo lo que denuncian las feministas. En el varón que agrede a una mujer no hay tanto un deseo de agredir a esa particular mujer, como de agredir a LA mujer; es decir, a toda mujer y a todo lo que representa la feminidad. Además, el agresor representa a todos los miembros de su sexo (“género”, en el argot feminista). Por eso se dice que el “violador es un hijo sano del machismo”. El violador masculino (como el maltratador masculino) no buscan solo el horror de la mujer a que atacan, sino el horror de todas las mujeres y el sometimiento de lo femenino a lo masculino. No se trata solo de agredir, matar o consternar a tal o cual mujer particular. No. Se trata de atentar contra LA mujer. En definitiva, cada vez que un hombre agrede a una mujer, TODOS los hombres agreden a TODAS las mujeres. Dicho de otra manera: en cada hombre hay una intención genocida contra media humanidad. Así pues, cada caso de agresión de un varón a una mujer representa, para las feministas, una prueba más de la intención genocida del varón respecto de la mujer. Es una violencia estructural, como dicen ellas. Todos los demás tipos de violencia son aislados, sin conexión de unos con otros. No hay ningún contubernio genocida en la mujer que mata a una persona. Por eso, como digo, aunque las víctimas totales de la violencia callejera o doméstica, superen con mucho a las víctimas de uxoricidio o de violación, la gravedad de los asesinatos “machistas” es infinitamente mayor para muchas mujeres.
        ¿Pero por qué? ¿Por qué una mujer agredida representa a todas las mujeres? ¿Por qué representa a la mujer? ¿Y por qué un varón que agrede a una mujer representa a todos los hombres? ¿Son estas generalizaciones obra del feminismo? Parece que sí. Las campañas para combatir la “lacra” de la violencia de “género” elaboran carteles en los que se puede leer cosas de este jaez (hablo de memoria): “Cuando pegas a una mujer, dejas de ser un hombre”. Agredir a una mujer es vergonzoso. Y es cierto. ¿Pero más vergonzoso que agredir a un hombre? Para las feministas sí, desde luego. ¿Pero para las feministas o para las mujeres? Este es para mí el quid de la cuestión.
        Hoy todo el mundo conoce la respuesta a la siguiente pregunta: ¿De dónde nace el actual odio al varón? Del feminismo. Del feminismo radical. Creo que toda persona medianamente culta y objetiva lo tiene claro. Así es. No creo que la historia de la humanidad haya conocido un clima de misandría tan árido e inhópito como el que hoy padecemos. Y eso es obra del feminismo. Pero me temo que hay algo más. Siempre lo he sospechado y cada día estoy más convencido de que hay algo más y algo previo. Algo universal e intemporal que, sin ser, ni mucho menos, la causa directa del feminismo misándrico, ha servido de caldo de su cultivo cuando en la histoira humana se han dado una serie de condiciones materiales. Creo que no me será difícil probar:
        1. Que no es nada nuevo considerar especialmente vergonzoso la agresión de un hombre a una mujer.
        2. Que toda mujer agredida por un hombre representa a todas las mujeres.

        Quisiera que el lector prestase mucha atención a lo que sigue. Imaginemos que un hombre fuera a ser torturado por otro. Que éste, el torturador, se dispusiera a quemar las manos de su víctima. Imaginemos que el sometido espetara a su verdugo:

        “Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en un hombre la misma mano que te proveyó de alimento cuando eras pequeño?”

        ¿Qué entiende el lector al leer esta frase? Obviamente, que el torturador es el hijo del torturado. Sin embargo, la cosa se complicará cuando les diga a ustedes que no, que entre un hombre y otro no hay ninguna relación de parentesco. En tal caso, ¿se entiende la frase?

        La frase en cuestión se entiende mucho mejor en boca de una mujer. En concreto, en la de Santa Águeda, patrona de las mujeres. Cuento muy escuetamente la parte que nos interesa de su historia: Quintiliano, proconsul, pretende a una chica que acabaría convirtiéndose en santa en el credo cristiano: Águeda, joven bellísima. Ésta lo rechaza repetidas veces. Él, en venganza, la manda torturar. Ordena, entre otros terribles tormentos, cortarle los senos. Ella le reprocha:

        “Cruel tirano ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con el que de niño te alimentaste?”.

        Sí, se entiende mejor. De hecho, son palabras famosas para el mundo cristiano culto.
        ¿A qué hombre en trance de que le sean torturadas las manos se le ocurriría tratar de avergonzar a su torturador haciéndole ver que esas manos sirvieron para alimentarlo cuando fue pequeño? A ninguno. A ninguno, porque nadie entendería que las manos de un hombre representen las manos con que todo padre (varón) trabaja para darle alimento al hijo tras la fase de amamantamiento. En cambio, a una mujer sí se le ocurre que su seno es el seno de toda mujer y de toda madre.
        ¿Qué nos enseñan las palabras de la pobre Santa Águeda?
        1. Que es especialmente vergonzoso que un hombre torture a una mujer, pues eso es, simbólicamente, tanto como torturar a la madre que nos dio la vida y alimentó con su cuerpo. Nada más monstruoso e ingrato que agredir a la madre. A toda mujer, por ser madre en potencia (de hecho, es el caso de Santa Águeda, virgen incorrupta), se le debe el mayor respeto y agradecimiento.
        2. Que la ofensa a cualquier mujer es la ofensa a todas las mujeres (madres): genocidio.
        3. Que desde siempre, las mujeres perciben en el hombre su enemigo potencial, como lo demuestra el hecho de que Santa Águeda sea la patrona de las mujeres por haberle sido torturados los senos por orden de un hombre. Pues, ¿hubiese sido igualmente considerada por el mundo cristiano como patrona de las mujeres si los pechos le hubieran sido torturados por una mujer? Obviamente, no. No tendría sentido.

        Mientras que la ofensa o agresión a un hombre normal carece de trascendencia y simbolismo, la que se hace a una mujer tiene la máxima trascendencia: es tanto como atacar a LA mujer, a la mujer hecha símbolo preñado de los más hondos significados: Carrie Nation pensó lo mismo que Santa Águeda: que podía presentarse ante los hombres como si ella fuera su madre: “¿No le van a abrir la puerta a su madre? Quiere hablarles.” ¿Le hubiera funcionado este recurso a un hombre?: “¿no le van a abrir la puerta a su padre? Quiere hablarles”. En boca de un hombre suena hasta irrisorio y casi por completo incomprensible. Sin duda, le habrían abierto la puerta. Sin duda, también la cabeza.

        La mujer tiene la fuerza y el poder de un símbolo. Quemar una bandera no es quemar solamente un trapo. Toda una nación se sentirá ofendida ante la quema intencionada de una bandera, porque ésta representa a todas las personas de una nación. La agresión a una mujer por un hombre es la agresión a la mujer; es una suerte de genocidio de media humanidad. Ni Santa Águeda ni la señora Carrie Nation eran feminismtas, pero su forma de sentir y de pensar en las relaciones entre hombres y mujeres coincidía con la que tiene el feminismo: es especialmente execrable agredir a una mujer o no guardarle el debido respeto. La mujer, además, es, por regla general, un colectivo físicamente vulnerable frente al colectivo de hombres. La agresión a una mujer escandaliza e indigna a muchas mujeres. Es la solidaridad de quien, por ser y saberse relativamente indefenso, teme que la violencia pueda alcanzarle si no denuncia con alarmadas voces la agresión a uno de “los suyos” (suyas aquí). La violencia de un hombre contra una mujer resulta especialmente ofensivo, además, porque el deber de todo hombre es proteger a la mujer. Que te agreda quien tiene el deber de protegerte es el colmo de la barbarie, la sinrazón y la ingratitud.

        Enciéndase la televisión a cualquier hora. En cualquier canal podrá verse un sinfín de anuncios sobre productos pensados para la belleza y la salud de la mujer. Al innúmero arsenal de potingues, cremas, tintes, pomadas, lociones, pintalabios, lacas, etc., que embellecen y cuidan a la mujer, se une la panoplia medicamentosa, diríase exclusivamente pensada para la mujer. En casi todos esos anuncios el destinatario es una mujer: una mujer que necesita un medicamento para prevenir la osteoporosis, el insomnio, los callos de los pies, la aerofagia, las hemorroides, la retención de líquidos, las pérdidas de orina… Cualquiera pensaría que los hombres no enfermamos nunca de nada ni padecemos jamás ninguna de esas dolencias o molestias. Y cualquiera creería que en este mundo solo existe el cáncer de mama.

        El mensaje que las mujeres se repite todos los días delante del espejo es “cuídate, tú lo vales”. El mensaje que cada día oyen las mujeres en todos los medios es “vive bien, cuídate, te necesitamos con salud”. Para los hombres no hay nada semejante. Es lógico desde el panóptico darwinista: las madres tienen el cometido de cuidar a la prole. Ellas necesitan estar sanas para cuidar hijos sanos.
        Tanta preocupación por la salud ha dado lugar a un DÍA INTERNACIONAL DE ACCIÓN POR LA SALUD DE LA MUJER
        http://www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer/index.php/coeducacion/campanas/28-de-mayo-dia-internacional-de-accion-por-la-salud-de-las-mujere

        Hasta donde he podido averiguar (y que me corrija quien lo desee si estoy equivocado), los hombres no tienen un patrón (santo) de los varones. Las mujeres sí: la ya mencionada Santa Águeda. Ellas sienten que necesitan protección: lo siente la mayoría de ellas y no sólo las que se declaran feministas. No: la cosa viene de mucho más lejos. Valiosas pero vulnerables frente a los rigores del medio físico y frente a la otra media humanidad (a la que necesitan y temen (en un sentido que ya explicaré) a partes iguales), elevan a una santa como su abogada ante la adversidad de los elementos, las enfermedades y los hombres. Así que poco importa a las mujeres cuáles sean los datos y las cifras objetivos sobre las tasas de mortalidad, accidentalidad, pobreza, morbilidad, suicidio o esperanza de vida de hombres y mujeres. Por más que todas las cifras pinten un panorama peor para ellos, son las mujeres quienes sienten la necesidad de tener una patrona que interceda por ellas y un día de acción por su salud.

        Para terminar por ahora, les dejo un par de citas de nuestra inefable Elena Valenciano: Ilustran muy bien la percepción egocéntrica y el alarmismo feminista (pero que encuentra abono fértil en la mentalidad femenina):

        “la violencia machista es el “problema de civilización más grave” de la Unión Europea” (Elena Valenciano)

        Me cuenta un amigo que el otro día Valenciano dijo algo así:

        “hay que destinar más dinero para combatir la violencia de género. Es un problema de emergencia nacional.”

        Donde no llegue la abogacía de Santa Águeda, que lo haga el patrón San Don Dinero.

        Saludos

      • Tremendo comentario, Isidro. Al igual que a los que hizo Eugenio sobre la estética masculina, éste merece una entrada por sí solo.

      • Isidro dijo:

        Gracias, Carlos. No participo más en las nuevas entradas por falta de tiempo. Quiero, además, ir ampliando la cuestión aquí tratada porque me parece de la máxima importancia para entender la reciedumbre del feminismo radical. En próximos comentarios abordaré alguna de las cuestiones más espinosas de la discusión con el feminismo. De hecho, son, como se verá, tabúes en toda regla. Problemas de los que no se puede hablar sin sufrir el reproche de casi todo el mundo, incluidas las personas que no se consideran feministas. Espero saber explicarme bien. No estoy seguro de cuánto tiempo tendré disponible. Haré lo posible para colgar los comentarios con cierta regularidad.

      • No hay problema Isidro. Aprecio que utilices tu tiempo libre para contribuir. Por cierto acabo de leer una tira cómica que justamente habla de lo que comentaste ayer.

        Mafalda

      • Isidro dijo:

        Qué bueno, Carlos. Qué coincidencia. Me alegro de que el bueno de Quino también haya hecho la misma observación que yo en este asunto. Él lo ha resumido en cuatro palabras.

      • No puedo afirmar si realmente es de Quino, ya que hay muchas modificaciones sueltas, pero sería interesante en caso de que así fuera.

      • Isidro dijo:

        Bueno, sea quien sea el autor de esas viñetas, te agradezco que las hayas colgado. Vienen como anillo al dedo al argumento que he desarrollado.

  24. Pingback: Ataques con ácido en Colombia: las víctimas olvidadas | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  25. Pingback: El servicio militar obligatorio masculino en Ucrania, a mi regreso | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  26. Babel dijo:

    Buenas tardes, te felicito por tu blog, me parece muy bueno.
    Voy a dar mi propia definición de feminismo para ponerla a debate, a ver que os parece.
    Feminismo: Rama del machismo que ensalza a la mujer mediante el victimismo y criminaliza al hombre.

  27. Babel dijo:

    Gracias por la bienvenida, Carlos.
    Pues porque el feminismo está basado en el victimismo y en la idea de la mujer como un ser que necesita protección especial, sobreprotección y todo lo que se les ocurra.
    Si piensas en la actitud de un hombre feminista, aunque sea todo aparentemente muy progre, no difiere del comportamiento del machismo caballeresco en el que el guerrero de brilante armadura salva a la dama de las fauces del dragón.
    El feminismo explota el lado protector de los hombres en su propio beneficio, y si un hombre reclama sus derechos intenta apelar a su “falta de hombría” con adjetivos como “llorica” o “quejica”. Por lo tanto, el feminismo es el principal baluarte del mantenimiento de esos roles de género que dice combatir.
    Si se analiza la situación objetivamente se dejará de ver a la mujer como un ser débil, como una víctima pasiva, y eso implicaría quitar privilegios a las mujeres y dejar de criminalizar al hombre.
    El feminismo ha triunfado por saber explotar esa tendencia de los hombres, las obligaciones del antiguo modelo no quiere que se muevan, un modelo machista que, a pesar de que griten a los 4 vientos lo fuertes e independientes que son las mujeres, las consideran inferiores.

  28. Babel dijo:

    De nada Carlos, y gracias a ti por el blog.
    ¿Qué opinais de lo que comento sobre que es una rama del machismo?

    • En lo personal creo que hay tres tipos de feminismo:

      -El de la oportunidad: Querer las mismas oportunidades y derechos que los hombres. No tengo problemas con éste (de hecho lo apoyo) y creo que pocas personas lo tienen.
      -El de la protección: Aquel que acuña términos como feminicidio en países donde más del 80% de las víctimas de homicidio son varones, crea leyes como la LIVG, etc. Su discurso de dibujar a la mujer como la única víctima despierta simpatías hasta que se cristaliza en leyes que violan los derechos de los hombres para incrementar la protección de las mujeres. Su discurso tenía mi apoyo hasta que comenzó a señalar al varón como único culpable (generalizando a todo el colectivo) y como dije antes a violar los derechos de los varones para brindarles una protección que ellos no tienen.
      -El de la paridad: aquel que cree que si la igualdad de oportunidades no se traduce en igualdad de resultados ha de ser necesariamente (o exclusivamente) causa del machismo, y requiere la intervención del gobierno (patriarcal, según su discurso) para que fuerce la paridad. Eso sí, sólo en empleos de clase media-alta.
      Lo que tienen todos en común es que los hombres no les preocupan demasiado, porque ya los consideran privilegiados (véase el servicio militar, lapidaciones, accidentes laborales, etc.) y opresores.

      Creo que lo que dices del machismo tiene algo de influencia en estas dos últimas vertientes del feminismo, pero yo personalmente no lo calificaría así (aunque como ves puedo entender por qué lo haces). El machismo implica que la mujer es inferior y por ello no puede protejerse o no puede alcanzar la paridad. El feminismo, sin embargo, considera que la protección es necesaria no tanto porque la mujer sea débil (aunque a veces esto también se deja entrever), sino porque el varón se encuentra en una situación de poder (social, económico, etc.) que le dificulta defenderse. Por otra parte, en el caso de la paridad, no se percibe como que la mujer no puede (caso del machismo) sino que el hombre “no la deja”, y de ahí que la intervención del gobierno sea necesaria.

  29. Babel dijo:

    Carlos, quería comentarte algo de eso que llamas feminismo “de la oportunidad”: quiere las mismas oportunidades y derechos que los hombres pero sin la contrapartida de las obligaciones.
    En cuanto a ver al feminismo como machismo o no, también es algo personal, y entiendo tu opinión aunque no termine de compartirla por los motivos arriba expuestos.
    Son formas distintas de verlo.
    Creo que el feminismo, al decir que la mujer no llega más alto porque el hombre no la deja, está diciendo (de forma implícita) que es inferior.
    También me gustó mucho otra definición que hizo un usuario más arriba:
    Extrapolación psicológica del cortejo humano a la vida política.
    La necesidad de ser válidos para las mujeres que tenemos (no siempre, pero sí demasiadas veces) los hombres, entraría en la última definición que he comentado.

  30. Gonzalo dijo:

    Buenas noches

    Me ha dado por leer esta entrada de un blog feminista para ver qué vendía en esta ocasión, y leyendo algunos comentarios al azar, me he encontrado con uno de madona el 20/08/2014 a las 13:05, y sorprendentemente (di por sentado que es mujer), critica la entrada con algunos de los argumentos que en este blog se comentan. Me alegra saber que hay mujeres que de vez en cuando rompen lanzas por los hombres

    http://blogs.elpais.com/mujeres/2014/08/mujer-contra-mujer.html

  31. Pingback: El discurso de Emma Watson en la ONU: perpetuando la mentira | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  32. Angelica Perdomo dijo:

    Entonces, si tu fueras el creador(a) de un movimiento que quisiera la igualdad verdadera y que incluyera a hombres y mujeres y los problemas de ambos, no solo de las mujeres. ¿Cómo se llamaría ese movimiento y cómo lo definirías? El ideal, digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s