ElDiario.es y Antón Losada se suman a la misandria

Muchos periódicos camuflan la misandria de forma indirecta, como por ejemplo publicando los resultados de estudios cuestionables que alimentan dicho odio. Es algo más raro, sin embargo, que hablen directamente de lo malvado que es el varón, pero también los hay. Un ejemplo lo encontramos en el artículo de Ignacio Torreblanca El hombre, arma de destrucción masiva. Hoy veremos otro, escrito por Antón Losada y publicado en ElDiario.es que se titula El día del hombre guay.

Su título hace referencia a todos aquellos hombres que “se creen guays” porque se alegran de los avances (mínimos, según él) de las mujeres en lugar de luchar por ellos, con motivo de la celebración del Día de la Mujer.

Cada año las mujeres deben constatar la misma sangrante evidencia: la igualdad se presenta más difícil de alcanzar que la línea del horizonte.

Al igual que otros autores, para Losada la igualdad sólo puede ir en una dirección: las mujeres han de equipararse al hombre donde se encuentran en desventaja. Lo que no se le ocurre es que la igualdad también podría abordarse desde la perspectiva contraria: que el hombre reduzca sus niveles de suicidio, muertes laborales, número de sin techo, fracaso escolar, uso de drogas, muertes por homicidio, cantidad de encarcelados, etc. a un nivel más bajo como el que tienen las mujeres. Esto ni se plantea, porque como sabemos, cuando a los hombres nos va mal en algo es culpa nuestra ya que “tenemos el poder”. Por el momento mi voto no vale más que el de una mujer, pero todo sea por mantener la fantasía de que la mayoría de los hombres comparten el poder de unos pocos.

Aunque al menos ese día, las feministas no tienen que aguantar las chanzas y burlas tabernarias que tanto alborozan a tanto caballero español que habita en nuestros medios. Se las guardan todas para el día siguiente.

Si se trata de artículos y noticias difamatorias, los hombres nos llevamos la peor parte con mucho. El ultraje que despiertan los dirigidos hacia la mujer y la indiferencia o incluso aprobación que reciben los dirigidos al varón también deberían decirnos algo.

Todos los años, los líderes y gobernantes responsables de que la igualdad tarde tanto en llegar sacan su lado femenino para renovar su compromiso con las mujeres, alegrarse por los pequeños pasos adelante fabricados por la estadística creativa y no ofrecer una sola explicación por tan clamoroso y sostenido fracaso.

Si hablamos de estadísticas creativas, un buen ejemplo es el último informe europeo de violencia contra la mujer (ya examinado en este blog) o el de ONU Mujeres.

Al parecer, en esto de la igualdad, los hombres somos incompetentes, pero sensibles. Nos duele de corazón hacerlo tan mal.

Al parecer el desarrollo de la igualdad está únicamente en manos de los hombres. Las mujeres sólo pueden esperar a ver qué podemos hacer por ellas. Aunque escojan mayoritariamente carreras de ciencias sociales y humanidades (p. 51-52) debemos colocarlas en puestos de ingeniería. Es nuestro deber y sólo nuestro. Eso sí, de lograr la igualdad donde el hombre sufre, parece que somos incluso más incompetentes.

Durante los últimos diez años, las mujeres siguen cobrando un 70% de cuanto perciben los hombres por idéntico trabajo. Una situación tan contraria a la igualdad como a la eficiencia económica. El porcentaje de directivas en consejos y cúpulas empresariales se ha mantenido congelado en la cuarta parte.

Como ya quedó claro en el artículo de Malaprensa, la diferencia no se basa en un idéntico trabajo. Hombres y mujeres echan distintas horas, desempeñan por lo general distintos trabajos, etc. Cuánto de esto se debe a factores culturales, expectativas sociales (quién se encarga de los hijos), preferencias de las mujeres en cuanto a la elección de carreras o a no sacrificar tanto la vida familiar como el hombre es un tema por explorar. Todos estos factores también contribuyen a las diferencias en la cúpula empresarial.

En política, la paridad constituye algo que se respeta si no queda más remedio, o si lo obliga una sentencia.

Me gustaría ver cuántos partidarios hay de aplicar la paridad en el sector de la recolección de basuras, taxistas nocturnos, trabajadores de alcantarillas, pescadores, mineros y cualquier tipo de trabajo manual que se desarrolle al aire libre.

El terrorismo de género continúa siendo un delito donde quien debe huir, esconderse y cambiar de vida es la víctima, mientras el agresor sigue con su rutina normalmente amparado, cuando no encubierto, por una sociedad que prefiere pretender que no sabe, no la informan o no se entera.

España tiene una de las legislaciones contra los malos tratos más agresivas del mundo. Tanto que sacrifica a cientos de miles de hombres (además de vulnerar los derechos de todos ellos) para atrapar a un puñado de culpables. Por lo visto ese sacrificio todavía sabe a poco.

La mal llamada reforma del aborto del ministro Gallardón vuelve a tratar a la mujer como un ser frívolo y poco fiable, incapaz de tomar una decisión por sí misma y necesitada de la sabiduría,  la reflexión y el premiso del macho.

Partido al que votó un número similar de mujeres que de hombres, pese a que apuntara sus intenciones con respecto al aborto en su programa electoral. Pero la culpa es sólo de los varones. Aquellas mujeres que les votaron sólo pueden ser víctimas, nunca responsables. Para el feminismo son menores de edad a quienes no podemos responsabilizar de sus acciones.

Gallardon aborto 2

Los recientes datos de la encuesta de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales hablan por si solos de la gravedad y extensión de la desigualdad, la violencia, el desamparo y la humillación que padecen a diario y a lo largo de su vida más de la mitad de las mujeres del continente.

La encuesta de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales fue un despropósito donde muchas de sus preguntas sólo fueron respondidas por menos de un 2% de los participantes de cada país, por lo que no puede tomarse como medida de nada.

Sin embargo, las ya de por sí limitadas y exiguas políticas de igualdad han resultado las primeras víctimas de los recortes sacrificadas en los altares de los fetichistas del déficit, sin que una opinión pública dominantemente masculina derramase demasiadas lágrimas por ellas.

¿Por qué asume que la opinión pública es dominantemente masculina? Porque todo lo malo que ocurra en el país (o en el mundo), tiene que ser invariablemente culpa del varón. También me gustaría ver quién derrama lágrimas por el sufrimiento masculino. Al margen de los afectados y sus familiares, bien pocos. Desde luego no la opinión pública.

Si los hombres pariéramos, habría aborto libre. Si los hombres cobrásemos la tercera parte menos que las mujeres por el mismo desempeño, las cárceles estarían llenas de empresarios sexistas. Si los hombres fuésemos víctimas de maltrato, los agresores no podrían ir tranquilamente al bar o al fútbol.

Me gustaría ver cuántos derechos reproductivos tienen los hombres. En algunas sociedades la madre puede renunciar legalmente a la maternidad (abortando o dando en adopción). Por el contrario el hombre no puede renunciar legalmente a su paternidad. Eso es que ni se concibe.

Sobre cobrar menos ya hablamos anteriormente, pero que no se preocupe Losada que las cárceles ya están repletas de hombres.

Con respecto a las víctimas del maltrato, reitero también los cientos de miles de hombres sacrificados para garantizar la seguridad de las mujeres. Habrá que subir más víctimas a los altares, porque la Diosa de la Protección Femenina todavía no se siente saciada.

No avanza la igualdad porque así seguimos ganando. En lugar de eso, hacemos pegatinas, pegamos cárteles, presentamos powerpoints con gráficos que deberían darnos vergüenza y leemos versos de poetisas un día al año. Deberíamos cambiar el nombre de la celebración. No es el día de la mujer. Es el día de los hombres que nos creemos guays, pero no lo somos.

Me alegra ver que identifica al grupo “guay” y se considera parte del mismo. Habla de los hombres feministas con sentimientos de culpabilidad. Si ése es el caso, por favor, no nos incluya en su discurso al resto: quienes creemos que la mujer puede alcanzar las cosas por sí misma sin que tengamos que postrarnos para que ella se suba a nuestra espalda y las tome. Cambie el título. No es el día de los “hombres guay”, es el día de los “hombres feministas” a quienes come la culpabilidad, hombres con tal sentimiento de superioridad que piensan que las mujeres no pueden conseguir nada sin ellos.

Termino con una pequeña reflexión. ¿Quién escribió todos estos despropósitos? ¿Quién propaga la misandria como un bien necesario para la sociedad? ¿Fue acaso un forero anónimo de algún oscuro rincón de internet? Veamos lo que dice la biografía del autor:

Soy mariñano de A Marina de Lugo. Autor de “Piratas de lo Público”. Profesor titular de ciencia política de la USC, doctor europeo en derecho, máster en gestión pública por la UAB. Ex secretario general de la vicepresidencia de la Xunta y exsecretario xeral de relacións intitucionais. Comentarista y analista en la Ser y Cuatro y El Periódico. Antes en TVE, TVG, y El País. Fui director general de Radiovoz y adjunto al consejero delegado de La Voz de Galicia.

Al igual que en el caso de Torreblanca, se trata de un intelectual y figura prominente. Parece que escribir un texto donde se demoniza al varón constituye algo así como una demostración compromiso con la ideología de género, a la que suscribirse parece imprescindible para formar parte del mundo universtiario en general y la élite intelectual en particular. Por otra parte queda bien con todos aquellos que han asumido el discurso de género imperante (especialmente siendo su autor varón) y no tiene ningún tipo de consecuencias. Nadie desatará una tormenta de ultrajes como le ocurre a quien expresa opiniones de igual calamidad hacia el sexo contrario. No perderá su trabajo ni verá manchada públicamente su imagen. Y a quien se ofenda, con llamarle machista y/o misógino ya es suficiente para descartar su opinión. Veremos cuántos como Losantos y Torreblanca toman nota y comienzan a imitar estos hábitos de “intelectuales superiores”, o como ellos se llaman, “hombres guays”.

Esta entrada fue publicada en Feminismo, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino, Misandria, Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

63 respuestas a ElDiario.es y Antón Losada se suman a la misandria

  1. Javier dijo:

    Al margen del sexismo sin límites que encierra el texto del señor Losada, que ya de por sí debería hacerle caer la cara de vergüenza, me preocupa por encima de todo que es profesor universitario y ¡doctor!. Si es doctor, es porque ha hecho una tesis doctoral, y si la ha hecho, ha tenido que aprender a manejar fuentes fiables, citas, elaborar hipótesis y llegar a conclusiones lógicas… y sin embargo nos presenta un artículo que es pura retórica y demagogia enlatada. Y no es el primero que veo… desde luego con “doctores” así, vamos aviados en la universidad española.

    • Es que cuando se trata de vapulear al hombre no hace falta ser muy académico. La culpa ya está asignada sin necesidad de pruebas ni razonamientos, sólo es cuestión de ser creativo en el estilo. Me temo además que esta tendencia en la universidad va al alza.

    • Matihuelo dijo:

      Yo también he notado desde hace años la preocupante población de científicos y doctores que refuerzan este discurso, que cumple las características de cualquier discurso del odio.

      Sobre todo en Sociología, Trabajo Social, etc., los profesores comentan por ejemplo el peligro del lenguaje sexista, sin conocer en absoluto en qué nivel de la lengua se puede tildar de sexista un mensaje y por lo tanto creando una confusión que a fuerza de repetirse aspira a ser verdad. ¿Cómo se puede razonar con un estudiante que te esgrime lo de que si no dices “todos y todas” estás discriminando, cuando su profesor de la universidad así lo está enseñando?

      Pululan muchos manuales para evitar el uso “sexista” del lenguaje donde ni siquiera han contado con lingüistas o filólogos para su redacción. Me gustaría ver qué pasaría si un filólogo escribiese asuntos sobre sociología sin contar con los profesionales pertinentes.

      Pero ya lo dijo Millás: “En tiempos de crisis, en lo primero que se ahorra es en marisco y en filología”.

  2. Murphy dijo:

    Lo de asignar el tema del aborto a los hombres, cuando es evidente que es una cuestión ideológica, es la prueba de que aquí ya vale todo y solo importa, como dices, ser creativo en el estilo.

  3. Pingback: Anónimo

  4. Emilio dijo:

    No estoy pensando en Antón Losada que quizá se trate de un caso perdido, pero en mi opinión hay una tarea muy importante de desvelamiento del poder femenino.

    Dice Bunge que en el terreno social no importa tanto lo que realmente pasa como lo que la gente cree que pasa, Y para el caso del poder feminista y femenino este postulado se hace una gran verdad.

    El poder femenino aunque es fortísimo en la sociedad que vivimos no está visible para la inmensa mayoría de personas y tiende a prevalecer en el imagninario colectivo quien encarna la autoridad más que quien tiene realmente el poder ya que el primero es visible y el segundo lo es mucho menos.

    Deberíamos saber cómo abordar con alguna garantía de éxito ese trabajo porque ahí residen bastantes de las posibilidades del éxito o el fracaso de lo que aquí nos proponemos.

    • Cierto, aunque por desgracia también es necesario que esto se propague adecuadamente. Las tonterías de Losada tienen casi 6.000 “me gusta”, ha sido compartido cientos de veces en Twitter, etc, porque tiene una buena plataforma para propagar sus ideas. Sin un “mecenas” que nos dé exposición en algún medio de comunicación, aunque pudiéramos visibilizar este poder, sólo habríamos ganado una batalla de la guerra.

  5. Arturo dijo:

    Creo que aciertas cuando dices “[…]los “hombres feministas” a quienes come la culpabilidad, hombres con tal sentimiento de superioridad que piensan que las mujeres no pueden conseguir nada sin ellos.”. Creo que estos señores tan feministas no son más que machistas sobrecompensados. Como generalmente pensamos que lo nuestro es lo normal, si tenemos sentimientos de superioridad con respecto, en este caso, a las mujeres, tendemos a pensar que es lo habitual en los demás. Este Antón Losada es guay porque entona el mea culpa y se esfuerza en mejorar, Ya lo dice el refranero “piensa el ladrón que son todos de su condición”.
    Y si de paso te favorece la trayectoria profesional entonces si que es guay

    • A veces llego a preguntarme si algunos de estos hombres feministas (y no hablo de nadie en particular) se empeñan en hablar del sometimiento femenino para fantasear que tienen tanto poder como dice la teoría de género.

  6. Alejandro dijo:

    No se si ustedes se dan cuenta que el discurso de todo un profesor universitario es solamente una táctica de la vergüenza, descalifica a los hombres como colectivo y los hace responsables de el bienestar de las mujeres. Este tipo de discursos creo que más que generar un ejercito de enfervorizados defensores de las mujeres lo que va a generar va a ser toneladas de hombres indiferentes completamente a las mujeres.

  7. Emilio dijo:

    Carlos, por supuesto que estas denuncias son imprescindibles, no iba por ahí mi intención. Lo que me gustaría es que fuésemos conscientes de que el enchufismo si acaso es hacia las mujeres es silenciado (recientemente se destapó una situación de ese tipo en Vigo pero no estuvo más de 24 horas en la prensa), pero es interesante resaltar que en todo el asunto de Ucrania Catherine Ashton está desaparecida y nadie dice nada. ¿Sería similar si quien ocupase el puesto seguiese siendo Solana? Que la presidenta Argentina hace y deshace a su antojo y ocultó a los argentinos la tasa de inflación que realmente estaba siendo el triple de la oficial y casi no nos enteramos y nos quedamos con la anécdota de sus leggins.

    Que en la Administración española las mujeres con o sin sindicatos están imponiendo, en mucho casos con la total connivencia de la autoridad masculina, un verdadero nepotismo de género del que por supuesto nada sale a laz. Que la seguridad social tiene un plan integral de salud para la mujer, pero no existe nada por el estilo para el hombre. Que Antón Losada si llega a sufrir, cosa que por supuesto no deseo, un cáncer de próstata debiera saber que el protocolo establecido dista años luz del que existe para el cáncer de mama… y podría continuar, pero solo deseaba poner de manifiesto por dónde iba mi primer comentario.

    • Gracias por la aclaración. Lo único que pretendía señalar es que por desgracia, aunque quitemos el velo de lo que ocurre, no tenemos mucha difusión. No contamos como Llorente, Losada, Torreblanca y otros con el apoyo de un diario nacional, de la universidad ni de prácticamente nadie. Es otro aspecto en el que tenemos que trabajar.

  8. Emilio dijo:

    donde dice “nada sale a laz” quiere decir: nada sale a la luz.

  9. Rebeca dijo:

    No comparto, las tesis de las Feministas radicales de género, pero, incluso hasta las puedo llegar a entender. Pero lo que nuncan llegaré a entender son a los VARONES FEMINISTAS Radicales de Género, como este individuo.
    Dejo una noticia, que data del 2007-03-08 , para ver la catadura moral de este sujeto.
    Colorario:
    Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago.
    “Antón Losada despide a su asistenta sin indemnización mientras presenta campañas por el reconocimiento del trabajo en el hogar”
    En el día de la Mujer Trabajadora, Amalia Castro González ha querido denunciar públicamente que el “número dos” de Anxo Quintana, el vicepresidente del Bloque Nacionalista Gallego de la Xunta Galicia, la ha despedido sin indemnización por pedir un aumento salarial, después de ocho años trabajando en su casa sin pagarle la Seguridad Social. Lo más escandaloso es que Antón Losada se dedica estos días a presentar campañas por los derechos de la mujer y, sobre todo, el reconocimiento del trabajo en el hogar. Además, Amalia Castro dice que está en un precario estado psiquíco por sentirse “maltratada laboralmente”, mientras lucha contra una grave enfermedad. LEA DENTRO LA CARTA DE AMALIA CASTRO…………………………
    Seguir leyendo:
    http://www.libertaddigital.com/sociedad/anton-losada-despide-a-su-asistenta-sin-indemnizacion-mientras-presenta-campanas-por-el-reconocimiento-del-trabajo-en-el-hogar-1276300690/

    • Tremendo, gracias por el apunte. Por lo visto Losada ya no es “guay”, sino “superguay”. Me recuerda a cuando la Federación de Mujeres Progresistas despidió a una empleada que anunció estar embarazada ( según la fuente: http://www.abcdesevilla.es/20120525/andalucia/sevi-subvencion-feminista-despidio-embarazada-201205242153.html )

      El feminismo dice buscar la igualdad, pero parece que algunas mujeres son más iguales que otras. En el caso de Losada, parece que las “mujeres” deben ser las de clase media para arriba. Si es que no se trata directamente un constante ejercicio populista para mejorar la imagen quienes como él esgrimen el feminismo como arma para indicar su superioridad moral e intelectual.

    • jose dijo:

      Hola.

      Aquí otro enlace donde se niega esa acusación Rebeca. Con cual de las dos informaciones me quedo, desde luego con la de libertad digital que es puro papel higiénico no. Entonces me quedo con la de el Pais?, tampoco, porque es la declaración de una de las partes. De la misma forma que el articulo de libertad digital es solo la declaración de otra de las partes aunque ellos no tienen el pudor de reconocerlo y lo tratan como un echo demostrado.

      http://elpais.com/diario/2007/03/11/galicia/1173611895_850215.html

      En cualquier caso esta noticia es un punto a favor del feminismo ya que muestra el grado de des-protección que sufre un tipo de trabajador (empleados del hogar) mayoritariamente femenino. Supongo que el motivo por el que decidió no denunciarlo en los tribunales pero si en un “periódico” es porque la recomendaron (sus abogados?¿) que denunciarlo en los tribunales era un callejón sin salida, es decir su palabra contra la de Losadas.

      Por cierto, a que te refieres con feministas radicales? extremistas? porque radical viene de raíz, que pueden ser por ejemplo los de la primera ola que buscaban sobretodo la igualdad legal incluyendo el derecho al voto (y lo consiguieron). Y este es un feminismo con el que la mayoría de varones se identifica sin ningún problema (a menos que se este en contra del voto femenino etc)

      • Rebeca dijo:

        Hola Jóse.
        Harías bien no preocuparte tanto por las MUJERES y en particular por las empleadas femeninas del hogar, puesto que ellas, como a todas las mujeres en general, tienen a los sindicatos, partidos políticos, todo tipo de organismos nacionales e internacionales que las defienden, de momento, ya han sacado la obligatoriedad de darlas de alta en la S.S.., por “Todas” las horas que trabajadas, por pocas que sean.
        Si lo meritorio, no es, como tú haces, defender ni reclamar los derechos de las mujeres, que eso todo el mundo lo hace, ni defender a los/as Feministas, radicales o no, que eso ya lo hacen todos los medios de comunicación, sin excepción, y ya no digamos el diario el País, que en eso ya es dogma.
        Sin embargo, querido José, harías muy bien en defender, y apoyar a los de tu género que, salvo raras excepciones, entre ellas este blog, nadie lo hace. Te podías haber acordado de los millones de hombres (varones) obligados a realizar el servicio militar obligatorio, a que por lo menos les coticen a la S.S. (Seguridad Social) ese tiempo que han servido, obligados por y para el Estado.
        ¿Crees que si Marta del Castillo, en vez de llamarse así, se hubiese llamado, José del Castillo, lo hubieran buscado, removiendo cielo y tierra, gastándose ingentes cantidades de recurso humanos y económicos como han hecho con ella?
        Colorario:
        No hay más ciego, que el que no quiere ver.

      • @Rebeca

        No creo que Jose tenga interés en defender al feminismo, ni creo que ignore los problemas de los hombres. Él me puede corregir si me equivoco pero creo que sólo pretende señalar los méritos y problemas de ciertos argumentos.

      • jose dijo:

        Hola querida Rebeca.
        Cuando dices que “organizaciones (…) han conseguido la obligatoriedad de darlas de alta en la S.S. por todas las horas que trabajan, por pocas que sean”. Estas completamente equivocada, porque eso ya existía. Es ilegal que alguien trabaje (por pocas horas que sean) sin seguridad social, a parte (por pocas horas que sean) que es un atentado muy grave contra su propia seguridad social y la del resto. Lo que se ha cambiado es que, como es natural ya que es por cuenta ajena, le tenga que dar de alta el empleador (convirtiéndose en el responsable legal/penal de la infracción). Y por cierto, el ejemplo que has puesto de Losadas demuestra que no están lo suficientemente protegidos (los empleados del hogar).

        Cuando reclamo derechos o la defensa para alguien no lo hago porque sea meritorio, si no porque es justo (porque está bien, no para que me aplaudan, para que veas la diferencia).

        Claro que me podía haber acordado de los millones de varones que hicieron el servicio militar, pero como no tiene nada que ver con lo que decías de Losadas hubiera sido algo bastante, pero bastante ridículo. Y por cierto para que puedas dormir mejor cada noche, el servicio militar cotizó de cara a la jubilación. Sin embargo estoy muy interesado en las cuestiones de género y en las discriminaciones que sufren varones y mujeres al respecto.

        Lo de Marta del Castillo no tengo idea, me encantan las especulaciones en ficción pero para argumentar no sirven de nada. Si tienes por ahí un estudio que demuestre que la policía invierte menos recursos en un homicidio cuando la víctima es un varón que cuando es una mujer (en las mismas circunstancias) no te lo guardes porque será algo muy interesante para mí y seguro que para esta página también.

        En fin que quede claro que en lo fundamental estamos de acuerdo “No hay más ciego que el que no quiere ver”. Aunque siendo un poco progresista (cambiando lo que hay espero que a mejor) te diré que creo que lo más adecuado sería algo así como: es mejor sentir algo por lo que se ve, que ver algo por lo que se siente.

        Un saludo Rebeca.

      • @Rebeca y Jose

        Aunque no han roto las normas de la moderación, sus comentarios son innecesariamente agresivos. Les pido que presenten sus argumentos sin hacer de esto algo personal.

  10. Gracias por mostrar la otra cara, Jose. Es efectivamente la palabra de uno contra la palabra de otra. Sin embargo, me llama la atención esta afirmación de Losada al final del artículo:

    “Cada quien tendrá que asumir su responsabilidad por su forma de hacer política. La mía es creer que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario y esa carga de la prueba corresponde siempre al acusador.”

    Sobretodo teniendo en cuenta las políticas que apoya y que se basan justamente en lo contrario (LIVG). Si piensa que la mujer está desprotegida, el servicio doméstico (generalmente compuesto por mujeres, con frecuencia inmigrantes) en términos laborales no es que esté muy protegido que digamos. Quizá no haya una amenaza de violencia física inmediata, pero me resulta curioso que de mejorar las condiciones de estas mujeres no oigo prácticamente nada, al menos en comparación con las preocupaciones con respecto al techo de cristal, que afectan a mujeres de clase media-alta.

    • jose dijo:

      Hola Carlos.

      Tienes razón en lo que dices. Afortunadamente las condiciones de las empleadas del hogar mejoraron un poco con un cambio legislativo posterior (en el que todas tienen que estar dadas de alta a cargo del empleador) pero me imagino que perseguir el fraude sera muy complicado. Pero tienes toda la razón que buena parte de las reivindicaciones feministas actuales en realidad solo afectan a cuatro burguesas (como la paridad en el ibex35, menuda estupidez).

  11. Rebeca dijo:

    El machismo obliga a los hombres a “ser valientes” y a no llorar, a no quejarse. Tanto en Esparta como ahora en España esto se traduce en RESIGNARSE a someterse a unas claras injusticias sin tener opción de denunciarlo.
    El resultado es que al hombre sólo le cabe la opción de triunfar sin quejarse, sea como sea, aún a costa de hundir a los demás hombres (que no pueden quejarse) y al Estado mismo. Por lo tanto, se aprecia sólo el triunfo de los hombres, pero no su nobleza, amor a la verdad, responsabilidad social, que no sólo no se aprecian, sino que ni siquiera se toleran.
    Se establece una lucha de “todos contra todos” en la que ningún hombre se atreve a decir la verdad, pues sabe que no le dejarían, y esta lucha OCULTA de todos contra todos, en la que no se respetan leyes ni derechos, acaba por desgastar y destruir el Estado

    • Sandra dijo:

      “El machismo obliga a los hombres a “ser valientes” y a no llorar, a no quejarse. Tanto en Esparta como ahora en España esto se traduce en RESIGNARSE a someterse a unas claras injusticias sin tener opción de denunciarlo.” (Rebeca)

      ¿Y a las mujeres? Porque se supone que el “machismo” no impide llorar a las mujeres, ni a resignarse, ni a someterse “a unas claras injusticias sin tener opción de denunciarlo”. Ya que a los hombres el “machismo” les impide liberarse, ¿por qué no entonces son las mujeres las que enarbolan la lucha para abolir el “todos contra todos”, y dejan claro que ellas no buscan hombres que se guien por “la opción de triunfar”? Por una sencilla razón, porque ellas buscan TRIUNFADORES. El día que los varones triunfadores no liguen, lo que Rebeca llama “machismo” se desmoronará por su propio peso. Hasta entonces, la “culpa”, si se puede emplear dicha expresión, será siempre compartida entre hombres y mujeres, de igual manera que no hay oferta si no hay demanda, y viceversa. Lo digo porque echo en falta en el discurso de Rebeca cualquier alusión a la mitad de la población: las mujeres, como si esa parte del género humano no contase para nada a la hora de explicar una conducta “machista”. Así como el feminismo de género o feminismo radical supone en los hombres un grupo opresor sin sentimientos, y que se beneficia de sus “privilegios”, lo que podríamos llamar “feminismo light” se compadece del triste destino de los varones, a los que considera como víctimas de su propio “machismo”. Eso sí, ambas escuelas del feminismo coinciden en que la responsabilidad de todo ello es siempre masculina.

  12. Plutarco dijo:

    Acabo de leer una entrevista a Philip Roth en la sección cultural del NYT en la que dice que hoy en día se utiliza el término “misógino” con la mismas laxitud que se empleaba el término “comunista” durante el macartismo de los 50…. Y probablemente por las mimas razones.

  13. Pingback: "eldiario.es" se suma a la misandria

  14. sai23 dijo:

    Si lo que quieres ver son técnicas de propaganda y lavado de cerebro propias del siglo pasado tan sólo hay que darse una vuelta por el Blog “Micromachismos”, publicado en el mismo diario, en el que se mezclan sin pudor desde anuncios sexistas hasta “testimonios” de agresiones sexually de “lectoras” totalmente “verídicos” y sin nada de literatura. Conviene, y mucho, leer los comentarios para darse cuenta del nivel de debate que usa el supuesto feminismo integrador cuando alguien se atreve a cuestionar algún dogma.

  15. Jeipi dijo:

    Me asombra que el Sr. Losada, con todos sus másters y doctorados, no sea capaz de tener ninguna idea propia sobre el feminismo y la igualdad y se limite a repetir como un loro las consignas más demenciales del feminismo de género, sin olvidar la tantas veces desmentida brecha salarial y la infalsable “si los hombres parieran…” ¿De verdad su intelecto no sa para más, o es que tiene miedo de acabar en la hoguera de las neofeministas si no les ríe las gracias?

    • jose dijo:

      Hola,
      como decía Murphy en un comentario anterior es más un trabajo de estilo que de contenido. Supongo que para el no tiene mucha importancia lo que dice sino más bien como lo dice…

      • Alejandro dijo:

        Pues podia haber hecho un ejercicio de estilo con la receta de la pizza, creo que le hubiera dado más oportunidad para el lucimiento personal y hubiera sido un resultado más rico.
        En serio, no creo que alguien haga un ejercicio de estilo, que como ejercicio de estilo tampoco creo que sea para tirar cohetes, de algo con lo que no está de acuerdo al cien por cien.

  16. Emilio dijo:

    En este país durante siete años el Tribunal Constitucional no se pronunció sobre una cuestión de inconstitucionalidad que afectaba a la ley de divorcio y cuando lo hizo fue no solo para derogarla sino para proclamar que la custodia compartida debía ser la norma y no la excepción.

    Ahora también con mucho retraso se pronuncia y lo hace en la dirección correcta con una sentencia en la que hay párrafos como éste:

    En cambio, el TC estima el recurso del demandante y cree que “el frecuente incumplimiento” de los preceptos constitucionales por parte “de algunos juzgados de Instrucción” es a juicio de este tribunal “grave”.

    La noticia completa la tenéis aquí: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/03/17/5325f70aca4741b55b8b4570.html

    Como veis va a resultar que efectivamente hay frecuentes incumplimientos de los preceptos constitucionales en asuntos relacionados con la violencia de género

    • Gracias Emilio. El enlace es de extremo interés.
      Lo único que me molesta es que el artículo quede relegado a una sección regional (Valencia) cuando esto debería aparecer en la sección nacional (salvo que me haya confundido en como organiza El Mundo sus contenidos).

    • Emilio dijo:

      No he hecho un seguimiento,solo he visto un telediario y para eso no completo, pero tengo la impresión de que como tal noticia no ha existido para la inmensa mayoría de los medios. Lo de la libertad de prensa, expresión e información puede que funcione para algunos asuntos, pero desde luego para lo que no funciona es para la información de género porque, en lo relativo a ella, los medios funcionan con la misma verdad única que en la Venezuela de Chavez y, por supuesto, lo que no interesa no existe. .

    • jose dijo:

      Muy interesante.

      Tengo un amigo abogado que me explicó que uno de los motivos por los que la ley del divorcio exprés se redactó (o una de las cosas que solucionó) es que se habían empezado a detectar denuncias falsas y abogados que recomendaban para divorciarse que la mujer pusiese una denuncia de malos tratos por lo que se concedía inmediatamente el divorcio y luego ella podía retirar la denuncia por lo que su “agresor” no tenía mancha en el expediente. Esto era un fraude normalmente pactado. Pero también es un indicio de que la gente que esta en este ojo del huracán (denuncias por violencia a la mujer en la pareja) sabe que el numero de denuncias falsas es mayor que 12 al año.

      Estoy deseando ver el tratamiento de esta noticia en otros medios de comunicación. Supongo que es demasiado jugoso como para pasarlo de puntillas.

  17. Anónimo dijo:

    Perdon por meterme @Rebeca y @Jose.

    Yo lo del servivio militar no lo vivi asi que no puedo discutir de como era… pero sinceramente, que se hable de jubilacion en un sitio en el que practicamente ibas a morir obligado, tiene su chiste. En cuanto a lo de Marta del Castillo, solo hay que ver el trato que se le dio a Yeremi Vargas (entiendo que no es el mismo caso, pero yo me voy a la presion que sufren las instituciones por parte de los medios de comunicacion). Es cierto que no hay datos, pero tambien es cierto que aqui los recursos del estado se mueven mucho mas rapido si sales en la tele que si no lo haces y creo que es mas que evidente quien a tenido mas tiempo en antena. Pero lo mas grave de todo, es que no hay que olvidar que Marta del Castillo esta muerta y Yeremi Vargas es posible que siga vivo y aun asi, de la que se sigue hablando es de Marta del Castillo. Con esto quiero decir, que no hace falta que la policia tenga como norma gastarse mas recursos dependiendo del sexo. Se la puede forzar a gastar mas recursos en ciertas ocasiones con presiones. Y no me parece descabellado pensar, que tal y como se mueven los medios de comunicacion se gasten mas recursos dependiendo del sexo.
    Nose yo si me explico con claridad jaja

  18. jose dijo:

    Hola Anonimo,

    En mi opinión lo realmente grave de la mili es que te quita uno o dos años de tu vida donde interrumpes estudios, trabajo o lo que sea.

    Desconozco el caso de Yeremi. En cuanto a homicidios en España mueren unas 300 personas asesinadas al año, de ellas 100 son mujeres (algo más de la mitad por sus exparejas o parejas). Los casos mediáticos son sonoros pero minoritarios, un caso aislado, Marta del Castillo fue uno de 100 en su año y los medios lo han explotado durante mucho más tiempo. Saber cuántas desapariciones finalmente son asesinatos me ayudaría a tener una opinión más clara al respecto pero seguramente se invierta más recursos (sobre la investigación) en una desaparición que en un asesinato (y me temo que será poco en ambos casos).

    Donde más se están implicando los medios es en los asesinatos de genero (entendidos como mujeres asesinadas por sus parejas), pero la mayoría de ellos se resuelven inmediatamente asique serán poco caros de resolver…

    Cuando me he metido en el INE para buscar los datos de homicidios esperaba que los asesinatos de violencia de genero fuesen la mayoría entre las mujeres, son algo más de la mitad aun así el resto parece que no despierta apenas interes en los medios de comunicación…

    • Sandra dijo:

      “En mi opinión lo realmente grave de la mili es que te quita uno o dos años de tu vida donde interrumpes estudios, trabajo o lo que sea.” (José)

      No, José. Lo realmente grave de la mili no es el tiempo perdido, sino las vidas perdidas, o aquellos que quedan de por vida con secuelas físicas y psicológicas tras esa experiencia. Y no me refiero únicamente a las vidas perdidas en tiempo de guerra, sino también a las vidas perdidas en tiempo de paz. Ya ves, ahora que a nuestra progresía le ha dado por recuperar la “memoria histórica” (sólo para los muertos en la retaguardia del bando nacional, y que tuviesen militancia en algún partido político de izquierdas), también le podría haber dado por hacer “memoria histórica” de los soldados muertos en el cuartel, o de los soldados que salieron del cuartel parapléjicos, o de los soldados que se suicidaron haciengo guardia, o de los que acabaron suicidándose después de pasar por el cuartel. Pero naturalmente que no habrá “memoria histórica” para ellos. Y más grave será que cuando alguien lo comente, siempre habrá quien practique el negacionismo, y diga cosas como que “no es comparable”, o “eran accidentes”, o “los que se suicidan son unos cobardes”… Y también habrá quien diga que eso ya pasó, ignorando que en la mayor parte de los países sigue existiendo el servicio militar (sólo para los varones, claro). José, tú aportas cifras de mujeres muertas por eso que llaman “violencia de género”, pero, ¿sabes tú o sabe alguien cuántos soldados morían anualmente en el cuartel en España hace unos años? ¡Tabú! ¿Verdad? Y ya ves, de igual manera que hay asociaciones de “víctimas del terrorismo”, no conozco asociaciones de “víctimas del cuartel”. Víctimas no faltan, pero es tal el grado en el que la sociedad asume como “normal” esas muertes y secuelas, que nadie se plantea cuestionar, demandar o exigir el encarcelamiento de los responsables de tanto sufrimiento. Supongo que si en lugar de chicos fuesen chicas las víctimas, seguro que habría más concienciación sobre el tema. De hecho, no faltan críticas “feministas” y “progresistas” al acoso y violencia sexual que sufren las mujeres militares, aunque en la inmensa mayoría de los casos nadie haya obligado a dichas mujeres a ingresar en los ejércitos.

      • jose dijo:

        Hola Sandra.
        Al igual que tú yo estoy en contra el servicio militar obligatorio. Al sufrimiento que comentas como parte afectada me gustaría resaltar que a mí lo que me preocupa es que el estado me quite un año de mi libertad.
        Un saludo.

      • jose dijo:

        El numero de muertos durante el servicio militar es del 0,3% aprox. 2000 muertes de 1980 al 2001 de un reclutamiento forzoso de 30000 al año.Fueron reconocidos con una proposición no de ley, un monumento y la oportuna indemnización.

      • ¿Dice la fuente algo sobre cómo murieron (accidente, suicidio, agresión de otros soldados, etc.)?

      • jose dijo:

        Tambien me gustaría decir que aunque una mujer no sea obligada a participar en el ejercito violarla, ejercer violencia sexual o agredirla me parece mal y además no es responsable de la conducta de su agresor.

      • No creo que Sandra haya dicho lo contrario, lo que ella quiere indicar es únicamente el doble rasero con el que se han tratado ambas cosas.

      • jose dijo:

        Hacía alusión a este artículo:

        http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/08/espana/1299608766.html

        mañana me pongo las pilas y busco la fuente original, en este articulo se incluye todas las muertes y reconoce que la mayoría son por accidentes de tráfico pero no especifica más (0,4%).

      • Pregunto porque la cifra puede parecer “pequeña” (1.960 fallecidos en 15 años), pero hace poco se nos ha vuelto a recordar cuántas mujeres han fallecido a causa de la violencia doméstica en los últimos 10 años: 658 mujeres.
        Siento que el primer número nos lo presentan como “cosas que pasan”, mientras que el segundo aparece como un ultraje nacional. En ambos casos todos podemos estar de acuerdo que un solo muerto es demasiado, pero la cuestión es si ha existido una doble vara de medir para las dos situaciones.

        Aquí no tengo mucho que reclamar hasta que sepa cuántos hombres murieron por accidente de auto durante su desplazamiento a la base, algo que no estaría directamente relacionado con el servicio militar. Si se trata de una mayoría relativa (el mayor porcentaje comparado con otras causas de muerte) o una mayoría absoluta es importante. E incluso si se trata de una mayoría absoluta, habría que ver si hablamos del 51% o del 99%. Eliminando los fallecidos en estos accidentes de desplazamiento podríamos comparar el número de muertos por causas directamente atribuibles al servicio militar con las mujeres víctimas de violencia doméstica (ajustándolos a la proporción de años cubiertos en ambos fenómenos). Esto sí nos daría una comparación interesante para ver cómo ambos fenómenos han sido tratados. Por desgracia no sé si alguna vez contaremos con estos datos.

      • jose dijo:

        Hola

        A mi el 0,4 no me parece pequeño de hecho me ha sorprendido que fuese tan elevada, esperaba que fuese una cifra bastante menor. Seguro que están desgranadas las causas de muerte, luego las busco. Aunque sea de desplazamiento yo si las incluiría ya que también se incluyen en los accidentes laborales. En cualquier caso pienso que a las mujeres asesinadas habría que compararlas con los hombres asesinados (no con los accidentes laborales, aunque aquí accidente hay que recordar que no quiere decir sin responsables ni que no sean evitables y consecuencia de una estructura económica que “mata” con discriminación de genero).

        Desviándome del tema creo que al saber las causas de los asesinatos femeninos parecen más evitables que los masculinos, es una percepción falsa basada en que sabemos (el publico) más cosas de un tipo de asesinato que de otro, tengo esa impresión. Sin embargo las defunciones en el trabajo masculinas supongo que lo mejor habrá que compararlas con las defunciones en el trabajo femeninas (yo, por cierto incluiría la prostitución).

      • Entiendo que la comparación no es perfecta, pero según la óptica feminista las dos cifras pertenecerían a fallecidos por razones de género. De ahí que decidiera contrastarlas.

      • jose dijo:

        Hola.
        Como desde nuestra perspectiva (y creo que la del feminismo también) las muertes en accidentes laborales tienes como origen las diferencias de genero, las muertes laborales también son violencia de genero (aunque la ley actual solo reconozca como violencia de genero la que ejerce un varón hacia su pareja o ex-pareja si es mujer). En eso estoy de-acuerdo contigo. Sencillamente me había sorprendido comparar asesinatos con accidentes laborales.

  19. Salvador dijo:

    Adjunto una una terrible y habitual noticia, donde confirma, la tesis y sobre todo el título de este blog, en este caso ¿Quién se beneficia de su hombría? y en particular los postudos de Rebeca, que al parecer, son casi con coincidentes con los mios.
    ¿Esto se permitiría si las inmigrantes muertas, fuesen en su mayoría mujeres?
    “Denuncian que 1.200 inmigrantes han muerto ya en Qatar y que hasta el Mundial 2022 morirán otros 4.000”
    Seguir leyendo……………
    http://vozpopuli.com/deportes/40585-denuncian-que-1-200-inmigrantes-han-muerto-ya-en-qatar-y-que-hasta-el-mundial-2022-moriran-otros-4-000

  20. Sandra dijo:

    “El numero de muertos durante el servicio militar es del 0,3% aprox. 2000 muertes de 1980 al 2001 de un reclutamiento forzoso de 30000 al año.Fueron reconocidos con una proposición no de ley, un monumento y la oportuna indemnización.” (José)

    También el gobierno franquista ponía en una placa los nombres de los “caídos por Dios y por la Patria”; les daba ayudas por ser “caballeros mutilados”, además de asientos preferentes en los transportes colectivos (http://coleccindemedallas-serteco.blogspot.com.es/2011/08/mutilado-de-guerra-por-la-patria.html), a los que no eran otra cosa que hombres reclutados a la fuerza para participar en la Guerra Civil, y que murieron o resultaron heridos en la misma (en el otro bando también reclutaban a la fuerza). De igual manera, es muy frecuente encontrar en las grandes ciudades europeas el típico monumento al “soldado desconocido”. Es decir, que primero los mandan al matadero bajo amenaza de fusilamiento, y luego les levantan un monumento. ¡Enternecedor! Como ves, José, las izquierdas y las derechas “democráticas” no son muy novedosas a la hora de encontrar “soluciones” al sufrimiento que generan las mismas instituciones que dichas ideologías políticas han instaurado.
    Pero lo que realmente me causa desaliento es que personas que se dicen de izquierdas traten de buscar pretextos para justificar e infravalorar esos horrores. Porque de tu comentario, José, parece desprenderse algo así como que “no es necesario comentar el tema, porque ya no hay problema”, “eso ya se resolvió”, “los perjudicados fueron debidamente indemnizados”, “las víctimas fueron reconocidas”… No me extraña tu argumentación, José, porque la izquierda totalitaria siempre ha sido tan o más militarista que la derecha. La única diferencia es que la derecha siempre ha visto en el Ejército la salvaguardia de la sociedad tradicional, mientras que para la izquierda el Ejército (popular) era la garantía armada para salvaguardar la “Revolución”. Tanto a la derecha como a la izquierda la vida de los soldados (varones) les ha importado poco, por no decir nada, aunque luego -cínicamente- derramen lágrimas de cocodrilo y guarden minutos de silencio ante algún monumento.

  21. Sandra dijo:

    “Seguro que están desgranadas las causas de muerte, luego las busco. Aunque sea de desplazamiento yo si las incluiría ya que también se incluyen en los accidentes laborales. En cualquier caso pienso que a las mujeres asesinadas habría que compararlas con los hombres asesinados (no con los accidentes laborales,” (José)

    José, para morir como soldado no hace falta recibir un disparo del enemigo. A veces es “fuego amigo” (de su propio bando); a veces son accidentes durante las maniobras; a veces son consecuencia de las enfermedades por el régimen de vida militar; a veces son fusilamientos por haber sido “cobardes”; a veces son suicidios por no poder resistir ese estilo de vida. Sólo una ínfima minoría de esas muertes sería considerada como “asesinatos”, pues por tales sólo se admitiría (dentro de la ideología dominante) aquellos casos en los que un soldado fuese muerto por otro soldado, y por causas ajenas al régimen militar.

    ¿Pretendes acaso buscar algún atenuante a esas muertes? O, mejor dicho, ¿pretendes eximir de culpa a los responsables de esas muertes? Creo, José, que tú lógica parte de un “feminismo de baja intensidad”, y de un militarismo latente (que oportunamente ocultas) y que por ello pretendes rebajar al máximo la cifra de varones cuyas muertes son atribuibles al militarismo, presentándolas como algo “doloroso pero necesario”, algo afín a “así es la vida”, algo “no comparable”. Y siempre con el norte fijado en darle la vuelta e interpretar las cifras para que al final las auténticas víctimas sean las mujeres. Lo siento, José, pero yo creeré en el antimilitarismo de cierta izquierda cuando vea a un progre condenar la existencia del servicio militar en la Cuba castrista…

    • @Sandra

      He separado tu comentario en dos párrafos para indicarte que mientras el primero se enmarca dentro de una discusión válida y aporta datos de interés, en el segundo comienzas a atribuir a Jose cosas que él no ha dicho e intenciones no demostradas. Centrémonos en tratar los argumentos presentados.

    • jose dijo:

      No sé ni por donde empezar Sandra,

      A ver, si estoy en contra del servicio militar ¿cómo me van a parecer necesarias las muertes de los quintos?

      Esta conversación viene de que Rebeca dijo que nunca, jamás de los jamases, el servicio militar había cotizado, y tuve que buscar la ley donde se especifica que si cotizan (y esto hablando de la relación de Losadas con sus empleados, ya ves tú que cambio de tema). Después Anonimo dijo que en lo tocante a morir por España da igual lo que se cotice. Y entonces yo dije que aunque es cierto que morir está mal, muy mal, fatalisimamente mal, la mayoría de los españoles (desde hace tres siglos) han perdido uno o dos o tres años de su vida sin ningún motivo.

      Como tu dijiste que que todos los varones de un país corten el principio de su carrera profesional o sus estudios es menos importante que la muerte de una absoluta minoría me tuve que buscar yo (aunque ya que la carga de la prueba de tus argumentos la tienes que llevar tu, lo podías haber buscado tú) el porcentaje de muertes durante el servicio militar que es mucho mayor del que me esperaba (el 0,4%) y es entonces cuando le he dicho a Carlos, en la misma conversación que estamos teniendo, que me parece un porcentaje elevadísimo mucho más alto de lo que esperaba (todas las muertes son horribles pero las ínfimas estadísticamente no me quitan el sueño y está no es ínfima es excesivamente alta), asique de esa expresión no se como puedes deducir que menosprecio la muerte de la gente que murió durante el servicio militar.
      Una vez hecho el daño lo único que el estado puede hacer es dar indemnizaciones. Es iniciativa de las victimas hacer asociaciones etc. Si tú quieres hacer una asociación por las víctimas de la mili, tienes mi apoyo de corazón. Y si buscas la indemnización que dieron y es pequeña pues nos quejaremos juntos.

      Al decir que no te extraña “la opinión que parece desprenderse de lo que digo”, “por que la izquierda totalitaria…” Supongo que quieres decir que yo soy de la izquierda totalitaria, manda huevos. Esto entre mis amigos va a levantar más carcajadas que cuando me han llamado feminista.

      Cuando me has citado:

      “El número de muertes…” si me haces la cita no cortes a la mitad sobre todo si lo quieres usar para demostrar que no estoy sensibilizado con la muerte de los que hicieron la mili y lo que me censuras es “aunque aquí accidente hay que recordar que no quiere decir sin responsables ni que no sean evitables y consecuencia de una estructura económica que “M-A-T-A” con discriminación de genero)”

      Lo de la guerra es un tema nuevo que has sacado y del que no me he pronunciado asique difícilmente podrás saber que pienso al respecto, hasta ahora. La mili sorprendentemente no está relacionada con ir a la guerra por el motivo siguiente. También me parece mal que me obliguen a morir por España (mal, muy mal, fatalmente mal y todos los adjetivos con los que te apetezca corregirme) pero hoy en día el estado aún se guarda ese derecho, todos los ciudadanos podemos ser llamados a filas en caso de peligrar las fronteras aunque no estemos en la reserva, por lo que no tiene nada que ver con que el periodo de instrucción sea obligatorio o no. Además obviamente la gente no iba a la guerra durante la milia que es el periodo de instrucción sino cuando terminaba este, sin embargo el argumento importante al respecto es que aunque no hagas el servicio militar el estado siempre ha podido llamarte a filas. Por eso no tiene nada que ver la muerte de un soldado frete a otro en una guerra con los accidentes, suicidios, enfermedades y asesinatos durante la mili, (por cierto si sospechas como creo que has insinuados que hubo muchas enfermedades y suicidios, más que accidentes de tráfico, búscalo tú, que es tu argumento).

      No sé qué tiene que ver cuba (si me llamas progre te equivocas por cierto) pero estoy en contra de la dictadura cubana, del servicio militar en cuba, el populismo de Chavez, la forma en que se hizo la nacionalización de telefónica (y la privatización de telefónica también por cierto) y todo lo que se te ocurra incluyendo el hambre en el mundo etc… todas cuestiones que no tienen que ver con lo que estamos hablando.

      Que creas que la izquierda es antimilitarista o no, no es asunto mío.

      Creo que el tono de este mensaje es lo suficientemente paciente. Si no es así y te ha ofendido en algo, discúlpame, quita la expresión que te haya ofendido y quédate con el contenido:

      Todas las muertes durante el servicio militar fueron innecesarias y dignas de respeto y encima fueron elevadas. Pero el mayor sufrimiento que causó la mili fue el tiempo que dispuso libremente el estado del final de la adolescencia de todos los jóvenes pobres de este país.

      Y no pasa nada porque no estemos de acuerdo.

      • Sólo por clarificar: es cierto que que hoy día el Estado español se reserva del derecho a llamar a filas en caso de emergencia. Sin embargo, a diferencia del servicio militar obligatorio ya abolido, el reclutamiento contemplado en la actualidad incluye tanto a hombres como a mujeres.

      • Sandra dijo:

        “me tuve que buscar yo (aunque ya que la carga de la prueba de tus argumentos la tienes que llevar tu, lo podías haber buscado tú) el porcentaje de muertes durante el servicio militar que es mucho mayor del que me esperaba (el 0,4%)” (José)

        Me sorprende la credibilidad (cuantitativa y cualitativamente) que da José a las cifras de muertes durante el servicio militar. Y me sorprende porque -obviamente- esas cifras son las cifras oficiales. Parece que José se olvida que los que controlan el Ministerio de Defensa son los mismos políticos y los mismos partidos políticos que controlan otros ámbitos y agencias institucionales. Los mismos organismos que no tienen pudor alguno a la hora de decir que las denuncias falsas por eso que llaman “violencia de género” son ínfimas, o los mismos que tampoco tienen pudor alguno a la hora de hacer encuestas en las que se “demuestra” que una altísima proporción de mujeres europeas son víctimas de malos tratos. Dime, José, ¿das por ciertas esas cifras sobre denuncias falsas y sobre malos tratos con la misma credibilidad que se la das a los datos oficinales sobre muertos en la mili? No hay que ser demasiado inteligente para darse cuenta que -ya sea en tiempo de paz o en tiempo de guerra- al poder le interesará siempre minimizar las bajas sufridas en su ejército, por aquello de que no generar contestación y rechazo social. De la misma manera siempre el poder nos dirá que tras unos disturbios, son más los policías heridos que los manifestantes heridos, aunque obviamente a la gran mayoría de los apaleados no se les habrá preguntado cuántos porrazos recibieron.
        Las cifras oficiales sobre muertos en la mili nadie las puede contrastar, sencillamente porque a nadie que no esté en la órbita del poder se le va a permitir realizar. Por eso, José, por mucho que yo quisiera, jamás podría aportarte esos datos que me pides. En cambio, ya ves, sí es muy fácil encontrar datos sobre los suicidios en la Guardia Civil (http://www.diariodeleon.es/noticias/espana/tasa-suicidios-guardia-civil-es-tres-veces-superior-resto-poblacion_48904.html). ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque sacar a la luz esa altísima tasa de suicidios entre los guardias civiles viene a ser algo así como constatar el “sufrimiento” que conlleva la plena dedicación y entrega a su trabajo por parte de los miembros de los cuerpos policiales. Es, en palabras de ellos, el precio que hay que pagar por el “espíritu de sacrificio”. O en otros términos, victimismo institucional para así justificar mejoras corporativas para un cuerpo al que -a diferencia del servicio militar- nadie ha obligado a incorporarse.

        “por cierto si sospechas como creo que has insinuados que hubo muchas enfermedades y suicidios, más que accidentes de tráfico, búscalo tú, que es tu argumento” (José)

        Parece que José entiende que un muerto en accidente de tráfico es algo “normal”, algo que no se cuestiona, pues “así es la vida”. Y respecto a las enfermedades parece que lo mismo. Por lo visto las familias de esos muertos deberían llorar menos, mucho menos que si los muertos lo hubiesen sido por “asesinatos”, pues José, en otro de sus correos, nos decía que había que comparar a las “asesinadas” con los “asesinados”, pretendiendo así llevar la discusión a su terreno, ninguneando y minusvalorando determinados sufrimientos causados por las estructuras sociales y políticas, para centrarse en aquellos que casan con las tesis del feminismo y progresismo políticamente correcto. Mira José, en las guerras coloniales españolas la mayor parte de las víctimas entre los soldados españoles no era consecuencia de las balas de los “insurrectos” (hoy los llamarían “terroristas”), sino de las enfermedades tropicales (http://asclepio.revistas.csic.es/index.php/asclepio/article/viewFile/356/354). ¿Hemos de consolar a las familias de esos muertos diciéndoles que no es para tanto, que al fin y al cabo a esos chicos no los mató el Estado, ni el “enegimo”, sino las enfermedades? ¿Son acaso esas muertes menos condenables que aquellas otras acaecidas en combate? ¿Qué se busca argumentando que esas víctimas son por “accidentes de tráfico”? ¿Liberar de culpa al que obligó a alguien a subir a un camión que posteriormente volcó?

        “si me llamas progre te equivocas por cierto” (José)

        Eres tú, José, quien en otro de tus correos me has hecho la pregunta capciosa en la que echabas en falta que yo no cuestionaba el que la derecha no reclamase un referéndum sobre el tema del aborto, y donde obviamente pretendías poner en evidencia mis ideas supuestamente conservadoras, en esa ya larga tradición del izquierdista que pretende ver “fascistas” en toda aquella persona que no diga amén a los dogmas progresistas.

        “Pero el mayor sufrimiento que causó la mili fue el tiempo que dispuso libremente el estado del final de la adolescencia de todos los jóvenes pobres de este país.” (José)

        No, José, no me convence tu razonamiento. Más bien diría que lo único que pretendes es ocultar el sufrimiento más grave (el de los muertos, mutilados y hombres que arrastrarán secuelas psicológicas por el resto de sus vidas) resaltando lo que en verdad es un sufrimiento secundario (el tiempo perdido). A menos que a ti tu tiempo lo valores más que las vidas ajenas…

        “La mili sorprendentemente no está relacionada con ir a la guerra” (José)

        Ya, claro, José, y todos sabemos que el Ejército es una especie de ONG dedicada a “misiones humanitarias”…

      • @Sandra

        No fue Jose, sino yo quien hizo una diferencia entre los accidentes de automóvil y los demás. Ahora bien, yo me refería únicamente a los accidentes para llegar al lugar de trabajo o para llegar a la residencia desde el trabajo. No es que sean menos graves o trágicos, pero para mí no entran en la categoría de accidente laboral en cuanto a que no están directamente relacionados con el trabajo. Es decir, si el hombre es taxista o camionero y tiene un accidente mientras realiza su trabajo, sí contaría como accidente laboral. Pero el maestro de escuela que vuelve a su casa y tiene un accidente con el auto no creo que debiera entrar en la misma categoría. Admito, eso sí, que con el caso del servicio militar la cosa se complica, pues se trata de un trabajo al que se va obligado.

      • jose dijo:

        Sandra, gracias por explicarme tu opinión sobre la mili. No la comparto. Un saludo.

  22. Sandra dijo:

    “Sólo por clarificar: es cierto que que hoy día el Estado español se reserva del derecho a llamar a filas en caso de emergencia. Sin embargo, a diferencia del servicio militar obligatorio ya abolido, el reclutamiento contemplado en la actualidad incluye tanto a hombres como a mujeres.” (Carlos Rodriguez)

    Carlos, no seas más papista que el Papa. En España el servicio militar para los varones no está abolido, sino suprimido o suspendido. No existe ley alguna en España que prohiba el reclutamiento militar, como sí está prohibida por Ley la esclavitud o el tráfico de personas. De hecho el artículo 30 de la Constitución española de 1978 sigue vigente, cuando dice: “Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.” Curiosamente a las apóstoles del lenguaje no sexista no se les ha ocurrido reclamar que se reforme tal párrafo, y que se incluya un “Los españoles y las españolas…” ¿Previsoras que son?
    En cuanto a la posibilidad de que llegado el caso se reclutase tanto a hombres como a mujeres, es obvio suponer que en la práctica la carne del matadero tendría un origen fundamentalmente masculino. De hecho, en Israel, que es el país donde desde hace tiempo existe el servicio militar para ambos sexos, las mujeres, además de cumplir con menos tiempo de servicio, lo hacen en la retaguardia.

    Por otra parte, Carlos, noto que cuando se habla del servicio militar, se hable siempre del caso español, sin darnos cuenta que el servicio militar obligatorio para los hombres sigue existiendo en muchos países. No es algo, por tanto, “que ya pasó” (como nos dicen los catequistas de la corrección política), sino algo que sigue afectando a cientos o miles de millones de hombres.

  23. Pingback: Una definición actualizada de la palabra “feminismo” | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  24. Pingback: ElDiario.es se burla de las críticas por misandria. Otras críticas recibidas | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  25. Pingback: Ucrania impone el servicio militar obligatario (a los varones) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  26. Pepe dijo:

    “Sobre cobrar menos ya hablamos anteriormente, pero que no se preocupe Losantos que las cárceles ya están repletas de hombres.”

    ¿Losantos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s