¿Quién puede criticar al feminismo?

Para la gente de Memes Feministas, sólo quien pertenece a la misma ideología. Voy a dejarles la imagen del meme y la nota que lo acompaña.

Feminismo

Tu opinión, tu opinión, tu opinión… No, querido, tu opinión no es requerida el 100% del tiempo, no nos interesa, calla tu boquita, no nos alecciones, un poco de humildad, anda. Por esta vez, mantente en silencio. No conoces ni a una teórica, ni a un colectivo, ni a una persona feminista (ah, no, que tienes una amiga feminista, lo había olvidado). No sabes nada. Nosotras, en cambio, hemos militado mucho, algunas leído un montón, otras pataleado y reivindicado, otras hemos llorado las opresiones, todas nos levantamos de una manera u otra.

Y tú no tienes ni idea. Que no. Que no me vas a iluminar, que no me interesas. Que te calles. Que estás demasiado cómodo en tu pedestal privilegiado desde el que hablarnos por encima del hombro. Y tu pedestal huele a muerte, a invasión, a dominación.

Mira tú por dónde que tu opinión, machirulo que nada te cuestionas pero que “de todo sabes”, esta vez, no cuenta.

Veamos ahora los problemas que encuentro en este meme. Básicamente dice que quien no es feminista carece de legitimidad para criticar al movimiento porque no lo conoce (algo que, dependiendo de cada caso, no es necesariamente cierto). Los problemas con este planteamiento son básicamente dos:

1. Es imposible hablar de las relaciones de género sin tratar la ideología dominante en este campo (desde el gobierno hasta la calle, pasando por internet y la universidad), que es precisamente el feminismo. Sobretodo cuando este discurso sostiene que las propuestas de género no feministas son represoras, machistas, ignorantes, etc. Es decir, las nuevas perspectivas de género se terminarán enfrentando a las ya existentes, que son feministas. Cuando se habla de género, hablar de feminismo (para bien o para mal) es prácticamente inevitable. Por tanto, aquellos que quieren silenciar a los críticos del feminismo, pretenden silenciar su voz en el debate de las relaciones de género.

2. Es ingenuo pensar que sólo los cristianos pueden criticar el cristianismo, por la misma razón que es ingenuo pensar que sólo los miembros de cualquier ideología (desde el comunismo hasta el fascismo) son los únicos con legitimidad para criticarla. ¿Dirían que sólo los masculinistas pueden criticar al masculinismo? Lo dudo mucho. Si criticamos el feminismo es por la misma razón que muchas personas critican otras ideologías: porque nos afecta. Desde la constante demonización mediática del varón hasta las injusticias legales, nos afecta directa o indirectamente. De modo que sí, podemos legítimamente criticar al feminismo. ¿O acaso alguien que ha sido desahuciado durante la crisis económica (o afectado de cualquier otra manera) no puede criticar al capitalismo porque no comparte la ideología, no conoce a Adam Smith o no ha leído lo suficiente sobre el tema?

Terminada la crítica general, voy a centrarme en varios aspectos del meme que me resultaron llamativos.

Dice: “No conoces ni a una teórica, ni a un colectivo, ni a una persona feminista (ah, no, que tienes una amiga feminista, lo había olvidado). No sabes nada.”

Aquí se da por hecho que quien va a criticar al feminismo es, a priori, un ignorante. Porque obviamente cualquiera que conozca la teoría feminista no estaría criticándola. Por el contrario se habría convencido de sus argumentos.

Dice: “Nosotras, en cambio, hemos militado mucho, algunas leído un montón, otras pataleado y reivindicado, otras hemos llorado las opresiones, todas nos levantamos de una manera u otra.”

Por otra parte, aquí se asume que cada feminista ha hecho una de las cosas en esta lista o todas ellas. Quien critica, sin embargo, no ha leído (y si lo ha hecho, no fue literatura feminista), reivindicado nada, llorado por su opresión, etc. Porque recuerden que los hombres no sufren de opresión.

Dice: “Y tú no tienes ni idea. Que no.”

Por supuesto, la feminista que escribió esto considera que ellas son la última autoridad a la hora de decidir quién sabe de cuestiones de género y quién no. Los demás, como nos dice, no sabemos nada, y tenemos que guardar silencio porque sólo ellas saben.

Dice: “Que estás demasiado cómodo en tu pedestal privilegiado desde el que hablarnos por encima del hombro. Y tu pedestal huele a muerte, a invasión, a dominación.”

Aquí parece claro quién está hablando por encima del hombro a quién. Primero no reconoce la existencia del privilegio femenino. Segundo, parece creer que la muerte, la invasión o la dominación han sido características únicamente masculinas y que las mujeres se mantuvieron al margen de estos procesos, ya que supuestamente no tenían poder de decisión. Hemos visto en múltiples ocasiones que esto es un mito.

Dice: “Mira tú por dónde que tu opinión, machirulo que nada te cuestionas pero que “de todo sabes”, esta vez, no cuenta.”

El insulto, machirulo, es gratuito. También señala que quien critica al feminismo es porque no se cuestiona nada, ya que si lo hiciera inevitablemente se convertiría en feminista o al menos dejaría de criticar.

Decidí comentar este meme (que por cierto encontré en la misma página donde borraron mis comentarios en respuesta a una crítica sobre mi blog) porque me resultó interesante que haya recibido 359 “me gusta” y ningún comentarista criticara el problemático mensaje que contiene.

Esta entrada fue publicada en Feminismo, General, Invisibilidad del sufrimiento masculino. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¿Quién puede criticar al feminismo?

  1. Enric Carbó dijo:

    Llama la atención como un discurso supuestamente de “liberación” (el feminismo) degenere en este *etnocentrismo* arrogante de: “sólo saben y tienen derecho los que pertenecemos a éste grupo”, y sobre todo la aceptación acrítica de este etnocentrismo por el mainstream cultural. Creo que es un reflejo de la cultura de la postmodernidad: el foco puesto en grupos marginados y la vindicación de sus derechos a veces acaba reclamando derechos especiales, como la vigente legislación de género. Para eso se debe insistir en el victimismo y no salir de esa posición (no confundirse aunque gasten esa retórica de “empoderamiento” ). El victimismo (“alguien tiene la culpa de mis problemas, yo no”) se empareja muy bien con la actitud narcisista de “yo soy especial” (“porque pertenezco a un grupo especial, ha sido oprimido -y si un día que deja de serlo yo también dejaré de ser especial”). Bueno, es mi interpretación ante tanta arrogancia y tanta parcialidad

  2. Emilio dijo:

    El feminismo está en viaje de regreso, cómodo en su posición de poder, asentado en argumentos de autoridad, ya no le importa recurrir a todo tipo de falacias y a una épica de autobombo que no se ve más que en sus declaraciones y en su permanente descaro para pretender que protagonizan luchas porque aparecen en la foto. Piden silencio porque copan las tribunas, piden silencio porque saben de lo endeble de un discurso que se deshace en añicos a la primera crítica, piden silencio porque en ese viaje de vuelta se sienten cómodas buscando la invisibilidad.

    La inteligencia siempre prefirió el debate de ideas al “a callar porque yo lo ordeno”. La ciencia, el pensamiento, se construye en un permanente diálogo y debate. Las razones cuando se tienen se exponen, se airean para conocer su resistencia a la crítica. Solo cuando no se tienen es preferible el silencio. El silencio está bien para los cementerios, los hospitales y las iglesias, el silencio lo exigen los predicadores cuando arengan a su rebaño. Donde hay vida, donde hay ideas, donde hay deseo de cambio y de superación ahí florece el debate y la expresión. Dicen que han leído un montón, pero no qué cosas lo componían y bien sabido es, que para hacer uno no hace falta ser muy selectivo.

  3. Alejandro dijo:

    En ese meme hay dos temas que me parece interesante destacar el primero lo habéis comentado ya, el tema del autoritarismo, la superioridad moral. Cualquiera diría que la persona que ha escrito ese mensaje se cree en posesión de la verdad, no busca el dialogo ya que considera a quien no piensa de la misma forma como carente de humanidad y como no merecedor de ningún respeto. Tristemente estos discursos se ven de vez en cuando, generalmente no auguran nada bueno.
    ¿Como una persona, que suponemos que está en una relativa normalidad psicológica, se siente en la libertad de decir esas cosas?, simplemente por que se siente respaldada por el poder. De hecho es posible que este tipo de discursos estén respaldados por el poder.

    • Arturo dijo:

      Perdona Alejandro, pero creo que te equivocas al suponer que esta persona está en una relativa normalidad psicológica. Estos discursos tan “talibanes”, contradictorios y subjetivos, no salen de mentes organizadas. De hecho, estoy convencido de que una característica de las feministas (como individuos, no como movimiento) es que buscan en la política solución a problemas personales que se deben resolver en la consulta de profesionales de la psicología y la sexología. Y he visto muchos casos particulares, suficientes para suponer que representan una característica general.

      • Emilio dijo:

        Yo renunciaría a explicaciones psicologistas, no solo porque quien lo escribe expresa muy bien lo que quiere decir, también por el número de personas que dicen que les gusta. Un discurso como el que esa entrada contiene no solo nos habla de quien lo escribe sino del contexto en el que lo escribe y parece evidente que muy poca gente desea dar la cara por la deriva neofeminista actual y si algunas personas se ven forzadas a hacerlo y lo hacen en el tono que vemos, es porque entienden que algo comienza a moverse y ya somos muchos los que comprobamos que mientras se proclama igualdad lo que se practica es algo bien diferente. La contradicción entre el discurso y los hechos es máxima y de ahí que haya que recurrir a los argumentos de autoridad, la superioridad moral y el tono perdonavidas.

  4. Alejandro dijo:

    Digamos que lo que quería expresar es que aún cuando se nota que tienen algún desequilibrio no están lo suficientemente desequilibradas como para impedirles expresarse de una forma minimamente correcta.

  5. @Arturo

    Acusar de desequilibrio mental a esta gente tampoco nos deja en muy buen lugar a nosotros. Ya saben que soy el primero en criticar lo que dicen, pero si nuestro discurso baja al mismo nivel o más difícilmente podemos clamar superioridad moral.

    • Arturo dijo:

      Tienes razón, se me ha calentado el teclado y me dejé llevar. Realmente todos los casos particulares que he visto solo son eso, casos particulares y no se debe generalizar tan a la ligera. Además aporta poco al debate político de la misma manera que saber que los terroristas suelen ser unos tarados no resuelve el problema del terrorismo.
      Espero ser más comedido para la próxima, y si no lo soy, que me lo hagáis saber.

  6. Alejandro dijo:

    Yo no aspiro a la superioridad moral ni a cambiar nada, a lo que aspiro en este blog es a comprender como funciona el mundo. Ojalá este sitio web sirva de forma de entendimiento para que las personas se lleven mejor, para que haya mas paz. Pero no debemos olvidar que hay mucho entrenamiento mental en lo contrario, que mas pronto que tarde saldrán las emociones perturbadoras, las ideas políticamente incocorrectas y las palabras como burbujas

  7. Jeipi dijo:

    Sea como sea, a este meme le falta una Z bien gorda al final.

    Además de un cambio de género, claro.

  8. Babel dijo:

    Suscribo a los usuarios que han dicho que no hay ningún desequilibrio mental. Hay prepotencia, falta de empatía, AFÁN DE PODER, chulería de quien se sabe impune….
    “Tu opinión, tu opinión, tu opinión… No, querido, tu opinión no es requerida el 100% del tiempo, no nos interesa, calla tu boquita, no nos alecciones, un poco de humildad, anda.”
    Ya sabemos que las feministas nunca aleccionan a nadie, y que se caracterizan por su humildad.
    “Que estás demasiado cómodo en tu pedestal privilegiado desde el que hablarnos por encima del hombro.”
    Comdísimo estoy desde que forzaron mediante el lobby masculinista que a las mujeres se les impongan penas más duras por el mismo delito. Además me permito el lujo de criminalizar a las mujeres por el simple hecho de que me dirijan una mirada.
    A la ideología que defiendo le dan toda clase de subvenciones, y si alguien la critica recibe toda clase de improperios y calumnias. Por lo tanto sí, hablo por encima del hombro desde mi pedestal privilegiado.
    “Mira tú por dónde que tu opinión, machirulo que nada te cuestionas pero que “de todo sabes”, esta vez, no cuenta.”
    Mi género es víctima y punto. No me lo cuestiono. Nunca hace nada malo. La culpa es de las mujeres.
    ” otras pataleado y reivindicado, otras hemos llorado las opresiones, todas nos levantamos de una manera u otra.”
    Yo nunca he llorado ninguna opresión, porque ser hombre es un camino de rosas. Morir en las trincheras, pasar la noche en el calabozo por la palabra de una mujer, morir en accidentes laborales… todo eso son minucias.
    La verdadera opresión es salir a la calle “vestida” con ropa que deja muy poco espacio a la imaginación y que te dirijan miradas libidinosas. Dónde va a parar.

  9. Axel Aquino dijo:

    Miren la verdad me intereso este post y digo lo siguiente concuerdo muchísimo con ustedes y la verdad a veces me siento disgustado con este problema muy espinoso mas ahora con el tema en mi país (Argentina) con el lema “Ni Una Menos”, osea, se tendría que buscar no el poner a la mujer demasiado arriba es como si ellas estuvieran en el pedestal y el hombre esta por debajo, lo cual tampoco le veo sentido es muy habitual en mi país ver mujeres o chicas de corta edad (13,14,15,etc etc) que se vistan de forma bastante provocadora, y después se pregunten los medios de porque paso. El problema no es el hombre solo, no es un “outsider”, sino la sociedad la que oprime tanto a hombres como a mujeres al no dar buenas soluciones, y digo esto porque he conocido casos de hombres golpeados y amenazados por mujeres, y eso es silenciado, y es mas hasta desacreditado poniendo en tela de juicio siempre al hombre y no a la mujer también, es mas si la mujer puede tener poder lo usaría, y el poder corrompe, nos vuelve arrogantes, nos enfrenta y nos separa

    • Debemos tener cuidado al decir a las chicas les pasan cosas porque visten de forma “provocadora”. En muchos casos sucede justo lo contrario: que los agresores buscan a chicas tímidas porque las consideran una presa más fácil, y este tipo de chicas no son las que visten de forma provocadora. Por supuesto eso no quita que haya excepciones, pero creo que ese discurso en particular tenemos que evitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s