Guerra y género: la instigación femenina

El otro día hubo una discusión de género en Facebook donde se citó mi blog. Uno de los comentaristas dijo:

Quisiera que los masculinistas (al menos los de la pagina que nos compartes) aportaran datos históricos de que han sido oprimidos por parte de las mujeres (específicamente de las mujeres), y no se dedicaran a dar contra argumentos repetidos a todo lo que lxs feministas tengan que decir.

El problema es que cuando aporté estos datos históricos con una entrada como Las Plumas Blancas, en otro foro la reacción fue la siguiente:

Que mala es la mujer y esas cosas.

Por una parte, si menciono el papel de las mujeres en la opresión masculina se me acusa de demonizar al sexo femenino. Sin embargo, si no lo hago, se considera que debería hacerlo porque sólo estoy refutando argumentos feministas y no aportando nada (aunque los que han seguido este blog saben que no es así). Lo que se pierde de vista aquí es que el discurso feminista muchas veces invisibiliza o resta importancia a la opresión del varón (cuando no la niega por completo), de modo que una refutación de algunos de sus argumentos es necesaria si queremos sacar a la luz la opresión masculina, su severidad y concienciar a la gente de que es un tema tan importante como la opresión femenina.

En cualquier caso, ya que me han pedido datos históricos de la opresión masculina por parte de las mujeres, voy a presentar unos cuantos más para dejar claro que no se trata de una fantasía. A continuación traduciré un fragmento de la obra War and Gender de Joshua S. Goldstein. El fragmento original puede encontrarse aquí (p.272-274).

Las mujeres son a menudo participantes activos en avergonzar a los varones para incitarlos a que luchen en la guerra. Recordemos las mujeres rusas que durante la I Guerra Mundial tomaron acciones desmedidas para avergonzar a exhaustos soldados y hacer que así lucharan de nuevo (ver p. 73-75) (…).

El uso de la vergüenza por parte de las mujeres para incitar a los hombres a luchar ha sido observado en una [amplia] variedad de escenarios. Antes del golpe militar en Chile de 1973, por ejemplo, las mujeres conservadoras arrojaban maíz a los soldados y se burlaban de ellos llamándolos “gallinas”. Las mujeres apache recibían a los guerreros exitosos con “canciones y regocijo”, pero a los fallidos con “mofas e insultos. Las mujeres se alejaban de ellos con fingida indiferencia y desprecio”. La cobardía e incompetencia por parte de los guerreros Zulues, castigada en tiempos de Shaka con la muerte, ganó más tarde “humillación y desgracia …Las mujeres sentían que todavía era su deber avergonzar a un hombre que no se comportaba con bravura… A veces desnudándose en público para motificar a un hombre que se había comportado mal.” Incluso los guerreros que habían sobrevivido a una feroz batalla donde los zulues habían luchado con increíble bravura y habían perdido, se enfrentaban al bochorno. Las mujeres los ridiculizaban cruelmente (…).

Una vez durante la rebelión Mau Mau, cuando un líder fue encarcelado por las autoridades coloniales, se formó una multitud y varios líderes africanos varones intentaron dispersarla. “Las mujeres se enfurecieron ante la actitud de compromiso masculina. Una mujer expuso sus genitales a los hombres invocando un insulto tradicional que en la cultura kikuyu era “el último recurso de aquellos consumidos por sentimientos de furia, frustración, humillación o venganza”” (Las mujeres !Kung también se burlan de los hombres que se desvían de las normas del grupo utilizando “la exposición de los genitales femeninos… como muestra de falta de respeto”). Apoyada por los aullidos de otras mujeres en la multitud, reprochó a los hombres diciéndoles “tomen mi vestido y denme sus pantalones. Ustedes hombres son unos cobardes… Nuestro líder está ahí. Dejen que vayamos a por él”. Como resultado, la multitud avanzó y la policía dio muerte a 17 hombres y 4 mujeres.

Éste es un repaso muy general de una actitud que puede encontrarse en numerosas culturas. En el futuro trataremos casos particulares como el de Chile antes del golpe militar.

Como he dicho numerosas veces el poder femenino no está codificado como la autoridad masculina, pero su existencia está fuera de toda duda. Del mismo modo, ese poder se ha empleado también para oprimir al varón, como ocurrió en la Campaña de las Plumas Blancas o en los ejemplos anteriormente citados. Una vez más, que esta opresión no se haya codificado en una ley tampoco la hace menos real e incluso menos sistemática.

Por otra parte, parece claro que las mujeres han sido, igual que los hombres, promotoras, defensoras e incluso encargadas de asegurar el cumplimiento de las reglas en el sistema de género tradicional, especialmente en lo que respecta a los hombres.  Incluso hoy expresiones como “compórtate como un hombre” siguen siendo utilizadas por mujeres (y hombres) para que los varones actúen como el sistema de género, y esas personas, esperan de ellos.

Nota. Poco antes de publicar esta entrada he comprobado que los tres comentarios que dejé en la discusión de Facebook donde criticaban mi blog han sido borrados (por los administradores, imagino). Y puedo asegurar que no dije nada ofensivo, sólo me defendí como hice en esta entrada. En fin…

Esta entrada fue publicada en Desechabilidad masculina, General, Guerra, Historia, Masculinismo, Poder femenino, Quién se beneficia de tu hombría, Relaciones de poder, Roles de género, Tradicionalismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

132 respuestas a Guerra y género: la instigación femenina

  1. Isidro dijo:

    Carlos, voy a aprovechar esta entrada para explicar que los hombres sufren mucha más violencia de “género” que las mujeres. Además, a Sandra le dije que explicaría por qué la violencia que un oficial ejerce contra un soldado puede considerarse violencia de “género”, y a eso voy. No quiero exponer aquí mi visión biologicista porque, en gran medida y a efectos prácticos, es indiferente al caso. En definitiva, si la expusiera, intentaría aportar pruebas de que la opresión que los hombres sufren a manos de sus mujeres es tan natural como respirar, y por eso mismo, pese a la supuesta infinidad de culturas, podemos encontrar esa opresión en todas las sociedades y todas las épocas.
    Bien, a lo que voy. Las feministas entienden por violencia de “género” la violencia que los hombres (algunos hombres) ejercen contra la mujer por el hecho de ser mujeres, especialmente en las relaciones de pareja. Como bien sabes, la violencia que algunas mujeres ejercen contra algunos hombres no es denominada “de género”; es una violencia sin apellidos, individual, sin conexión con ninguna suerte de ideología “estructural”. Pero lo cierto es que no es así, y se nos hace necesario ampliar nuestra visión sobre el asunto. Veámoslo: Es evidente que la violencia que sufre un soldado que vaya obligado a la mili o a la guerra y reciba malos tratos de un oficial, es también violencia de “género”. Las feministas dirán que, en todo caso, es una violencia machista o una violencia clasista, y que las mujeres no tienen nada que ver con ello. Pero no es cierto. Tal y como tú mismo estás demostrando, las mujeres suelen apoyar la organización social que asigna a los hombres el papel de defensores del territorio, y suelen estimular o presionar a los hombres para que guerreen cuando creen estar en peligro o necesitan más recursos para sobrevivir o vivir mejor. O pueden votar al presidente más belicista, etc. Por tanto, el soldado que es castigado por su oficial está sufriendo violencia de “género”: la sufre por ser hombre; está ahí, en ese lugar, por ser hombre. Si fuera mujer, ni siquiera estaría ahí. Y, de estarlo, seguramente no estaría sometida a la misma presión que sus compañeros. Aquí, en España, las feministas han apoyado el servicio militar obligatorio solo para los hombres, de modo que todas las penurias, sufrimientos y tribulaciones que sufra un varón reclutado a la fuerza para hacer la mili o ir a la guerra, es violencia de “género”. Esa violencia la aplica directamente el hombre contra otro hombre, pero con el beneplácito, la presión y la complicidad de las mujeres. La violencia que esas mujeres (y esas feministas) ejercen contra los hombres es, además, ruin y cobarde (si es que las mujeres pueden ser cobardes, que parece que no), puesto que la encomiendan a terceros (a otros hombres), de suerte que ellas no tuvieran nada que ver con esa violencia.
    Podríamos extender esa violencia de la mujer al hombre a todas aquellas actividades o profesiones que sólo realizan los hombres por ser hombres. Aquéllas en las que se requiere, vulgarmente hablando, cojones: cazar, pescar en alta mar, construir grandes edificios, manejar maquinaria pesada y peligrosa, rescatar a personas en apuros, vigilar propiedades o personas, etc. Por tanto, el número total de hombres que sufren violencia de “género” (violencia por culpa también de las mujeres) supera con creces a la que puedan sufrir ellas.

    • Kuxille dijo:

      Nunca nadie ha dicho que no haya mujeres machistas , ni mujeres que apoyen el patriarcado etc.

      “Aquí, en España, las feministas han apoyado el servicio militar obligatorio solo para los hombres, de modo que todas las penurias, sufrimientos y tribulaciones que sufra un varón reclutado a la fuerza para hacer la mili o ir a la guerra, es violencia de “género”.”

      No puedes decir una afirmación tan seria sin demostrarlo. Desmuestramelo.

      Tiene gracia que te quejes de todas esas profesiones que haga el varón mayormente cuando es el feminismo el que ha apoyado que la mujer acceda a dichos trabajos que estaban prohibidos para ellas. Mientras que han sido las personas machistas las que han declarado siempre que las mujeres son incapaces de realizarlas.

      En conclusión el feminismo ha favorecido a los varones.

      No me vengas diciendo que las feministas actualmente prefieren luchar por alcanar puesto de poder (del bueno).Evidentemente cualquier persona prefiere lo mejor a lo peor .Y además últimamente solo miran por las burguesas.

      ¡Ah! No se me olvida contestarte los mensajes pendientes , dame unos días.

      • @Kuxille

        Siento entrometerme.

        Dices: “Tiene gracia que te quejes de todas esas profesiones que haga el varón mayormente cuando es el feminismo el que ha apoyado que la mujer acceda a dichos trabajos que estaban prohibidos para ellas. Mientras que han sido las personas machistas las que han declarado siempre que las mujeres son incapaces de realizarlas. En conclusión el feminismo ha favorecido a los varones.”

        Las muertes laborales siguen siendo mayoritariamente masculinas (entre el 90% y el 97%, dependiendo del país). Y la discriminación laboral hacia la mujer es insuficiente para explicar una cifra tan abrumadora, pues dudo que los hombres protejan más esos trabajos que la abogacía o la medicina, donde hay bastantes mujeres y cada día más. En algunos países como Brasil parece que podrían ser mayoría.

        http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil/2013/08/las-mujeres-empiezan-a-dominar-la-medicina-en-brasil.html

        Los trabajos que matan a los hombres son difícilmente aquellos donde el feminismo tenía el punto de mira, o habría más presión en este sentido. Por el momento el discurso más repetido es que no hay paridad en puestos directivos de las empresas y cosas así. No he escuchado nada similar sobre el trabajo en las alcantarillas, por ejemplo. Tampoco he visto que el feminismo, con los recursos que tiene, haya estudiado la cantidad de solicitudes que las mujeres han hecho a este tipo de trabajos vs las solicitudes masculinas y cuál ha sido el resultado. El discurso, quizá inconsciente, es que ésas son labores que los hombres deben prestar a la sociedad.

        Dices: “Nunca nadie ha dicho que no haya mujeres machistas , ni mujeres que apoyen el patriarcado etc.”

        Pero no se dice que históricamente han sido la mayoría, y tampoco se menciona el papel que han tenido (y tienen) en la opresión del varón. La demonización del hombre que abandera el feminismo y su categorización como opresor tampoco puede decirse que sea precisamente liberadora para el varón. Es decir, un segmento de las mujeres no conservadoras contribuye con lo suyo.

      • Kuxille dijo:

        Carlos , no me hagas esto , ya tengo un montón de contestaciones pendientes …

        La idea de que la mujer acceda a profesiones tradicionalmente masculinas es una idea nacida en el movimiento feminista. Desgraciadamente , si que noto que actualmente las personas que militan o escriben en grupos feministas pertenecen a una clase acomodada (cosa que me disgusta muchísimo , por ejemplo hace unos meses apareció un articulo en Pikara Magazine titulado “¿Es feminista tener criada?” imagino que el articulo no estaría dirigido a la clase obrera ¿no?) , por tanto el Feminismo Estatal Español dirige sus fuerzas hacia la igualdad en la clase alta, media-alta ,sin embargo eso no quita que haya acciones a favor de que las niñas y mujeres elijan profesiones más peligrosas :

        http://eldia.es/2002-10-10/vivir/vivir13.htm

        http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—gender/documents/publication/wcms_098097.pdf

        Chile:
        http://www.dt.gob.cl/1601/simple-article-100411.html

        Por otra parte , no se puede decir que los varones/la sociedad hayan visto con buenos ojos a las primeras fontaneras , electricistas, albañilas.

        En Mexico
        http://www.forbes.com.mx/sites/mujeres-mineras-quien-extrana-a-los-machos/

        Aún cuando las mujeres fueran contratadas en trabajos masculinos y peligrosos (decisión que sería tomada mayormente por el patronazgo , que es abrumarodamente masculino ) haría falta un cambio social feminista y ¿acaso no es el feminismo el defiende que no haya juguetes de chicos y juguetes de chicas?

        Todos (con O porque me refiero a Isidro , Emilio , tú) ¿por qué el “masculinismo” (¿mezclado con machismo a veces?) , no se convierte en un movimiento constructivo , en vez de ser como es un movimiento destructivo que colabora en ese 90% de muertes laborales masculinas?

      • @Kuxille

        Dices: “Carlos, no me hagas esto , ya tengo un montón de contestaciones pendientes…”.

        Para compensar voy a aprobarte todos los comentarios hoy, que son más de tres. Ahora te pido que si tenías comentarios pendientes de responder en otra entrada, no empieces otro frente en una nueva como ésta, porque si no esto es lo que termina ocurriendo. En cualquier caso también voy a pedir que no se añadan comentaristas adicionales a las discusiones que tienes conmigo y con Isidro, para que sea más justo.

        De los cuatro enlaces que has enviado el segundo no me funciona, pero creo que me hago a la idea. Las iniciativas de promover este tipo de trabajos entre las mujeres me parece excelente, y en esto el feminismo tendría todo mi apoyo. Por el momento, sin embargo, el discurso feminista y sus iniciativas han tenido mucho más éxito y voluntad en la obtención por parte de las mujeres de puestos como el de médico o abogado (si contar las cuotas para puestos políticos, directivos en las empresas, esto último en Noruega). La contraposición entre estos campos y la abrumadora mortandad masculina en el trabajo no dejan lugar a dudas.

        El enlace que me has pasado sobre México habla mucho del problema del machismo. Sin embargo, no ofrece ningún ejemplo de mujeres que hayan sido mal vistas por sus compañeros o superiores. Lo que sí he leído es:

        Marielena Caro Sapien, coordinadora de Relaciones con la Comunidad de minera Penmont, reconoce que, en La Herradura, la maternidad de las empleadas ha sido un factor en contra. “Hubo una época en la que renunciaron muchas chicas para dedicarse a ser madres. Se casan y después de un tiempo deciden irse”.

        Y también:

        Minera Penmont facilita las condiciones de trabajo a las mujeres que son madres. Cuando Genoveva Frasquillo estuvo embarazada, se dedicó a trabajo administrativo y su salud era vigilada por el médico interno. Sin embargo, aún no se llega a la flexibilidad en los horarios, que podría disminuir la rotación de personal femenino que es requerido por sus esposos para dedicarse al cuidado de sus hijos. Luna Bocanegra, líder de mina en la sección Centauro Dipolos, considera inviable dar mayores facilidades. “Tendríamos que montar toda infraestructura y logística para ellas”.

        Puedes considerar esto sexismo, pero creo que si fueran los hombres quienes pidieran la misma flexibilidad de horario se enfrentarían a los mismos problemas. Y con esto no digo que no se deban flexibilizar, sólo que el empresario mirará por sus intereses seas hombre o mujer.
        También en el caso de México, cuando los hombres se quedan en casa para que sus mujeres trabajen, se les llama despectivamente “mantenidos” y hasta hacen leyes contra ellos.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2013/03/23/la-ley-antimantenidos-en-ciudad-de-mexico/

        Dices: “Todos (con O porque me refiero a Isidro , Emilio , tú) ¿por qué el “masculinismo” (¿mezclado con machismo a veces?) , no se convierte en un movimiento constructivo , en vez de ser como es un movimiento destructivo que colabora en ese 90% de muertes laborales masculinas?”

        No puedo hablar por Isidro (que no se considera masculinista) o Emilio (que no sé si se considera), pero lo haré por mí.

        Que digas que el masculinismo colabora en las muertes laborales masculinas es una calumnia descomunal. Máxime cuando en este blog se pone de relieve el carácter de género de esta estadística, algo que el feminismo no ha hecho jamás con todos sus recursos y larga historia. El resto de la sociedad, por su parte, lo clasifica como un problema laboral (que también, principalmente pero no exclusivamente) y no repara en el aspecto de género. Aquí hacemos lo que podemos: concienciar a la gente de esta desigualdad y del doble estándar actual que existe hacia los hombres, para que si escoge un trabajo arriesgado lo haga libre de presiones y expectativas sociales.

        En cuanto a ser un movimiento destructivo, si con esto te refieres a la crítica al feminismo, ya lo expliqué al principio. Es difícil discutir la opresión masculina y situarla al mismo nivel que la femenina cuando el discurso de género dominante (el feminismo) repite una y otra vez que no es así y que de hecho el hombre es el único opresor.

        El masculinismo hace lo que puede con los recursos que tiene. Como ya dije, somos particulares que dedicamos nuestro tiempo libre, sin apoyo institucional o académico. Lo mejor que podemos hacer ahora mismo es concienciar a la gente de estos problemas y favorecer un cambio de mentalidades. Cuando se haya dado ese paso (que apenas estamos empezando a dar) quizá se puedan hacer más cosas. Pero es difícil mientras el discurso dominante siga siendo el que es, lo cual nos lleva al párrafo anterior.

      • Isidro dijo:

        Kuxille:
        Dices:
        “No puedes decir una afirmación tan seria sin demostrarlo. Desmuestramelo”

        Kuxille, todo el bloque feminista del partido socialista durante la legislación de Zapatero apoyó el servicio militar obligatorio para los varones. Y legislaron para dar “muerte civil” al varón insumiso. La rabiosamente feminista Teresa Fernádez de la Vega condenó al varón que se hacía insumiso por razones de conciencia. Para esta señora la conciencia nunca ha tenido ningún valor frente la omnipresente Estado.
        http://www.lasemana.es/opinion/noticia.php?cod=11773

        Para de la Vega la insumisión siempre fue un delito. Según sus propias palabras:
        “Aunque la insumisión sigue siendo un delito, la idea es no utilizar para sancionarla la pena de privación de libertad, porque la rehabilitación no se cumpliría en este caso.

        Trascribo un párrafo del enlace que abajo dejo:
        “El proyecto del NUEVO código penal, aprobado por el consejo de ministros para ser enviado a las Cortes (22- VII- 1994), no incluye la pena de privación de libertad para sancionar la insumisión.
        Otras formas de sanción previstas en el nuevo proyecto del Código Penal. El aludido proyecto del nuevo Código Penal, al suprimir las penas privativas de libertad, introduce otro tipo de sanciones como la inhabilitación para ocupar cargos públicos por un periodo de tiempo o para trabajar en el sector público.
        En concreto, el proyecto del nuevo Código Penal orienta la posible sanción en
        tres aspectos:
        1) Pena de inhabilitación absoluta, incluyendo cualquier empleo o cargo en las
        administraciones, entidades públicas (estatales, autonómicas y locales) o sus
        organismos autónomos, por tiempo de 10 a 14 años.
        2) Multas de 72.000 a 140.000 pesetas o de 600.000 a 36 millones según la fortun
        del condenado.
        3) Privación de los derechos a conducir vehículos a motor y a la tenencia y porte
        de armas por tiempo de 8 a 10 años.”

        Dime, por favor: ¿Esto es lo que tú entiendes por favorecer al hombre? Pues déjame que te pida, que te ruegue, que no nos ayudéis tanto. Con amigos así, ¿quién necesita enemigos?

        https://www.fuhem.es/media/cdv/file/biblioteca/Boletin_ECOS/23/FUHEM/Insumision_perspectiva_etica_M.Vidal.pdf

        Dices:
        “Tiene gracia que te quejes de todas esas profesiones que haga el varón mayormente cuando es el feminismo el que ha apoyado que la mujer acceda a dichos trabajos que estaban prohibidos para ellas. Mientras que han sido las personas machistas las que han declarado siempre que las mujeres son incapaces de realizarlas.”

        No es cierto. ¿Cuándo el feminismo ha apoyado que la mujer hiciera el servicio militar obligatorio? Lo que el feminismo ha hecho, como ya te he demostrado, es o bien obligar al varón a hacer la mili, castigando severamente al insumiso, o bien reivindicar el derecho a trabajar de soldado profesional, nada más. Sólo cuando el trabajo militar ha sido una opción profesional más, susceptible de escogerse o no, han pujado las feministas por el derecho de las mujeres a realizarlo. En vista de todas estas pruebas, ¿tendrías, por así decirlo, el desparpajo de seguir afirmando que el feminismo ha mirado por el bien del varón?
        ¿Ha valido de algo que te haya demostrado cuál ha sido y es la “ayuda” que los varones recibimos del feminismo? Espero que sí.

        Por lo demás, la confusión del discurso feminista es tremenda (y de esa confusión se vale). Porque, la verdad, quisiera yo saber cuál es la genuina reivindicación feminista en estas cuestiones.
        ¿El antimilitarismo? Seguro que sí, que hay muchas mujeres que acusan al hombre de belicoso y de ser culpable de las guerras.
        ¿El derecho de las mujeres a trabajar (y ser remuneradas, claro) de soldado junto a los hombres? Pues también.
        Es decir, tan feminista es el antimilitarismo como la reivindicación de que las mujeres también deben poder vivir de guerrear. Así cualquiera.

      • @Isidro

        Al haber ya publicado tres, tu otro comentario será publicado mañana.

      • Kuxille dijo:

        Antes que nada , te advierto ,que este es el último comentario que te respondo con tachones de Carlos , es decir con agresiones más o menos encubiertas .

        Gracias por hacerme de notar que haya utilizado el lenguaje de una manera sexista .Debería haber escrito los y las socialistas .Si escribí las feministas , fue con el afán de repetir tus propias palabras , pero lo correcto es decir los y las feministas .De todas maneras , si deseas aprender a escribir de manera no sexista (cosa que debería ser obligatorio por claridad en los textos históricos) te recomiendo

        http://portal.uned.es/pls/portal/docs/PAGE/UNED_MAIN/LAUNIVERSIDAD/VICERRECTORADOS/GERENCIA/OFICINA_IGUALDAD/GUIA_LENGUAJE.PDF

        En cuanto a la mili , no estoy de acuerdo con su obligatoriedad.Pero niego que se trate de un problema de género , puesto que su finalidad no eran el dominio por parte de las mujeres hacia los varones. Para que fuera de género , debiera haber una ginocracia. Un sistema en el que el mayor poder y autoridad fueran ejercido en su mayoría por mujeres.Por otra parte , imagino que tú utilizas el masculino genérico , es incorrecto por tu parte decir LAS feministas porque también hay varones feministas y si eres coherente con las reglas ortográficas que utilizas, deberías decir los feministas. Así pues declaro que no estoy de acuerdo con la política que realizó el PSOE en el aspecto militar.Sin embargo me alegro que al menos redujese el tiempo de mili.Fuente :

        http://www.avile.es/noticias-todas/36-noticias-avile/125-el-servicio-militar-obligatorio-espanol

        Lo cierto es que tengo la sensación que el PSOE es un estorbo para el movimiento obrero y para el feminismo, más que una ayuda (por algo se escindió dando lugar al PCE).La verdad es que el Partido Socialista Obrero Español , ni es socialista ni es obrero.Y feminista …pfff aunque ha conseguido beneficios para varones y mujeres en materia de igualdad de género tiene muchos fallos derivados de una perspectiva burguesa.

        Dices :

        “Cuando me aleccionas (o crees aleccionarme) sobre la división interna del feminismo ¿lo haces para poder seguir manteniendo (contra viento y marea) que el feminismo favorece al varón? ”

        Para saber que hay muchas ramas del feminismo , lo disimulas muy bien , al igual que disimulas saber que cada mujer es distinta y única .Y sí , sigo manteniendo que el feminismo favorece también al varón.Es que si no favorece tanto al varón como a la mujer no es feminismo , sino hembrismo o machismo .A no ser que consideres que quitarle los privilegios a un grupo social es perjudicar la igualdad.

        Dices:

        “Quien pide ahora demostraciones soy yo. Demuestra que el feminismo institucional y con poder de decisión política (porque, Kuxille, éste es el que nos interesa, y no el que una mujer de aquí o allá pueda profesar personalmente) actúa en favor del varón; y demuestra que cuando hace algo bueno por el hombre no se esconde un interés paralelo para la mujer.”

        En primer lugar , no tendría la obligación de demostrarte nada , puesto que yo declaré que el feminismo beneficia a los varones , no nombré a ninguno en específico .Y creo que te estás tomando el privilegio de decidir tú solito cuál es el feminismo que NOS interesa.Teniendo en cuenta que el varón tiene la posición privilegiada oficial , legal , estatal , nominal , indudablemente tanto por el feminismo como por este blog , (ya que hasta la fecha , Carlos no ha negado que la autoridad reglada estuviera compuesta por varones porque todo los ejemplos que nos han dado de “poder femenino ” con el que puedo estar más o menos de acuerdo han sido no-oficiales) es de mala leche pedir medidas en donde el varón es privilegiado. Aún así el PSOE aumentó el permiso de paternidad , de 3 a 15 días y a nivel europeo se prohibió que los varones tuviesen que pagar más en su seguro de coche por ser varones que las mujeres .

        En cambio , precisamente , en donde es perjudicado el varón , es en las consecuencias negativas , que son sociales , que conllevan los privilegios.Bajos este aspecto te paso ejemplo de textos de personas feministas beneficiosos para el varón.

        – Artículo en la revista Píkara Magazine, sobre la dificultad de decir “no” de los varones, en las relaciones sexuales, por miedo a quedar como bichos raros, ya que el mandato social para los es que siempre tenemos que estar disponibles.
        http://www.pikaramagazine.com/2011/06/la-dificultad-de-decir-no-afinando-el-organo/

        – Página Voces de hombres por la igualdad, editado por los pro-feministas José Ángel Lozoya y José María Bedoya, y editado por Chema Espada, y en donde podemos encontrar temas como El fracaso escolar tiene cara de chico, Maculinidad y paternidad o La salud de los hombres, entre otros. http://vocesdehombres.wordpress.com/

        – En Basta de Sexismo, podemos encontrar temas sobre varones violados (http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2009/02/hombres-violados.html), sobre cómo el feminismo no fomenta la guerra de sexos, sino que nos muestra que el sexismo es un sistema en donde los varones también padecen sus problemas (http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2009/11/guerra-de-sexos-el-sexismo-como-sistema.html), o sobre cómo la oxitocina también está en los padres (http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2011/03/la-oxitocina-tambien-en-los-papas.html).

        – En Los que vamos contra corriente, podemos aprender las obligaciones de los príncipes Disney (http://losquevamoscontracorriente.blogspot.com.es/2011/02/el-principe.html),

        – La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), lucha por un permiso por paternidad y maternidad iguales, intransferibles, obligatorios y remunerados.
        http://www.igualeseintransferibles.org/

        Y :http://esceptica.org/2013/11/19/machos-mijos/

        De todos modos, como hablas de feminismo institucional , te daré mi opinión. Siempre me he manifestado en contra del feminismo institucional. No por feminista, sino por su carácter burgués. Tiene cosas buenas tanto para varones y mujeres, pero tampoco nos traerá todo lo bueno que el feminismo nos daría, porque implicaría un ataque al gobierno y al poder.

        Te muestro ejemplos:

        Directamente, se han tomado medidas en los varones como la coeducación, el análisis de las masculinidades, la visualización del fracaso escolar masculino, el permiso de paternidad… E indirectamente, al promoverse educativamente que las mujeres tengan paridad en puestos dominados por varones o que nosotras tengamos la obligación de pagar por igual en el seguro del coche, se beneficia a los varones al no mostrarlo como trabajador exclusivamente apto en puestos más peligrosos y como proveedor principal.

        Finalmente me gustaría que reflexionaras con el testimonio de tres varones feministas.

        http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/la-peligrosa-ideologia-del-genero-y-el-feminismo-radical/

        http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2012/11/algunos-beneficios-de-la-coeducacion.html

        http://episcophagus.blogspot.com.es/2013/11/porque-soy-feminista-i-primeros-pasos.html

        Me hubiera gustado que este comentario fuera más largo pero la verdad es que me he dado una buena tunda escribiendo y me tomaré unas pequeñas vacaciones en este blog.

      • Isidro dijo:

        Carlos, si crees que he agredido de forma encubierta a esta señora, soy yo el que, sintiéndolo mucho, anuncio mi retirada de este blog. Doy por supuesto que le das la razón a Kuxille, pues no veo que le hayas tachado semejante acusación. No hice otra cosa que señalar lo que me pareció, a ojos vista, un intento de desviar la atención. Yo podría estar equivocado, pero de ahí a creer que eso constituye una agresión, media un abismo.Las extrema susceptibilidad femenina me la conozco demasiado bien. No creo que debamos darle pábulo. Incluso aunque pudiéramos convenir que entré en lo personal, no veo que a eso se le pueda llamar agresión.

        Saludos.

      • Creo que aquí hubo un malentendido. Las palabras de Kuxille son las que son, pero como estamos internet no las tomé literalmente, sino que pensé que se refería a que partes de tu comentario eran innecesariamente agresivas. Esto último sí lo creo, pero no, no pienso que hayas agredido a Kuxille. Odiaría perder a uno de mis mejores comentaristas. Quizá esté en desacuerdo con la forma en ocasiones, pero la mayor parte de las veces estoy de acuerdo con el fondo.

      • Isidro dijo:

        Carlos,
        pienso que debería ser Kuxille quien aclarara la intención y el significado últimos de su acusación. No obstante, me doy por conforme con tu pública aclaración. Huelga decir que yo también odiaría tener que abandonar tu blog, excepcional por muchas razones. Por lo demás, mi opinión es que en toda discusión racional debe existir el derecho (y si se me apura, la obligación) de señalar y denunciar las trampas y subterfugios que alguien (sea quien sea, obviamente) esté cometiendo. Las feministas vician sus discursos de falacias y utilizan tantas varas de medir como estiman convenientes a sus intereses, al punto que, diría, es lo más característico y notorio de esos discurso. Bien, por mi parte, cuestión zanjada.

        Kuxille,

        Dices:
        “Gracias por hacerme de notar que haya utilizado el lenguaje de una manera sexista .Debería haber escrito los y las socialistas .Si escribí las feministas , fue con el afán de repetir tus propias palabras , pero lo correcto es decir los y las feministas .De todas maneras , si deseas aprender a escribir de manera no sexista (cosa que debería ser obligatorio por claridad en los textos históricos) te recomiendo”

        Lo que yo señalé es que, cuando de quien estábamos hablando era, en especial, de las feministas socialistas (de la Vega, que impulsó la reforma del Código Penal y demás diputadas), tú preferiste referirte a lo que habían hecho “los socialistas”, soslayando tanto la expresión “las feministas socialistas” como las “socialistas”. Yo diría que te interesó el uso del genérico. Aquí, precisamente aquí, hay que evitar el génerico (que abarca a los dos géneros gramaticales) por la sencilla razón de que no viene al caso incluir a los socialistas varones. ¿Por qué no? Porque, aunque su apoyo a la ideología feminista es determinante, ellos no son otra cosa que mandados y subalternos, y no tienen poder para imponer decisiones políticas que no sean del agrado de sus compañeras. Ellos son el epifenómeno, el satélite que gira en torno a un planeta; poco más o menos que perritos falderos que hacen la gracieta y miran a su ama en espera de aprobación y aplauso. No hace mucho, un diputado del PP, en un demagógico y patético intento de arrancar el aplauso de las feministas, aseveró algo así como que se haría lo posible para que “a esos hijos de puta” (los maltratadores de mujeres) no les quedara ganas de reincidir. Como era de esperar, recibió la amonestación de las feministas por haber empleado la “machista” expresión “hijo de puta”. (Una expresión que, por cierto, ni es machista ni nada por el estilo, pero esta es otra historia). ¿Habrá alguien que crea que son los feministas varones quienes cortan el bacalao en todo esto?

        dices:
        Por otra parte , imagino que tú utilizas el masculino genérico , es incorrecto por tu parte decir LAS feministas porque también hay varones feministas y si eres coherente con las reglas ortográficas que utilizas, deberías decir los feministas.

        Utilizo el masculino genérico, pero no aquí por las razones que te he expuesto: no tiene interés lo que ellos piensen o digan. Son subalternos de ellas en estas cuestiones. Si uno dice, por ejemplo, “los feministas aprobaron una ley para dar muerte civil a los insumisos”, da a entender que los feministas masculinos pintan algo en la promulgación de tal ley, o que pintan a partes iguales, y no es así. Fue María Teresa Fernández de la Vega la señora que dio forma a la nueva ley contra los insumisos. Para comprender correctamente la realidad de que estamos hablando hay que echar mano de la fórmula lingüística que mejor informe de la realidad. ¿Tú, dirías, por ejemplo, “los leones se dedican a cazar”? Incluso aunque haya casos en que el león macho cace o ayude a cazar algunas presas, lo correcto (lo que informa de la realidad) sería decir “las leonas cazan” (y si se quiere mayor precisión, añadir luego que, de forma excepcional, también cazan los machos). Así pues, hay que recurrir al género marcado (el femenino) en estos casos: los varones no pintan nada aquí. Fuiste tú, por tanto, quien se desvió de las normas gramaticales en las que crees. No veo por qué tienes que albergar el “afán de repetir” mis palabras si las crees incorrectas. Yo, desde luego, no albergaré jamás el afán de repetir aquello de los y las feministas (o lo que sea).
        Y gracias por tu deseo de aleccionarme sobre la gramática correcta, pero no creo que puedas. La lengua correcta (la que defienden y explican los académicos) no atenta contra la mujer, ni es machista ni nada por el estilo. Podemos hablar de esto en otro momento si lo deseas.

        Dices:
        “En cuanto a la mili , no estoy de acuerdo con su obligatoriedad.Pero niego que se trate de un problema de género , puesto que su finalidad no eran el dominio por parte de las mujeres hacia los varones. Para que fuera de género , debiera haber una ginocracia. Un sistema en el que el mayor poder y autoridad fueran ejercido en su mayoría por mujeres.”

        1) Si no se trata de un problema de género, si se puede ser feminista y, al tiempo, partidario de la mili obligatoria para los varones, ya me explicarás por qué te indignaste cuando yo afirmé que las feministas de este país han apoyado el servicio militar obligatorio solo para los hombres, y por qué me pediste que demostrara una afirmación “tan seria”. Por tu reacción se diría que eso que dije es incompatible con el feminismo.
        2) Si las feministas podéis mostraros indiferentes y sin perder vuestra identidad de feministas, al hecho de que los varones (solo ellos) sufran la mili y las atrocidades de la trinchera, ¿cómo te atreves a afirmar que el feminismo tiene por objeto beneficiar también al varón?
        3) ¿De verdad crees que la obligatoriedad del servicio militar para los varones no implica un dominio de las mujeres respecto de los varones? No es así. La finalidad de la ley que hicieron y aprobaron las feministas era la que los hombres protegieran a las mujeres con sus cuerpos y sus vidas. Si eso no es dominar al varón, no sé que lo pueda ser. Pero mira, por mí, perfecto. Por mí, que se instaure aquí una (mayor) ginocracia, pero que sean las mujeres las que vayan forzosamente a la mili y la guerra. Eso, según tu propia lógica, no significará que las mujeres estén sometidas a los varones en ningún sentido relevante.

        “Para que fuera de género , debiera haber una ginocracia. Un sistema en el que el mayor poder y autoridad fueran ejercido en su mayoría por mujeres.”

        Aun suponiendo que no vivamos en una ginocracia, tu razonamiento deja mucho que desear. Me estás diciendo que para que la mili obligatoria para los varones tuviera algo que ver con el feminismo debería haber una ginocracia. 1) Hasta donde yo sé, las mujeres de este país pueden elegir a los políticos que mejor les representen. Si eligieron el socialismo, eligieron el feminismo, pues el socialismo se declara feminista (y tú misma adviertes que es un feminismo menos auténtico que cualesquiera otros). 2) Te recuerdo que algún poder tendrían María Teresa Fernández de la Vega cuando tuvo la potestad de cambiar el Código Penal a su antojo; y algún poder las diputadas de su partido cuando dieron su aprobación al engendro parido por de la Vega. 3) ¿No es un problema de género porque, según tú, no vivimos en una ginocracia? ¿Por esa razón puede lavarse las manos el feminismo? En tal caso, el sicario que trabajara para un rico mafioso podría quedar exento de toda culpa. 4) Es un problema de género desde el momento en que el feminismo (y las mujeres) dan por buena la mili para hombres, o cuando hacen uso de los recursos que los hombres conquistan en las guerras. La complicidad es clara. 5) No se negaron las feministas con poder a la perpetuación de ese agravio para los varones que era la mili obligatoria. No, no. Al revés. Ya sabes lo que hizo de la Vega.

        Dices:
        “Para saber que hay muchas ramas del feminismo , lo disimulas muy bien , al igual que disimulas saber que cada mujer es distinta y única .Y sí , sigo manteniendo que el feminismo favorece también al varón.Es que si no favorece tanto al varón como a la mujer no es feminismo , sino hembrismo o machismo .A no ser que consideres que quitarle los privilegios a un grupo social es perjudicar la igualdad.”

        Querrás decir, en todo caso, que la intención de algunas versiones del feminismo es favorecer al varón, porque, hombre, si me estás diciendo que las mujeres no son culpables de la mili que sufrieron los hombres (ni siquiera a partir del 94/96 del siglo pasado) por aquello de que carecen de poder y autoridad, ¿cómo han podido favorecer al hombre? Si vivimos, según se deduce de tus palabras, en un patriarcado que priva a las mujeres de poder y autoridad, ¿cómo ha podido el feminismo favorecer al varón o a la misma mujer? Para mí es un misterio.

        “Cada mujer es distinta y única”. Vaya, qué descubrimiento. Eso nos lleva a la conclusión de que es imposible hablar de la mujer en general o el feminismo en general. No hay rasgos comunes a todas las mujeres o todos los feminismo. Es decir, no existe la mujer o el feminismo. Un poco de Platón no te vendría mal, creo yo. Cuando vas al médico, éste no espera que seas exactamente igual a todas las demás mujeres, pero espera ver más semejanzas que diferencias. De lo contrario, no existiría la medicina general. Ni la psicología. ¿Podemos, entonces, según tus palabras, hablar de maltrato a la mujer? Si cada una es distinta a las demás en el sentido en que tú lo dices, no podemos: lo que una consideraría maltrato, otra consideraría caricia. El relativismo no va a ningún lado (aunque siempre esté presente).

        “Es que si no favorece tanto al varón como a la mujer no es feminismo , sino hembrismo o machismo”
        En tal caso, el masculinismo persigue lo mismo que el feminismo: favorecer a hombres y mujeres. Uno de los dos sobra, ¿no?

        “A no ser que consideres que quitarle los privilegios a un grupo social es perjudicar la igualdad.”

        Si te refieres a quitarle los privilegios al varón, están dando por hecho lo que te toca demostrar. Y si los hombres tienen alguno, también tienen los suyos las mujeres.

        “En primer lugar , no tendría la obligación de demostrarte nada , puesto que yo declaré que el feminismo beneficia a los varones , no nombré a ninguno en específico”

        Sí tienes la obligación si algún valor le concedes a la lógica más elemental. Si tú sabes que hay específicos feminismos que no benefician al hombre, no puedes afirmar que el feminismo favorece al varón. Feminismo es lo que profesan las socialistas españolas, y si ese feminismo machaca al varón, el feminismo no siempre favorece al varón. De hecho, nunca o casi nunca.

        “Y creo que te estás tomando el privilegio de decidir tú solito cuál es el feminismo que NOS interesa.Teniendo en cuenta que el varón tiene la posición privilegiada oficial , legal , estatal , nominal , indudablemente tanto por el feminismo como por este blog”

        El que te interesa a ti me lo imagino. El que me interesa a mí no me manda a la mili a la fuerza o castiga mi insumisión u objeción de conciencia.
        El feminismo, dices, favorece al hombre y a la mujer. ¿Cómo? ¿En la mera teoría o de facto? Si el feminismo carece de poder y autoridad, ¿cómo se las arregla para favorecer a los dos sexos de facto e implantar leyes específicas para el beneficio de la mujer? Si carecéis de poder y autoridad y, aun así, vais haciendo el bien a diestro y siniestro, es porque el todopoderoso hombre patriarcal lo permite, ¿no? ¿De qué estaríamos hablando: de un patriarcado pro-feminista?
        Puesto que esto no es una ginocracia, según tu lógica, todo bien que percibe la mujer del feminismo es por consentimiento o afección del patriarcado al feminismo, lo cual es un poco chocante. ¿No crees que es más fácil reconocer que gozáis de poder y autoridad en no medida que el hombre?

        “Aún así el PSOE aumentó el permiso de paternidad , de 3 a 15 días y a nivel europeo se prohibió que los varones tuviesen que pagar más en su seguro de coche por ser varones que las mujeres”

        Es verdad, en esta sociedad híper-machista los hombres pagábamos más por el seguro del coche. ¿Y es seguro que este logro de la igualdad fue promovido por los grupos de poder feminista? Si es así, mis más sincero agradecimiento. ¿Tienes algún documento que demuestre que esa medida partiera de las feministas?

        El aumento del permiso de paternidad, ¿beneficia de rebote a las mujeres? Yo creo que sí. No obstante, mil gracias. Hágase el milagro.

        Directamente, se han tomado medidas en los varones como la coeducación, el análisis de las masculinidades, la visualización del fracaso escolar masculino, el permiso de paternidad… E indirectamente, al promoverse educativamente que las mujeres tengan paridad en puestos dominados por varones o que nosotras tengamos la obligación de pagar por igual en el seguro del coche, se beneficia a los varones al no mostrarlo como trabajador exclusivamente apto en puestos más peligrosos y como proveedor principal.

        Veo que has hecho un considerable esfuerzo por mostrarme los beneficios que nos aporta el feminismo a los varones. Mucho esfuerzo para tan poquita cosa, ¿no crees? Me dices que hablo del feminismo institucional. ¿Y de cuál quieres que te hable sino del que nos afecta de verdad? ¿De quién te quejas tú sino del hombre oficial, estatal y con poder y autoridad? Pues yo igual.
        ¿La coeducación es una medida para favorecer a los varones? Lo que el feminismo ha conseguido en el terreno de la educación ha sido arruinar la educación de los varones ante la santa indiferencia de las feministas. El feminismo ha demonizado al varón como padre, al punto que más del noventa por ciento de las custodias van a la madre cuando no hay acuerdo entre los progenitores. El feminismo ha resucitado el llamado delito de autor, según el cual unas personas pagan más que otras por las mismas faltas o delitos (el doble de pena para el varón que para la mujer ante el mismo delito doméstico: ¡impagable igualdad ante la ley!). El feminismo ha conculcado el principio de presunción de inocencia, sagrado en cualquier estado de derecho que se precie. El feminismo se ha preocupado de que la mujer tenga todos los derechos sobre la reproducción, privando al hombre de cualquiera de ellos. El feminismo allana el camino a las mujeres en muchos trabajos públicos: discriminación positiva, cuotas, subvenciones… El feminismo muestra la más atroz indiferencia ante el sufrimiento de los hombres: accidentes laborales, obligación de ir a la mili o la guerra, vagabundos, suicidios. Ayer se celebró el día de la mujer maltratada, pero jamás he oído a ninguna feminista que debamos celebrar el día de los hombres maltratados por su mujeres (como si no hubieran), ni el día de los niños maltratados por sus madres (como si no existieran), ni el día de las mujeres maltratadas por otras mujeres (p.e. lesbianas), etc. El feminismo no hace otra cosa que satanizar al varón y desprestigiarlo y atizar las ascuas del conflicto de sexos, y es incapaz de decir una sola cosa buena él, ni de reconocerle mérito alguno. Y todos estos “logros” sociales los ha conseguido el feminismo sin tener poder y autoridad. ¿Qué podríamos esperar de él si los tuviera?

      • Isidro dijo:

        Perdón. Fe de erratas.
        donde pone: “y tú misma adviertes que es un feminismo menos auténtico que cualesquiera otros”) debe poner “y tú misma adviertes que es un feminismo NO menos auténtico que cualesquiera otros”.

        Más adelante, hay un párrafo de Kuxille que no he entrecomillado.

    • Kuxille dijo:

      No considero que eso puedan considerarse pruebas .El primer link es la columna de un tal Álvaro Abellan en la que acusa de una serie de cosas a Doña Teresa de la Vega , además fechado en 2005 o 2004 , no me acuerdo , posterior a la suspensión del servicio militar obligatorio en varones.

      El segundo link trata de la insumisión y rebeldía frente al Estado.

      Por otra parte con este mensaje entiendo , que consideras que el único grupo feminista español es el que forma parte del PSOE.¿No es así?

      De todas maneras no te vayas a pensar que estoy a favor de la mili y en contra de la insumisión .Tales opiniones (estar en contra de la mili y a favor de la insumisión) no entran en conflicto con ser feminista.

      Creo que no eres consciente de los conflictos internos dentro del feminismo.

      • Isidro dijo:

        ¿Que no lo consideras pruebas? Debido a un garrafal despiste mío con las fechas, hablé del gobierno de Zapatero en vez del de Felipe González. Pero salvo ese dato erróneo, todo lo demás es correcto. Ahí está toda la información necesaria::
        “El proyecto del nuevo Código Penal, aprobado por el Consejo de Ministros para
        ser enviado a las Cortes (22-VII-1994),”

        ¿Quién gobernaba España en 1994? Los socialistas (del 82 al 96).
        ¿Quiénes reformaron el Código Penal en esas fechas? Los socialistas, con María Teresa Fernández de la Vega como impulsora del cambio, impusieron la “muerte civil” a los insumisos. Es que esto está en la historia de nuestro Código Penal. ¿Cómo tienes el desparpajo de negarlo o cuestionarlo?

        Te dejo un extracto de Wikipedia

        (Año) “1995
        Se aprueba el nuevo Código Penal: los insumisos serán «inhabilitados», aunque se mantiene la cárcel como castigo para los insumisos al servicio militar obligatorio.
        1996
        Entra en vigor el nuevo código penal.
        Se crea en el País Vasco la asociación de ayuntamientos «insumisos» EUDIMA.
        Hay 348 insumisos presos, 54 de ellos en segundo grado.
        Defensa da a conocer que sólo uno de cada cinco objetores hace la PSS.
        El Partido Popular gana las elecciones y anuncia la total profesionalización de las Fuerzas Armadas para 2003.”

        http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_insumiso_en_Espa%C3%B1a

        ¿Ahora sí? Pues bien, la reforma del Código Penal aprobado en el 1996 tuvo el respaldo de todas las diputadas socialistas, que, como todo el mundo sabe, son feministas hasta la tonsura. ¿Tanto te cuesta hacer tus propios deberes y venir a clase un poquito informada de lo que estamos discutiendo? Con franqueza, tu despiste e insolvencia al respecto claman al cielo.

        Dices:
        “Por otra parte con este mensaje entiendo , que consideras que el único grupo feminista español es el que forma parte del PSOE.¿No es así?”

        Kuxille, lo que tú afirmaste fue esto:
        “En conclusión el feminismo ha favorecido a los varones.”
        Pero ahora resulta que no, que cuando te damos pruebas de que el feminismo que los varones conocemos aquí es un feminismo que nos machaca, tú sales con que hay diversos tipos de feminismo. Se ve que el que profesonan los socialistas no es el bueno. Kuxille, recurrir a las respuestas ad hoc es querer hacer infalsable la teoría que defiendes, que es justo lo que siempre hacen quienes enarbolan ideologías falsas. Lo menos que podías hacer ante pruebas tan contundentes de lo que nos ha perjudicado (y nos perjudica) el feminismo, es reconocer que estabas equivocada. Pero no, acudes al subterfugio de que hay muchos tipos de feminismo.
        “Creo que no eres consciente de los conflictos internos dentro del feminismo”
        Vaya sí lo soy, y tú también. Hablas del feminismo como si fuera un cuerpo monolítico de ideas cuando te conviene (“el feminismo ha favorecido a los varones”) y hablas de feminismos cuando la versión monolítica no cuela. No vale hacer trampas.

      • @Isidro

        Aportas datos muy interesantes, como siempre, pero por favor procuremos no hacer el debate personal.

      • Discúlpame Isidro, acabo de ver tus anteriores comentarios y estaban en la cola de spam, no entiendo muy bien por qué.
        Si uno de los comentarios anteriores refleja mejor lo que querías decir, solo tienes que decírmelo y lo publicaré.

      • Isidro dijo:

        Carlos: de acuerdo, evitaré lo personal.
        Ayer mandé el mismo comentario varias veces, con alguna modificación en alguno de ellos, pero el sistema no se comportaba como siempre y a mí me quedaba la duda de si te llegaban bien. Por eso mande´el mismo varias veces. El que ahora sale está bien.

        Aprovecho para decirte aquí que sí me considero masculinista, pero creo que mi biologicismo me hace más complicado explicarme bien. Como sería demasiado largo de exponer, lo dejaré para el blog que deseo abrir.

      • Kuxille dijo:

        Si , ahora si.

        Isidro , no es con mala intención , es simplemente economía del lenguaje.Si acaso me puedes acusar de no hablar con propiedad pero no de hacer trampas .

        El feminismo es como una caja y dentro de ella muchas subclases.Hay feministas en contra y a favor del aborto , de la diferencia , queer , de la igualdad , de la igualdad burgués , de la igualdad proletario , anarcofeministas , antiprostitución , pro-prostitución ,ecofeministas , que si primera ola , 2º ola , 3º ola ,neofeministas , las que dicen que no son feministas y luego actuán como feministas , las que dicen serlo y actúan de manera hembrista (es decir las falsas)….eso y la convinación de cualquier tipo con otro.

        Por tanto creo que un feminismo bien llevado , un feminismo no victimista pero tampoco neoliberal (quiero decir que culpe a la víctima) , un feminismo que defienda la equidad (no es que los varones y las mujeres seamos distintos es que yo creo que cada ser humano es distinto como individuo) .

        Esta URL es un gráfico para diferenciar la igualdad con la equidad.

        http://www.google.es/imgres?sa=X&biw=1366&bih=676&tbm=isch&tbnid=bMc8gqZjWfyu2M:&imgrefurl=http://www.mildredmata.me/2013/02/no-es-lo-mismo-igualdad-que-justicia-la.html&docid=TYdI3HfTcmUB7M&imgurl=http://sphotos-c.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/189258_10151387577034885_1485319297_n.jpg&w=482&h=400&ei=R3mPUt-AL4yM7AbslYGoDQ&zoom=1&ved=1t:3588,r:0,s:0,i:83&iact=rc&page=1&tbnh=187&tbnw=206&start=0&ndsp=18&tx=123&ty=107

        Sigo.Un feminismo que apoye compartir la tarea de proveer,que apoye que los padres puedan cogerse bajas de cuidados , que apoye que las mujeres compartan con los varones la tarea de defender la patria en la guerra (siempre que se encuentren en condiciones para ello claro , gestantes y nodrizas no ) ,que apoye todo eso ¿no es bueno para los varones?

        ¿Qué el feminismo tiene fallos ?Si .¿Qué hay a veces hembrismo encubierto ? También.Tampoco hay un organismo encargado de decir tu eres feminista , tu no.

        En cuanto a los socialistas.

        Umm. Desde luego yo no estoy de acuerdo con ellos .Afortunadamente , los varones de mi generación ya no han tenido que ir .La verdad es que me extraña es que los varones que han ido tienen buenos recuerdos.Lo que sí me parece muy , muy positivo es que en la mili hicieran gratis (supongo) formación profesional .

        Y no te creas en el masculinismo pasa igual , hay mucho machista y neomachista camuflado .Y cuanto más grande se hace un movimiento más subgrupos se crean.

      • Isidro dijo:

        Kuxille:
        Cuando yo afirmé esto:
        “Aquí, en España, las feministas han apoyado el servicio militar obligatorio solo para los hombres, de modo que todas las penurias, sufrimientos y tribulaciones que sufra un varón reclutado a la fuerza para hacer la mili o ir a la guerra, es violencia de “género”.”
        tú, con ostensible indignación, me contestaste esto:
        “No puedes decir una afirmación tan seria sin demostrarlo. Desmuestramelo.”
        Y cuando te lo he demostrado, lo más parecido a decirme que yo llevaba razón es esto:
        “En cuanto a los socialistas.
        Umm. Desde luego yo no estoy de acuerdo con ellos”

        Todo lo demás que escribes es un intento ostensible de justificarte sin conseguirlo, de marear la perdiz y de desviar la atención. Te recuerdo que tú me amonestaste por hacer una afirmación muy SERIA sin demostrarla. Se deduce, pues, que tú consideras que lo que hicieron las feministas socialistas (éstas son quienes aquí nos interesan en especial, y no LOS socialistas) es muy SERIO. Sin embargo, te limitas a decir que no estás de acuerdo “con ellos” (insisto, querrás decir que no estás de acuerdo con ELLAS, no con ELLOS; ¿o es que querías desviar la atención hacia LOS socialistas y evitar la atención hacia LAS FEMINISTAS socialistas. A no ser, claro, que ahora quieras hablar en español correcto, ese que prescribe la Academia, y utilizar el genérico neutro).
        Vale, no estás de acuerdo con las feministas socialistas, pero ¿condenas aquellos actos que tú calificas de tan SERIOS?
        Cuando me aleccionas (o crees aleccionarme) sobre la división interna del feminismo ¿lo haces para poder seguir manteniendo (contra viento y marea) que el feminismo favorece al varón? Supongo que sí, o no le veo sentido a la lección. Te lo pregunto: ¿Sigues manteniendo, pues, que el feminismo institucional, con poder y con autoridad de este país ha favorecido al varón en la cuestión tratada?
        Si mi afirmación inicial hubiese sido falsa, tú habrías llevado razón. Y si mi afirmación es verdadera, entonces tú te limitas a decir algo así como bueno sí, pero no.
        Según me aclaras, hablaste de feminismo (en singular) por economizar en el lenguaje, pues la verdad, según me indicas, es que el feminismo es poliédrico: tiene mil caras. Bueno, pues si tantas caras tiene y tantos conflictos y contradicciones acumula, ¿cómo es posible que te extrañara tanto que uno de esos feminismos se dedicara a machacar al varón? Si en el feminismo hay de todo como en botica, ¿cómo puede extrañarte tal cosa? Es obvio que tú creías que el feminismo podía ser amplio y diverso, PERO siempre bueno. Ya ves (supongo) que no es así.
        Quien pide ahora demostraciones soy yo. Demuestra que el feminismo institucional y con poder de decisión política (porque, Kuxille, éste es el que nos interesa, y no el que una mujer de aquí o allá pueda profesar personalmente) actúa en favor del varón; y demuestra que cuando hace algo bueno por el hombre no se esconde un interés paralelo para la mujer.
        Yo te he probado que cuando la mili era obligatoria, las mujeres de este país (fíjate que no digo las feministas) le endilgaron la patata caliente al varón, y cuando la mili dejó de ser obligatoria y se hizo profesional y remunerada, las mujeres españolas reivindicaron su derecho a optar por ese trabajo. Las feministas (las mujeres) sólo han mirado por sí mismas. Pero si tú dices que no es así, adelante, te escucho.

        Por cierto, te diré algo más. Eso de que, según crees, no soy consciente de los conflictos internos del feminismo, tiene su gracia; porque si de algo soy consciente en todo esto es precisamente de eso. Es más, te voy a dar la fórmula del conflicto para que cuando percibas uno comprendas mejor su origen y su lógica. Este tema, por cierto, pienso desarrollarlo en ese blog que tengo intención de abrir cuando tenga acumulado suficiente material de interés.
        Ignoro cuántas veces he leído que el hombre de hoy está confundido, que ese machito primitivo que todos llevamos dentro anda desconcertado ante el avance imparable de las mujeres, que no aceptamos los cambios sociales que ellas producen, etc. ¿Y no será, digo yo, que el varón se desconcierta ante lo que, por su misma naturaleza contradictoria y proteica, es desconcertante? ¿No será que el desconcierto del varón no hace sino reflejar la contradicción y la marrullería feministas?
        Te pongo un ejemplo. Hace unos años, paseando con una amiga médica, se me ocurrió decir que los hombres, por término medio, sentimos más deseo sexual que las mujeres. Mi amiga me respondió un tanto airada que eso es falso: que las mujeres sienten tantos deseos sexuales como los hombres. Eso de que el hombre y la mujer somos diferentes en materia sexual es -me dijo- un mito machista sin ningún fundamento.
        Sin embargo, habrás podido observar que son muchas las mujeres que acusan al hombre de no pensar en otra cosa que en sexo, de no pensar más que con la polla. Y habrás observado que quienes tal cosa dicen, luego rematan el discurso ensalzando la mayor delicadeza de la mujer, su dimensión emocional, su refinamiento, etc. Los hombres, cavernícolas sedientos de carne. Las mujeres, gráciles mariposas, civilizados seres que en nada se parecen al mecánico macho lujurioso y pélvico.
        ¿Cuál es la lógica tramposa de esta manera de proceder de las mujeres? Muy sencillo:
        – Primero se trata de infamar al varón, achacándole infinidad de vicios y corrupciones incurables: lujurioso, competitivo, agresivo, vicioso… Es decir, se trata de denostar el modelo masculino y de apartarse de él: la mujer es diferente y mejor que el hombre.
        – Segundo: cuando algún incauto varón diga que el hombre es más sensual que la mujer o que tiene más apetito sexual que la mujer, la señora que lo oiga lo calificará de machista y de querer perpetuar los rancios y falsos roles de “género” que instauró el patriarcado hace miles de años por todo el mundo.

        ¿Captas la lógica? Por un lado, una apología de la diferencia entre los “géneros”. Por otra, una reivindicación y una afirmación de la igualdad entre los “géneros”. Y no creas que este doble discurso afecta sólo a la cuestión de qué sexo siente más o menos apetito sexual. No, qué va. Si a eso se limitara, no habría negocio. Pero no, la lógica es sistemática.
        1) Cójase un rasgo típico de la masculinidad.
        2) A continuación, denuéstese todo lo que se pueda.
        3) Infórmese a la población de que los rasgos masculinos son malos y de que las mujeres son diferentes a ellos u opuestas.
        4) Por otro lado, pero en paralelo a lo anterior, divúlguese la especie de que las mujeres pueden hacer las mismas cosas que los hombres, y que decir otra cosa es hacer apología del reparto patriarcal de papeles en función del sexo.

        Y es por esto que hoy vemos a tantas mujeres afirmando que son diferentes a los hombres y, al mismo tiempo, tratando de imitarlos en tantas y tantas cosas. Por eso fuman y beben tanto como los viciosos y despreciables tíos. Por eso ponen verde al hombre que sólo piensa en follar pero luego toman la iniciativa en el terreno sexual y compiten en quién se folla a más tíos buenos y quién se desvirga antes. Por eso tantas féminas injurian a ese hombre dominante al tiempo reclaman un cargo en los puestos de dirección del engranaje capitalistas y aseguran que pueden competir tanto y tan bien como ellos. Por eso muchas se quejan de que sólo el deporte masculino sea objeto de atención masiva, cuando resulta que las mujeres son tan buenas en el deporte como los tíos. Por eso tantas mujeres acusan al hombre de belicoso pero luego reivindican un puesto remunerado en el ejercito. Por eso tantas mujeres acusan al hombre de haber inventado el escualo capitalista, la especulación brutal y la usura al tiempo que reclaman una silla en la mesa de la banca, etc. Y todo esto sin despeinarse.
        La fórmula asegura el desconcierto del varón, eso seguro. Y asegura que, haga lo que haga o diga lo que diga, recibirá la amonestación feminista pertinente. A eso, desde siempre, se le llama trampa y juego sucio.

        Carlos: La observación final es muy buena, pero reitero que debemos centrarnos en los argumentos y no en la persona que los emite.

    • Kuxille dijo:

      Ja,ja , ja
      Dices:

      “Las extrema susceptibilidad femenina “.

      Excelente ejemplo de machismo clásico.

      • Como acordamos en otra conversación he dejado pasar este comentario porque si bien no apruebo que se llame a nadie nombres (machista, racista, etc.), sí permito que se califique algo que otra persona diga como machista, racista, etc. En tanto que se hable de una acción o comentario en particular y no sea un ataque al carácter de una persona. Ahora bien, si la frase merece dicho calificativo o no es por supuesto un tema sujeto a discusión.

        La diferencia entre por qué permito una cosa y no la otra se basa en que todos hemos dicho alguna vez algo que puede considerarse ofensivo, pero eso no quiere decir que sea (necesariamente) lo que defina quiénes somos.

        Siento que muchas personas se hayan frustrado con la moderación. En parte es culpa mía porque al inicio de crear el blog no necesitaba reglas y ahora las he ido creando conforme he ido detectando problemas, pero les debo a todos una entrada donde finalmente fije estas reglas por escrito.

      • Isidro dijo:

        Kuxille:
        Dices:
        “Excelente ejemplo de machismo clásico”.

        Excelente ejemplo de susceptibilidad femenina clásica.

        Llegará, sin duda, el momento en que decir “eso que dices es machista” sea equivalente a demostrar que “eso” es machista, y que el todo el mundo lo entienda así. De momento, todavía hay reductos que no lo consideramos lo mismo. Así somos algunos de contumaces.

      • Isidro dijo:

        Kuxille, la realidad es la que es, nos guste o no. Las mujeres lloran 4 veces más que los hombres, sollozan 11 veces más. Las mujeres jamás olvidan una discusión ni una ofensa (lo dice Brizendine). ¿No crees que estos datos encajan muy bien en la mentalidad femenina?
        Falta poco (o eso espero) para que pueda aportar más pruebas de dicha susceptibilidad femenina y de la condición victimista de la mujer (obviamente, no de todas). No he querido hablar de mis tesis e hipótesis sin tener una fuente científica que las respaldara. Como, por fortuna, ya dispongo de esa fuente, me permito hacer un adelanto de lo que a no mucho tardar expondré con mucho más detalle.

        – La inmensa mayoría de las mujeres se sienten seres pasivos y receptivos. Así, por ejemplo, si están tristes es, según ellas, porque alguien o algo las ha puesto tristes.
        – Una inmensa mayoría de mujeres no se sienten responsables de sus actos ni de las consecuencias de sus actos. La responsabilidad y la culpa siempre son de otros.
        – Muchas mujeres tienen lo que podríamos llamar “pensamiento mágico”: esto es, la tendencia subjetiva a creer que lo que ellas sienten o piensan es evidente y debe ser evidente a los demás, o que los demás pueden adivinar lo que ellas sienten o piensan.
        – Muchas mujeres se dejan guiar por un ideal de perfección que les impide aceptar la realidad tal como es y no quejarse.
        – Las mujeres en general se quejan muchísimo, por todo y por nada; tienden a hacer una montaña de un grano de arena.
        – A las mayoría de las mujeres les cuesta fijarse objetivos claros y alcanzarlos.

        Repito: todo esto lo desarrollaré en el marco de una teoría biologicista, y aportando investigaciones, realizadas por mujeres, que refrendan la mayor parte de mis conclusiones. Todos estos rasgos femeninos pueden reconocerse fácilmente en las reivindicaciones y doctrina feministas. Trataré de explicarlo más adelante.

        Hace unos años vi en un programa vespertino de cotilleos. Salió en él una persona que se había hecho una operación de cambio de sexo: una chica que se operó para ser chico. La presentadora del programa le preguntó si había notado algún cambio en su conducta desde que se estaba tratando con hormonas masculinas. El transexual contestó que sí, que ahora, siendo hombre, ya no le daba ninguna importancia a pequeñeces que antes de la intervención y el tratamiento hormonal le traían de cabeza, la angustiaban y a las que daba mil vueltas.
        ¿Quién no conoce la susceptibilidad femenina?
        Kuxille, en este mismo blog, hay muchas pruebas de que las quejas femeninas llegan a extremos insólitos. Os sentís maltratadas por cosas que a los hombres nos dejan indiferentes o apenas nos afectan. Si un hombre amonesta a su mujer en público y le niega su permiso para ir de excursión con sus amigas, decís que la maltrata. A un amigo mío su mujer le hace eso, pero yo no creo que eso sea darle maltrato.

        Si un hombre mira con alguna intensidad el trasero de una viandante, decís que es machista y que la trata como un objeto sexual. Ningún hombre, que yo sepa, se siente maltratado por tal nimiedad. Por cierto, un anuncio de Ligeresa (una conocida mayonesa) una voz en off anima a una mujer madura a comerse al “yogurín” que pasa a su lado (un chico de buen ver), al que, lógicamente, ella le mira el culo con ostensible deseo sexual.
        Si un grupo de hombres borrachos saliera por las calles blandiendo culos y tetas negros de silicona, el feminismo tardaría medio minuto en poner el grito en el cielo y acusar a esos hombres de racistas y de machistas.
        Las feministas os sentís maltratadas si el marido os pide sexo cuando vosotras no lo queréis tener. Ningún hombre se siente maltratado si, en alguna ocasión, es la mujer la que demanda sexo y él no siente apetito.
        Para algunas feministas, la mirada de un hombre desconocido mantenida unos cuantos segundos es poco menos que una violación o una agresión sexual.
        Las feministas consideran maltrato que los hombres critiquen alguna costumbre o creencia (ver ciertos programas de televisión, por ejemplo); pero no se conoce a ningún varón que se sienta maltratado por el mero hecho de que su mujer se ría de sus gustos (por ejemplo, ver mucho fútbol).
        Es probable que una mujer se sienta maltratada si su marido le dice alguna vez que no sabe hacer nada sola, pero no se sabe de ningún varón que se sienta maltratado porque su mujer le llame inútil. (En varios anuncios televisivos se representa al hombre como un tonto que no sabe ni encender el lavavajillas).
        Muchas mujeres se sienten legitimadas a sentirse maltratadas si un hombre cuestiona su trabajo, su forma de vestir o le dice torpe, pero hay infinidad de hombres que oyen tales cosas de sus mujeres todos los días sin que se sientan maltratados. Etc.

        El cerebro de la mujer no está hecho para encajar bien las críticas. Esto es algo que todo consejero matrimonial que se precie lo sabe perfectamente. Las quejas femeninas y las excusas no tienen límite conocido; a tanto llegan que se diría que la vida de cualquier mujer de este mundo es un terrible calvario. Constituyen el aire que llena los pulmones del feminismo más radical y susceptible.

      • Teniendo en cuenta el potencial inflamatorio de algunas de estas afirmaciones, voy a pedirte que al menos me cites una fuente (nombre y obra) hasta que puedas reunir las demás, para que mientras quien lo desee pueda discutir la fiabilidad de la misma.
        Por otra parte, suponiendo que lo que afirmas fuera cierto, tendríamos que ver cuál es también el papel de la cultura. Una amiga mía medio japonesa comentaba refiriéndose al carácter estoico japonés que nunca había visto a su madre llorar. Ver hasta qué punto la cultura puede disminuir o acentuar un rasgo biológico también sería algo a tener en cuenta.

      • Isidro dijo:

        No hay ningún problema. Como ya he indicado, no habría escrito esos puntos de no tener el respaldo de la investigación científica. Comprendo que pueda resultar material inflamable, pero es lo que dicen las mujeres que lo han investigado. Si pese a la citada fuente te pareciera que no encaja en este tu blog o no te sientes cómodo con lo ahí puesto, por mí puedes borrarlo o retirarlo.
        La educación o la cultura tiene un poder enorme, precisamente porque nuestra naturaleza tiene un fuerte componente pro-social. Pero eso no está reñido con las propensiones naturales con las que nacemos.

      • Kuxille dijo:

        Querido Isidro , te tengo que dar las gracias , hacia tiempo que no estaba tan convencida de mis ideales feministas (anarcofeministas) .Me has hecho abrir todavía más consciente de la lacra del machismo .Conocerte me ha dado fuerzas para iniciar un blog feminista (tardaré un tiempo porque quiero ser muy cuidadosa con mi bibliografía ) .Por como hablas , creo que no vas a cumplir 30 precisamente y ya se sabe que es muy difícil cambiar la construcción social de toda una vida.Bueno , Don Juan se salvó en el último momento ¿no? Pero claro para eso hace falta estar en predisposición de estar dispuesto a escuchar , a hablar desde el respeto , desde una posición de igualdad en la que nadie se crea, se siente superior o con más autoridad que el otro , sin pre-juicio ,sin violencia , es decir sin mal trato.Yo doy gracias porque lo mejor que tiene mi relación con mi pareja son las ganas de mejorar.En la que no vemos normal la violencia , las violaciones… ya ves tú que rari

        Lo peor es que en vez de estar realizando un debate constructivo en el que tú aprendas algo mí y yo de ti , estás haciendo que perdamos el tiempo .Yo no tengo tiempo que perder , tú creo que sí porque ¡anda que escribir un post entero sobre la “suceptibilidad femenina”!Pero que antiguo😄 .Te recomiendo que veas la peli Hysteria para que veas los que es la “susceptibilidad femenina” . Tu esposa me lo va a agradecer.

        Quién lea la conversación verá que en prácticamente toda la conversación he estado muy tranquila , aquí el que se ha puesto como un basilisco has sido tú.

        Yo voy a adoptar la actitud tranquila de Carlos .Cuando me escribas que quieres continuar nuestro debate , debate no que me des una clase magistral y te mofes de mí , de una manera igualitaria , respetuosa , honesta,pacífica y constructiva seguimos.

        Carlos: Al igual que le dije a Sandra cuando te criticó a ti, la edad del comentarista no es relevante, sólo sus argumentos. El segundo tachón lo he realizado porque, aunque parece claro que Isidro y tú mantenéis distintas posturas sobre lo que es violencia en la pareja, no creo que esa divergencia se aplique a la violación (me podéis corregir cualquiera de los dos). El tiempo de cada comentarista tampoco es relevante, en cuanto a que el límite de comentarios por día es tres para todos. Ahora bien, si creen que las discusiones serían más equilibradas con dos comentarios al día o limitando el número de palabras, estoy abierto a cambios. Finalmente, mencionar a la pareja o los familiares de alguien nunca lleva a nada a bueno. No he tachado la expresión “hecho un basilisco” porque no estoy familiarizado con ella y desconozco si es ofensiva o sólo una frase hecha.

      • Isidro dijo:

        Kuxille,
        me advertiste que no me volverías a contestar a comentarios con tachaduras de Carlos; es decir, -según tú- “con agresiones más o menos encubiertas”. Si, según tú misma, lo que tacha Carlos son agresiones más o menos encubiertas, ¿resulta creíble eso de que en toda la conversación has estado muy tranquila? Ojo, esto lo digo por lo que tú crees que significan las tachaduras (porque yo no creo que Carlos tache únicamente “agresiones”).

        Dices:
        “Don Juan se salvó en el último momento ¿no? Pero claro para eso hace falta estar en predisposición de estar dispuesto a escuchar , a hablar desde el respeto , desde una posición de igualdad en la que nadie se crea, se siente superior o con más autoridad que el otro , sin pre-juicio ,sin violencia , es decir sin mal trato.Yo doy gracias porque lo mejor que tiene mi relación con mi pareja son las ganas de mejorar.En la que no vemos normal la violencia , las violaciones… ya ves tú que rari”

        Yo, la verdad sea dicha, no quisiera que todo esto que escribes fuera borrado por Carlos. Porque pienso (y lo digo con la mayor seriedad posible) que tus réplicas y argumentos constituyen una muestra (no una demostración, pero sí una muestra) de paradigmática de susceptibilidad femenina. Lo que pareces sugerir en este párrafo (corrígeme si me equivoco) es que me falta predisposición a escuchar, a hablar con respeto, desde una posición de igualdad y sin sentirme superior al otro, sin prejuicio y sin violencia (sin maltrato). ¿No es esto lo que insinúas? Te he de pedir que demuestres el fundamento de esas insinuaciones o lo que sean.

        Dices:
        “En la que no vemos normal la violencia , las violaciones…”

        Aquí, nuevamente, dejas caer otra insinuación muy muy grave. Y nuevamente he de pedirte que aclares si acaso estás insinuando que yo veo normal la violencia y las violaciones. O si es que yo hago apología de la violencia y las violaciones. Y si es así, he de solicitarte que razones y justifiques tu opinión.

        Dices:
        “Yo no tengo tiempo que perder , tú creo que sí porque ¡anda que escribir un post entero sobre la “suceptibilidad femenina”!Pero que antiguo😄 .Te recomiendo que veas la peli Hysteria para que veas los que es la “susceptibilidad femenina” .Tu esposa me lo va a agradecer.”

        Yo, a diferencia de ti, no creo estar perdiendo el tiempo cuando hablo contigo; si bien es cierto que no espero aprender gran cosa de tu forma de pensar. Pero si tú crees que pierdes el tiempo leyéndome, harás bien en no leerme, ya que nadie te obliga.

        “Quién lea la conversación verá que en prácticamente toda la conversación he estado muy tranquila , aquí el que se ha puesto como un basilisco has sido tú.”

        Carlos, “ponerse como un basilisco” significa estar iracundo, furioso. Basilisco significa: persona furiosa o dañina.
        Kuxille, indica con claridad qué palabras mías demuestran que me puesto como un basilisco.

        Dices
        “Cuando me escribas que quieres continuar nuestro debate , debate no que me des una clase magistral y te mofes de mí , de una manera igualitaria , respetuosa , honesta,pacífica y constructiva seguimos.”

        Nuevamente, una acusación que no te puedo consentir ni pasar por alto. ¿Dónde me he mofado yo de ti? ¿Dónde te he faltado el respeto?
        No veo que Carlos haya tachado nada de lo que he escrito en el anterior comentario. Quizá a él se le hayan pasado por alto, así que debes ser tú quien señale con claridad esas (supuestas) mofas y faltas de respeto. Ni tú ni nadie racional está exento de justificar sus acusaciones y denuncias. En España (no sé si eres española; supongo que sí) basta la palabra de una mujer (una acusación hecha al marido) para que un hombre salga esposado de su casa sin necesidad de comprobar la veracidad de su denuncia. Parece que tú te guías por ese principio: por el principio de que la palabra de una mujer no necesita ser contrastada o puesta a prueba: lo que dice contra un hombre es, por sistema, verdadero. Pues no, Kuxille, que tú creas y digas que yo me mofo de ti y te falto el respeto NO es es una prueba de que me haya mofado de ti o te haya faltado el respeto.

      • Voy a poner fin a esta discusión porque lleva ya demasiado tiempo siendo personal. Cada uno de ustedes tendrá dos comentarios más para hacer su caso (si quieren utilizarlos) y se acabó. Después podrán seguir comentando en blog, pero no podrán dirigirse el uno al otro hasta Año Nuevo.

        Sólo por clarificar, no tacho agresiones sino generalmente aquellas secciones de los comentarios donde se trata a la persona y no al argumento. Si todo va bien este viernes crearé por fin la página con las reglas para los comentarios.

      • Kuxille dijo:

        Carlos , me parece perfecto .

        Yo por mi parte , creo que ya está todo dicho.Como ya he dicho , no es mi deseo alimentar una conversación estéril , no me voy a tomar la molestia de señalar las frases irrespetuosas para ser después ser llamada susceptible ,eso es seguir el juego y no voy a caer en la trampa obviamente .Por otra parte ,queda señalar que su único argumento sobre la susceptibilidad femenina es una falacia ad verecundiam.

        Falacia ad verecundiam: defender la conclusión apelando a alguien o a algo que se considera una autoridad en la materia , pero sin dar razones que lo justifiquen.

      • Isidro dijo:

        Por si quedaba alguna duda al respecto, tenemos en la respuesta de esta señora una prueba más de cómo cree estar en derecho a decir cualquier cosa sin que se sienta en el deber de justificarla; cómo se cree con la potestad de lanzar durísimas acusaciones e irse de rositas. Escrita queda en estas páginas la grave insinuación (entre otras del mismo jaez) de que yo veo normal (o que acepto) la violencia, el maltrato y la violación de mujeres. No es nada que me pueda sorprender: es justo el comportamiento en que se ha instalado el feminismo de “género”. Es justo el comportamiento que avala la tesis que defiendo.
        Por mí, nada más.

      • Les queda un comentario a cada uno y esta discusión será cerrada.

      • Kuxille dijo:

        Tu filosofía es el súmmum de la perversión.Claro , si todas las mujeres son unas victimistas exageradas por supuesto sus quejas no tienen valor , ergo los varones pueden tener la conciencia tranquila . Hay que ver los cuentos que se inventa el ser humano para engañar a su conciencia.

        Me resulta gracioso que empieces tu comentario con una falacia ad hominem: veo lo que veo porque soy una mujer, esto es, una loca susceptible e histérica, que no hago más que llorar 4 veces más que los hombres.Claro , entonces podría responderte con otra basura biologista y decirte que los varones tienen en termino medio menos neuronas espejo , es decir que lo mismo las mujeres lloran más porque no hay manera de que los varones se enteren de las emociones ajenas , de que sean empáticos es decir que consideren serios los sentimientos de las mujeres .Tú me servirías de ejemplo , si creyera que esa rubish (¡me gusta esta expresión inglesa que significa tontería!) es correcta.Todo esto lo sostienen tu querida Louann Brizendine .

        http://www.fundacionpunset.org/apol/19085/cerebro-masculino-femenino-y-neuronas-espejo/

        Y bueno, más irónico aún me parece que Carlos hable de que el masculinismo es un movimiento pro-igualdad, dando bola a este tipo de comentarios misóginos y esencialistas.Muy bonito .Tú lo que quieres es tirar la piedra y esconder la mano ,cobarde.Estoy hasta los ovarios de tus vaciles , de que seas un hipócritas , que seas un sinvergüenza que admitas que han existido ciertas circunstancias machistas y ¡las justifiques!¿Qué no eres un machista? ¿Me estás vacilando?¡Ver justa la opresión !

        Vamos, que no sois más que una panda de machistas retrógrados, como los de toda la vida, que se esconden bajo un cuento sibilino para mantener sus privilegios.Tiene gracia que vuestros blogs traten solo de la crítica al feminismo y ni uno solo de ayudar a los varones.Nunca nada positivo , todo destructivo.El mal , la violencia que veis en el feminismo es solo un reflejo del mal de vuestros corazones. Bla, bla, bla y mientras tantos son los machistas los que amenazan con violencia y acoso al feminismo.

        http://www.vidaextra.com/respuestas/acosada-por-querer-denunciar-los-estereotipos-sobre-la-mujer-en-los-videojuegos

        http://setasfeministas.wordpress.com/2012/10/24/feministas-hacen-un-rap-con-el-texto-de-una-amenaza-de-muerte-que-recibieron/

        ¿Y luego era Enrique quien tenía que pedir perdón? ¡Venga, machotes!

        Me voy del blog, que con machirulos, no se puede conversar. Y sí, ya sé que puede que o me censures, o me repliquéis; pero eso no es más que porque los machistas de toda la vida son 100 veces más susceptibles ,pejigueros , llorones , victimistas que cualquier ser humano.

      • @Kuxille

        Dices: “Y bueno, más irónico aún me parece que Carlos hable de que el masculinismo es un movimiento pro-igualdad, dando bola a este tipo de comentarios misóginos y esencialistas.”

        Que no me haya pronunciado sobre los argumentos biologicistas expuestos por Isidro no significa ni que los favorezca ni que los rechace. Como dije, necesito las fuentes antes de juzgarlos.

        A Isidro le dejé estar el comentario pero le pedí que ofreciera al menos una fuente sobre sus afirmaciones porque como dije, tenían un gran potencial incendiario. Como también dije, pedía una fuente para que pudiéramos discutir si dicha fuente era fiable. No veo que hayas discutido la credibilidad de la fuente mencionada por Isidro. Puede que sea fiable o no, pero no te has pronunciado al respecto.

        La petición de esta fuente era, como también dije, hasta que trajera el resto de fuentes, cosa que Isidro dijo estar haciendo. Mientras no lo haga entiendo que sus afirmaciones en ese sentido todavía han de probarse. Por lo visto tú no lo has entendido igual que yo. Por otra parte, también expuse mis dudas sobre la tesis de Isidro cuando mencioné la anécdota de mi amiga sobre su madre japonesa. Esto pareces haberlo pasado por alto.

        También dejé estar este comentario que quizá recuerdes: “Sin embargo, debe ser que os gusta mucho eso de comprar y utilizar cuerpos; que os creéis en posesión de las mujeres y que os gusta que si pagáis, os la chupe”. No recuerdo tu indignación por la misandria en este caso.

        https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2013/11/04/cosas-que-encontre-en-facebook/comment-page-1/#comment-978

        Dices: “Estoy hasta los ovarios de tus vaciles , de que seas un hipócritas , que seas un sinvergüenza que admitas que han existido ciertas circunstancias machistas y ¡las justifiques!¿Qué no eres un machista? ¿Me estás vacilando?¡Ver justa la opresión!”

        Sería mejor si me señalaras dónde he vacilado, dónde he sido hipócrita y dónde he justificado la opresión o la he visto justa, porque no recuerdo haberlo hecho. Que la haya podido explicar en alguna ocasión no implica necesariamente que la justifique.

        Dices: “Tiene gracia que vuestros blogs traten solo de la crítica al feminismo y ni uno solo de ayudar a los varones.”

        Si te fijas en mis dos últimas entradas (sobre la circuncisión) no he hablado del feminismo en ningún momento, y por supuesto tengo otras, como aquellas donde hablo de la amistad masculina, el servicio militar obligatorio, etc. Sin embargo, el feminismo siempre tiene una respuesta para todo lo que ocurre en las relaciones de género (o eso parece). Decir algo diferente es necesariamente oponerte a lo que dice el feminismo, y eso lleva inevitablemente a señalar sus errores, o lo que considero como sus errores.

        Dices: “¿Y luego era Enrique quien tenía que pedir perdón? ¡Venga, machotes!”

        A Enrique le pedí eso porque me insultó. No creo que yo tenga que pedir perdón por lo que han hecho las personas que señalas en tus enlaces.

        Sinceramente, habría esperado que si tenías problemas con mi moderación o con algo que he dicho me lo hubieras señalado en lugar de ponerte a lanzar insultos. Reconozco que debía haber parado el intercambio entre Isidro y tú mucho antes y que ha sido un fallo de moderación por mi parte, pero nunca había tenido este tipo de problema antes y no tengo mucha experiencia haciéndolo. Por fortuna, ya he puesto las reglas de los comentarios por escrito, aunque temo que sea demasiado tarde.

        No voy a tachar nada esta vez porque el comentario merece una expulsión con todo lo que has puesto. Como siempre, podrás volver si pides disculpas.

        @Isidro

        Tienes un último comentario para responder a Kuxille y la discusión ha terminado.

      • Isidro dijo:

        Kuxille
        Dices:
        “Tu filosofía es el súmmum de la perversión.Claro , si todas las mujeres son unas victimistas exageradas por supuesto sus quejas no tienen valor , ergo los varones pueden tener la conciencia tranquila .”

        Todas la mujeres no son victimistas. Lo son la mayoría, como así lo indican las investigaciones de Pilar Sordo. Hay reivindicaciones justas de las mujeres, pero yo he señalado aquéllas que, a ojos vista, reflejan una actitud victimista: sentirse sexualmente agredida por la mirada de un hombre; considerar que el marido te maltrata si insiste en hacer el amor; denunciar que los hombres ven a las mujeres como objetos sexuales, cuando muchas chicas van por las calles blandiendo penes de goma en sus descaradas despedidas de solteras; demonizar a los donjuanes por seducir a damas pero no por asesinar a varones, etc., etc.

        Dices:
        “veo lo que veo porque soy una mujer, esto es, una loca susceptible e histérica, que no hago más que llorar 4 veces más que los hombres.Claro , entonces podría responderte con otra basura biologista y decirte que los varones tienen en termino medio menos neuronas espejo , es decir que lo mismo las mujeres lloran más porque no hay manera de que los varones se enteren de las emociones ajenas , de que sean empáticos es decir que consideren serios los sentimientos de las mujeres .”

        Lo de susceptible lo digo yo. Lo de “loca” e “histérica” lo dices tú. ¿Es lo mismo decir susceptible que “loca histérica”? Si es así, no lo sabía.
        Jamás he dicho que las mujeres no hagan más que llorar 4 veces más que los hombres. Eso lo dices tú.
        Lo que dice Brizendine es que el llanto de las mujeres provoca un auténtico dolor cerebral en los hombres (o en la mayoría); de modo que es posible que sus neuronas espejo del hombre estén especializadas en condolerse del sufrimiento de las mujeres.
        Por lo demás, no me siento en la obligación de decir que no estoy necesariamente de acuerdo en todo lo que dice Brizendine, Pilar Sordo o cualesquiera otras investigadoras de la mente o el cerebro. Pero si en algo discrepo, no bastará con decirlo para demostrar que llevo razón: habré de aportar pruebas y razonamientos que avalen mis opiniones. Cuanto ya afirme de los hombres o las mujeres, trataré que esté refrendado por la investigación, como hasta ahora he hecho. Y si algo digo que pertenezca al terreno de la conjetura y la opinión, así lo diré. Hay varias afirmaciones de Brizendine que no me convencen, pero cuento con el apoyo de otras investigaciones que contradicen a Brizendine. No creo que nadie esté en posesión de la verdad, y muchas serán las cosas que admitan diferentes interpretaciones. Pero yo no veo que tú te hayas molestado en argumentar tus desacuerdos. Recurrir al exabrupto y al insulto no constituyen pruebas de nada.

      • @Isidro

        Dices: “Todas la mujeres no son victimistas. Lo son la mayoría.”

        Tengo un problema con esta formulación. Imagino que habrás querido decir que comparadas con los varones su percepción de sentirse víctimas es mayor.

        Ojo que no estoy negando o aprobando el contenido de la afirmación que he reescrito. Sólo te pregunto si es eso lo que quieres decir porque la frase como la has escrito no suena nada bien.

      • Isidro dijo:

        Carlos:
        Dices:
        “La petición de esta fuente era, como también dije, hasta que trajera el resto de fuentes, cosa que Isidro dijo estar haciendo. Mientras no lo haga entiendo que sus afirmaciones en ese sentido todavía han de probarse. Por lo visto tú no lo has entendido igual que yo. Por otra parte, también expuse mis dudas sobre la tesis de Isidro cuando mencioné la anécdota de mi amiga sobre su madre japonesa. Esto pareces haberlo pasado por alto.”

        Todos estos puntos:
        “- La inmensa mayoría de las mujeres se sienten seres pasivos y receptivos. Así, por ejemplo, si están tristes es, según ellas, porque alguien o algo las ha puesto tristes.
        – Una inmensa mayoría de mujeres no se sienten responsables de sus actos ni de las consecuencias de sus actos. La responsabilidad y la culpa siempre son de otros.
        – Muchas mujeres tienen lo que podríamos llamar “pensamiento mágico”: esto es, la tendencia subjetiva a creer que lo que ellas sienten o piensan es evidente y debe ser evidente a los demás, o que los demás pueden adivinar lo que ellas sienten o piensan.
        – Muchas mujeres se dejan guiar por un ideal de perfección que les impide aceptar la realidad tal como es y no quejarse.
        – Las mujeres en general se quejan muchísimo, por todo y por nada; tienden a hacer una montaña de un grano de arena.
        – A las mayoría de las mujeres les cuesta fijarse objetivos claros y alcanzarlos.”

        son cosecha de Pilar Sordo y sus compañeras de investigación. Ellas son la fuente de la que me sirvo para fundamentar la afirmación de que las mujeres tienen una mente acreedora. Todo aquel que vea el vídeo de Sordo con detenimiento comprobará que no he dicho nada que no diga ella. Carlos, si hay algún punto que yo escribí que no lo veas en la conferencia de Sordo, dímelo y buscaré el momento en que ella hable de tal punto.
        He de añadir (pero esto lo quería hacer en el blog que ya estoy elaborando poco a poco) que algunas explicaciones de Sordo no me convencen, o no del todo. Sin embargo, ello no compromete mi tesis, pues no necesito estar de acuerdo con ella al cien por cien, sino, simplemente, contar con ciertos datos objetivos que ella aporta.
        Así, por ejemplo, me sirvo del dato crudo de que sólo el 2,5% de las mujeres que van al endocrino por sobrepeso reconoce que engorda porque come más de lo que debería. El resto (97,5%) alega cualquier excusa para explicar su gordura. Y es la misma Pilar Sordo quien interpreta (y yo con ella) que la mayoría de las mujeres no se sienten responsables de sus actos: la culpa es siempre de otros. Sordo emplea el término “externalistas”.

        Hay, como digo, algún punto en que discrepo de Sordo. No en los datos empíricos que ofrece, sino en la interpretación de algunos datos. Así, por ejemplo, hacia el final de la conferencia, nos dice que la mujeres de menos de 30 ó 35 años se están polarizando hacia el sexo opuesto (y muchos hombres hacia el sexo femenino). La explicación que ofrece me parece parcialmente cierta: Las nuevas generaciones no quieren ser mujeres, no aprecian ser mujeres porque han oído a sus madres y abuelas quejarse continuamente de lo malo que es ser mujer, de lo desgraciados que son los hombres, de lo chungo que es tener la regla, etc. Pilar Sordo lleva razón en que las nuevas generaciones oyen a sus madres quejarse todo el día de ser mujeres, de lo jodido que ser mujer. Ahora bien, esa queja concreta (los hombres son privilegiados, desgraciados (cabrones) y las mujeres se llevan la peor parte) no nace de las mujeres o de su estructura mental, sino, más exactamente, de las mujeres feministas, del feminismo. La estructura mental de la mujer incluye la queja continua (es lo que afirma Sordo), pero la queja CONCRETA consistente en deplorar el papel tradicional (natural) de la mujer lleva la firma del feminismo. Si esa queja concreta existiera desde siempre, desde siempre habrían querido las niñas y jóvenes no ser mujeres (o ser hombres).

        Dices:
        “Por otra parte, también expuse mis dudas sobre la tesis de Isidro cuando mencioné la anécdota de mi amiga sobre su madre japonesa.”

        En el mismo orden de cosas, podríamos poner muchos más ejemplos: las mujeres, por término medio, hablan 27.000 palabras al día. Los hombres, sobre 10.000. Pero si una mujer se mete a monja y hace voto de silencio, es seguro que hablará muchísimo menos que el menos hablador de los hombres. Yo, como hombre, tengo músculos más grandes que las mujeres; pero si una mujer se hace culturista, al cabo de un tiempo será mucho más musculosa que yo. Las mujeres lloran más que los hombres en general, pero una chica puede ser entrenada para no llorar o llevar una vida muy dura que la haga resistente al dolor o las penas, de modo que, incluso, pueda llorar menos que un hombre común. Etc. Nada de esto niega las diferencias iniciales y de base, Carlos. Si un hombre común hace voto de silencio, le costará menos cumplir el voto que una mujer común. Si un hombre hace tantas pesas como una mujer, desarrollará músculos más grandes en menos tiempo que ella, etc. Ninguna teoría biologicista seria puede negar el peso del ambiente (el entrenamiento, la costumbre…) y el influjo social como potentísimo estímulo incondicional. Espero que estas observaciones ayuden a entender mejor la doctrina biologicista.

        Saludos.

      • @Isidro

        Entiendo que el video es la fuente de tus afirmaciones, y es por ello que dejé el comentario estar: pedí una fuente y la proporcionaste. Ahora, eso es distinto a que yo las considere probadas. Teniendo el cuenta potencial inflamatorio de dichas afirmaciones, veo necesario una documentación que pueda rastrear mejor (estudios y demás). Con ello no digo que las afirmaciones sean ciertas o no, sino que no las considero suficientemente contrastadas por el momento. También entiendo que estás preparando toda esa bibliografía para tu blog y te invito a que cuelgues aquí el enlace de la entrada que elabores para que lo veamos. Por mi parte no tengo prisa.

        Gracias por aclarar el tema de la influencia de la cultura sobre la biología. Refería esta anécdota solo para decir que por las razones que has expuesto la historia me parece más compleja. Mi intención era indicar a Kuxille que porque algo se publique aquí no refleja necesariamente lo que pienso.

      • Isidro dijo:

        Carlos:
        Por si acaso sirve de algo, diré que Pilar Sordo no es sospechosa de misoginia o machismo. Es, con seguridad, feminista (una feminista con la que me gustaría discutir si ello fuera posible). En su propia web puede verse que hace campaña contra la violencia hacia la mujer. No he buscado, pues, un aliado que case perfectamente con mi forma de pensar. Pero su investigación sobre la externalidad femenina, el pensamiento mágico y la queja femeninos coinciden plenamente con la información que he recabado de clínicas endocrinológicas, el testimonio de colegas míos, testimonios de otros hombres y experiencias personales. Si alguien quisiera conocer al testimonio de médicos endocrinos a los que yo he consultado, podríamos encontrar el medio adecuado para ello.
        He de suponer que el feminismo de Pilar Sordo le impide atribuir al feminismo la responsabilidad o la culpa de que ahora haya tantas chicas jugando a ser como (suponen muchas mujeres que son) los hombres: agresivas, decididas, independientes, híper-sexuales, adictivas, etc. Según Sordo, las nuevas generaciones quieren identificarse con el sexo opuesto a causa de oír a sus madres y abuelas quejarse todo el día de tener que ser mujer y de lo cabrones que son los hombres (el sexo privilegiado). Como ya dije, es obvio que esa concreta queja no nace de las mujeres de cualquier época, sino de las mujeres de hoy por estar hondamente influenciadas por los mensajes del feminismo. Sordo, pues, incurre en una contradicción notoria: su feminismo coadyuva a poner el mundo de los sexos patas arriba: mujeres masculinizadas y hombres afeminados.

        Voy a la cuestión del victimismo:

        Minuto 0:40:00 aproximadamente hasta 0:45:28 del vídeo:

        “La felicidad femenina está supeditada a un montón de factores que son externos. Esto también tiene gradientes. Hay mujeres que son tremendamente externalistas y todas las causas…
        … a esa mujer no le cuesta nada asumir su papel de víctima permanente”

        Pilar Sordo explica que ese el externalismo forma parte de la estructura femenina. Unas mujeres son más y otras menos, pero es algo inherente a la estructura mental femenina. Sordo también puntualiza que hay mujeres que han aprendido a no ser externalistas, a ser independientes. Nótese que dice que “han aprendido”. Los datos que ofrecen los médicos endocrinólogos (y que Sordo aporta) es que el 97,5% de las mujeres piensa que las causas de su gordura son ajenas a su conducta. Decir que el 97,5% de las mujeres son externalistas suena (y lo entiendo) mucho más inocuo que decir que son o propenden al victimismo, pero lo cierto es que una persona externalista (en el sentido explicado por Sordo) es potencialmente victimista: propende a creerse la víctima: creerá serlo casi siempre cuando algo malo le ocurra. Digamos que es algo ínsito a su estructura psicológica.
        La territorialidad también forma parte de la estructura masculina. De este aspecto he dicho en este blog cosas verdaderamente duras, pero es que nuestro pasado evolutivo fue el que fue y no otro. Por tanto, así como la mujer es, por lo general, potencialmente victimista (cree ser víctima de…), los hombres somos, en general, potencialmente guerreros. Ante ciertas circunstancias, la mayoría de los hombres va a reaccionar con mentalidad de guerrero. Esto también lo afirma la investigación de Brizendine. En estas páginas dije:
        “Los hombres serán terriblemente crueles con otros hombres si ello es necesario para ganarse la aprobación de las mujeres. Es más que conocida la facilidad extrema con que los varones forman alianzas y perciben diferencias en los desconocidos que les llevan a organizar conflictos y pendencias territoriales y de identidad.”

        Tanto la territorialidad de los hombres como el externalismo (que apareja victimismo) de las mujeres son rasgos psicológicos básicos, estructurales; y esto implica que, en general, pasan desapercibidos al individuo. Son casi inconscientes. En mi opinión, la mayoría de las mujeres cree honradamente que es víctima real de ciertos males. No es el resultado de un cálculo consciente o de un deseo de engañar (aunque puede llegar a serlo). Pinker explicaba que el autoengaño suele ser perfecto: el que se autoengaña cree que no se está engañando. Acaba creyendo lo que dice. Si yo me creo mi propia mentira, resultaré más creíble a quien me escuche.

        Carlos, Pilar Sordo ha escrito varios libros. En ¡Viva la Diferencia! recoge los datos de la investigación. Yo no lo he leído todavía. Aunque, sin duda, será interesante su lectura, los resultados principales están expuestos en la conferencia (como la misma Sordo indica).

        En cuanto a si las mujeres son más o menos consumistas que los hombres, no hay duda. La respuesta es un rotundo sí. Sordo nos informa que el mensaje publicitario “Llame ya” está pensado para la estructura mental femenina. Por un lado, tenemos la necesidad femenina de diversidad (que obliga a los fabricantes y comerciantes a inventar infinidad de combinaciones para los productos que saldrán a la venta). Por otro lado, la tendencia a creerse gran parte de los mensajes publicitarios engañosos (“adelgaza sin esfuerzo con…”); tendencia que lleva a las mujeres a comprar productos inútiles o carentes de las cualidades que les atribuye la publicidad. Huelga aclarar que ni todos los hombres son marcadamente territoriales ni todas las mujeres victimistas o consumistas. Pero son, eso sí, potentes patrones de conducta diferenciales en función del sexo.
        He de insistir, Carlos, en que si por cualquier razón no te encuentras cómodo con las conclusiones de Sordo (y las mías), puedes borrarlas. A mí no me importa. Creo que esas conclusiones me valdrán (o nos valdrán si es que hay compañeros que deseen profundizar en estas cuestiones) para explicar y comprender mejor las características del feminismo radical que hoy nos lacera y que amenaza, en mi opinión, con engullir el estado de derecho.

      • @Isidro

        Gracias por desarrollar tu argumento. Entiendo que debatir este punto en particular sea de interés en otros contextos, pero como has adivinado, para mi línea de trabajo no lo considero relevante. Prefiero analizar los méritos y deméritos de las injusticias o los privilegios señalados y concluir si se tiene razón o no, o hasta que grado.

      • Alejandro dijo:

        Amigo Isidro te veo inspiradisimo, te animo a que te decidas a hacer tu propio blog. Yo estoy pensando hacer el mio sobre hombres que siguen su propio camino, sobre los hombres herviboros y sobre el fenomeno de los pagafantas o nice guy.

      • Son temas bien interesantes. Me gustaría oír de ellos también.

      • Isidro dijo:

        De acuerdo, Carlos. Evitaré en este blog hacer comentarios sobre el trasfondo psicológico/biológico de hombres y mujeres. Aunque nuestro objetivo final sea el mismo (igualdad ante la ley y justicia), transitamos por caminos diferentes. Me corresponde a mí probar (en mi futuro blog) la utilidad de mi planteamiento. Un planteamiento que no es diferente del que utiliza Sordo. Su intención es enseñar a hombres y mujeres a conocerse mejor y que tomen conciencia de cómo ciertas pautas de comportamiento pueden empeorar o mejorar la convivencia matrimonial o familiar. Lo que yo pretendo es algo parecido, pero mi punto de mira no es la familia sino la política y las reivindicaciones feministas. Así, por ejemplo, la mujer que tome conciencia de su probable propensión a externalizar las causas de su felicidad y a sentirse víctima sin serlo, estará mucho más preparada para juzgar críticamente las propuestas feministas.

        Si yo llevo alguna razón, podemos rastrear la mayor parte de las características de la ideología feminista en la estructura mental femenina. Permíteme un ejemplo más. ¿Qué afirma la teoría feminista del “género”? Qué los hombres y las mujeres nacemos sin ninguna identidad sexual, que la educación se encarga de decirnos si hemos de comportarnos como varones o mujeres tradicionales, como seres homo, hetero u bisexuales. Es decir, a los seres humanos NOS hacen, nos construyen la identidad: somos seres absolutamente pasivos y receptivos. No generamos nada, ni siquiera lo más esencial a cada uno de nosotros. Pero puntualicemos: la teoría del “género” considera a la mujer particularmente pasiva y receptiva, pues concede al hombre el exclusivo poder de haber creado el patriarcado y, con él, la capacidad de modelar a la mujer a su antojo. Esto, como ves, concuerda perfectamente con ese “externalismo” femenino de que habla Sordo: La mujer dice: “a mí me ponen triste, a mí me excitan, a mí me enfadan…” Ciertamente, nada más externalista que creer que otros (el hombre, el patriarcado) me hace ser como soy y me otorga una identidad (de género).

        Dicho esto, procede como mejor consideres. Borra éste y los anteriores comentarios si lo consideras mejor para tus propósitos.

  2. Isidro dijo:

    Lo dije de pasada en otra entrada anterior. Ahora lo voy a desarrollar algo más. Quisiera ir dejando algunos apuntes sobre las bases biológicas de la mentalidad acreedora de las mujeres y de la mentalidad deudora de los hombres (son mentalidades complementarias en estas cuestiones). Creo, Carlos (y demás lectores) que nos servirá para comprender mejor la opresión que las mujeres pueden (o suelen) ejercer contra los hombres. No haré ahora un listado amplio o exhaustivo, porque prefiero poner sólo lo que ya está constatado por la ciencia. Más adelante habrá lugar para las conjeturas y más aportaciones.
    1) Las mujeres lloran 4 veces más que los hombres y sollozan 11 veces más.
    2) Como indicó Emilio, según la estudiosa Louann Brizendine, “cuando las mujeres lloran, pueden suscitar auténtico dolor cerebral en los hombres.”
    3) Respuesta de Louann Brizendine cuando el entrevistador le dice que, leyendo su libro, a un varón le puede parecer que el cerebro femenino es superior:
    “Parece tan superior porque tenemos mejor inteligencia emocional: el hipocampo de la mujer es ligeramente más grande y es el que registra los datos emocionales. Si usted se pelea con su esposa, dentro de diez años ni siquiera se acordará de la discusión, pero ella no la olvidará nunca.”
    De lo que está hablando Brizendine en el punto tres es del archiconocido rencor femenino (no hay nada peor que una mujer despechada, se dice). ¿Pero por qué no olvidar una discusión o una ofensa es una ventaja? Brizendine no aclara esta cuestión, pero mi opinión es que quien no olvida una discusión tiene más oportunidades de hacer reproches al otro (en este caso al hombre). Al cabo de un tiempo de convivencia, el hombre habrá olvidado muchas discusiones, pero ella no, de modo que podrá presentarse ante él con un arsenal bastante grande de reproches, o podrá elaborar más argumentos a partir de una serie de discusiones y discrepancias que no olvida. Y esto es una de las cualidades mentales que necesita quien precisa hacerse la víctima. Y al contrario: como la mejor combinación para sobrevivir nuestra especie fue que el hombre se sintiera en deuda con la mujer, ese hombre evolucionó hacia una memoria emocional menos consistente y precisa. Ante la avalancha de reproches acumulados en el tiempo por la mujer, el hombre se puede sentir indefenso, con una memoria flaca que no le ayudará a defenderse de las acusaciones de la mujer.
    Las relaciones entre feminidad (cerebro femenino) y feminismo son, creo, evidentes.

    http://www.muyinteresante.es/historico/articulo/louann-brizendine

  3. @Isidro

    Como siempre, gracias por tus aportaciones. El comentario sobre la violencia de género está muy bien razonado, aunque tengo mis reservas sobre utilizar un concepto que el feminismo creó precisamente para eliminar de la discusión otras formas de violencia en la pareja que no fueran la del hombre hacia la mujer.

    En cualquier caso, si los logros científicos, artísticos y demás que ha conseguido la humanidad son atribuibles a las mujeres (además de a los hombres) por apoyar el sistema que los hizo posibles y participar activamente en él, también hay que valorar la responsabilidad femenina en los horrores que esos sistemas desencadenaron.

    Visto las críticas que he recibido de que “no puedo probar opresión por parte de las mujeres”, estoy trabajando en una entrada sobre las mujeres en la Alemania Nazi. El partido nazi recibió más votos de mujeres que de hombres, aunque cuando controlamos por población (había 4 millones más de mujeres que de hombres), las proporciones son casi idénticas entre los sexos. No se puede decir, por tanto, que las mujeres durante el nazismo eran también víctimas que no tenían elección. Lo curioso es que Karin Magnussen, una nazi convencida que experimentaba con los globos oculares que Josef Menguele extraía de prisioneros vivos, pudo clamar como muchas otras mujeres que “fue empujada a cometer esos horrores”. Y sin embargo la obra de Kathrin Kompisch sobre el tema demuestra que eso fue una descarada mentira. Aquí hay un artículo que habla sobre la implicación de las mujeres en todos los niveles de la maquinaria nazi, y no por obligación.

    http://www.dailymail.co.uk/news/article-1142824/Nazi-women-exposed-bit-bad-Hitlers-deranged-male-followers.html

    Si detrás de cada hombre hay una gran mujer, podría decirse también que detrás de cada genocida hay una colaboradora. Hablando en términos generales, como en el primer caso.

  4. Isidro dijo:

    Gracias a ti, Carlos.
    Por razones que seguramente ya conoces, yo soy tan reticente como tú (por no decir más) a utilizar la expresión “violencia de género”, pero creo conveniente hablar en este caso en los mismos términos que el feminismo para ver sus aporías y las contradicciones a que conduce la lógica en que se basan.

    Me parece magnífica esta labor que haces de aportar pruebas históricas sobre el apoyo de las mujeres a guerras y regímenes totalitarios. Con ello muestras, entre otras cosas, que también ellas están detrás de la violencia que los hombres ejercen contra otros hombres.
    He echado un ojo a la página de facebok donde te critican. El despotismo de las participantes me ha podido parecer proverbial.

  5. Emilio dijo:

    Sigo con interés el debate. Curiosamente esta misma mañana colgué un comentario en mi bitácora con la frase de Louann Brizendine: “cuando las mujeres lloran, pueden suscitar auténtico dolor cerebral en los hombres.” para apuntar que encierra seguramente una de las claves que mejor explica la interacción de los sexos, pero que el trabajo de desarrollarla en un plano social está por hacer.
    Me parece evidente que el hombre no opera en vacío sino en un entorno social en el que las mujeres y los niños condicionan su comportamiento porque su destino y el del grupo están inextricablemente unidos. La anécdota del guerrero africano que no podía entender como una mujer lo consolaba luego de un comportamiento cobarde es más expresiva que muchas palabras que pueda decir. El guerrero será todo lo bravo que se quiera pero necesita la aprobación de las mujeres porque de otro modo su misión no tiene sentido.
    Pero más allá de eso qué explicación puede darse, si no es en esa línea, a que los ítems del tipo de los que yo he citado y están recogidos en la ponencia debatida en la reciente conferencia del PSOE no hayan suscitado mayor debate y preocupación, o cómo puede ser que los cientos y miles de hombres que las conocen acepten olímpicamente ese trato que nos excluye. Pues seguramente esa mentalidad acreedora en ella y deudora en él sea lo que mejor lo explique y al igual que sucede en contabilidad donde no hay deudor sin acreedor ambas cosas no sean más que las dos caras de un mismo hecho.

  6. @Emilio

    Desde luego. Y estas mentalidades deudoras y acreedoras (Isidro debería patentar el término) han sido además enormemente alimentadas por la ideología de género oficial que nos dice que como la mujer ha sido oprimida a lo largo de la Historia y el hombre ha sido su opresor, todo lo que se haga hoy día por ella desde el punto de vista institucional y personal nunca será suficiente para la redención del varón.

    El gran problema es que los pocos que ponemos en cuestión este discurso (en el mundo hispanohablante al menos) somos unos pocos “blogueros” que no pueden lograr la resonancia de un feminismo que cuenta con el apoyo gubernamental, amén de un fuerte arraigo en la universidad. Luego los medios de comunicación y la cultura popular repiten el discurso dominante en sociedad y lo refuerzan, como siempre ha pasado. Recuerdo esta conversación entre Warren Farrell y el rector de Northwestern University:

    http://www.avoiceformen.com/education/equity-without-equity-universities-love-hate-relationship-with-men/

    Warren: Podrías hacer de Northwestern la primera universidad del mundo en innaugurar un programa sobre estudios masculinos

    Rector: Ja! Sería aniquilado [yo] por los feministas antes de que llegara a la primera base.

    Nosotros hacemos lo que podemos con nuestro tiempo libre, pero no tenemos el lujo, como algunos académicos y funcionarios feministas, de dedicarnos a esto y que nos dé para vivir. Es una batalla muy cuesta arriba, aunque por fortuna gracias a internet podemos llegar a más gente que nunca.

    La mentalidad deudora y acreedora serán una constante biológica, pero sin ese discurso dominante de que los hombres debemos y a las mujeres se les debe quizá no habríamos llegado al escenario que nos muestras en tu última entrada, que es francamente descorazonador.

    He estado pensando en algo para obtener más resonancia. Lo compartiré en el blog dentro de poco.

    • Helena dijo:

      A lo largo de los tiempos, tanto hombres como mujeres han tenido una mentalidad respecto del otro sexo que es deudora y acreedora al mismo tiempo. Los hombres han tenido la convicción de que debían arriesgar su vida para defender a mujeres y niños o para conseguir recursos para ellos, pero también han creído que las mujeres les debían cosas: obediencia, sexo, fidelidad (aún cuando ellos no fuesen fieles), servicios domésticos como prepararles la comida, lavar su ropa, cuidar a sus familiares ancianos y enfermos (a los familiares del marido, quiero decir)…
      Y las mujeres han creído que los hombres debían defenderlas y consegirles recursos, pero también se sentían obligadas con ellos en esas cosas que he dicho.

      • @Helena

        Es cierto que en el pasado ha habido una expectación recíproca, aunque a tenor de lo que está ocurriendo hoy día, parece que la femenina es mayor. Me explico, aunque no estoy de acuerdo en que se deba esperar obediencia de otro adulto (del sexo que sea), hoy día el discurso de género ha roto esa reciprocidad, depositando todas las exigencias en los hombres, y todos los beneficios en las mujeres. Recomiendo la lectura de la última entrada de Emilio porque refleja esto bastante bien:

        http://personasnogenero.blogspot.com/2013/11/el-psoe-y-la-igualdad.html

        Ahora si los hombres esperamos algo de las mujeres, se convierte en una “expresión de privilegio masculino”, pese a que la sociedad siga esperando de nosotros los mismos sacrificios.

      • Sandra dijo:

        Helena. Para que un hombre pueda ser infiel se necesita el concurso de una mujer que sea cómplice de tal infidelidad. A menos, claro, que se pretenda hacer creer que la otra mujer (no la esposa legal) nada sabía acerca de que el hombre ya tenía pareja. La infidelidad no es exclusiva de los varones.

      • @Sandra

        Lo que recuerdo haber leído es que en la Europa cristiana tanto el adulterio masculino como el femenino eran condenados desde un punto de vista moral y religioso. Sin embargo, legalmente, todo el adulterio femenino estaba penalizado mientras que el masculino sólo lo estaba cuando el hombre en cuestión se había acostado con una mujer que estaba a su vez casada. Este doble rasero parece que se debía el varón era el responsable legal de todos los hijos de su mujer, fueran de él o no, mientras que podía negar su paternidad en las relaciones extramatrimoniales. Tendré que buscar la fuente.

      • Debía otra cita con respecto al tema de la paternidad y la infidelidad femenina. Pero antes de eso, aquí hay una introducción al tema en la Wikipedia:

        La paternidad era un efecto de la ley y se establecía por el solo hecho de que la mujer con que el varón estuviese casado pariera un hijo.
        Esta regla persiste hasta nuestros días en muchos países, y es preciso hacer un juicio por paternidad si es necesario modificarla. Por ejemplo: el artículo 312 del código civil belga dice que «El niño concebido durante el matrimonio tiene por padre al marido ».”

        http://es.wikipedia.org/wiki/Paternidad#.C3.89poca_medieval

        Esto viene del derecho romano y la frase “Mater semper certa; pater est quem nuptiae demonstrant”.
        “La madre siempre se sabe con seguridad. El padre es el que se indique en el matrimonio.”

        Aquí la cita:

        http://books.google.com/books?id=oIVNAAAAMAAJ&pg=PA12&lpg=PA12&dq=Mater+semper+certa;+pater+est+quem+nuptiae+demonstrant&source=bl&ots=Ytv9YYRc_a&sig=R5Ks4HyrdrA9a-dYHudOeKzVj3k&hl=es&sa=X&ei=hMOKUsyjNYfI2gWKz4CoDQ&ved=0CGIQ6AEwCQ#v=onepage&q=Mater%20semper%20certa%3B%20pater%20est%20quem%20nuptiae%20demonstrant&f=false

        Los hijos de la esposa eran responsabilidad del padre por ley, fueran suyos o no. Es una de las razones por las que la infidelidad femenina se penalizaba más que la masculina (aunque desde el punto de vista moral y religioso ambas fueran igualmente reprobables).

      • Isidro dijo:

        Carlos, gracias por intervenir. Has contestado a Helena con razones certeras que suscribo. Voy a añadir algo más:
        Helena,
        1) Me alegro de que admitas que, en efecto, los hombres han tenido la obligación (el impulso natural o el instinto en mi opinión) de proteger y proveer a las mujeres, porque no todos los feministas lo admiten.
        2) Tener la convicción de que tenemos ciertos deberes para con los demás no prueba que se tenga una mentalidad deudora. La convicción de tener ciertos derechos tampoco revela que se tenga una mente acreedora.
        3) Si los hombres tuvieran una mente acreedora, también ellos habrían querido desprenderse de los deberes impuestos (según el discurso feminista) por el patriarcado.
        Es decir, el movimiento masculinista habría corrido paralelo al feminista. Pero no: los hombres no han renunciado en ningún momento a su papel de protector y proveedor. ¿Por qué no han luchado los hombres por librarse de semejantes yugos, cuando se trata de débitos y yugos más opresores que los que haya podido soportar las mujeres? Porque no hay yugo más opresor y pesado que el de deber la vida a los demás (a las mujeres en este caso). Al contrario: no sólo han seguido asumiendo el deber de proveer y proteger a las mujeres, sino también los deberes típicos de las mujeres: las tareas de la casa, la crianza, el cuidado… Es más: el hombre, sumiso a la mujer hasta la postración, ha llegado a legislar en su contra, resucitando el delito de autor y conculcando el sagrado principio de presunción de inocencia. Si esto es mentalidad acreedora, que venga Dios y lo vea.

      • @Isidro

        Dices: “Es decir, el movimiento masculinista habría corrido paralelo al feminista. Pero no: los hombres no han renunciado en ningún momento a su papel de protector y proveedor.”

        En realidad, al menos en lo que a mi postura respecta, es sólo cierto parcialmente. Quiero librar al varón de las presiones sociales y culturales que le empujan a adoptar estos roles. Con esto lo que quiero conseguir es que quien adopte el papel de proveedor y protector lo haga como una decisión consciente (por motivos económicos, porque le gusta, o lo que sea) y no por inercia, presión social, o de la pareja, porque es lo que se espera de él. En este sentido se podría decir que sólo animo a que abandonen este rol a quienes no se sientan cómodos con él, para que si cabe dentro de las posibilidades pueda negociar con su pareja la aportación de cada uno a las esferas doméstica y laboral. Ahora bien, no animo a quienes quieren tener este papel de proveedor y protector a que lo dejen, porque iría en contra de mi objetivo: que el hombre pueda tomar la decisión que lo haga más feliz. Siempre que no haga daño a terceros, obviamente, porque como he dicho, muchas veces la vida no te da el lujo de la elección.

    • Isidro dijo:

      Emilio, cuanto he leído de tu blog me parece igualmente extraordinario. Si el paso del tiempo nos trae algo de justicia, obtendréis el reconocimiento que merece vuestra tenaz labor por la igualdad de verdad.
      Me limitaré a intervenir en éste, no obstante, pues no quisiera duplicar las posibles discusiones que siempre surgen con los feministas que visitan vuestros blogs. Con los frentes que tengo abiertos aquí ya tengo de sobra.
      Carlos, llevas mucha razón acerca del peso del discurso feminista y su posición dominante. No quisiera dar a entender que feminidad y feminismo son lo mismo. La relación entre hombres y mujeres nunca han sido tan difíciles como hoy día, y esto es por culpa del feminismo. Lo que ocurre es que el feminismo, si bien debe buena parte de sus caracteres a la mentalidad femenina (y masculina), ha acabado por engendrar un monstruo ideológico que alimenta y potencia la parte acreedora de la mentalidad femenina (al tiempo que hace lo propio con la mentalidad deudora de los hombres). La natural queja femenina potencia la ideológica queja feminista, dando lugar a un proceso de realimentación positiva extraordinariamente peligroso tanto en lo concerniente al bienestar social y psicológico de hombres y mujeres como al devenir legislativo y político.

  7. Helena dijo:

    Vaya, se me ha colado una errata, es “conseguirles”.

    • Alejandro dijo:

      Los hombres han tenido la convicción de que debían arriesgar su vida para defender a mujeres y niños o para conseguir recursos para ellos, pero también han creído que las mujeres les debían cosas: obediencia, sexo, fidelidad (aún cuando ellos no fuesen fieles), servicios domésticos como prepararles la comida, lavar su ropa, cuidar a sus familiares ancianos y enfermos (a los familiares del marido, quiero decir)…

      Los hombres han arriesgado sus vidas y han conseguido recursos no por convicción sino muchas veces han sido obligados por la clase alta. La obediencia femenina, los servicios domésticos, el sexo, la fidelidad y el cuidado no se dispensaban a todos los hombres sino mayoritariamente a los de clase alta.

      Y las mujeres han creído que los hombres debían defenderlas y consegirles recursos, pero también se sentían obligadas con ellos en esas cosas que he dicho.

      Las mujeres no han actuado por ninguna creencia o por ningún sentimiento simplemente han actuado siguiendo un rol y otra vez la obligación que tenían las mujeres no eran para todos los hombres sino mayoritariamente para los hombres de clase alta.

      Creo que te equivocas al pensar que todos los hombres eran de clase alta pienso que la la mayoría de los hombres que no han tenido ni descendencia, ni sexo, ni fidelidad, ni servicios domésticos y mucho menos cuidado de sus ancianos pero si han sido proveedores de recursos y protección.

      • @Alejandro

        Aunque es cierto que los roles de género y las expectativas de dichos roles han estado mucho más marcadas entre la clase alta que entre las clases populares, yo al menos no he encontrado evidencia documental para apoyar las afirmaciones de tu comentario (salvo que la mayoría de los varones eran oprimidos por las clases altas, eso es innegable).

      • Helena dijo:

        Por supuesto que no creo que todos los hombres fuesen de clase alta, sólo lo eran una minoría. Tú, sin embargo, sí crees que los de clase baja no solían casarse ni tener hijos, cosa que me parece imposible. Eran la mayoría de la población en todas las épocas y si pocos de ellos hubiesen tenido pareja e hijos, nuestra especie ya se habría extinguido.
        Y a las mujeres de clase baja sí se les inculcaba obediencia, recato, fidelidad. Y en los hogares de clase baja sí eran las mujeres las que realizaban los servicios domésticos y cuidaban a los ancianos y enfermos (aunque fuesen familiares del marido y no de ellas).

      • Emilio dijo:

        Alejandro, la perspectiva de género no tiene en cuenta las clases sociales, es más las sustituye por una construcción en la que las contradicciones y la opresión se produce entre los sexos: los hombres como opresores y las mujeres como oprimidas, no los hombres de clase alta contra las mujeres de clase baja, sino los hombres como grupo contra las mujeres como grupo.
        Y tan es así que para el neofeminismo las mujeres ociosas de clase alta, cuya máxima preocupación es saber como gastarse las ingentes cantidades de dinero que poseen, no existen, no están, no aparecen y cuando lo hacen es con la misma actitud acreedora que las demás. Como tampoco existen los hombres de clase baja, esos a los que asignar cualquier atributo de poder no deja de ser un profundo sarcasmo porque sobre ellos recae los más duro y difícil de esta sociedad.

      • desfinolafe@hotmail.com dijo:

        No eran sólo las leyes. No había un reproche social hacia el hombre infiel o promiscuo comparable al que existía hacia la mujer infiel, la mujer promiscua, la madre soltera… Me refiero, claro está, a las épocas de las que tenemos más noticia. Allá en las profundidades de la Alta Edad Media no sé lo que pasaba, pero dudo que haya existido una época en la que sólo hubiese exigencias hacia los varones y no hacia las mujeres.

      • @Helena

        En la práctica sí, el reproche social era mayor para las mujeres. En la teoría no. La Iglesia condenaba el adulterio masculino y femenino con la misma contundencia. Cito:

        Para la Iglesia y el Derecho Canónico, las infidelidades conyugales tenían la misma trascendencia si las cometían mujeres o hombres. En este sentido, San Pablo hablaba de la paritaria fidelidad de los esposos y San Agustín, en su De bono conjugali, señalaba que los tres bienes del matrimonio eran lides, proles y sacramentum, exigía fidelidad mutua y consideraba la traición de los varones igual de censurable que la de las mujeres.

        http://www.vallenajerilla.com/berceo/florilegio/florilegio/transgresiones.htm

  8. Sandra dijo:

    “Es mejor ser la viuda de un héroe que la mujer de un cobarde”. (Dolores Ibárruri).

    Dolores Ibárruri Gómez (n. Gallarta, Vizcaya; 9 de diciembre de 1895 – m. Madrid; 12 de noviembre de 1989), llamada La Pasionaria, fue una histórica dirigente del Partido Comunista de España.
    http://es.wikiquote.org/wiki/Dolores_Ibárruri

    Y ojo, porque esta señora que incitaba a los hombres de su bando para que muriesen matando a los hombres del bando contrario durante la guerra civil española (1936-39) es la misma señora que hoy en día es un icono a imitar por el feminismo español:
    http://www.singenerodedudas.org/mdl/mod/glossary/view.php?id=315&mode=letter&hook=D&sortkey=&sortorder=

    • Kuxille dijo:

      Dolores Ibáuri tiene todo el derecho del mundo a decirlo , ya que ella misma combatió durante la Guerra Civil y junto a ella una multitud de mujeres en el bando republicano.Con un par de ovarios.Pena que perdieran😦 .

      http://www.guerracivil1936.galeon.com/mujeres.htm

      http://estrellasquealcanzar.blogspot.com.es/2010/07/la-dinamitera-las-mujeres-tambien.html

      Claro que en el bando franquista no quisieron mandar mujeres al frente .El bando más machista por cierto.

      • Sandra dijo:

        Primero. No me consta que Dolores Ibárruri haya combatido en la Guerra Civil española. De los enlaces que aporta Kuxille sólo se desprende que dicha señora llegó a ser “comandante honorario del 5º Regimiento”, es decir, algo totalmente honorífico que no conllevaba estar en primera línea de combate.

        Segundo. Dolores Ibárruri tenía todo el derecho del mundo a combatir (en el caso de que realmente lo hubiese hecho), pero no tenía derecho alguno a incitar a los demás a que tomasen las armas, y en caso contrario a despreciar a los varones que no lo hicieran. Si ella quería ir al frente es su problema. Pero ella no tenía legitimidad alguna para jalear a los hombres para que matasen y muriesen en el frente. Y ojo, porque Dolores Ibárruri hablaba de “viudas”, no de “viudos”, con lo que de hecho sólo entendía que el ir a la guerra fuese un “deber” de los varones.

        Tercero. Me asombra el último párrafo de Kuxille: “Claro que en el bando franquista no quisieron mandar mujeres al frente. El bando más machista por cierto.” Supongo que en la visión totalitaria de Kuxille, la “igualdad” consiste en reclutar tanto a hombres como a mujeres para mandarlos al frente. Yo, ya ves, abomino tanto del reclutamiento de hombres como del de mujeres. Y abomino sobre todo del reclutamiento masculino porque en la práctica son varones los que en su inmensa mayoría han estado y siguen estando en muchos países sujetos a servir militarmente al Estado, ya sea bajo amenaza de cárcel, de escarnio o de muerte. Por otra parte, Kuxille, al hablar de “no quisieron mandar mujeres al frente”, desvirtúa la enorme diferencia que hay entre “mandar” (obligatoriamente) a los varones al frente (cosa que se dio tanto en el bando nacional como en el republicano durante la Guerra Civil española), con lo que era una participación VOLUNTARIA de algunas (que no “multitud”) de mujeres en el bando republicano.

      • Kuxille dijo:

        ¿Haces lectura selectiva?

        http://estrellasquealcanzar.blogspot.com.es/2010/07/la-dinamitera-las-mujeres-tambien.html

        “Con 17 años, sin instrucción militar ninguna, se incorporó a las Milicias Obreras del Quinto Regimiento que el 19 de julio de 1936 partieron hacia Somosierra para detener a las tropas del general Mola. Con ella se alistaron también otras milicianas, era la primera vez que las mujeres participaban en el frente de forma armada, lejos de las tareas clásicas de las mujeres en la guerra que hasta entonces solo habían actuado como auxiliares y enfermeras.”

        Claro , en un mundo perfecto no existirían los ejércitos. Pero hasta que estemos en un mundo perfecto , si parte del ejercito se subleva contra el gobierno legítimamente nombrado ,habrá que defender el gobierno.

        Tú como siempre minimizando el valor de la mujer. Demuéstrame que la participación de la mujer era voluntaria y la del varón no.

        El masculinismo debería estar agradecido a mujeres como La Pasionaria .Contribuyó a que las mujeres también fueran al frente.Cada balazo que daban a una mujer es un balazo que no recibía un varón.Redujo el porcentaje de varones respecto a mujeres en el ejercito.

  9. Alejandro dijo:

    @Carlos El otro día estuve leyendo un ensayo Roy F Baumeister que se titula ¿Hay algo bueno sobre los hombres?. En el se habla de que por medio de una investigaciones sobre el ADN descendemos de el doble de mujeres que de hombres, es decir, que el 80% de las mujeres y el 40% de los hombres se reprodujeron. Seamos lógicos y pensemos antes de la actual invención de los métodos anticonceptivos solo tuvieron hijos el 40% de los hombres es lógico suponer no serian posiblemente los de la clase social mas baja. Esos hombres que tuvieron hijos aproximadamente serian los que recibirían todas las demás atenciones femeninas los demás no creo que tuvieran mucha oportunidad de recibir atenciones.

  10. Alejandro dijo:

    @Helena
    Por supuesto que no creo que todos los hombres fuesen de clase alta, sólo lo eran una minoría. Tú, sin embargo, sí crees que los de clase baja no solían casarse ni tener hijos, cosa que me parece imposible. Eran la mayoría de la población en todas las épocas y si pocos de ellos hubiesen tenido pareja e hijos, nuestra especie ya se habría extinguido.

    Lo que sostengo es que si bien la distribución de recursos y protección que los hombres han dado a las mujeres han sido bastante uniforme, la distribución de los servicios de cuidado domestico que han dado las mujeres a los hombres han sido mas desigual. Dándose el caso que muchos hombres se han visto obligados a proporcionar recursos y protección a las mujeres sin recibir nada a cambio. Es hoy que las muchas mujeres no quieren proporcionar cuidado domésticos a los hombres y aun siguen recibiendo protección y recursos por parte de los hombres. Creo que habría que tratar de desanimar el discurso victimista de hay que ver que los hombres son muy malos y las mujeres son muy buenas o los dos somos muy malos o los dos somos muy buenos en su conjunto.

    Y a las mujeres de clase baja sí se les inculcaba obediencia, recato, fidelidad. Y en los hogares de clase baja sí eran las mujeres las que realizaban los servicios domésticos y cuidaban a los ancianos y enfermos (aunque fuesen familiares del marido y no de ellas).

    Las mujeres de clase baja entonces no tenían esa noción de individualidad y estaban insertas en una comunidad que las usaba de las misma forma que usaba a los hombres. Por lo tanto no es que otra vez el discurso victimista los hombres usaran a las mujeres sino que ambos eran usados por la comunidad de diferentes formas.

    • Helena dijo:

      Alejandro, tal vez no me explico bien. Yo no estoy diciendo que los hombres usaran a las mujeres ni creo que las mujeres podamos ser consideradas, en conjunto, como eternas víctimas de la opresión de los hombres. Precisamente encontré este blog porque buscaba opiniones diferentes a las del feminismo. Lo que pasa es que vosotros decíais que la mentalidad de las mujeres es exigir de los hombres sin ofrecer nada a cambio y esa también me parece una opinión equivocada.

      • Alejandro dijo:

        La caballerosidad es algo que se nos inculca a los hombres desde la más tierna infancia y trata precisamente de eso, de ofrecer recursos y protección a las mujeres sin esperar nada a cambio. El problema de todo esto querida amiga es que la caballerosidad dentro de el contexto de una comunidad tenia sentido por que los hombres al entregar recursos y protección a las mujeres sin esperar nada a cambio aseguraban el futuro de la comunidad por medio del cuidado de sus hijos aunque para ello tuviera el hombre que sacrificarse. Ahora las reglas han cambiado, la noción de comunidad no existe por lo tanto para un hombre ser caballeroso es contraproducente por que la mujer se ha individuado y los recursos que cualquier hombre puede su disposición van a acabar malgastados.
        No se a lo mejor tengo mala suerte y todas las mujeres que conozco son unos Narcisos que están tan absortas en sus propios royos mentales que no tienen una idea clara de lo que es el mundo fuera de sus estados de ánimo. Bueno a lo mejor hay mucha inteligencia y mucha generosidad en las mujeres, entonces espero que se note de alguna forma.

        Carlos: Aunque tu primer párrafo ofrece un análisis interesante, en el segundo estás básicamente diciendo que las mujeres son narcisistas, egocéntricas e incluso no son inteligentes. Si vuelves a enviar comentarios así de incendiarios, la próxima vez serán eliminados por completo en lugar de tachados.
        Es cierto que al hombre se le inculca más el sacrificio por la sociedad (incluyendo mujeres desconocidas) que a la mujer, pero eso no significa que haya menos sacrificio por parte de las mujeres. Simplemente el sacrificio que se espera de ellas se encuentra más en el ámbito familiar que el social. Es decir, se espera que sacrifique más por los hijos, padres, etc.
        Tu comentario para Kuxille será publicado más tarde porque ahora mismo está debatiendo con tres personas simultáneamente (incluyéndome a mí) y le prometí que no añadiría más participantes a sus discusiones. En cuanto ella cierre un hilo de discusión procederé a publicarlo.

      • Helena dijo:

        (Carlos, nunca sé dónde hay que poner las respuestas, esta va para lo que está diciendo Alejandro). Alejandro, me está dando la impresión de que has tenido muy mala suerte con las mujeres con las que te has cruzado y lo siento. A las mujeres también se nos ha inculcado siempre el servicio a los demás (sin duda, de una forma distinta a la de los varones). Piensa que aún hoy, con el individualismo que existe en nuestras sociedades, la mayoría de las personas que ejercen el voluntariado son mujeres.

  11. Alejandro dijo:

    @Carlos
    Yo lo que quiero decir es que la capacidad de reproducirse de un hombre y por lo tanto de recibir atención de las mujeres depende de la capacidad de generar recursos mientras las mujeres han recibido recursos por el hecho de ser mujeres. Muy lejos de la idea de la ideología de género que nos dice que la mujer siempre ha sido oprimida por el hombre por el hecho de ser mujer.

    • Muy buena observación, Alejandro.

      • Helena dijo:

        ¿En serio? Las mujeres de las clases bajas, ¿qué es lo que han recibido graciosamente por el hecho de ser mujeres, sin dar nada a cambio?

      • Sólo por clarificar, porque este tema es complicado. Sí creo que había una expectación recíproca en las parejas en el pasado. Cuál era mayor, si la del hombre o la de la mujer es lo que podría debatirse y donde obviamente feministas y masculinistas sostenemos distintas posturas, pero estoy contigo en que esta expectación mutua existía. También considero, sin embargo, como dije en mi anterior comentario, que en la mentalidad feminista no hay reciprocidad, sino deber del varón exclusivamente, como mostraba la entrada de Emilio.

        Con respecto a lo que dice Alejandro, a lo que creo que se refiere (me puede corregir si me equivoco) no es a que las mujeres de clase baja recibieran cosas por sólo por ser mujeres. Lo que dice es que teniendo en cuenta que 1 de cada 2 varones consiguió reproducirse (la meta evolutiva), versus 4 de cada 5 mujeres, en términos de deberes y obligaciones los varones salieron por lo general peor parados, pues fueron obligados a ir a la guerra, trabajos forzados, etc. y no tuvieron como contrapartida la capacidad de reproducirse, y muy probablemente la atención y obligaciones femeninas que generalmente estaban ligadas a estas oportunidades (que solían ocurrir, aunque por supuesto no siempre, en relaciones de pareja estables). La mayoría de las mujeres tuvieron obligaciones hacia los varones, pero también mayores oportunidad de reproducirse, que salvo en el caso de las violaciones o las relaciones ilegítimas, venía acompañado de obligaciones masculinas como la provisión, protección, etc.

    • jose dijo:

      Además existe un concepto, “La dote”, que invita a pensar que en alguna sociedades es la mujer la que tiene que aportar un bien economico para contraer matrimonio. Por lo que la capacidad de reproducirse de esa mujer tambien está supeditada a sus recursos.

  12. Sandra dijo:

    “Con 17 años, sin instrucción militar ninguna, se incorporó a las Milicias Obreras del Quinto Regimiento que el 19 de julio de 1936 partieron hacia Somosierra para detener a las tropas del general Mola. Con ella se alistaron también otras milicianas, era la primera vez que las mujeres participaban en el frente de forma armada, lejos de las tareas clásicas de las mujeres en la guerra que hasta entonces solo habían actuado como auxiliares y enfermeras.”
    Claro , en un mundo perfecto no existirían los ejércitos. Pero hasta que estemos en un mundo perfecto , si parte del ejercito se subleva contra el gobierno legítimamente nombrado ,habrá que defender el gobierno.” (Kuxille).

    Kuxille. Te he cogido MINTIENDO, pues no es verdad que Dolores Ibárruri (La Pasionaria) haya combatido con las armas en la mano. Pero a pesar de eso sigues desviando la atención y contándonos la historia de la dinamitera.
    No es función de este blog entrar en el debate sobre quiénes eran los “buenos” y los “malos” en la Guerra Civil española, si los nacionales o los republicanos. Allá cada cual con sus simpatías. Yo me centro en el papel de La Pasionaria como mujer que jalea a los hombres para que se maten entre sí. Un rol -el de mujer que incita a la violencia- que tanto se daba en el bando republicano como en el nacional, y que desde siempre ha formado parte del papel de la mujer ante la violencia. Porque la realidad no siempre coincide con esa fábula que nos pretenden vender en la cual se nos presenta a las mujeres como símbolos de la búsqueda de soluciones pacíficas ante los conflictos.

    “Demuéstrame que la participación de la mujer era voluntaria y la del varón no.” (Kuxille)

    ¿Cuántos años tienes, Kuxille? Dime, Kuxille, ¿sabes lo que ha sido y es el “servicio militar obligatorio”? ¿Sabes a que sexo ha afectado dicho “deber”? ¿Sabes qué les pasa y ha pasado a los que se han negado a acatar tal “deber”? En mi familia fueron varios los hombres que participaron en la Guerra Civil española, y créeme, Kuxille, no fueron por amor al arte, sino porque eran conscientes de que si se negaban podían acabar ante un pelotón de fusilamiento.

    “El masculinismo debería estar agradecido a mujeres como La Pasionaria. Contribuyó a que las mujeres también fueran al frente. Cada balazo que daban a una mujer es un balazo que no recibía un varón. Redujo el porcentaje de varones respecto a mujeres en el ejercito.” (Kuxille)

    Te superas, Kuxille. Pero dudo mucho que un masculinista, o cualquier persona con un mínimo de razonamiento, pueda juzgar como digno de agradecer el que la sex-ratio de mortalidad en una guerra tienda a nivelarse. Por la misma regla de tres los varones podrían agradecer a las compañías tabaqueras haber incentivado el consumo de tabaco entre las mujeres. Gracias a ello el porcentaje de hombres con cáncer de pulmón se ha reducido respecto al total de individuos con dicha patología, pues ahora la incidencia de tal enfermedad está creciendo entre las mujeres a un ritmo de un 6% anual…
    En fin, Kuxille, si yo fuese feminista -que no lo soy- me tiraría de los pelos leyendo tus reflexiones. Así que te animo a seguir escribiendo por aquí. No sabes el descrédito que provocas a tu causa…

    Carlos: No acusemos a los demás de mentir. Puede que simplemente sus fuentes sean distintas a las tuyas, pero no hay necesariamente intención de engañar. La edad de los comentaristas tampoco es relevante, sólo los argumentos. Por último, entiendo que el tema de la Guerra Civil despierta pasiones entre los españoles, muchas veces para mal, pero no caigamos en descalificaciones que sacan lo peor de nosotros.

    • @Sandra

      Dices: “Te superas, Kuxille. Pero dudo mucho que un masculinista, o cualquier persona con un mínimo de razonamiento, pueda juzgar como digno de agradecer el que la sex-ratio de mortalidad en una guerra tienda a nivelarse.”

      Kuxille me puede corregir, pero creo que a lo que se refiere no es a que se nivelen los porcentajes de bajas. Lo que quiere decir es que las mujeres compartan una carga y sacrificio que ha sido tradicionalmente masculino (lo cual puede traducirse o no en porcentajes más parejos). El compartir esa carga es algo de lo que yo, como masculinista, sí estaría agradecido (no la nivelación de muertes, obviamente). Ahora bien, si La Pasionaria fue o no una de esas mujeres que combatieron como los hombres es algo que desconozco y espero que su discusión arroje luz al asunto.

    • Jeipi dijo:

      Efectivamente, las mujeres no siempre han resuelto los conflictos de forma pacífica. Baste recordar que Elisabet Tudor y María Estuardo dirimieron sus diferencias mediante sus respectivos ejércitos, compuestos exclusivamente por varones. (Claro que de eso hace y algunos siglos, cuando se supone que las mujeres no tenían poder.)

    • Kuxille dijo:

      Muy bien , mis más sinceras disculpas.Confundí a la Pasionaria con la Dinamitera.Debo decir en mi favor que no lo he hecho a posta .

      Si , exacto Carlos , era lo que quería decir, gracias:
      “Lo que quiere decir es que las mujeres compartan una carga y sacrificio que ha sido tradicionalmente masculino (lo cual puede traducirse o no en porcentajes más parejos).”

      No , no he encontrado ningún texto que declare que Dolores Ibárruri luchara .En ese caso no me parece bien esa frase y creo que utilizar el tópico de “varón lucha para que las mujeres no te llamen cobarde” es ilícito.Sin embargo dejo también un extracto de su famoso discurso ¡no pasarán!

      Mujeres, heroicas mujeres del pueblo! ¡Acordaos del heroísmo de las mujeres asturianas en 1934; luchad también vosotras al lado de los hombres para defender la vida y la libertad de vuestros hijos, que el fascismo amenaza!

      • Sandra dijo:

        Huecas palabras las arengas de Dolores Ibárruri, si luego La Pasionaria no predicó con el ejemplo. Si tanto animaba a las mujeres a “luchar” (¿en el frente o en la retaguardia?) tenía que haber sido ella la primera que fuese a las trincheras. ¿O es que el trabajo de carnicero lo delegaba en los hombres?
        Reconozco que le tengo particular antipatía a la figura de La Pasionaria, pero es que me revienta que la izquierda y las feministas españolas hayan elevado a los altares a un personaje cuyos méritos se basan en una permanente incitación al odio social, y en el caso que tratamos, en una incitación a los hombres para que se comporten con extrema violencia. La misma violencia que rechaza el feminismo contemporáneo cuando se ejerce contra una pareja femenina, pero al mismo tiempo la misma violencia que esas mismas feministas (que suelen practicar la doble o triple militancia, pues además de miembros de colectivos feministas lo son de partidos de izquierda) glorifican si se trata de liquidar a sus enemigos de clase… La misma violencia a la que nuestra izquierda da legitimidad, aunque luego fuese dirigida contra soldados que luchaban en el bando nacional como consecuencia de haber sido reclutados bajo amenaza de fusilamiento.
        Me gustaría también preguntarle a Kuxille qué opina de los escritos de Dolores Ibárruri donde ésta llama al exterminio de otros grupos de izquierda en la retaguardia del bando republicano, y donde, casualmente, tanto víctimas como verdugos eran varones.
        También me gustaría preguntarle a Kuxille qué opina sobre el reclutamiento obligatorio para ir a la guerra en el bando republicano. No voy a entrar en lo que supuso la llamada “leva del biberón” (http://es.wikipedia.org/wiki/Leva_del_Biberón) en el bando republicano (que hoy sería considerada como la recluta de niños soldados) pues creo que tan detestable es reclutar a adolescentes como a hombres de más edad. Tampoco voy a entrar en profundidad en los fusilamientos de soldados cometidos dentro del bando republicano por negarse a volver al frente (http://www.radioklara.org/spip/spip.php?article2928). Hechos, todos ellos, donde siempre se juega con lo mismo: el “deber” de los varones para inmolarse, porque de lo contrario dejarían de ser “hombres”. Y ¡ojo! porque ese código de honor que empuja a los hombres a correr de frente y hacia las ametralladoras, en lugar de lo contrario, no es patrimonio de los fascistas de derechas, sino también de los que se autodenominan de izquierdas, y tanto de los varones como de las mujeres. En fin, creo que Kuxille tiene una imagen idílica y épica, al estilo de las canciones de Silvio Rodríguez, de lo que supuso la Guerra Civil española, y se imagina que aquello era la lucha de los esclavos contra los amos, negándose a ver -por negacionismo ideológico- las miserias cometidas por el bando con el que ella simpatiza, y que no tenían nada que envidiar a los crímenes cometidos por el bando opuesto.

      • Haces bien en dejar claro que la idea del sacrificio masculino en la guerra ha sido tan de derechas como de izquierdas, y que ambos bandos realizaron reclutamientos forzosos de varones. Sin embargo, no quiero que esto termine en un debate sobre la Guerra Civil, tema que está fuera del alcance de este blog y en el que no me siento cualificado a participar por no ser español.

  13. Sandra dijo:

    Carlos. Estoy de acuerdo en eso de compartir cargas entre hombres y mujeres. Pero obviamente me refiero a cargas socialmente necesarias. Hablar de repartirse las cargas entre hombres y mujeres en las guerras -como si la guerra fuese algo “normal” y “necesario”- me parece sencillamente aberrante. Tan aberrante como si alguien propone que para evitar las muertes por cincuncisión y ablasión la solución está en hacer dichas mutilaciones sexuales en “buenas condiciones higiénicas”…

    Carlos. Dolores Ibárruri fue una conocida dirigente del sector más duro y prosoviético del Partido Comunista de España. Ella era diputada cuando tuvo lugar la guerra civil, y se distinguió por sus arengas jaleando a los hombres para que muriesen en el frente. Pero cuando la República española fue derrotada, Dolores Ibárruri no dio ejemplo de lo que ella predicaba para con los varones, pues huyó a la Unión Soviética, cosa que no pudieron hacer los republicanos de a pie, que fueron recluidos en campos de concentración en Francia.

    Dolores Ibárruri se distinguió, además de por incitar a los hombres a la violencia (“Es mejor ser la viuda de un héroe que la mujer de un cobarde”), por justificar y promover los asesinatos dentro del campo republicano cometidos por los comunistas contra otros grupos de izquierda:

    “Es necesario extirpar, como se extirpan del campo las plantas dañosas, al trotskismo de las filas proletarias de nuestro país. Es necesario extirparlo y aplastarlo como a fieras rabiosas, porque, si no, nos encontraremos en cada momento decisivo con que no se puede comenzar la ofensiva porque hay que atender a los disturbios que ellos promueven en la retaguardia.”

    es.wikiquote.org/wiki/Dolores_Ibárruri

    Carlos, en mi segundo comentario fui muy prudente, y por eso he escrito lo siguiente respecto a lo dicho por Kuxille: “No me consta que Dolores Ibárruri haya combatido en la Guerra Civil española.” Pero Kuxille, no sólo no ha querido admitir su posible error de fuentes, sino que ha pasado a la ofensiva, mezclando cosas, y volviendo a traernos la historia de “La dinamitera”, que obviamente no es Dolores Ibárruri. El que Kuxille se salga por la tangente, y hable de “La dinamitera”, cuando yo estoy hablando de Dolores Ibárruri, no es un error de fuentes, sino un ejercicio consciente de manipulación dialéctica que pretende engañar a las personas que estén poco informadas acerca de la Guerra Civil española.

    Naturalmente que la edad de una persona en principio no tiene que ser determinante a la hora de un debate, siempre y cuando se trate de alguien con cierta madurez. Pero si yo le pregunto a Kuxille su edad, es porque me parece inconcebible que un adulto no sepa distinguir entre lo que es la participación voluntaria en una guerra, y aquellos otros -varones- que han sido y son obligados a combatir bajo amenaza de fusilamiento. Si Kuxille, cuando me pregunta que demuestre “que la participación de la mujer era voluntaria y la del varón no”, pretende no saber qué es el servicio militar obligatorio para los varones (y lo que ello implica) es porque se trata de una persona tan desinformada e ingenua como podría ser una niña, o bien porque hace un ejercicio deliberado de cinismo.

    • @Sandra

      Como dije, entiendo que el tema de la Guerra Civil es delicado y calienta los debates. También comprendo por qué crees que Kuxille escribió lo que escribió. Dicho esto, considero que no debemos atribuir malas intenciones a otros participantes de la discusión y darles el beneficio de la duda para que nos lo den a nosotros en el futuro si nos equivocamos. Porque muchas veces lo que atribuimos a una mala intención puede ser un error o una interpretación equivocada. Por lo que conozco de Kuxille en los debates que he tenido con ella no es partidaria de la guerra, pero la menciona porque la guerra es (por desgracia) una constante en la Historia humana y hay que tratarla. Me acaba de llegar un comentario de Kuxille donde reconoce su error con respecto a la dinamitera, y por eso pido prudencia a la hora de acusar de malas intenciones.

      • Sandra dijo:

        Carlos, salvo el integrismo islámico más recalcitrante, nadie es oficialmente hoy en día partidario de la guerra. Hasta el mismísimo premio Nóbel de la paz, el señor Obama, rechaza esa opción, lo que no quita para que llegado el caso él y los suyos justifiquen lo que eufemísticamente pueden denominar “guerras humanitarias” o “uso de la fuerza”.

        Más arriba, Kuxille ha escrito cosas como éstas:

        “Dolores Ibáuri tiene todo el derecho del mundo a decirlo , ya que ella misma combatió durante la Guerra Civil y junto a ella una multitud de mujeres en el bando republicano.Con un par de ovarios. Pena que perdieran”

        “Claro , en un mundo perfecto no existirían los ejércitos. Pero hasta que estemos en un mundo perfecto , si parte del ejercito se subleva contra el gobierno legítimamente nombrado ,habrá que defender el gobierno.”

        Carlos, entiendo que quieras adoptar una posición imparcial en el debate, pero me resulta muy difícil admitir que tras esos comentarios de Kuxille nos digas que ésta “no es partidaria de la guerra”.

    • Kuxille dijo:

      Sandra , por favor deja de decir a los demás lo que pensamos o no que parece que sabes tu mejor que yo lo que pienso (e idem con Enrique).Me parece insultante.¿Crees estar en mi cabeza?¿Te crees dios?

      Personalmente no lo veo como un asunto blanco o negro.Hay grises , hay matices .
      Sinceramente , es un asunto tan sumamente complicado , tan sumamente personal para mí que no podría decir ni un sí ni un no.No creo en la violencia pero ¿dejarse pisar?
      En tono irónico :
      Así que soy pro guerra ¿no?Muchas gracias por decirme que pienso .Lo tienes más claro que yo.

      Por otra parte , si soy antifranquista , aunque no niego que Franco hiciera algunas cosas buenas (la seguridad social , los pantanos ) , pero eso no corresponde a este blog.

      PD. Tristemente la mayoría (siendo optimista) de las guerras son por motivos económicos , en las que solo salen beneficiados los mismos , esas guerras ,esos motivos no tienen mi apoyo.

  14. Sandra dijo:

    Sigamos con el papel de las mujeres como sujetos que incitan a los hombres a la violencia. Porque eso no es cosa del pasado ni de culturas lejanas. Ayer mismo, en el diario español El Mundo, y concretamente en el “blog mujeres”, Marisa Soleto, la directora de la “Fundación Mujeres” (una supuesta ONG vinculada al feminismo institucional y de los partidos políticos, http://www.fundacionmujeres.es/infoEntidads/view/1) ha escrito un texto donde llama a los hombres a comportarse como “héroes” en lo que el feminismo llama “violencia de género”. Es, con palabras más suaves, siempre la misma idea de que los varones tienen el deber de arriesgar su vida por una determinada causa. Y donde no debemos olvidar que es una mujer quien llama a los hombres a dicho sacrificio.
    (véase “Se necesitan héroes”, en: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/ellas/2013/11/21/25n-se-necesitan-heroes.html)

    • Muy interesante, Sandra. Creo que se podría escribir una entrada sobre el tema. El problema, como bien señalas, es que se pida a un sexo arriesgar la piel y a otro recibir la ayuda, en lugar de pedir a todos (del sexo que sean) que ayudemos a quienes se encuentren en peligro (del sexo que sean).

    • Isidro dijo:

      Magnífica aportación, Sandra. Todas esas arengas y exhortaciones de las mismas mujeres para que los hombres se jueguen el tipo por ellas, reafirma, a mi juicio, la tesis biologicista que defiendo. Se supone que el patriarcado inculca la función protectora a los hombres, pero aquí vemos que las mujeres más feministas del orbe también desean inculcarlo. ¿Cómo puede explicarse que la convicción de que los hombres deben sacrificarse forme parte tanto del discurso patriarcal (machista) como del discurso feminista? ¿O es que, acaso, la señora Marisa Soleto tiene, pese a su rampante feminismo, una mentalidad patriarcal? La respuesta que mejor se adapta a los hechos es, en mi opinión, que el hombre reconoce en sí ese deber de proteger y la mujer se lo exige cuando lo cree necesario. No salimos de ese bucle porque ese bucle está provocado por atávicos instintos humanos (o animales).

  15. Alejandro dijo:

    (nota para carlos gracias por corregirme, como aqui no hay forma de aclarar que algo es una ironia y que se debe de tomar lo que se dice de forma opuesta a la que se formula las proximas veces tratare de evitar este tipo de humor si quieres puedes borrar lo tachado. No creo que lo que yo tenga que decirle a kuxille sobre la guerra civil tenga ningún interés asi que puedes descartarlo ).

    @Helena Me imagino que te sorpenderia hasta que punto hay muchos hombres hartos con las mujeres y no solamente soy yo. Creo que la misoginia en España tiene un futuro bastante prometedor no a causa del tradicional machismo sino como una reacción al feminismo misandrico que predomina en las instituciones y que de forma tan entusiasta apoyan muchas mujeres. Las bajas tasas de matrimonio son una prueba de que lo que digo va mas allá de mi suerte y de mi psicología.

  16. Alejandro dijo:

    Si las mujeres tenéis ese espíritu de servicio a los demás convendría que lo sacarais en acciones de mucho más calado que participar en una ONG. Por que de nada sirve darle de comer a un pobre mientras las personas que hacen que esos pobres sean pobres siguen de rositas. A ver si empieza a surgir un feminismo de clase baja que haga ver a las mujeres que el hombre de clase baja no es el enemigo y que juntos en un frente amplio puedan enfrentarse a la clase alta ya sean mujeres u hombres. A ver si empieza a aparecer en los sitios de reivindicación social mujeres en masa porque el peligro no es tanto entre mujeres y hombres como entre clases sociales.

  17. Pingback: ¿Quién puede criticar al feminismo? | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  18. Alejandro dijo:

    @Isidro

    Te entiendo perfectamente, pienso que el papel de Carlos es complicado y que algunas veces se pasara de tolerante y otras no llegará. Pienso que con algunas personas será demasiado benevolente y con otras personas demasiado estricto, así es la vida.
    Tras muchos calentamientos de cabeza, tras muchas frustraciones, tras de mucha energía perdida inútilmente he llegado a la conclusión que no siempre es posible el dialogo y desde entonces llegado cierto limite asumo que es imposible un acuerdo.
    Te animo a que sigas participando en este blog, no solamente Carlos aprecia tus intervenciones, yo estoy pensando tomar algunas de tus ideas para un ensayo.

    • Isidro dijo:

      Gracias, Alejandro. Comprendo muy bien lo difícil que resulta moderar discusiones como las que aquí mantenemos. Simplemente, no hubiera podido aceptar que yo agredí a nadie. Como este punto ya está aclarado por parte de Carlos, no tengo mayor problema en seguir participando.
      Si escribes ese ensayo, me gustaría leerlo.

      Saludos.

      • Alejandro dijo:

        Hace poco tiempo he leído un articulo que me parece excelente que te puede ser útil para tu futuro blog . ¿Has oído hablar sobre un blog que se llama la revolución naturalista ?. En el hay un articulo sobre la ilustración oscura que habla del escepticismo sobre la teoría de genero.

      • Isidro dijo:

        No, Alejandro, no he leído ese blog. Voy a buscar ese artículo. Gracias.
        Yo, como tú, aspiro a tener una mayor comprensión de la realidad, y creo que debemos intentar hallar una manera coherente de relacionar lo cultural, lo social, lo psicológico y lo biológico. Muchas cosas andan como confabuladas para dificultar una visión realista de lo que nos rodea y de nosotros mismos. Yo admiro muchísimo a las mujeres que hoy, nadando contracorriente, tienen la lucidez de plantar cara al feminismo. Por fortuna, las hay. Con algo de suerte (o mucha) creo que podremos conseguir que haya armonía entre los dos sexos, y para que eso ocurra necesitamos la colaboración de esas mujeres excepcionales; especialmente de ellas, pues todo está tan viciado que las aportaciones de los hombres son tachadas de machistas. Por eso, todas las fuentes científicas al respecto han de estar firmadas por mujeres: L. Brizendine, P. Sordo, Helen Cronin, Fisher, Doreen Kimura, etc.
        La guerra entre los dos sexos es horrible. Está acabando con la felicidad de muchos hogares y truncando la educación de los niños. El feminismo de “género” al tiempo que denigra al varón, deplora el papel tradicional de la mujer por creerlo impuesto por el hombre. Una consecuencia lamentable de ello es que ningún sexo se encuentra a gusto con su identidad sexual, y ello está generando seres andróginos, incapaces de tener una visión conciliadora de sí mismos. Personas angustiadas tanto si se comportan según los dictados naturales como si adoptan los papeles confusos que impone el feminismo. Un lío tan monumental que no puede sino generar más y más sufrimiento.

  19. Kuxille dijo:

    Carlos , no entiendo una cosa ¿por qué enlazas el foro Alasbarricadas si en ningún momento se hace mención a tu entrada , ni se dice que las mujeres son malas (esa gente es precisamente feminista)?

    • @Kuxille

      Si sigues el enlace del diario Público que refiere el primer comentarista de Alasbarricadas, verás que en la sección de comentarios de la noticia (del diario Público) se menciona mi entrada sobre las Plumas Blancas. La comentarista se apoda “Harta de feministas”. La cita “Qué mala es la mujer y esas cosas” aparece en el primer comentario del hilo de Alasbarricadas, justo debate de la primera mención a mi blog.

      Cuando el comentarista dice “que mala es la mujer y esas cosas” lo que quiere decir es que eso era lo que expresaba mi entrada de las Plumas Blancas, algo que obviamente es falso, pero fue su interpretación y como tal la he criticado.

      Si todavía no encuentras la información, avísame.

  20. Alejandro dijo:

    @Isidro
    Yo como tú admiro a la gente que sale de la corriente en esta cultura y si son mujeres que se enfrentan al feminismo mi valoración sobre ellas es mayor. Conocía a varias de las que nombras, a otras no pero las voy a dejar apuntadas para estudiarlas.
    El problema querido amigo Isidro es que ya hay tanto lavado de cerebro anterior, hay tanto odio plantado que parece que recuperar la confianza no va a ser fácil, no va a ser rápido, no va a ser sino después de mucho sufrimiento. Hay muchos intereses para que esto continue asi, hay muchos damnificados. Tal vez se consiga y tal vez no, yo no contaría con ello, pero creo que si va a acabar con el feminismo va a ser el agotamiento de un modelo de sociedad que nos lleva a la desaparición.

    • Isidro dijo:

      Querido Alejandro, soy bastante escéptico yo también. Más bien quiero creer que el cambio es posible sin llegar a la hecatombe de nuestra civilización. Estos últimos días he descubierto, como ya he señalado en otro comentario, a Pilar Sordo, una psicóloga chilena cuyo influjo en su país -y en otros- es más que notable. Ahora bien, ella se dedica a estudiar la psicología de hombres y mujeres y a intentar que unos y otras conozcan sus propensiones naturales y, en caso necesario, que las puedan controlar. Me ha gustado mucho que hable sin tapujos y eufemismos de la psicología femenina y masculina. Su popularidad es muy grande, de modo que es más que presumible que algo está consiguiendo. Nos hace falta una Pilar Sordo por estos lares, una mujer con aguda inteligencia, erudición, valentía, carisma y buenas dotes de comunicación, pero para enfrentarse a los dogmas del feminismo de “género”. Creo que si una tal mujer -o mujeres- no surge en nuestras sociedades, ocurrirá lo que tú dices: nuestro modelo de sociedad se agotará e irán cobrando hegemonía los países con una visión de la realidad social ajena a la doctrina de “género” y a los dogmas de la corrección política, pero, seguramente, también ajenos a los estados de derecho. Las mujeres que perciben las falacias del feminismo radical deben asociarse y elevar su voz. Si ello es posible, ojalá que sea cuanto antes.

      • Alejandro dijo:

        Creo que el agotamiento de nuestro modelo y la hegemonía de otros países es ya un hecho. La doctrina de género y a los dogmas de la corrección política han erosionado la cohesión social tanto que cada vez se ve mas difícil un cambio tranquilo. Hay mujeres en nuestro país y en países europeos que se oponen a la ideología de género pero no dejan de ser un fenómeno muy minoritario. Me gustaría mucho que hubiera unas mujeres organizadas que desde la valentía y desde la compasión plantaran cara al modelo elitista que nos quieren imponer desde el poder económico pero es que no lo hay.
        A Pilar Sordo ya la conocía, incluso le puse unos videos suyos a mi ultima gran esperanza frustrada con el consiguiente cabreo por su parte hacia mi.

      • susi dijo:

        Te puedo asegurar que a pie de calle, la mayoría de las mujeres no se identifica para nada con el feminismo radical. Más bien lo critican bastante (cosa que no es d extrañar, pues muchas mujeres son tan machistas como los propios hombres, o peor.), diciendo que son unas exageradas, lesbianas o histéricas. Os aseguro que el feminismo radical es muy ruidoso, pero no tiene muchos seguidores, ni pos supuesto, seguidoras.

      • No importa que sean pocas mujeres, lo que importa es que se encuentran en posiciones influyentes y como el adjetivo indica, influyen a los demás. Más información en el comentario donde te respondía a la afirmación de que nos habíamos equivocado de enemigo.

  21. Pingback: La aprobación femenina de la opresión masculina | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  22. Pingback: Misandria en el diario El País | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  23. atouk!! dijo:

    leí todos los comentarios y posturas, muy buen nivel de debate; destaco la templanza y nivel de información de Isidro para sostenerse firme en el desarrollo en profundidad de una observación de la realidad.
    Muy lindo e interesante.
    Saludos.

  24. Pingback: Aprobación y comisión de la violencia: el caso de las mujeres en la Hispania prerromana | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  25. Pingback: La misandria en Pikara Magazine: el feminismo y la “Liberación Final” | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  26. Sandra dijo:

    “Te puedo asegurar que a pie de calle, la mayoría de las mujeres no se identifica para nada con el feminismo radical. Más bien lo critican bastante (cosa que no es d extrañar, pues muchas mujeres son tan machistas como los propios hombres, o peor.)” (Susi)

    En otras palabras, y según nuestra tertuliana, si una mujer critica el feminismo se debe, simplemente, a que es “machista”. Y no sólo eso, sino que Susi parte de dos “verdades” previas: una, que el “machismo” es algo “malo”, frente al feminismo que es algo “bueno”, porque ella recrimina a los otros y otras ser “machista”, como si tal actitud ante la vida no fuese algo tan respetable como ser feminista. ¿O es que sólo es digna de respeto mi ideología, y no la del que piensa de manera diferente? La segunda premisa de Susi es que los hombres son “machistas”, y nótese que Susi matiza entre “muchas mujeres” y “los propios hombres”, lo que supone que no considera como “machistas” a todas las mujeres, sino sólo a “muchas”, precisión que no emplea con los hombres, a los que por defecto supone que el machismo es consustancial a todos los individuos de su sexo. Y ya para finalizar, y si sustituimos “mujeres” y “hombres” del discurso de Susi, por “blancos” y “negros”, ¿se imaginan qué pasaría si alguien dice algo como: “muchos blancos son tan delincuentes como los propios negros, o peor”? Pues eso es el feminismo, en palabras de una catequista de la causa.

    • Por favor no personalicemos la discusión. Lo importante son los argumentos y no la persona que los realiza.
      Con respecto al contenido, sólo quiero señalar que como dijo otro comentarista aquí, la palabra “machista” es una etiqueta externa creada y asignada por otros grupos para definir un fenómeno con el que nadie se identifica, y si alguien lo hace ahora ha sido por el repetido uso de la palabra. Me refiero a que la gente se identifica como “comunista”, “cristiano”, “feminista”, etc (nombre que idearon los propios grupos) pero nadie se identifica con machista o reconoce una ideología machista. Es una palabra creada para definir a otros. Por ello no creo que sea apropiado decir que una actitud es igual de respetable que la otra. No son cosa comparables.

      • Sandra dijo:

        Carlos, en principio coincido contigo en cuanto a que “machista” es una expresión creada para denigrar a individuos de ideas contrarias, y al margen de que éstos puedan o no declararse como tales. Pero también es verdad que en nuestra sociedad también se usa expresiones como “feminazi”, “facha”, o “racista”, siendo prácticamente nulo el número de personas que se jactan de ser de esas condiciones, y, sin embargo, no por ello podemos negar que por muy peyorativas que sean esas voces, semánticamente aluden a algo que puede ser real: “feminazi” (‘feminista radical’), “facha” (‘persona de ideas muy autoritarias’), “racista” (‘persona que considera a una raza como superior respecto a otras’), e, igualmente, “machista” (‘persona que considera al sexo masculino superior respecto al femenino’). Así pues, el concepto “machista” puede tener algo de cierto en cuanto a que puede definir un hecho real, pero el problema surge a la hora de determinar quién es el juez que tiene potestad para tildar a alguien o algo de “machista”. En ese sentido suele ser la militancia feminista quien se ha autoerigido en clero sacerdotal que se reserva para sí el derecho de anatemizar como “machista” al que piensa de otra manera, y según criterios que suelen ser totalmente subjetivos.
        En cuanto a la respetabilidad de tales ideas, si por “machista” se entiende una persona digamos “tradicionalista”, que considera que hombres y mujeres deben tener roles claramente diferenciados en la sociedad y en la familia, ejerciendo los varones el papel de líder, yo -aunque no lo comparta- sí lo respeto, de igual manera que me parece legítimo ser nazi, comunista o feminista, por muy repugnante que personalmente me resulten tales ideologías.

  27. Babel dijo:

    Buenas tardes a todos.
    Susi, has dicho:
    “Te puedo asegurar que a pie de calle, la mayoría de las mujeres no se identifica para nada con el feminismo radical.”
    Si las mujeres fuesen un colectivo oprimido en nuestra sociedad, podría existir un feminismo no radical. Teniendo en cuenta que no lo son, no veo posible la existencia de un feminismo que no sea radical.
    ” Más bien lo critican bastante (cosa que no es d extrañar, pues muchas mujeres son tan machistas como los propios hombres, o peor.), diciendo que son unas exageradas, lesbianas o histéricas.”
    Susi, el feminismo es UNA IDEOLOGÍA MACHISTA. Sin la intervención DECISIVA del machismo de los hombres que quieren sentirse caballeros andantes protectores de doncellas, esa ideología no habría triunfado. O sea, que las primeras que apoyan el feminismo son las MUJERES MACHISTAS. Es verdad que a pie de calle hay muchas mujeres que lo critican diciendo eso (también hay muchas que lo defienden, hay de todo), pero con la boca pequeña se pueden criticar muchas cosas.
    Ignoro tu nacionalidad, pero en España tenemos una ley feminista que establece penas más duras para los hombres “por el hecho de serlo” (por mencionar sólo uno de los atropellos), una ley que ha sido aprobada por partidos políticos votados por ambos sexos.
    “Os aseguro que el feminismo radical es muy ruidoso, pero no tiene muchos seguidores, ni pos supuesto, seguidoras.”
    Si eres tan amable, me gustaría que definieses lo que consideras feminismo radical, y lo que consideras ser seguidor o seguidora.
    Saludos

  28. Babel dijo:

    Buenas tardes.
    Carlos:
    “Por favor no personalicemos la discusión. Lo importante son los argumentos y no la persona que los realiza.”
    Es lógico eso que dices de no personalizar la discusión, es mejor dejarle eso a los espacios feministas cuyo único “argumento” es el insulto. El argumento de Susi es MISÁNDRICO por razones que ya ha expuesto Sandra.
    Sandra:
    “En cuanto a la respetabilidad de tales ideas, si por “machista” se entiende una persona digamos “tradicionalista”, que considera que hombres y mujeres deben tener roles claramente diferenciados en la sociedad y en la familia, ejerciendo los varones el papel de líder, yo -aunque no lo comparta- sí lo respeto,”
    Dado que desde el feminismo no saben contestar a las críticas hacen un tótum revolutum. Por lo tanto a quien discrepa suelen acusarlo de facha (aunque también se oye a veces hablar de machistas-leninistas). Pocos fachas (de los de verdad) han conocido. Los fachas criados en la España nacional-católica suelen ser tradicionalistas, pero están TOTALMENTE EN CONTRA de los malos tratos. Habrá fachas que maltraten a su pareja, por supuesto. También habrá anarquistas que lo hagan, pero eso no quiere decir que sea la regla general en las personas que tengan una visión política o la otra.

  29. Pingback: El poder femenino en la Guerra de los Cristeros: lecciones para el presente | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  30. Pingback: La incitadora: el papel de la mujer en la guerra y las deudas de sangre (I) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  31. Pingback: La discriminación masculina en 31 memes (con fuentes) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  32. Pingback: Por qué el trabajo de esta bitácora no es como “los blancos quejándose del racismo que sufren” | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  33. ile dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con que la MUJER es mas machista que el hombre, pero como sabrás, y esto es cierto a todas luces, que la igualdad y los derechos, deben ser para todos no importa que tan absurdos sean, si a alguien le gusta y le complace hacer cierto tipo de cosas bien, el HOMBRE utiliza su pene como le place y le complace, sin que por ello sea delincuente, engendra hijos a diestra y siniestra, y las leyes nunca son aplicadas, al menos en mi país(mexico), ese no es el problema en si, yo siempre digo mujeres pendejas que se quedan embarazadas, ni modo, para que no se cuidaron. y es esto ultimo lo que me enoja, que den por hecho que la mujer es la que debe prevenir los embarazos, tu y yo sabemos que para que exista un embarazo debe haber dos, porque no exigir en conjunto, al hombre y la mujer el deber de cuidarse?.
    también debería permitirsele a la mujer decir, bueno me quede embarazada, pss ABORTO, pero que crees, ahí si hay sanciones, somos tipificadas como delincuentes, porque? los hombres abandonan hijos todo el tiempo, y nadie los encarcela, porque a la mujer si? porque siempre tenemos que cargar con los hijos nosotras, OJALA PUDIERAS ESCLARECER ESTE TEMA.
    porque a la mujer no se le permite abortar y al hombre si se le permite abandonar??
    porque para unos hay cárcel, y para otros no?
    porque cree usted que las leyes sean así, solo para las mujeres( en este caso)?
    ojala alguien del publico en este foro me pueda dar una visión mas amplia de conocimiento en este aspecto.

    • Bienvenida ile. Antes de contestar a tu pregunta voy a aclarar que en este blog hay quienes estamos a favor del aborto (yo por ejemplo) y quienes no. En lo que generalmente coincidimos es en que exista una situación de igualdad. Si la mujer tiene formas de renunciar a la maternidad (aborto, adopción), el hombre debería tener opciones para renunciar a su paternidad en condiciones similares (puedes ver la propuesta aquí). Si la mujer no tiene opción de renunciar a la maternidad, entonces sí vemos justo que el hombre tampoco la tenga.

      En Mexico parece que la pensión de alimentos funciona de una forma u otra dependiendo del Estado, pero al menos en Ciudad de México parece que la pena puede llegar hasta los 5 años de cárcel. Otra cosa claro es que muchas veces no se aplique por diversas razones, como por ejemplo que no se sepa dónde está el padre, que la madre no la solicite porque no quiere estar vinculada con él, o que la justicia no esté funcionando adecuadamente (lentitud, negligencia, etc.).

      http://eleconomista.com.mx/finanzas-personales/2012/02/29/consecuencias-no-pagar-pension-alimenticia

      No sé en México pero en Ecuador hubo al menos 300 personas encarceladas por este asunto:

      http://www.elcomercio.com/actualidad/deuda-pensiondealimentos-carcel-abuelos-asamblea.html

  34. Pingback: Hacia una nueva historia de las relaciones de género | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s