Poder femenino en la Historia: la China de los Han

En el siempre interesante Genderratic presentaron un famoso evento de la Historia de China para demostrar que la naturaleza cruel y violenta no son patrimonio del varón. Nuestra entrada examinará el mismo evento desde una perspectiva distinta: la del poder femenino y su victoria sobre la autoridad masculina. Recomiendo leer la entrada Poder y autoridad en las relaciones de género, pues ambos conceptos serán de nuevo explorados aquí.

Personajes

  • Lü Zhi. La Emperatriz Madre, viuda de Gaozu. Madre de Liu Ying (el Emperador Hui).
  • Gaozu. Antiguo emperador y esposo de Lü Zhi, muerto cuando ocurrieron los hechos. Padre del futuro emperador Hui (Liu Ying) y Liu Ruyi.
  • Qi. Antigua concubina de Gaozu. Madre de Liu Ruyi.
  • Liu Ruyi. Hijo de Qi y el favorito de Gaozu para ocupar el trono, lo que le ganó el odio de Lü Zhi. Tenía 12 años cuando ocurrieron los hechos y fue asesinado.
  • Liu Ying/Emperador Hui. Hijo de Lü Zhi y Gaozu. El favorito de Lü Zhi para ocupar el trono. Emperador titular.

La historia

Lü Zhi no dañó a la mayoría de las consortes de Gaozu y las trató según las reglas y costumbres de la familia imperial (…). Una excepción fue la Concubina Qi, a quien Lü Zhi resentía poderosamente por la disputa sobre la sucesión entre Liu Ruyi (el hijo de Qi) y Liu Ying (su hijo). Liu Ruyi, el Príncipe de Zhao, se encontraba lejos en su principado, de modo que Lü Zhi centró su atención en la Concubina Qi. Consiguió despojarla de su posición, la trató como a una criminal (cabeza rapada, ropas de prisión, medias) y la obligó a desempeñar trabajos forzados en un molino de arroz.

[Viendo esto] el Emperador Hui (Liu Ying) mantuvo a [su hermanastro y rival por el trono] Liu Ruyi a su lado en el palacio y comprobó que no hubiera veneno en ninguno de los alimentos entregados a este último. El Emperador Hui también llevó a Liu Ruyi consigo a todas partes. Una mañana del doceavo mes de su primer año como emperador, Hui fue de viaje a una cacería; esta vez Liu Ruyi no le acompañó porque no pudo levantarse temprano. El Emperador Hui supuso que su madre no tramaría nada contra Liu Ruyi ya que habían pasado varios meses sin incidentes. Sin embargo la Emperatriz madre Lü [aprovechó su ausencia y] envió un asesino que forzó a Liu Ruyi a tomar veneno (…).

[Lü Zhi procedió entonces a ordenar el castigo para la Concubina Qi]. Hizo que le cortaran las extremidades, le sacaran los ojos, le cortaran las orejas y la forzaran a tomar una poción que la volvió muda. Después fue arrojada a una letrina. Lü llamó a Qi “el cerdo humano”(人彘). Varios días más tarde, el emperador Hui fue llevado a ver “el cerdo humano” y quedó estupefacto al comprobar que se trataba de la concubina Qi. [Hui] dio un gran grito y enfermó por largo tiempo [un año]. Solicitó ver a su madre y dijo “Esto no lo ha hecho un ser humano. Como hijo de la Emperatriz Madre, jamás podré gobernar este imperio.”

Desde entonces Hui se apartó de la política y el gobierno. Qi fue mantenida como “cerdo humano” y murió al año siguiente.

Análisis

Como Emperatriz Madre, Lü Zhi tenía una autoridad considerable, y esto fue importante para su éxito, pero no es suficiente para explicarlo. No por nada la mayor autoridad de China residía en la figura del Emperador titular, Hui. Además, según las Tres Obediencias confucianas, durante su niñez la hija ha de obedecer a su padre, cuando se casa a su marido, y cuando enviuda a su hijo. Este principio también otorgaba a Hui autoridad sobre su madre, viuda cuando ocurrieron los hechos.

La historia relatada nos muestra, sin embargo, que la autoridad de Hui no fue suficiente para resistir el poder de su madre. Tuvo que proteger a su hermanastro y rival porque sabía que su autoridad no funcionaría con ella, y cuando éste bajó la guardia ella llevó a cabo el asesinato. Por si fuera poco, torturó a Qi a espaldas del Emperador y lo traumatizó de tal manera que quedó apartado de la política. En suma, el Emperador fue ninguneado por su madre, y así es generalmente retratado Hui en la Historia de China: como un tipo con buenas intenciones pero impotente ante las maquinaciones de su progenitora.

¿Cómo es posible que la autoridad de Hui fracasase cuando se enfrentó a su madre? Si equiparamos autoridad y poder, sería incomprensible, pero cuando separamos ambos términos la razón queda clara. Por más que las Tres Obediencias o el puesto de Emperador le otorguen la máxima autoridad a Hui, ninguna regla o ley puede controlar el poder que una madre puede ejercer sobre su hijo. Una vez más, que el poder femenino no haya sido codificado como la autoridad masculina no lo hace menos real ni menos relevante. En este caso, como hemos podido comprobar, se impuso sobre la máxima autoridad del planeta (con permiso de los emperadores romanos). Cualquier consejero o político habría sido ajusticiado de haber intentado algo parecido, pero Lü Zhi pudo salirse con la suya no tanto por el cargo que ocupaba, sino por ser la madre de Hui.

Esta entrada fue publicada en Historia, Patriarcado, Poder femenino, Relaciones de poder. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Poder femenino en la Historia: la China de los Han

  1. Kuxille dijo:

    ¿Y por qué , entonces el “poder femenino “no hay intentando codificarse y obtener completa autoridad?¿Le gusta tener que depender de relaciones afectivas/familiares?

    • Eso tendrías que preguntárselo a todas las reinas y emperatrices que han gobernado a lo largo de la Historia y no han hecho nada por cambiar la situación de las mujeres. Pero si yo tuviera que responder, diría que la autoridad también conlleva otras obligaciones, como tener que ir a la guerra cuando el reino está en peligro, amén de otras penurias que pasaban los hombres por su posición. Cuando la situación del varón comenzó a mejorar sustancialmente hacia el siglo XVIII es cuando vimos que las mujeres comenzaron a reclamar los mismos espacios.

    • Kuxille dijo:

      Entonces te hago la pregunta contraria ¿por qué los varones no utilizaron su poder para dar autoridad a las mujeres y ahorrarse las penurias?

      • Porque en la era preindustrial las sociedades “patriarcales” se han mostrado más efectivas para la supervivencia del grupo que las igualitarias o las “matriarcales”. Sólo hay que ver cuántas sociedades igualitarias o matriarcales había en la era preindustrial vs cuántas patriarcales, y que pasaba cuando una de éstas se enfrentaba a una patriarcal.

      • Kuxille dijo:

        ¿Y por qué si te pregunto por las mujeres me respondes :

        “Pero si yo tuviera que responder, diría que la autoridad también conlleva otras obligaciones, como tener que ir a la guerra cuando el reino está en peligro, amén de otras penurias que pasaban los hombres por su posición.”

        es decir que las mujeres (de clase alta) no quisieron la autoridad porque no querían pasar penurias y cuando te pregunto la razón de que por qué los varones no la rechazaban me respondes que era porque era lo más práctico?

        ¿No te estás contradiciendo?¿No estás utilizando un doble estandar?Siendo la misma situación ¿no deberían ambos grupos tener las mismas razones?

        ¿Acaso no tenían penurias las mujeres(de clase alta) ?¿Acaso las penurias de los varones(de clase alta) eran más valoradas para otorgarles autoridad/poder?

      • @Kuxille

        Recuerda la regla de tres comentarios por día.

        No lo veo como contradictorio. El sistema “patriarcal” era más efectivo, pero oprimía y otorgaba privilegios a cada género según los sacrificios que se esperaba de ellos (entre otros factores). A partir del Siglo XVIII en Europa, cuando la situación del varón comenzó a mejorar sustancialmente, algunas mujeres percibieron que los privilegios otorgados a los varones ya no se correspondían con los sacrificios, y que el sacrificio de la mujer no era correspondido adecuadamente tampoco. Aquí es cuando comienza a desearse la posición del varón. La modernización posterior tampoco requiere de un sistema “patriarcal” para mantener una buena sociedad y un buen nivel de vida. Al ya no verse este sistema como necesario o mejor que la alternativa, las demandas femeninistas alcanzan a muchos más hombres y mujeres.

  2. @Todos

    Estaré liado unos días y no aprobaré comentarios hasta que haya resuelto el asunto. Disculpen las molestias.

  3. Enrique dijo:

    Opino igual que Kuxille. Estás haciendo como los y las creyentes: si te pasa algo malo, te dicen que Dios te ha castigado por haber hecho algo malo; ahora bien, si te sucede algo bueno, se debe a tu esfuerzo. Y una de dos: o Dios intercede para lo bueno y lo malo, o Dios no existe y no hay ninguna fuerza divina que interceda ni para lo bueno ni para lo malo.

    Eso mismo te sucede a ti. Kuxille te hizo las preguntas en lugar de comentarte porque así, en lugar de montar un comentario rebuscado para escaquearte, te delatas automáticamente y sale a flote tu misoginia y misandría (misandría también porque estás diciendo, básicamente, que los varones decidieron dominar y llevar un sistema peligroso para todo el mundo por pura avaricia, porque era lo mejor para joder a otros pueblos. Vamos, el mito de Eva aplicado a los varones).

    De haber sido el ejemplo con respecto a una esposa frente a un esposo, te daría el visto bueno. Pero como el ejemplo trata de una madre ante su hijo, diré, en mi opinión, que te equivocas y que no hay prueba alguna del poder femenino.

    Las Tres Obediencias confucianas se crearon pensando en la subordinación de las mujeres. Pero pasaron algo por alto: el machismo no es el único sistema que ha regido nuestra sociedad. Hay uno que está por encima y es el adultismo. La madre pudo saltarse la norma y adquirir poder no por ser mujer y porque haya existido un poder femenino, sino por ser madre, esto es, una adulta. La adultez genera dominio (poder) y autoridad sobre la juventud y la infancia. La madre utilizó su poder como adulta, cual pater familias, para ser capaz de saltar una ley machista más débil.

    Es algo así como cuando un o una nazi apalea a alguien de su propio país porque vive en la calle ejerciendo la mendicidad: la ley del patriotismo que sigue no es más fuerte que la aversión clasista, de tal modo que emplea su dominio de estatus social para saltarse la ley de protección a todo y toda patriota para poder golpear a su camarada.

    Saludos.

    • @Enrique

      Dices: “Opino igual que Kuxille. Estás haciendo como los y las creyentes: si te pasa algo malo, te dicen que Dios te ha castigado por haber hecho algo malo; ahora bien, si te sucede algo bueno, se debe a tu esfuerzo. Y una de dos: o Dios intercede para lo bueno y lo malo, o Dios no existe y no hay ninguna fuerza divina que interceda ni para lo bueno ni para lo malo.”

      No veo que tiene eso que ver con mis comentarios. Los hombres adoptaron el sistema “patriarcal” porque era más efectivo para la supervivencia del grupo, y las mujeres se alinearon con éste porque (además) las protegía de ir a la guerra y otras penurias que ahora son masculinas.

      Dices: “te delatas automáticamente y sale a flote tu misoginia y misandría (misandría también porque estás diciendo, básicamente, que los varones decidieron dominar y llevar un sistema peligroso para todo el mundo por pura avaricia, porque era lo mejor para joder a otros pueblos. Vamos, el mito de Eva aplicado a los varones).”

      En mi comentario no dije que el sistema se adoptó porque era el más efectivo para la supervivencia del grupo, y para demostrarle dije que el sistema se impuso en la inmensa mayoría de las sociedades preindustriales y que también eran más efectivos en los enfrentamientos con sociedades “no patriarcales”.

      Esto NO lo he dicho:

      -Los varones decidieron dominar (lo has dicho tú)
      -Llevar un sistema peligroso para todo el mundo (lo has dicho tú)
      -Por pura avaricia (lo has dicho tú)
      -Porque era lo mejor para joder a otros pueblos (lo has dicho tú)
      -Vamos, el mito de Eva aplicado a los varones (lo has dicho tú)

      Ésa no es mi misandria ni mi misoginia, es la que tú piensas que tengo.
      Que un sistema se utilizara para una cosa, como la dominación de otros pueblos, no significa que se creara con ese fin. El comunismo se ha utilizado para oprimir a millones de personas. Sin embargo no fue ideado con esa finalidad. Aquí es lo mismo. El “patriarcado” se creó porque era más efectivo para la supervivencia del grupo, aunque por supuesto terminó utilizándose para imponerse sobre otras sociedades. Por otra parte también hay que decir que los sistemas no-patriarcales también practicaban la guerra y la dominación, por lo que el “patriarcado” no inventó nada nuevo.

      Dices: “De haber sido el ejemplo con respecto a una esposa frente a un esposo, te daría el visto bueno. Pero como el ejemplo trata de una madre ante su hijo, diré, en mi opinión, que te equivocas y que no hay prueba alguna del poder femenino (…). Pero pasaron algo por alto: el machismo no es el único sistema que ha regido nuestra sociedad. Hay uno que está por encima y es el adultismo.”

      Si no hay poder femenino alguno y sólo se trata de adultismo, ¿por qué no puso otro adulto varón a la emperatriz en su sitio? ¿Por qué no fue otro adulto varón quién movió a este emperador como un títere?

      Puedo conceder que el hecho de que ella fuera mayor influyó en el resultado, pero no era suficiente. Sólo una madre podría haber tratado así a un emperador, desobedeciendo sus deseos de una forma tan directa y brutal, para luego quedarse tan tranquila. Otro adulto no habría podido. En la Historia ha habido ministros manipuladores, pero ninguno se atrevió jamás a matar y torturar personas que el emperador había protegido y restregárselo por la cara después como si fuera una broma, fuera el emperador más viejo o más joven.

      Para terminar quiero decirte que en algunas ocasiones he criticado tus ideas diciendo “el feminismo X, o el feminismo Y”, pero nunca te he acusado personalmente de nada, que recuerde. Porque pienso que la ideología que sigues es tóxica, pero a nivel personal no te considero mala persona. Sin embargo aquí me has acusado de misógino y misándrico, utilizando además cosas que no he dicho pero que tú imaginas que digo. Dejé pasar el comentario que hiciste sobre la prostitución, pese a su intención insultante, pero como vuelves a reincidir aquí voy a tener que expulsarte temporalmente. Como todo el mundo en este blog, podrás volver si pides disculpas y no vuelve a pasar.

  4. Kuxille dijo:

    Sobre Lu Zhi , estás completamente equivocado.Ella tuvo autoridad .Ella era el verdadero Emperador. He encontrado esta información sobre ella.

    http://codex.colmex.mx:8991/exlibris/aleph/a18_1/apache_media/C5EVMU5A2MMBMBSQYXXR3I42IRS8ME.pdf

    • @Kuxille

      No, no lo estoy. Primero porque como ves en mi entrada ya apunté que Lu Zhi tenía autoridad, lo que no tenía era más autoridad que el Emperador, y mucho menos para hacer lo que hizo. Ahí es donde su autoridad fue insuficiente, pero no su poder. Lu Zhi gobernó China de facto, pero a través de nombrar a sus hijos y nietos Emperadores y controlarlos como peones desde su posición de Emperatriz Madre.

      Para yo estar completamente equivocado tendrías que demostrar que el título de Emperatriz Madre era en términos de autoridad superior al de Emperador, y no es así. El propio artículo que citas menciona esto en la página 13. De hecho sin el nombramiento del hijo (y la muerte del marido), la madre no podía obtener dicho título. Ahora bien, si Hui o los demás hijos se hubieran negado a algo así, Lu Zhi los habría asesinado y puesto a otros que la nombraran, porque aunque no tuviera más autoridad que su hijo, tenía mucho más poder.

      Por eso Wu Zetian (emperatriz en la dinastía Tang) adoptó el título de Emperador, siendo la única mujer en la Historia de China. Ella tenía completo control sobre el imperio, pero quería que ese poder fuera legitimado y convertido a la autoridad correspondiente. Esto no ocurrió con Lu Zhi.

      • Kuxille dijo:

        A ella obedecían directamente , en la práctica ella era autoridad.

      • Pero ésta es la cuestión, Kuxille. La autoridad residía (nominalmente) en la figura del emperador, pero el poder real (o autoridad “de facto”) lo tenía la emperatriz madre. A esto es a lo que me refiero cuando digo que la narrativa de que las mujeres no han tenido poder a lo largo de la historia es falsa. Si nos vamos a la figura del cabeza de familia, la autoridad es del varón. Sin embargo en muchos hogares el poder real podía residir en la mujer por distintas razones, comenzando por tener una personalidad más fuerte que la de su marido, por ejemplo. El feminismo, sin embargo, ve que la posición de autoridad la tenía el varón y concluye que por tanto la mujer no tenía poder. El caso de Lu Zhi, entre muchos otros, nos demuestra que esto no es así.

  5. Enrique dijo:

    Carlos:

    Si yo hiciese una comparación entre el masculinismo y el nazismo, o si dijese algo así como “ahí es donde se muestra la ideología nazi del masculinismo”, muy probablemente te lo tomarías como una acusación indirecta; es decir, y acertadamente, entenderías de mi comentario que te estoy llamando sutilmente nazi.

    Y eso es lo que haces tú. Es cierto, no me has dicho tal o cual de un modo directo, pero sí que lo has hecho de modo indirecto, dándote, así, aires de bondad.

    Así pues, como tú has empezado esto con tus indirectas sutiles, no voy a pedirte perdón.

    Prefiero dejar tu blog a rebajarme a disculparme ante alguien que tira la piedra y esconde la mano, y encima tiene la indecencia de exigir que pida perdón para poder volver a comentar cuando tú eres el primero en soltar indirectas. Y no me lo niegues, que tú no te has basado solamente en comentar el “feminismo X, el feminismo Y”, sino que también has pretendido llamarme misándrico indirectamente con expresiones como “en tu comentario se ve la misandría feminista…”.

    Así pues, si quieres publicarme comentarios, bien, me lo dices y sigo contestando; si no, me voy sin ningún problema. No te preocupes.

    • @Enrique

      Si para ti es lo mismo, entiendo que no pidas perdón, pero comprende también que para mí no es igual. He visto a personas muy buenas y decentes decir lo que son en mi opinión barbaridades por culpa de una religión en el pasado. Y mientras que no pienso que dichas personas sean malas, sí creo que se guían por un sistema ideológico que los lleva por mal camino. Y aunque el feminismo no es una religión (aunque de eso ya hablaré otro día), sí es un sistema ideológico que muchas personas utilizan para guiar su vida. Mis condiciones para tu vuelta, con excepción de este comentario, siguen siendo las mismas que para el resto de comentaristas. Pero si decides no volver, te agradezco mucho la participación en este blog y te deseo buena suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s