Comentarios: nueva política

Hoy he visto la sección de comentarios pendientes y me he encontrado con unos 23. El día anterior con una cantidad similar, y la mayoría de unos pocos comentaristas.

Para que podamos valorar todos los comentarios debidamente (dándoles el tiempo que requieren para meditar su contenido), voy a pedir que a partir de ahora no haya más de tres comentarios al día por usuario.

Ahora voy a publicar los 22 que tengo en espera y cuando tenga tiempo los iré abordando. Si no contesto algunos será por falta de tiempo, no porque esté de acuerdo con el comentarista o por el contrario lo esté ignorando, pero es que no puedo con tanto.

Enrique, Mamisepa y Kuxille: Hay algunos comentarios que están dirigidos específicamente a ustedes. Para ser justo voy a permitir que puedan responder a esos mensajes. Lo que les voy a pedir es que debatan en esos límites (responder a lo que se les haya dicho). Del mismo modo, yo no me involucraré en las discusiones que ustedes mantengan con otros comentaristas.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Comentarios: nueva política

  1. Raúl dijo:

    ¡Ahora lloramos cada día!: Un familiar mío feminista no radical, pero a favor de la discriminación positiva, a la mujer, a favor de la Ley de violencia de género, siempre a favor de lo políticamente correcto etc., etc., recientemente me decía:

    ¡Cómo nos reíamos mis hermanos y yo! ¡Cómo nos reíamos de lo que decías de la discriminación del hombre!
    Ahora, que él (su hermano) paga la hipoteca de la casa en la que ella vive con su querido.
    Ahora, que le quitado a su hijo que él llevaba al colegio, leía los cuentos para que durmieran, llevaba al médico…
    Ahora le pone una denuncia falsa de violencia de género, con lo que ello conlleva
    Ahora, ¡¡¡lloramos cada día!!!

    Por tanto, no hay nada mejor que probar de tu propia medicina, para saber cómo sienta y esto os puedo asegurar que en estos casos, aunque sea desagradable y doloroso, es de lo más efectivo.
    Os puedo asegurar, que hasta la fecha, esta familia, ahora si entiende, comprende y valora, y analiza de forma objetiva los problemas y discriminaciones de los hombres (varones).
    Refrán: “No hay mal que por bien no venga”

  2. No puedo hablar por tu hermano, a quien no conozco. Pero sí puedo decir que hay muchas personas que siguen la mentalidad feminista por las mismas razones que antes seguían la tradicionalista: es jugar a lo seguro. Seguir la opinión socialmente aceptada y mayoritaria te hace quedar bien de cara al público y no te mete en problemas. Por desgracia, también te priva del sentido crítico necesario para evitar que luego las consecuencias de esos sistemas te alcancen, porque te has negado a verlas. Siento mucho lo de tu hermano. Es una pena que tengan que pasar estas cosas para que las personas abran los ojos.

  3. Raúl dijo:

    Simplemente aclararte que el afectado No es mi hermano, sino mi primo, y la que me relata los hechos es su hermana, es decir, mi prima.
    Saludos.

  4. Raúl dijo:

    AHORA, TODOS LOS HOMBRES (VARONES) PADECEMOS EL MACHISMO MODERNO QUE ES UNA PREVERSA VARIANTE DEL MACHISMO TRADICIONAL.
    Según el machismo antiguo, el hombre era el “sexo fuerte” que debía ser valiente y esforzado, despreciando su propia vida en defensa de las mujeres (el “sexo débil”).
    Así, si había guerra, el hombre era obligado a combatir. Si el barco se hundía, los botes salvavidas eran para las mujeres, y el ancho mar para los hombres.
    Según el machismo perverso actual, el hombre, más que fuerte, es prepotente, y cabalga alegremente a costa de las sufridas mujeres, que lo tienen todo peor.
    Por lo tanto, este machismo tampoco puede tomar en serio que los niños estén más inadaptados en la escuela, que sufran la mayor parte de los castigos mayores y que tengan un rendimiento mucho peor, y unas peores prespectivas de futuro.
    ¡No, no! ¡”Los verdaderos hombres no tienen ningún problema”!, -grita el nuevo machismo. Y si lo tuvieran, no deben llorar, ni quejarse, recuerda el machismo de siempre.
    Por lo tanto, si antes los niños eran educados en la prohibición de llorar, ahora son educados en la prohibición de poder pensar en su derecho a la igualdad. ¡Son hombres! ¡Faltaría más que tuvieran que recurrir a sus derechos! ¿No les basta con ser hombres?
    Por esta razón se mantuvo el Servicio Obligatorio en España sólo-para-varones durante 24 constitucionales años (1978-2002) sin que “oficialmente” nadie viera su contradicción con la prohibición de toda discriminación por razón de sexo.

  5. Desde luego. Y antes creo que muchos hombres aguantaban la opresión del tradicionalismo porque aunque fuera más pesada, otorgaba al hombre cierto reconocimiento por su sacrificio. Pero creo que esta vez los hombres no estamos aguantando porque encima tenemos que soportar que nos llamen opresores, privilegiados y otro tipo de calificativos mientras se nos sigue azotando con la vara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s