Las plumas blancas: hombría, guerra y coacción femenina

Women of Britain Say Go

Las relaciones de poder “invisibles” entre hombres y mujeres son un fenómeno que rara vez se trata con la profundidad que merece. En esta entrada reflexionaremos sobre un buen ejemplo: el movimiento de las plumas blancas en el Reino Unido durante la Primera Guerra Mundial.

Primero describiremos rápidamente en qué consistía el movimiento para aquellos que no lo conozcan (traduciré parcialmente su entrada de la Wikipedia inglesa) y después reflexionaremos sobre sus implicaciones. A quienes tengan serias dudas de la fiabilidad de la Wikipedia, recuerdo que esto es sólo una introducción al movimiento, no un estudio extensivo. Al final de la traducción trataremos otras fuentes para quienes duden de la veracidad de la información o deseen estudiar el tema con mayor profundidad.

Antes de comenzar, es necesario destacar que en el Reino Unido la pluma es un símbolo de cobardía.

El movimiento de las plumas blancas

En agosto de 1914, al inicio de la Primera Guerra Mundial, el Almirante Charles Fitzgerald fundó la Orden de la Pluma Blanca con el apoyo de la prominente autora Humphrey Ward. La organización tenía como objetivo avergonzar a los hombres para que se alistaran en el ejército británico persuadiendo a las mujeres para que les entregaran una pluma blanca si no llevaban uniforme [militar].

A este movimiento se unieron prominentes feministas y sufragistas de la época como Emmeline Pankhurst y su hija Christabel. Ellas, además de entregar plumas, también presionaron para implantar el servicio militar obligatorio masculino, incluyendo aquellos hombres que no podían votar por ser demasiado jóvenes o no tener propiedades.

La campaña fue muy efectiva y se expandió a otras naciones del Imperio, tanto que comenzó a causar problemas para el gobierno cuando funcionarios públicos fueron presionados para alistarse. Esto empujó al Secretario de Interior, Reginald McKenna, a otorgar a los empleados en industrias estatales la insignia “Rey y Patria” para indicar que ellos también estaban contribuyendo a los esfuerzos bélicos. Del mismo modo, la Insignia de Guerra Plateada, otorgada al personal que había sido licenciado con honor debido a heridas o enfermedades, fue lanzada en Septiembre de 1916 para prevenir que los veteranos fueran desafiados por no llevar el uniforme militar. La poesía de la época indica que la campaña no fue popular entre los soldados (por ejemplo Dulce et Decorum de Wilfred Owen), entre otras cosas porque soldados que habían regresado temporalmente a casa podían encontrarse con que alguien les entregaba plumas.

La campaña de la pluma blanca fue brevemente renovada durante la Segunda Guerra Mundial.

Fin de la traducción

En este artículo del periódico The Guardian se menciona el devastador efecto que la pluma blanca tuvo sobre muchos individuos, incluyendo el abuelo del autor y un chico de 16 años que había vuelto de la guerra tras una herida. En ambos casos, cuando son humillados públicamente con una pluma, los dos se alistan al ejército al día siguiente.

La narrativa feminista tiende a mostrar a las mujeres como víctimas pasivas del sistema de género, pero rara vez como partícipes activos (caso de esta campaña). Su escasa influencia en la sociedad y en los varones, según esta narrativa, también es discutible teniendo en cuenta que el gobierno las utilizó para presionar a los hombres a poco menos que dar su vida en los campos de batalla.

Women of Britain Say Go

Las mujeres de Gran Bretaña dicen “¡Ve [a la guerra]!”. Poster de 1915

Este poster, por ejemplo, no fue creado por una mujer. Fue creado por hombres para empujar a otros hombres a alistarse al ejército. Y es curioso que hayan escogido la razón “las mujeres quieren que vayas”. Esto no se habría hecho si las mujeres, o lo que ellas pensaran de los hombres, no tuviera influencia alguna en ellos y en la sociedad en general. Los hombres sabemos lo que nos afecta, al menos a la mayoría.

La historiadora Nicoletta F. Gullace, refiriéndose al movimiento de las plumas blancas, afirma:

La estimación de Fitzgerald del poder de estas mujeres era enorme. Él advirtió a los hombres de Folkstone que “hay un peligro aguardándoles más terrible que cualquier cosa que puedan encontrar en una batalla”.

Este testimonio nos deja ver que a ojos del gobierno de la época los hombres eran más susceptibles a la influencia de las mujeres que la imagen que se nos ha presentado sobre el pasado.

Por supuesto, avergonzar a los hombres para ir a la guerra no es una táctica exclusiva de las mujeres británicas durante la Primera Guerra Mundial. En su libro Guerra y Género, Joshua S. Goldstein incluye una sección dedicada a esta práctica donde se mencionan Rusia, Estados Unidos, Chile, Zulues y Kungs. En esta otra página puede encontrarse una bibliografía sobre la práctica de las mujeres de avergonzar a los hombres para tomar decisiones políticas (incluyendo la guerra).

En conclusión, tanto hombres como mujeres han sido activos partícipes en la opresión del sexo contrario (y de su propio sexo) cuando se trata de perpetuar los roles de género.

¿Quién se benefició?

Una vez más, el concepto de hombría tradicionalista, aquel que avergüenza al varón por no cumplir con su rol masculino –en este caso ir a la guerra–, no benefició precisamente a esos hombres, muchos de los cuales murieron, fueron mutilados, obligados a matar o sufrieron traumas mentales propios de aquel brutal conflicto. De hecho, aquella guerra difícilmente benefició a nadie, pues incluso las potencias vencedoras, con sus castigos para Alemania, contribuirían a crear uno de los mayores monstruos de la Historia.

Esta entrada fue publicada en Feminismo, General, Guerra, Historia, Poder femenino, Quién se beneficia de tu hombría, Relaciones de poder y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

57 respuestas a Las plumas blancas: hombría, guerra y coacción femenina

  1. Enrique dijo:

    Comienzo respondiendo a la pregunta que me formulaste en tu entrada enterior y te enlazo con esta.

    Decías: ““las mujeres sí sufrían opresión de género” (¿la implicación aquí es que los hombres no la sufrían?). El reclutamiento de hombres para la guerra o para trabajos forzados eran específicos de género, y por tanto los hombres sufrían opresión de género, además de opresión de clase”.

    Aquí confundes “padecer problemas específicos a tu genero” con “padecer opresión por tu género”.

    Es cierto que los hombres padecemos múltiples problemas propios de nuestro género. No tenemos permiso por paternidad igualado al de la mujer, nuestra sexualidad está infravalorada, hemos muerto mayoritariamente en guerras, tenemos que aguantar más horas en un puesto de trabajo, tenemos la presión de mantener económicamente a una familia, sufrimos un mayor fracaso escolar que las chicas, etc, etc.etc.

    Ahora bien, todos esos problemas no son una opresión de género, sino opresiones específicas a nuestro género, que no es lo mismo. Son cosas propias de nosotros; cosas que solo nos afectan a nosotros, pero no son cosas que el otro género nos impone para oprirnos por el simple hecho de ser varones.

    ¿Entiendes la diferencia?

    No es lo mismo que las mujeres específicamente sufran quemaduras en la cocina (lo cual es una opresión específica a su género) que el hecho de que no las contraten o las despidan por ser mujeres (opresión por género).

    Y es cierto, en esos problemas específicos de los varones han influido las mujeres… ¡pero ojo! No fueron provocados por las mujeres en concreto contra los hombres por ser hombres. De hecho, tú mismo afirmaste en un comentario de la entrada enterior que las mujeres no son el enemigo, que la opresión masculina no viene por parte directa de las mujeres, sino del Estado o de las clases dominantes.

    De ahí que te diga que no le veo ningún sentido al masculinismo, porque, en mi opinión, ese movimiento perjudica a los varones a colocar a los varones como víctimas de las mujeres en lugar de hacer ver que padecemos problemas específicos provenientes de entidades que se benefician. El masculinismo, a mi modo de ver, fomenta la guerra entre sexos y cambia el punto de mira contra un foco que no es el origen de los problemas masculinos.

    ¿Que, como dices en la entrada, las mujeres han participado? ¡Por supuesto! Al igual que en la educación que las mujeres dan a los niños y las niñas han influido los varones, tanto con la cultura que reforzaban como con su propia pasividad.

    Ahora bien, esta entrada me recuerda a la xenofobia: cuando hablas con gente xenófoba de la II Guerra Mundial, del nazismo… siempre saltan con lo de: “¡Pero también hubo judíos que atacaron contra la población judía!”.

    ¡Toma ya! Y se quedan tan a gusto. Sí, ¡y qué más!: ¿también vamos a decir, siguiendo tu lógica de la entrada, que los oprimidos fueron los nazis porque morían en la guerra? Porque estás diciendo básicamente eso para el caso de las mujeres.

    Los nazis murieron en guerras que ellos decidieron (al menos, Hitler); y los hombres murieron en guerras que ellos decidieron (al menos, quienes tenían el poder). Los judíos fueron oprimidos por los nazis; y las mujeres fueron oprimidas por varones. Los judíos estarían contentísimos de que los nazis muriesen en la guerra; las mujeres apoyaron que varones fuesen en la guerra.

    Y ahora, dime: ¿hay que hacer una entrada hablando de cuánto contribuyeron los judíos en la muerte de los nazis alegrándose porque muriesen contra estadounidenses? (porque, vale, no creo que los judíos alentasen a los nazis a luchar… pero fue por ellos por quienes fueron, además de que los judíos no se lo impidieron).

    ¿Y si resulta que la forma de rebeldía femenina era indirecta y pasiva, alentando que fuesen a la guerra? Es la mejor manera de limpiarse las manos: no matas al que te maltrata pero haces que vaya a la guerra. ¿Sería un buen truco, no? Entonces, si en la entrada anterior te quejabas de que las mujeres no se hubiesen puesto a cortar cabezas, ¿por qué ahora te quejas de que promoviesen que se las llevasen otros por delante?

    ¿Ves como te contradices?

    No puedes querer que llueva y que no llueva a la vez. O te alegras de que las mujeres no matasen hombres o te alegras de que les indujesen a morir. Pero las dos cosas no son compatibles. Y mucho menos cuando esas luchas ellas no las decidieron, además de que no mandaron a los hombres a la guerra por ser hombres, sino porque otros mismos hombres las alentaron a ellas a hacerlo.

    Como decía Víctor HUgo:

    “Culpable no es tanto quien comete el delito, como quien pone las condiciones para que sea cometido”.

    Y esta clase de delincuentes que pusieron las condiciones… fueron hombres.

    A saber si la pluma blanca o la bofetada no se la hubiesen llevado muchas de ellas si se hubiesen negado a usar tal pluma.

    No se puede acusar a un ser oprimido. Eso es como condenar a alguien por matar en defensa propia.

    Saludos.

    • caleb34 dijo:

      Osea segun tu logica, si alguien te obliga a hacer algo por ser hombre, ya sea otro hombre, no es opresion por tu genero? pero si una mujer le dice a una mujer que haga algo por ser mujer si lo es? te contradices solo tambien

  2. Kuxille dijo:

    A las personas evidentemente no solo nos afecta el género , también nuestra religión , nuestra clase social ….Y por supuesto pertenecer al sexo masculino también tiene inconvenientes.Lo que el feminismo viene a decir , al menos como yo lo entiendo, es que si ponemos a un varón y a una mujer en el mismo plano el varón tiene poder , en la jerarquía social sobre la mujer.

    El poder de influenciar a los varones para ir a la guerra no proviene de sean las mujeres las que tengan poder sobre las mujeres sino que para ser considerado del género masculino los chicos tenían que demostrarlo yendo a la guerra .Socialmente ir a la guerra era algo que “solo” los “verdaderos ” hombres hacían,Las mujeres lo tenían prohibido.¡Oh! ¡Claro! Esas guerras abrieron el trabajo industrial a la obrera.Bueno , en realidad la clase obrera nunca consigue nada , la clase privilegiada nos lo hace creer mientras decide por nos.

    Las sufragistas , eran mujeres de clase alta , no tenían nada en común ni como los muertos ni con las muertas de hambre.Desde un punto de vista de género ¿qué supone apoyar el alistamiento?En mi opinión nada.Creo que es más un cuestión de clase .Ya explotarían a las pobres en la industria.

    Y aún así entre las sufragistas hubo distintas opiniones .Cito de:http://www.buenastareas.com/ensayos/El-Rol-De-La-Mujer-Durante/343868.html

    “Las mujeres, al igual que los hombres, tenían diferentes posturas con respecto a la guerra. Muchas a favor, defendiendo la causa y deseosas de participar en ello. Otras, en contra y preocupadas por lo que estaba sucediendo en el mundo. Ejemplo de la primera postura fue Christabel Pankhurst: sufragista Inglesa. Ella creó la “Unión Social y Política de las Mujeres” (WSPU por sus siglas en inglés) y en su periódico “The Suffragette” ella exigió el alistamiento militar en hombres y la participación industrial de las mujeres, lo cual era su “derecho a servir”. Otro ejemplo de esta postura fue Emmeline Pankhurst, madre de Christabel y co-fundadora del WSPU.
    Por el otro lado, había mujeres como Sylvia Pankhurst (hermana de Christabel) quienes se oponían a la guerra. Sylvia, a diferencia de su hermana y su madre, era comunista y buscaba la paz. Tras separarse de la WSPU, lideró la Federación Socialista de Trabajadores (WSF por sus siglas en inglés) y fundó el periódico “Workers Dreadnought”, donde hablaba sobre su postura hacia la guerra.
    Al igual que Sylvia, había otras mujeres que se oponían a la guerra, como la alemana Rosa Luxembourg, quien decía que la Gran Guerra era un “enfrentamiento entre imperialistas”. Estuvo encarcelada gran parte del conflicto, hasta que el 15 de Enero de 1919 fue arrestada y asesinada bajo órdenes del líder alemán socialdemócrata Friedrich Ebert.
    Así como ellas, hubo otras mujeres que en 1915 se reunieron en Holanda para negociar un tratado de paz. Sin embargo, los medios de comunicación las trataron con desprecio y en varios países fueron encarceladas, y hasta asesinadas; incluso en países donde supuestamente estaba garantizada la libertad de expresión.”

    Es todo por ahora.

  3. @Enrique

    Dices: “Aquí confundes “padecer problemas específicos a tu genero” con “padecer opresión por tu género”.

    Lo entiendo Enrique, pero no estoy de acuerdo. La única utilidad de esta distinción es la de siempre: que las mujeres lo tienen peor y hay que prestar más atención a sus problemas. Si hay una ley que me obliga a ir a matar o a morir porque soy varón, una ley impuesta por alguien en el poder, sea rey o reina, lo voy a considerar opresión de género, no por el sexo de quién la hace, sino por el sexo de a quién oprime. Y si es una empresaria (en lugar de un empresario) la que despide o no contrata a otra mujer por estar embarazada, la voy a considerar opresión de género igual. Y eso es lo bueno de no tener que estar en el feminismo: no dejo que otros definan mi opresión por mí.

    Dices: “Y es cierto, en esos problemas específicos de los varones han influido las mujeres… ¡pero ojo! No fueron provocados por las mujeres en concreto contra los hombres por ser hombres.”

    Si eso fuera cierto, las mujeres habrían entregado plumas blancas a otras mujeres.
    Dices: “De ahí que te diga que no le veo ningún sentido al masculinismo”.
    Esta formulación es mejor porque al menos dejas claro que es tu opinión, pero aún así te recuerdo que esta afirmación me ofende.

    Dices: “El masculinismo, a mi modo de ver, fomenta la guerra entre sexos y cambia el punto de mira contra un foco que no es el origen de los problemas masculinos.”

    El feminismo, también la fomenta, como cuando dice que las denuncias falsas son menos del 1% cuando el 48,5% o más han terminado en absoluciones o retirada de la denuncia (esos sólo son culpables hasta que se demuestre su inocencia). Y cuando los hombres se quejan, se les silencia diciendo que sólo quieren volver a sus privilegios.

    Dices: “Ahora bien, esta entrada me recuerda a la xenofobia: cuando hablas con gente xenófoba de la II Guerra Mundial, del nazismo… siempre saltan con lo de: “¡Pero también hubo judíos que atacaron contra la población judía!”.

    Comparar a los hombres como grupo con los nazis y a las mujeres con los judíos es insultante y extremadamente perverso. Esto me parece que revela mucho de cómo el feminismo entiende las relaciones de género, y por eso considero que no sólo el masculinismo es necesario, sino que el feminismo puede ser muy venenoso. Además de que los judíos, entre otras cosas, no socializaron a los Nazis desde que eran bebés en sus nefastas ideas, entre otras cosas.
    Creo que no eres mala persona y todos tenemos nuestros momentos, de modo que te ofrezco borrar esa parte y mi alusión a ella en este comentario si quieres.

    Dices: “¿Y si resulta que la forma de rebeldía femenina era indirecta y pasiva, alentando que fuesen a la guerra?”. “¿Ves como te contradices?”

    Me podría creer eso si no fuera porque los héroes de guerra y los militares en general han recibido una gran atención femenina a lo largo de la Historia. Lo que yo veo es recompensa y castigo para que el varón cumpla con su rol de género, principalmente el de protector. Recompensa: atención femenina. Castigo: coacción y ridículo por parte de la mujer. Recuerdo que en las escuelas secundarias el chico que propina los puñetazos tiene más éxito romántico y sexual que el que los recibe.

    Pero incluso suponiendo que tuvieras razón, el feminismo tendría que considerar cómo era posible que las mujeres, el género oprimido, tuviera poder suficiente para coaccionar a los hombres para ir a matar y a morir. Eso significaría reconocer que las mujeres tenían más poder en las relaciones de género de lo que ha sido aceptado hasta ahora, poderes invisibles o fácticos, pero poderes al fin y al cabo. Y si tenían tal poder, yo tendría razón cuando dije que las mujeres no se rebelaron porque tenían más poder del que feminismo generalmente les atribuye.

    “A saber si la pluma blanca o la bofetada no se la hubiesen llevado muchas de ellas si se hubiesen negado a usar tal pluma.”

    Dar plumas a hombres nunca fue algo obligatorio ni hubo ningún tipo de coacción por parte del Estado para forzar a estas mujeres. Puedes leerlo en cualquier monografía sobre el tema. De modo que no, esas mujeres no están absueltas de responsabilidad en lo que hicieron. Esas mujeres y el Estado fueron cómplices en el crimen, en ningún momento fueron obligadas.

    “Culpable no es tanto quien comete el delito, como quien pone las condiciones para que sea cometido”. “Además de que no mandaron a los hombres a la guerra por ser hombres, sino porque otros mismos hombres las alentaron a ellas a hacerlo.”

    Por esa regla de tres, los hombres no oprimieron a las mujeres por ser mujeres, sino porque la clase dominante les alentó a hacerlo. O les obligó (las leyes). Y esas clases eran las que ponían las condiciones del delito.

    Dices: “O te alegras de que las mujeres no matasen hombres o te alegras de que les indujesen a morir. Pero las dos cosas no son compatibles.”

    No me alegro de que pasara ninguna de las dos cosas. Hice una pregunta (¿por qué no se rebelaron?), y di una respuesta: el grado de opresión y poder entre ambos sexos no era tan diferente. Puedes estar de acuerdo o no, pero eso es lo que hice. Y si esa es mi conclusión, criticaré el uso de ese poder por parte de las mujeres para oprimir a los hombres, igual que el feminismo condena cuando los hombres utilizaban su poder para oprimir a las mujeres.

    Dices: “No se puede acusar a un ser oprimido. Eso es como condenar a alguien por matar en defensa propia.”

    Como has podido ver en este blog, yo he llegado a la conclusión de que hombres y mujeres estaban oprimidos a un grado similar en los regímenes predemocráticos, y que las relaciones de poder no eran tan dispares (prueba de ello es que una mujer podía presionar a un hombre a ir a matar y morir). Por tanto, acusaré a quién considere que merezca ser acusado, en lugar de que otros decidan por mí a quién acuso y por qué. Una vez más, esa es la ventaja de no estar sujeto al dogma feminista. Considero, por ejemplo, que las mujeres que reeligieron por 4 años más a un presidente tan beligerante como George Bush (que como mencioné en la entrada sobre la guerra de Irak, recibió más votos de mujeres que de hombres), tienen tanta sangre en sus manos como los hombres que le votaron. Y en su gabinete, mujeres como Condolezza Rice, no es que precisamente se opusieran. El feminismo puede absolver a esas mujeres por estar “oprimidas” y culpar sólo a los hombres. Yo culparé a votantes masculinos y femeninos, políticos masculinos y femeninos. Las mujeres no son las malas de la película, pero cuando sean culpables de algo, lo voy a señalar, le guste al feminismo o no.

    El comentario de Kuxille lo responderé otro día. Para que la discusión sea justa, voy a pedirles que no publiquen nada más hasta que pueda responder a todos los comentarios que no he podido atender todavía.

  4. @Kuxille

    Dices: “Y por supuesto pertenecer al sexo masculino también tiene inconvenientes”.

    Sé que este tema lo sacó Enrique y no tú, pero esto es justamente por lo que no puedo abrazar el feminismo. Para ustedes el sexo masculino tiene inconvenientes. Para mí es opresión. Ir forzosamente a la guerra o ser ejecutado por negarse no era un inconveniente, era violentar salvajemente tu autonomía para convertirte en un proyectil, o peor aún, en un escudo de carne.

    Dices: “El poder de influenciar a los varones para ir a la guerra no proviene de sean las mujeres las que tengan poder sobre las mujeres sino que para ser considerado del género masculino los chicos tenían que demostrarlo yendo a la guerra.”

    Entonces la presión femenina orquestada por el gobierno no habría sido necesaria. Carteles que dijeran “los verdaderos hombres van a la guerra” habrían bastado.

    En mi entrada verás que no critiqué a las sufragistas, sólo traduje lo que de ellas decía la wikipedia inglesa.

    Dices: “Las sufragistas , eran mujeres de clase alta , no tenían nada en común ni como los muertos ni con las muertas de hambre.Desde un punto de vista de género ¿qué supone apoyar el alistamiento?En mi opinión nada.Creo que es más un cuestión de clase .Ya explotarían a las pobres en la industria.”

    Perdonadme, Enrique y Kuxille, si vuelvo a citar a Enrique en tu comentario, pero esta es otra razón por la que no creo que el movimiento de las plumas blancas fuera una venganza contra la opresión masculina. Mandar a los hombres a morir significaba muchas veces eliminar la principal fuente de sustento e ingresos de otras mujeres. La industria no podía absorberlas a todas y las condiciones en ella tampoco es que fueran muy buenas que digamos. En una revolución armada te puedes hacer con el control de las tierras u otras herramientas productivas. En este caso los dueños de la industria no cambian. Sólo el sexo de los trabajadores.

  5. Kuxille dijo:

    Cuando se dice opresión quiere decir de un hombre respeto a una mujer a igual clase social.

    Discrepo en lo que la industria no podía absorberlas a todas .Sé que al menos un poco más tarde se hizo una campaña para fomentar el trabajo industrial entre las mujeres.Y también se vendía como “estas protegiendo a tu novio/marido si vas a la fábrica”.Mira esta canción de la época.

    La opresión del hombre era de clase.Por supuesto eso no quiere decir que los hombres fueran “malvados” , ellos habían nacido bajo ese sistema al igual que la clase alta suele nacer en esa clase.El sistema se reproduce a si mismo generación tras generación.Simplemente los varones y las clases privilegiadas se “dejan llevar” al fin al cabo (ironía) ¿no es lo natural? ¿no ha sido siempre así?¿Pa’ qué vamos a cambiarlo?¡Oh por favor!

    Es decir es puro interés.

    De todas maneras ¿es importante?¿Qué importa?Lo importante es que si consideras que también había opresión hacia los hombres (como que yo no creo que fueran las mujeres las opresoras) , lo importante es que apoyes corregir el sistema .

    PD:DiceEnrique que te responde mañana.

  6. @Kuxille

    Dices: “La opresión del hombre era de clase.”

    Pero no sólo de clase. También de género. No voy a intentar convencer al feminismo de esto (quien no quiera escuchar no tiene por qué hacerlo), pero al menos que nadie me venga a decir que el masculinismo es innecesario y a definir mi opresión por mí, dónde estoy oprimido (clase) y donde no (género). Porque otros lo saben mejor que yo.

    Dices: “Lo importante es que apoyes corregir el sistema.”

    Por supuesto. Pero mi idea de cambiar el sistema incluye conceptos, ideas y teorías que no concuerdan con el feminismo. Como por ejemplo la opresión del varón como opresión de género y la responsabilidad femenina en ella, que por supuesto no invalida la opresión femenina de género ni la responsabilidad del varón en ella (además del papel de ambos géneros en su propia opresión). Aquí se me está discutiendo porque no estoy intentando cambiar el sistema con la ideología que otros consideran correcta.

    Dile a Enrique que gracias por avisar, pero que no hay prisa.

  7. Pingback: Las madres de los manifestantes turcos | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  8. Anónimo dijo:

    Lo que está claro es que la Elite norteamericana ha utilizado despues de la Segunda Guerra Mundial el feminismo para obtener mujeres muy, muy dociles en el ambito laboral y muy reivindicativas en casa.
    En casa les han dado todo lo que querian, incluido el derecho y la posibilidad de divorciarse cobrando pensiones casi vitalicias del marido de por vida bajo pena de carcel para él.
    En el trabajo las condiciones laborales han ido a peor sin parar igual que los sueldos

  9. @Anónimo

    En realidad el pago a la ex esposa de un salario tras el divorcio es anterior al feminismo, pero era diferente al que existe hoy día. Este pago se realizaba siempre y cuando el marido hubiera sido el culpable de la separación. En caso de que fuera la mujer, no se pagaba. También tenía que ver (originalmente) con las restricciones pasadas en cuanto al derecho a la propiedad por parte de las mujeres y su acceso al mercado laboral. Es decir, tenía sentido en el pasado.

    Hoy día, cuando las mujeres tienen acceso al mercado laboral y no tienen restringido su derecho a la propiedad, pueden montar sus propios negocios, etc., el pago de dinero a la esposa por parte del marido parece más una penalización por divorciarte que otra cosa, especialmente porque en la mayoría de los Estados este dinero se paga incluso cuando la esposa es la responsable del divorcio (por una infidelidad, por ejemplo).

    Mi problema con recibir este dinero por parte del marido está aquí:

    1. Quien recibe el dinero debería probar que se encuentra activamente buscando trabajo, apuntándose en la oficina de desempleo y aceptando ofertas. Una vez que tenga un empleo esta ayuda debería retirarse.

    2. Quien es culpable del divorcio, no debería poder beneficiarse económicamente de haber traicionado a su pareja.

    Hablo aquí sólo del pago para la esposa. Esto es distinto del pago que se haría para los hijos, que es otro tema aparte.

    En cuanto al trabajo, no es que las mujeres americanas no sean reivindicativas, es que la política de acción afirmativa, además de incluir a las minorías de ambos sexos, también incluye a las mujeres blancas. Es decir, no ha habido sólo concesiones en el ámbito doméstico, sino también en el laboral.

    Las condiciones laborales quizá han ido a peor pero no podemos culpar de eso feminismo. Es cierto que se ha doblado la mano de obra, pero todo el mundo debería tener igual acceso al trabajo. Eso no sólo garantiza la libertad de la mujer sino también la del hombre, puesto que ahora este último ya no tiene que hacerse responsable del otro sexo porque éste puede mantenerse por si mismo. De todas formas hay muchos factores económicos, políticos y sociales que nos han llevado a este punto, y muy pocos tienen que ver con asuntos de género.

  10. @Enrique

    Como esta entrada no pertenece a una de las cuatro que eximí temporalmente de la nueva política del blog, tu comentario aparecerá cuando haya tres masculinistas involucrados en la conversación. Disculpa las molestias.

  11. Athini Glaucopis dijo:

    No hace muchos años, en España, todas las feministísimas diputadas del Partido Socialista votaron una ley de servicio militar obligatorio sólo para varones; la feministísima Fernández de la Vega, entonces “viceministra” de Justicia, fue la gran impulsora de una auténtica “muerte civil” para los insumisos (varones, claro), y las feministísimas ministras de Sanidad y Asuntos Sociales eran las impulsoras de amplios programas de aprovechamiento de la mano de obra esclava (masculina, claro) en que se convertían los objetores de conciencia. Los insumisos eran acusados por “juezas” y condenados por “fiscalas”…, pero todas estas mujeres tan feministas se sentían libres de toda culpa, porque si alguna culpa había esta era de un sistema “hecho por los varones y para los varones”.

    En Alemania, por cierto, a día de hoy los varones (y sólo los varones) siguen siendo obligados a hacer el servicio militar o la prestación social sustitutoria, y las innumerables funcionarias femeninas y feministas implicadas en ello no parecen tener los más mínimos escrúpulos de conciencia.

    athini_glaucopis@hotmail.com

  12. Pingback: Poder y autoridad en la historia de las relaciones de género | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  13. Muy interesantes los datos que aportas. ¿Existe algún enlace donde pueda confirmar esta información (la correspondiente a los votos de las diputadas feministas)? Podría ser un buen tema para otro artículo.

  14. Pingback: La opresión de la mujer hacia el varón: guerra y género | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  15. Pingback: Misandria en el diario El País | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  16. Pingback: Anónimo

  17. Pingback: Aprobación y comisión de la violencia: el caso de las mujeres en la Hispania prerromana | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  18. Pingback: La misandria en Pikara Magazine: el feminismo y la “Liberación Final” | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  19. Sandra dijo:

    En la siguiente página hay una interesante foto de un objetor en un cepo en el Reino Unido durante la primera guerra mundial:

    http://granguerra.crearforo.com/image-est6471.html

  20. Pingback: Doce hombres son circuncidados a la fuerza en Kenya a petición de sus esposas | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  21. Pingback: El discurso de Emma Watson en la ONU: perpetuando la mentira | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  22. Pingback: Victor zen sobre Emma Watson en la ONU | Mucha Informacion |

  23. Pingback: ELLA ama HeforShe ¿pero EL?

  24. Pingback: El poder femenino en la Guerra de los Cristeros: lecciones para el presente | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  25. Pingback: Manifestaciones femeninas en los regímenes dictatoriales. ¿Existía un trato diferente? | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  26. Pingback: La incitadora: el papel de la mujer en la guerra y las deudas de sangre (I) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  27. Pingback: La discriminación masculina en 31 memes (con fuentes) | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  28. Pingback: Por qué el trabajo de esta bitácora no es como “los blancos quejándose del racismo que sufren” | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  29. Pingback: Hacia una nueva historia de las relaciones de género | ¿Quién se beneficia de tu hombría?

  30. Sandra dijo:

    La incitación al comportamiento violento por parte de los hombres -al tiempo que se le reprime su sexualidad- y bajo la amenaza del desprecio social, no ha sido un arma usada únicamente por las “plumas blancas”. El siguiente cartel de la Guerra Civil Española (1936-39) puede dar mucho que hablar, pues evidencia no sólo que la izquierda anarquista y la derecha católica no andaban muy lejos en conceptos de moralidad, sino que tenían muy claro que la misión del hombre era la guerra, pues es obvio que son los varones los destinatarios del mensaje:

    http://www.memoriarepublicana.com/republicanos-contra-el-baile-en-defensa-del-pudor/

  31. MAGI dijo:

    Carlos, supongo que eres tú el que escribe este blog, la verdad está bastante interesante, y tiene bastante información sobre antropología e historia que me interesa.

    Pero no creo que todas las mujeres hicieran esto de las plumas, lo harían algunas. Y también hay mujeres que quieren proteger lo suyo, ya sea su país , su ciudad o su gente .

    Y cuando una mujer se enamora de un hombre también quiere protegerle , quiere proteger a sus hijos y a sus hijas y le importa que él esté presente en la familia.

    Si yo tuviese un marido sería imposible que su bienestar me fuera indiferente o que quisiera que fuera a la guerra a morir .

    Otra cosa es que si quien sea viene a invadir mi país , y quiere destruirlo todo, incluso yo, que no soy una persona agresiva sino lo contrario , querría luchar por defender a la gente que me importa , no podría estar tan tranquila viendo como están matando gente y lo destruyen todo.

    Yo leí un libro sobre la primera guerra mundial y tenían que pasar unos controles para poder combatir, creo que de peso, edad y salud, y muchos chicos se desesperaban porque no lo habían pasado, es verdad que algunos fueron obligados o coaccionados a la guerra, pero otros fueron voluntariamente y con mucha ilusión , supongo que no sabían lo que les esperaba, porque fue una guerra de trincheras horrible.

    No es verdad que la vida de los hombres no importe o importe poco. Yo recuerdo cuando la ETA secuestró a Miguel Angel Blanco , yo era una niña pequeña y salí a manifestarme para que lo liberasen, salió toda España a la calle, y era un hombre.

    Y no creo que tenga que molestarte que haya gente a quien no le parezca importante el masculinismo , si es importante para ti , ya está, cada quien tiene su lucha y sus ideologías . No sé como empezarías a seguir esta ideología, porque yo ni había oído hablar de ella, quizás te obligaron a hacer el servicio militar o algo así.

    • MAGI. Los derechos y dignidad de los hombres pueden defenderse con o sin masculinismo, por lo que nunca me ha molestado que a la gente no le parezca importante este último. Lo que sí me molesta es que los medios hablen de la discriminación de las millonarias de Hollywood múltiples veces como un problema de género mientras ignoran a los hombres reclutados por la fuerza para servir en Ucrania (por poner un ejemplo). Ése y otros ejemplos de esta peculiar vara de medir son el asunto.

      Puestos a aclarar, el masculinismo no es realmente una ideología, sino un movimiento para reivindicar los derechos de los hombres, visibilizar sus problemas y exponer la misandria que experimentamos. No hay teorías, ni dogmas (lo más parecido es la idea de “desechabilidad masculina”, que parte de una base biológica).

      No estamos diciendo que vida de los hombres no importe, o importe poco, sino que en muchos contextos importa menos. Y cuando importa tiende a ser por factores distintos a “ser hombre”, caso de Miguel Ángel Blanco. Que los hombres se suiciden el triple que las mujeres no importa mucho (política y mediáticamente hablando), o que sean el 80% de los sin techo, o el 95% de las víctimas de accidentes laborales, etc. Y cuando importan no es por su condición de hombre, al contrario que las víctimas femeninas de violencia de doméstica, que importan justamente por ser mujeres (de lo contrario las víctimas masculinas de la violencia doméstica generarían el mismo clamor social).

      Finalmente sí, muchas mujeres no enviarían a sus maridos o hijos a la guerra, pero eso no significa que vieran con malos ojos que se enviara a los maridos e hijos de otras. En el caso de las Plumas Blancas no serían todas las mujeres, pero fueron suficientes para que el evento sea históricamente relevante.

      Por supuesto sí ha habido mujeres que no han tenido reparo en empujar a extraños o familiares a tomar las armas, y esto es un fenómeno que se ha dado a lo largo del globo y de la Historia. Recomiendo esta entrada:

      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2014/11/15/el-poder-femenino-en-la-guerra-de-los-cristeros-lecciones-para-el-presente/

      Y esta otra, que es uno de tres artículos:

      https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/05/09/la-incitadora-el-papel-de-la-mujer-en-la-guerra-y-las-deudas-de-sangre-i/

      Con esto la intención no es hablar mal de las mujeres, sino acabar con la errónea percepción de que la guerra y la violencia siempre tiene un motor masculino y la mujer constituye un espectador pasivo.

      • MAGI dijo:

        Pero es que las mujeres también luchan en guerras , actualmente se está hablando mucho del ejercito de las mujeres kurdas que están combatiendo al ISIS .

        No dudo que los hombres sean mayoría , pero en muchas guerras antiguas se prohibió a las mujeres participar y algunas se disfrazaban de hombres para poder hacerlo.

        En la guerra civil española no hubo ninguna presión a los americanos para que participasen y aquí vinieron algunos voluntariamente para luchar, como por ejemplo Ernest Hemingway, que además participó en la primera y la segunda guerra mundial .

        En la segunda guerra mundial en cambio los americanos fueron presionados para luchar en Europa y algunos no querrían hacerlo, me imagino , yo no lo sé.

        Y sobre que siempre se dice que las mujeres tienen un rol pasivo en las guerras, yo no lo creo .

        Mira , ayer mismo fue el día de la mujer y vi este artículo donde se habla sobre el rol activo de las mujeres en la segunda guerra mundial .

        http://laprensa.peru.com/cultura/noticia-segunda-guerra-mundial-y-rol-mujeres-latinas-59019

    • usyortusyort dijo:

      Dudo mucho que los comentarios mas perjudiciales para la lucha contra la Discriminacion Masculina sean los que incluyen ataques o descalificaciones en sus contenidos,mas bien creo que son aquellos otros en los que de forma soslayada y casi subliminal tratan de desacreditar los argumentos de esa lucha.
      Es cierto que en la 1ª guerra mundial muchos hombres lamentaban no poder ir al frente, pero en parte fue debido a que eso era lo que se esperaba de ellos ,incluidas sus mujeres.En Francia,por ejemplo, existen innumerables monumentos dedicados a los soldados caidos en accion, pero no hay ninguno que recuerde aquellos otros que fueron ejecutados por su propio ejercito al negarse a salir de las trincheras para afrontar una muerte segura, esos no son heroes para la historia, son villanos y cobardes por negarse a hacer, lo que como hombres, se esperaba de ellos.
      Reducir la variedad y complejidad de los argumentos que aqui se exponen a que la motivacion de seguir esa “Ideologia” masculinista sea un resentimiento por haber tenido que hacer el servicio militar, se me antoja de lo mas simplista y discriminatorio, dudo mucho que a nadie se le ocurra preguntar a una mujer que participa en una manifestacion feminista cuales son los resentimientos que provocan su movilizacion.

      • Bien dicho. Gracias, Usyortusyort.

      • Arturo dijo:

        Cuando se hace referencia al servicio militar obligatorio como una carga sufrida por los hombres, la cosa queda casi siempre en el tiempo perdido dedicado a ello. A veces se comentan las penalidades sufridas durante el mismo o, incluso, las dificultades laborales mientras no tengas la mili hecha. Pero lo que casi nunca se dice es lo más evidente, que hacer el servicio militar te transforma en carne de cañón

    • Sandra dijo:

      “Yo leí un libro sobre la primera guerra mundial y tenían que pasar unos controles para poder combatir, creo que de peso, edad y salud, y muchos chicos se desesperaban porque no lo habían pasado, es verdad que algunos fueron obligados o coaccionados a la guerra, pero otros fueron voluntariamente y con mucha ilusión , supongo que no sabían lo que les esperaba, porque fue una guerra de trincheras horrible.” (Magi)

      No cuento con datos estadísticos acerca de qué proporción de combatientes en la Primera Guerra Mundial fue a la misma de forma voluntaria; qué proporción fue de forma obligada por ley; y qué proporción se alistó por presiones sociales. Sin embargo, la mera existencia del servicio militar obligatorio me invita a suponer que el entusiasmo por incorporarse a filas no era generalizado. Porque, ¿para qué obligar a hacer algo que la gente quiere hacer de forma voluntaria?
      Me llama mucho la atención estos dos párrafos del texto de Magi:

      “tenían que pasar unos controles para poder combatir, creo que de peso, edad y salud, y MUCHOS chicos se desesperaban porque no lo habían pasado,” [las mayúsculas son mías]

      “es verdad que ALGUNOS fueron obligados o coaccionados a la guerra,” [las mayúsculas son mías]

      Donde hay que notar que los que se desesperaban por supuestamente no haber pasado las pruebas para alistarse eran “muchos”, mientras que los obligados a ir a la guerra eran “algunos”. No sé si nuestra comentarista ha sido consciente de lo que ha escrito, o si intencionadamente quiere maximizar y minimizar respectivamente ambos supuestos.

      En cualquier caso lo que si puedo es aportar cifras de desertores, tanto de la Primera Guerra Mundial como de otros conflictos:

      “Una historia silenciada de la Segunda Guerra Mundial. más de 150.000 soldados aliados desertaron.” (http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?f=21&t=13859)

      “Casi un siglo después de la Primera Guerra Mundial, el Gobierno británico anunció un perdón para los 306 fusilados por cobardía o deserción.” (http://www.abc.es/hemeroteca/historico-18-08-2006/abc/Internacional/londres-perdona-a-306-desertores-fusilados-en-la-i-guerra-mundial_1422915267514.html)

      “desertores de la Wehrmacht y pena capital (…) Pero mas exacta resulta en cambio la información relativa a la impresionate cifra de penas de muerte,mas de 30.000,que los tribunales dictaron a lo largo de la guerra contra los soldados de la Wehrmacht ,en su mayorìa desertores,quienes fueron objeto de unas 22.000 de tales penas y de las que unas 15.000 llegarían efectivamente a ejecutarse.” (http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=9797)

      “Desertores irlandeses durante la Segunda Guerra Mundial finalmente obtienen indultos (…) El proyecto de ley también concede una amnistía y la inmunidad a los casi 5.000 soldados irlandeses que lucharon al lado de los Aliados.” (http://www.exordio.com/blog/biografias/desertores-irlandeses-durante-la-segunda-guerra-mundial-finalmente-obtienen-indultos.html#axzz42QzmJvH2)

      “La deserción [entre los soldados franceses] tenía lugar con mayor frecuencia al final de los permisos de reposo. Era tan grande el fenómeno, que en octubre de 1915, se prohibió a los soldados originarios de las zonas fronterizas pirenaicas volver a sus casas a descansar o quedarse en convalecencia. Jean Saint Jean desmintió semejante blasfemia, según él:
      ¡Mentira! Desde aquí [en el frente] los vemos volver rectos, en su debido momento, y ya no se oye ni palabra sobre los desertores.
      A partir de diciembre de 1915, esa prohibición se extendió a los Alpes y concretamente, las fronteras franco-italiana y franco-suiza. Se habla -sin confirmación- de 400.000 hombres insumisos o desertores en la Primera Guerra Mundial, del lado francés. En el País Vasco y la zona limítrofe del Béarn, habrían sido 16.889 insumisos y 1.086 desertores. Pero no se conoce el número total de reclutados y es imposible realizar porcentajes.” (http://ekinarenekinaz.com/2014/04/27/la-primera-guerra-mundial-en-el-pais-vasco-norte-entre-sacrificio-e-insumision/)

      “Se calcula que son varios centenares, cerca de un millar, los soldados franceses que murieron fusilados por los suyos tras juicios sumarísimos entre 1914 y 1918.” (http://internacional.elpais.com/internacional/2013/10/01/actualidad/1380639218_048832.html)

      “En el otro extremo del ejército voluntario de verdad que existe hoy en día se encontraba la experiencia alemana de la Segunda Guerra Mundial. Después de adoptar una posición relativamente liberal durante la Primera Guerra Mundial, la justicia militar alemana pasó a ser draconiana en el periodo final de la Segunda. La Wehrmacht ejecutó a entre 15.000 y 20.000 de sus hombres por los llamados crímenes políticos de deserción o Wehrkraftzersetzung (desmoralización del ejército) y condenó a muerte a miles de soldados más al destinarlos a batallones de castigo.” (http://www.almendron.com/tribuna/cobardes-y-reclutas/)

      Estamos hablando de cientos de miles que desertaban, una cifra donde no se incluye a los otros cientos de miles o millones que no llegaron a desertar, simplemente porque sabían que se exponían a ser fusilados. Con esas cifras de deserciones, hablar de que los obligados a ir a la guerra eran sólo “algunos” denota o bien desconocimiento, o bien ganas de invisibilizar el sufrimiento masculino.

      “No es verdad que la vida de los hombres no importe o importe poco. Yo recuerdo cuando la ETA secuestró a Miguel Angel Blanco , yo era una niña pequeña y salí a manifestarme para que lo liberasen, salió toda España a la calle, y era un hombre.” (Magi)

      Cuando en 1997 Miguel Ángel Blanco fue asesinado todavía existía el servicio militar obligatorio en España. En aquel entonces cientos de soldados -que también eran hombres- se suicidaban al año en los cuarteles, pero toda España no salía a la calle por ello. La diferencia es que el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco fue aprovechado por los poderes del Estado para organizar una campaña mediática contra ETA. Fue la televisión la que movilizó a la gente para echarse a la calle, la misma televisión que ocultaba lo que sucedía en los cuarteles. Lo primero tenía rentabilidad política, lo segundo no.

      • Sandra dijo:

        “Yo leí un libro sobre la primera guerra mundial y tenían que pasar unos controles para poder combatir, creo que de peso, edad y salud, y muchos chicos se desesperaban porque no lo habían pasado, es verdad que algunos fueron obligados o coaccionados a la guerra, pero otros fueron voluntariamente y con mucha ilusión , supongo que no sabían lo que les esperaba, porque fue una guerra de trincheras horrible.” (Magi)

        Ya el otro día hemos aportado datos sobre prófugos y desertores en Europa, cifras que parecen no concordar con ese entusiasmo bélico generalizado que nos cuenta Magi. Para el caso español sugiero la lectura del siguiente texto obra de un historiador que, además, es guardia civil, lo que elimina la posibilidad de que sea un autor antimilitarista (Cortés Márquez, Benito. La Guardia Civil en Canarias. I: (1844-1930), ediciones del Gobierno de Canarias, 1998).

        “La estadística de los prófugos se vio incrementada a través de los años con saltos cuantitativos en aquellos en los que coincidía un conflicto bélico. Para todo el territorio nacional hubo 4.853 en 1895; se duplicaron en 1899, con 9.635; se observa un salto sustancial en 1904, con 23.448; sigue un descenso hasta 1912, con 23.615; un incremento en 1912, con 37.491; 43.009 en 1912 (sic), disparándose en 1914 con la cifra de 46.528 mozos no presentados a prestar el servicio militar. (…) En veintiún años, 1895-1914, eludieron el servicio militar en España 476.000 jóvenes, cifra que debía ser mucho mayor al no aparecer inscritos en los censos de población, padrones municipales, registros civiles eclesiásticos, más de dos millones de españoles de su época” (página 310)

        Ya ven, cientos de miles de prófugos, y eso a pesar de que ser prófugo era jugarse el futuro y la vida, tal y como el citado Cortés Márquez nos describe en el mismo libro:

        “Eran prófugos a efectos de la Ley, los mozos del alistamiento que no se presentaban al acto de clasificación y declaración y los que teniendo que presentarse a las Comisiones Mixtas para la revisión, no lo efectuaban, sin causa justificada. Para la Guardia Provincial, encargada de su aprehensión, estaban equiparados a los evadidos de las cárceles y presidios. Si se presentaban después de la concentración de su reemplazo o eran forzados a ello perdían todos los derechos y eran destinados, caso de ser declarados soldados, a servir, cuatro años los presentados y cinco los aprehendidos en el Ejército de Cuba o Puerto Rico.” (página 76).

        Cientos de miles de prófugos (de clase trabajadora) a los que habría que añadir los que eran prófugos “legales” en virtud de lo que se llamaba la redención en metálico, consistente en que las familias que tenían dinero pagaban una cantidad al Estado para que sus hijos quedasen libres de sus “deberes militares”. Y es que la gente de todas las clases sociales, a pesar del analfabetismo generalizado; de no tener internet ni teléfonos móviles, y de la sobredosis de propaganda militarista (https://es.wikipedia.org/wiki/Haza%C3%B1as_B%C3%A9licas), sabía por el boca a boca lo que realmente era el cuartel y la guerra.

  32. MAGI dijo:

    Las mujeres han tenido un papel activo en las guerras si, pero no solo como incitadoras, también han luchado en el frente , o han estado ahí como enfermeras, salvando la vida a muchos hombres.

    Esto es lo que dice Tácito sobre los antiguos germanos :

    Cuando se ven heridos, van a enseñar las heridas a sus madres y a sus mujeres, y ellas no tienen pavor de contarlas ni de examinarlas con cuidado, y en medio de la bata:Ia les llevan alimentos y consejos .

    Quien no conoce a Juana de Arco , que a pesar de que dio la victoria a su pueblo , fue quemada en la hoguera , Boudica, Agustina de Aragón , etc..

    Las mujeres también han luchado en guerras.

    • MAGI, por supuesto. Una cosa no quita la otra. Sin embargo, la mujer que empuña las armas tiende a ser asociada con la defensa del territorio y se la percibe de forma positiva. El valor de la “incitadora” es que en muchos casos sus acciones inician o perpetúan la contienda, incluso cuando el hombre se muestra reacio. Por eso es más útil para derribar mitos que simplemente afirmar que las mujeres también luchaban.

    • Isidro dijo:

      Señora Magi, eso dígaselo a todas esas feministas que no se cansan de predicar que la guerra es cosa de hombres y que si dependiera de las mujeres, no habría guerras.
      Siempre lo mismo: Ya no sabemos qué mensaje es el verdaderamente feminista: el que asevera que las mujeres no hacen la guerra o el mensaje de que las mujeres también la hacen.
      Sea cual sea la verdad, todo lo utilizan para atacar al hombre: lo atacan las feministas que afirman que las mujeres no hacen la guerra porque ellas son buenas y pacíficas; y lo atacan las feministas que, como usted, reprochan al hombre no haber dejado a las mujeres participar en las guerras. Hombre, por Dios, ¿en qué quedamos?

    • usyort dijo:

      “Quien no conoce a Juana de Arco , que a pesar de que dio la victoria a su pueblo , fue quemada en la hoguera , Boudica, Agustina de Aragón , etc..
      Las mujeres también han luchado en guerras.”
      Si hubiera que contestar este comentario con el mismo discurso que usaron los medios y politicos de este pais en su rechazo al tuit de la guardia civil sobre violencia en la pareja, habria que calificarlo de “Frivolo e Insultante” por equiparar los millones de victimas masculinas en los campos de batalla en toda la historia de la humanidad a las escasas(en comparacion) mujeres que, de forma VOLUNTARIA decidieron participar en guerras.

  33. MAGI dijo:

    Por cierto Carlos mira esta noticia, ya que hablas de de los hombres reclutados en Ucrania , también están reclutando a las mujeres .

    https://actualidad.rt.com/video/164414-ucrania-tropas-reclutas-movilizacion

  34. Anónimo dijo:

    Aunque hay veces que lo has negado Carlos el concepto de “Envidia de pene” esta totalmente aceptado en Psicologia y puede ser la clave que explique distintos fenomenos.
    Entre ellos el tan cacareado de “Empoderamiento” que para mi surge de dicha envidia.
    Para explicar porque entre las mujeres britanicas no existian grandes poetas observamos que la escritora Wirgia Wolf, escribio esto en una de sus obras:

    “Quizás en aquel momento hubiéramos estado explorando o escribiendo, vagando por los lugares venerables de la tierra, sentadas en contemplación en los peldaños del Partenón o yendo a una oficina a las diez y volviendo cómodamente a las cuatro y media para escribir un poco de poesía”

    Asi mismo escribio:

    “Al mismo tiempo, en la otra punta de Europa, un joven vivía libremente con esta gitana o aquella gran dama, iba a la guerra, recogía sin obstáculos ni críticas toda esta experiencia variada de la vida humana que tan espléndidamente debía servirle más tarde, cuando se puso a escribir sus libros. Si Tolstoi hubiese vivido encerrado en The Priory con una dama casada, «apartado de lo que se suele llamar el mundo», por edificante que hubiera sido la lección moral, difícilmente, pensé, hubiera podido escribir Guerra y paz.”

    Es innegable que en el gran icono del Feminismo como es Virginia Wolf existe una envidia de ser varon.
    Por un lado menciona las supuestas ventajas de poder ir a la Guerra como Tolstoi, lo cual en un pais donde el reclutamiento era forzoso, obligado y castigado con penas por desercion es ademas de inexacto una INDECENCIA.
    Pero la gran Wirginia Wolf, calentita en su casita en Gran Bretaña de la Primera Guerra Mundial por no pillar ni un costipao.
    A eso yo lo llamo envidia. Puta envidia. No se si de pene o que pero envidia.

    Lo segundo esta en el asqueroso comentario de “yendo a una oficina a las diez y volviendo cómodamente a las cuatro y media para escribir un poco de poesía”.

    De nuevo tenemos otro caso de envidia. Puta envidia.
    Cuando escribe dicho comentario es en 1928. Se ha cerrado el Capitulo de la Primera Guerra Mundial pero dos años antes, en 1926 ha sido una Huelga General en todo el Pais. Casi 2 millones de huelguistas de una poblacion activa laboral que no sobrepasa los 15 millones, precisamente por bajada de sueldo y ampliacion de la jornada laboral. Que mas quisieran ellos que poder entrar a las 10 y salir a las 4.
    Se calcula que toda esa poblacion sobre 1920 los empleados en mineria de carbon, hierro y demas minerales sobrepasaban los 3 millones. Por lo menos 1 de cada 4 empleados era minero.

    ¿No denotan todos esos comentarios que su ojo es un ojo claramente hipergamico que cuando ve a un hombre ve a uno de la Elite?
    ¿ Su ojo no selecciona claramente a aquel sector mas beneficiado? ¿No padece una vision claramente reduccionista de la masculinidad? ¿No apunta siempre a lo que posee el macho alfa?
    ¿Es realmente un chollo la guerra tal como nos lo hace creer?
    No es su discurso clara y definitivamente INMORAL.
    Con que razón puede atribuirse luego que es “pacifista” si para Tolstoi ir a la Guerra fueron todo ventajas.
    Según ella de los refugiados sirios va a salir una gran generacion de escritores.
    Lo que faltaba.
    Pura y dura envidia.
    A Virginia Wolf solo le faltaba ir a entregar en persona plumas blancas a los “cobardes” como hicieron otras muchas feministas.

  35. Anónimo dijo:

    Basicamente lo que quiero decir es que es envidia porque detrás de toda observacion que se realiza en ese sentido hay claramente una vision sesgada.
    Se observa siempre al lado mas favorecedor y se elude mencionar el peor. Eso es evidente.
    Un tipico comentario es “un tio que se lo hace con muchas es un macho en cambio una tia que hace lo mismo es…”
    Detrás de ese comentario es evidente que la que lo hace esta mirando unica y exclusivamente a los machos alfa.
    Los beta y omega no existen.
    Precisamente lo que define a un macho alfa no es su cultura ni su saber en las matematicas sino su éxito sexual con las mujeres. Su éxito radica en ellas y
    el éxito del macho alfa es el que se pone como ejemplo de las ventajas de ser hombre. Sin embargo dicho macho solo existe por la existencia y el fracaso de millones que no lo son como el.
    Evidentemente dichos hombres no existen.
    Todo ello explicaria muy bien la hipergamia racial que se ha producido en toda Sudamerica donde las mujeres blancas han sido muy reacias a mezclarse con varones no tan blancos.
    Incluso la entrega de plumas sugiere que a ellas lo que les va no son los gallinas sino autenticos gallos de corral.

  36. Anónimo dijo:

    Otro ejemplo de envidia de pene.
    El famoso uso del concepto de brecha salarial.
    ¿Alguien dice que los hombres mueren o se accidentan mas en ele trabajo?
    ¿Qué pierden manos o dedos?
    ¿Alguien dice que las profesoras y maestras tienen mas vacaciones que los camioneros, carpinteros, etc.
    ¿Alguien dice que las funcionarias tienen mas estabilidad y que no es tan facil despedirlas?
    ¿Alguien dice que un ama de casa puede tener una pension de su marido de por vida y en cambio a este la empresa le puede despedir cuando le da la gana?
    ¿Alguien menciona las ventajas de ser ama de casa?
    ¿Son solo inconvenientes?
    ¿Alguien menciona la cantidad de sin techo y mendigos entre los varones?
    La mirada cuando es al varon no es al que esta debajo, en la escalera. Al de arriba. Siempre la mirada al de arriba.

    ¿Si no es envidia que es?

  37. Babel dijo:

    Anónimo, tus comentarios me han parecido realmente buenos, te felicito por ello.
    Añado que lo que las feministas no tienen en cuenta es que hay una serie de diferencias biológicas en cuanto al sexo. Ya habló Carlos en otras entradas de lo de “sexo rico” y “sexo pobre”, eso se refiere a que los varones (en general) están faltos de oportunidades sexuales y las mujeres van sobradas.
    Lógicamente, cuando la vida algo te lo pone en bandeja de plata, no tiene mérito que “lo consigas”. No es una cuestión de machismo sino de sentido común, por eso se utiliza ese doble estándar que, a mi manera de ver, es justo.
    Daría para otro tema debatir si para un hombre tener sexo con muchas mujeres distintas es sano psicológicamente, pero el reconocimiento es comprensible.
    Siguiendo con el tema de anónimo, los que cacarean en televisión el privilegio masculino realmente son privilegiados. Hacen de machos alfa protectores de las damas, en el caso de ellos es verdad.
    Lo que no se entiende del todo (al menos yo no lo entiendo) es la pasividad DEL GRUESO DE POBLACIÓN MASCULINA a la hora de defender sus derechos.

  38. Pingback: Adiós a todo eso | La educación de las hadas

  39. Pingback: PLUMAS BLANCAS | POLITIKEANDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s